viernes, 27 de noviembre de 2015

Estado de sitio blando bruselense




"Vadeamos y abrimos cerraduras de nieve",poema bengalí.

Bruselas, mi antigua Brubru, vive un Estado de sitio sin coroneles griegos ni militares sudamericanos de los altos años sesenta,pero con indudable repercusión en la vida cotidiana y más que dudoso éxito preventivo.Una ocupación militar blanda.Algo imaginaron hasta preocuparnos Huxley,Truffaut/Bradbury,Orwell,Burgess y otros apasionados especuladores del futurismo.

Amigos como Bernardo de Miguel y J.R.Patterson se han prodigado en sus conexiones televisivas,con lugares al fondo habituales desde mi antiguo despacho del piso onceno del PE o por las llegadas mañaneras,y vespertinas salidas,al barrio europeo.

No es desdeñable cómo encaran el poder local y los ciudadanos ultracivilizados las amenazas que detectan las autoridades a otros crípticos niveles.

A la vez, el partido de fútbol Madrid/Barça daba ensayo práctico de semejante excepcionalidad asumida.Los equipos bien procuraron al comienzo que las sudaderas tapasen las cínicas referencias a Emirates y Qatar,países que utilizan trabajadores semi esclavos y que,por pura consecuencia y sentido del oportunismo,son fuentes financieras que encubren el yihadismo, mientras los dos renombrados clubes españoles lo publicitan estúpidamente.

Hemos tenido bastante información,mucho reconocimiento ensimismado a la aptitud vecinal,"incluso el agradecimiento a los pacientes gatos", pero falta un relato periodístico y sociológico que sirva de lección permanente para otras latitudes.

Están pasando muchas cosas.Un aforismo oriental da como maldición:"Ojalá vivas tiempos interesantes".

Sufrimos acoso generalizado en nuestras fronteras y el convulso interior,cada vez más ignoto,pero sería imperdonable no asumir serenamente las experiencias adquiridas.


www.antoniomasip.net

jueves, 26 de noviembre de 2015

MADURO PUEDE SEGUIR MATANDO.LA COMUNiDAD INTERNACIONAL DEBE EVITAR TANTO CRIMEN IMPUNE


En los AÑOS Que fui EURODiPutado Tuve ocasion de escuchar a la oposicion democratica venezolana,Viajar a Caracas e intervenir en varios debates recogidos en parte en esta pagina web.Tengo La conviccion de que el regimen chavista de Maduro es un peligro para la humanidad y una afrenta directa a los derechOs humanos.Esta denuncia de la Esposa de leopoldo lopez es preciso tenerla en cuenta seriamente

La esposa del opositor Leopoldo López: “Me quieren matar”

Lilian Tintori, esposa del opositor venezolano condenado a casi 14 años de prisión, denuncia que el atentado de ayer contra otro dirigente buscaba también acabar con su vida y culpa a Maduro

