lunes, 26 de abril de 2021

Antonio Simón


 

Acudí al tanatorio en la despedida al inolvidable Antonio Simón. DEP.

 

Fallece a los 85 años Antonio Simón Méndez, edil con Masip y varios años en la oposición

Félix Vallina. LNE

Amigos y familiares lloran desde ayer la pérdida de Antonio Simón Méndez, que fue concejal con el socialista Antonio Masip durante sus ocho años de mandato (1983-91) y varios después en la oposición. Antonio Simón, padre del pintor Ignacio Simón y “un paisano honesto” para los ovetenses de cualquier color político, se fue de repente a los 85 años de edad. De Teatinos “de toda la vida”, también será recordado por su papel en la Asociación de Vecinos “Paulino Vicente”, de la que fue vicepresidente durante mucho tiempo.
 
Antonio Simón Méndez llegó al equipo de Antonio Masip como independiente. “Lo fiché porque estaba en la asociación de Teatinos y tenía don de gentes. Lo nombré concejal de la Zona Urbana y me ayudó mucho en mi labor como alcalde porque yo era muy del ‘Oviedín del alma’ y él me enseñó a salir del centro de la ciudad para ir a los barrios, a entender su enorme importancia”, explica Masip. Simón Méndez, que también se encargó después de la zona rural, fue además impulsor del servicio de los bomberos voluntarios y de Protección Civil en Oviedo “extendiendo incluso una tupida red de contactos internacionales”, dice Antonio Masip. El exalcalde de Oviedo recuerda además que el fallecido era un gran amante de los animales y que fue el impulsor del albergue de La Bolgachina, del que llegó a ser director.

sábado, 24 de abril de 2021

Fumata blanca

 


 

“Nieve Humeante”. BRAGA, Justo, TODOS TUS CRÍMENES. “No fue un sueño,// La nieve ardía”. González, Ángel. CREPÚSCULO/INVIERNO/Alburquerque

 
Moro, el conserje uniformado del Club de Tenis, daba consuelo cuando a los escasos jugadores nos sentía gachos por lluvia en pistas: “Nunca llovió que no escampase. Soy Palnaranco y cuando entra borrina, el mío Pa aseguraba pasaría”. Borrina, húmeda niebla, se lo oí también, en el ATENEO, a Roca Franquesa, literato de gran categoría. Momentos fugaces tapan ladera media. ¡Encomiable nueva revista digital NARANCO! García Pavón, durante prácticas militares, con su colega José María Jove, entró, sin apenas notarlo, en LA BIEN NOVELADA, sosteniendo que en Oviedo no llueve, orbaya, más o menos, el topónimo Lloviedo del poeta nombrador Fernando Beltrán. Curiosamente, las aguas- OVE es agua indoeuropea- no lavaron, en décadas industrializadoras, edificios emblemáticos, contaminados en grisura como pulmones y laringes fumadores. Otros humos, smog para exquisitos, son calefacciones, que tanto se redimensionan tras Cambio Climático, del que me cupo Bando pionero.

sábado, 17 de abril de 2021

LUZ AL FINAL DEL TÚNEL

 


“silencio//y este beso igual que un largo túnel” .Gil de Biedma, J., COMPAÑEROS DE VIAJE


Los trabajadores que barrenaban EL NEGRÓN y su par nos visitaban a Marcelino Arbesú y a mí, en nuestro despacho, dos veces al año para convenir hibernaciones. Desde entonces, supe que los túneles terminan casi en curva, para que el ansia de luz no despiste, o atraiga, en bendito engaño, a futuros usuarios. El gran Miguel Delibes proviene de un francés que construía túnel en Reinosa y matrimonió española; en la época, SANTANDER era primera provincia del recitativo escolar Castilla La Vieja. Después la familia fue a la más llana Valladolid.

En su obra literaria, que bien hubiera sido Nóbel, Delibes nada trata la poemática ejecución curvilínea del antepasado. Sus personajes aman y fatigan Naturalezas pero no las reglas del artificio subterráneo. Tuvieron que ser obreros, y algún ingeniero, del magno Negrón, los que desvelaron secretos que tanto me intrigaron cuando de niño paseaba, entre Arnao y Playa del Cuerno, por las entrañas de una leve montaña que, indocto,  creía habían horadado unos belgas contra toda lógica geométrica. ¡Ay los belgas, tópicamente ridiculizados por sus vecinos franceses! Luego imaginé diseñadores enemigos de la línea recta tal Oscar Niemeyer, maestros de un nuevo esplendoroso Medievo transmitiéndose a hurtadillas jeroglíficos catedralicios, siempre casualmente artísticos. Edificios y túneles tienen comunes piedra y cemento, protectores de tercas aguas; en contraposición, los túneles, de tiempo más descreído, atraviesan, como los mineros, infernales infiernos. Sin embargo, las llamas dantescas ni son terráqueas ni cumplen la metáfora esperanzadora de hay luz al final. Cuánto siento la desaparición del teólogo Hans KÜNG, que llenaba lecturas en Deusto, con su heterodoxia de cielo e infierno como simples estados de ánimo.