Poemario saharaui en Mieres

Sofía y Ali Salem. “La poesía es un arma cargada de futuro”
Nadie mejor que Gabriel Celaya podría haber descrito lo que tuvo lugar ayer en Mieres (Asturias) dentro de los actos programados en los II Encuentros con la cultura saharaui.
Se presentaba el libro “Bajo el mismo cielo, SON” una antología poética muy especial, porque en ella participaron de forma altruista y desinteresada siete poetas saharauis y siete asturianos, porque siete jóvenes artistas del bachillerato de Arte del IES Rey Pelayo de Cangas de Onís ilustraron primorosamente los poemas, porque la poesía unió durante meses a dos pueblos y a tres generaciones. Porque fue un libro construido con el latir de muchos corazones.
Ali Salem Iselmu y Sofía Castañón, representando a todos los poetas saharauis y asturianos que participaron en la antología, leyeron, emocionados, y emocionando a los presentes, varios de los poemas escritos por ellos y por sus compañeros en esta travesía.
Cada palabra, un canto a la belleza. Cada poema, una ráfaga de memoria compartida, de presente enlazado con recuerdos y esperanzas. La poesía toda, un puente uniendo culturas, enlazando pueblos, haciendo posible la grandeza de la interculturalidad.
El silencio se rompía en aplausos tras la lectura de cada poema y el calor del público abrazaba a los dos poetas, mientras la sala se llenaba con sus voces pausadas y profundas.
Pero no solo los poemas del libro protagonizaron el acto. Sofía Castañón nos regaló “El miedo”, uno de sus últimos y magníficos poemas, que nos puso a todos la piel de gallina. Por su parte, Gonzalo Moure leyó “Amor”, precioso poema de Ebnu inspirado en la lluvia que inundó los campamentos.
Y también Gonzalo habló del Bubisher, de la cultura, de los libros como semillas de libertad. De nuestros compañeros saharauis, de su gran labor y del orgullo que sentimos todos por ellos, por los voluntarios, por la evolución del proyecto y por tener un magnífico Presidente saharaui: Liman Boisha que, dicho sea de paso, también participó, como gran poeta que es, en la antología que ayer se presentaba.
Agradecemos a la Delegación Saharaui de Asturias, a COSARA y a la Concejalía de Cultura de Mieres, que nos invitaran a participar en este encuentro. Y a Carlos Pérez y a Ana Suárez de Acción en Red, por haber puesto en marcha el proyecto del poemario.
---- 
Shared via my feedly reader

martes, 24 de noviembre de 2015

Mis cartas a los Presidentes del Madrid,Barça y Federación en la sección festivaArturo Román de LNE


Masip ve sponsor en la costa

24.11.2015 | 09:14
Antonio Alejandro Masip Hidalgo, que fue parlamentario europeo como recordarán, sigue su paso de político en activo a consumidor en activo (para ser consumidor o no consumidor) y después del reciente cacao soberanista que montó quiere ahora devolver al terrorismo algunas patadas por donde duele, en este caso por el muy sensible fútbol. El que fuera alcalde de Oviedo envió desde su iPad el siguiente mensaje a Florentino Pérez Rodríguez, empresario, ingeniero y político y presidente del Real Madrid CF: "No soy socio de ese gran Club, pero desde ha mucho valoro sus aportaciones socio deportivas y la imagen internacional que llena de orgullo a todos mis compatriotas fuera del país. Como quiera que las camisetas de la equipación están cedidas a Emirates, unos países confederados que no respetan los derechos humanos y mantienen una postura por lo menos 'ambigua' sobre el terrorismo yihadista, me atrevo a sugerirle la rescisión de ese contrato de imagen y publicidad que no favorece ni al Real Madrid, ni a España ni a la implantación de los derechos humanos. Atentamente". 
Masip se dirige a Florentino como presidente del Real Madrid, no como presidente del grupo ACS, cuyos intereses también vuelan con el equipo. Pero salvó de aguantar a Masip si llega a aceptar la oferta del jeque Mansour bin Zayed, dueño del Manchester City, hermano del emir de Abu Dabi, uno de los Emiratos Árabes Unidos, que hace unos meses quiso apellidar el nombre del estadio madridista como Abu Dabi Bernabéu Stadium o Cepsa Bernabéu Stadium petrolera adquirida por International Petroleum Investment Company (IPIC), fondo de inversión soberano de Abu Dabi. 
Uy, Antonio, qué lío. El dinero ambiguo está por todas partes. Masip prometió que también escribiría al Barça sobre Qatar Airways, orgullo blaugrana. Supongo, humildemente, que lo dirigirá a Josep Maria Bartomeu Floreta, presidente del Fútbol Club Barcelona y empresario del sector de la ingeniería y de las infraestructuras que diseña, fabrica y suministra soluciones de ingeniería para las operaciones aeroportuarias, portuarias y terrestres en el mundo. ¿Le dirá también que no es "socio de ese gran Club, pero desde ha mucho valoro sus aportaciones socio deportivas y la imagen internacional que llena de orgullo a todos mis compatriotas fuera del país"?
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

lunes, 23 de noviembre de 2015

También al Barça sobre vergonzoso patrocinio de Qatar

Sin ser socio tengo mucha simpatía por los éxitos del Club, pero no puedo menos de pedirles que rescindan el patrocinio y la publicidad en las camisetas de Qatar,un país que no respeta los derechos Humanos y mantiene unas relaciones por lo menos "ambiguas"con el terrorismo yihadista.
Atentamente

domingo, 22 de noviembre de 2015

PIDO LA SUPRESIÓN DE PUBLICIDAD DE EMIRATES EN CAMISETAS DEL REALMADRID

Sr.Don Florentino Pérez 
Presidente del Real Madrid:

No soy socio de ese gran Club, pero desde ha mucho valoro sus aportaciones socio deportivas y la imagen internacional que llena de orgullo a todos mis compatriotas fuera del país.

Como quiera que las camisetas de la equipación están cedidas a Emirates, unos países confederados que no respetan los derechos humanos y mantienen una postura por lo menos "ambigua"sobre el terrorismo yihadista, me atrevo a sugerirle la rescisión de ese contrato de imagen y publicidad que no favorece ni al Real Madrid,ni a España ni a la implantación de los derechos humanos.
Atentamente

sábado, 21 de noviembre de 2015

Recordando a Juan Benito en su profunda ausencia

Por los caminos de Asturias

Recordando a Juan Benito, en su profunda ausencia

Oviedo echa de menos a un hombre cosmopolita de verdad, que no sabía estar lejos de la ciudad en la que nació