La entrada en Asturias, ni siquiera termina muchas veces, curva aparte, en luminosidad pero sí en el silente largo beso conmovedor de Jaime Gil.

Sucede con la pandemia, de tan pronosticado finiquito, en instante negro de la noche, quebrada curva mesetaria, luz incierta y oscuro NEGRÓN.
 

jueves, 8 de abril de 2021

ADHESIÓN A LA CONCESIÓN A D. FERNANDO OLIVIÉ DE LA MEDALLA DE ASTURIAS

AL ILMO.SR.ALCALDE DEL AYUNTAMIENTO DE ILLAS

 

Sr. Alcalde,

 

Enterado de que ese Ayuntamiento prepara una distinción regional al recientemente fallecido FERNANDO OLIVIÉ agradecería me tuviera como adherido.

 

Olivié, al que tuve el honor de conocer y seguir, fue un diplomático de extraordinaria profesionalidad que siempre se refería a ILLAS y a ASTURIAS con cariño conmovedor. Sé que en sus horas postreras tuvo muy presente a ese concejo al que quería entregar biblioteca y archivo personales, tan ricos, que serán estudiados aún durante generaciones, pues no en vano fue testigo cualificado de avatares que mucho afectan a nuestro país, alguno, tal Gibraltar, todavía sin solución definitiva.

 

¡Adelante!

 

ANTONIO MASIP HIDALGO,ABOGADO,DNI 10509236F

 

EURODIPUTADO 2004/2014

PASAPORTE Y VACUNACIÓN


Al permitir que el inglés se convirtiera en lengua franca, la UE perdió el control de la narrativa” MÜNCHAU, W. Cómo se nos escapó el relato.


El pasaporte es mal endémico, utilizado, en pirueta oxímoron, contra pandemia. Nunca olvidaré a Bertrand Russell quemando tarjeta identidad cuando su gobierno la mantuvo tras la Guerra Mundial. Sir Russell quedaba lejos, salvo en la biblioteca paterna, hasta que colaboré en sus Tribunales de Vietnam y Latinoamérica, pero, como desde niño me inculcaron pasión viajera, el pasaporte se hizo imprescindible. A menores resultaba más habitual en el familiar de los padres; inválido en mi caso, que iba con la única compañía de mi hermano. El pasaporte suponía reafirmación del que carecían compañeros colegiales.

La obtención era en el mismo lugar de calle Regente Jaz, que se completaba de VACUNACIÓN A LA VIRUELA, papelito anaranjado y ribete caqui, firmado, en la c/General Elorza, por Dr. Gasset, que, en la estival Salinas, conocíamos como San José. Para ese segundo trámite, incisión de tintura verde en hombro. El PASAPORTE COVID se traduce al inglés; entonces lo era en franchute hasta grafiar lectura comprensible: suprimiendo la E, doblando S y terminando certificado en T.

viernes, 2 de abril de 2021

CONSTATO CON SATISFACCIÓN QUE LOS CAMIONES DE FCC HAN RETIRADO EL OFENSIVO UVIEU

Marsé y los parques de Oviedo




“Se coge cariño especial a los caminos que has pisado con tus pies”
 
Laura Ibarra, “Diario de una campesina”

 

Presta póstumo de Juan Marsé. A la vez lamento que sea apenas diario-2004. Hay pensamientos ácidos; me identifico con el dirigido a Salvador Tavora, simpatía y ¡estética simplona! Tengo esa opinión tras quejío en la madrileña Magallanes/Quevedo, pasando por los, igual grotescos, ¡No pasarán! Pasionaria, y, en Mérida, “Alhucema”. Leo también referencia a los queridos Jaime Gil, Prado, Visor, Candel, García Montero, Charo y Manolo Lombardero (“muy solitos en su gran casa de Esplugas”), Manolito, hijo de ambos... Encuentro a Ángel González muy bien, lujo para los amigos. Impagable Jurado en Planeta y UNEAC, con encontronazos al formato de los Lara y al mitificado Gabo, castrista recalcitrante.