21.11.2015 | 04:22
Juan Benito Argüelles, en uno de sus rincones ovetenses.
Juan Benito Argüelles, en uno de sus rincones ovetenses. 
Éste es el primer otoño que transcurre sin Juan Benito Argüelles sobre la tierra. El otoño es la estación más melancólica del año, la del recuerdo a los muertos. El mes de noviembre es, como se sabe, un "bendito mes, que empieza con Todos los Santos y acaba con San Andrés". No se si habrá santos laicos en el Cielo (habrá que preguntarle a un teólogo), pero Juan Benito era un santo a pesar de ser laico: el novelista Brice Echenique le llamaba "Juan Bendito" porque le invitaba a dar conferencias en Oviedo y le invitaba a alpiste. 
Brice Echenique merece ser recordado más por sus dichos que por sus novelas, una de las cuales, cuyo título no recuerdo ahora, tiene un par de capítulos desarrollados en Oviedo. Se nota que el novelista peruano no se enteró de cómo es Oviedo, ni de dónde quedan las calles que menciona, aunque estuvo varias veces en la capital del Principado. Ángel González le trazó un mapa rudimentario. Decía cosas chistosas a veces y otras repetía tópicos bobalicones del tipo de que "escribía para que le quisieran". En cierta ocasión se encontraba entre un grupo de personas en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo y alguien se presentó anunciando que llegaba Alvar (por entonces presidente de la Real Academia de la Lengua), a lo que Brice exclamó alborozado: "¡Eso, al bar, al bar!", y hubo que abrir el bar, donde sin duda se dijeron cosas más chispeantes que las solemnidades que solía decir Manuel Alvar.
La chispa de Juan Benito era de otro tipo: había descubierto a uno de Gijón en el infierno de "La Divina Comedia" y el plural-singular, que consiste en decir, por ejemplo: "¡Cuándo nos llevará el Señor!". A lo que Juan Benito apostillaba que el Señor se llevara a quien suspiraba porque se lo llevase, pero que dejara a los demás en paz. También era el inventor del pareado multiuso; por ejemplo: "El tabaco a la persona mucho bien le proporciona", que también servía para: "Maradona al Barcelona mucho bien le proporciona". De gran brillantez oral, era contundente en sus juicios sobre personas, hechos y hasta platos de fabada. Decía de un conocido que como amigo era un pelmazo pero que como enemigo era divertidísimo, o bien una vez que Manolo Lombardero le dijo que había encontrado por la calle a otro pelma: "¡Qué suerte tuviste!".
En el otoño lució mejor su talento, quiero decir, el otoño de la vida, que, como es sabido, se divide de manera parecida a las estaciones del año: la primavera de la niñez, el estío de la juventud, el otoño de la madurez, el invierno de la vejez, que también le llegó a Juan Benito, como llega a todos los que no tienen la desgracia de morir jóvenes. Lo recibió con humor y la tranquilidad propia de un estoico (en realidad, Juan Benito era un estoico, aunque él se creía epicúreo), No hace mucho, le vi cerca de su casa, ya en silla de ruedas. Le conducía el insustituible Eusebio. Su cabeza funcionaba como en los mejores tiempos, e incluso mejor que en los mejores tiempos. Le dije:
-Juan, ¡qué bien te veo!
Y él contestó con esa sonrisa hacia adentro, tan característica:
-¿No vas a verme bien, si yo estoy sentado y tú de pie?
Parecía un galán de cine otoñal, porque Juan Benito tenía el privilegio de parecerse a muchas personas, aunque sobre todos se parecía a Juan Benito. Entre sus parecidos se encontraba el actor cinematográfico francés Daniel Gélin. Cuando ya tuvo el pelo completamente blanco quiso parecerse a Rafael Alberti y compró una gorra hanseática como la del canciller alemán Helmut Schmitz. Al marchar a Palma de Mallorca como secretario de Camilo José Cela, el autor de "Viaje a la Alcarria" y de "La familia de Pascual Duarte" nunca le había visto ni en fotografía, por lo que fue al aeropuerto a buscarle y conforme bajaban los viajeros les preguntaba:
-¿Es usted Juan Benito?
Y cuando le llegó el turno a Juan Benito, Cela abrió los brazos y le preguntó:
-¡Caramba, Bódalo! ¿qué haces en Mallorca?.
Otoñal por su aspecto durante muchos años, Juan Benito no era nada otoñal en lo que se refiere al movimiento de las estaciones. José María Castroviejo, uno de los escritores que más sabía del otoño, afirmaba que no existe otoño de interior, Juan Benito era una especie urbana perfecta, que por su gusto nunca hubiera dejado de pisar el asfalto. A veces Lola conseguía llevarle a la hermosa casa que tenían en Valdediós, colgada sobre el valle y con un hórreo a la puerta. Pero Juan Benito no se sentía a gusto allí, echaba de menos París y Oviedo. Era un ovetense de pura cepa, pero como había nacido en la cantina de la Estación del Norte, siempre tuvo querencia a las cantinas de estación y a viajar. Era uno de los pocos cosmopolitas y no se daba la menor importancia. En cierta ocasión en que Eduardo Urculo se encontraba en París en situación apurada, dio la vuelta a una esquina y vio a Juan Benito a la puerta de un bar. Juan Benito regresaba a Oviedo en el coche de un indiano y Urculo se unió al viaje, con parada en Andorra: en aquella ocasión fue para Urculo una tabla de salvación.
Juan Benito tenía una manera peculiar de andar, de cruzar la calle, de entrar en los bares. Caminaba lentamente, hasta el fondo, mirando a ambos lados, con las manos cruzadas atrás, y si no encontraba a algún conocido, se iba sin tomar nada. Sin Oviedo, era medio Juan Benito. En cierta ocasión que coincidí con él y con Fernando Lorenzo en Santander, después de un rato sin haber visto a ningún ovetense por la calle ni en los bares, les entró la morriña de Oviedo y regresaron a toda prisa.
Juan Benito era un personaje imprescindible, inevitable, insustituible de Oviedo. Alguna vez escribí, según me recordó Lola el día de su muerte, que si Juan Benito se moría perderíamos con él la mitad del campo de San Francisco: ahora que ha muerto nos damos cuenta de que nos quedamos también sin la torre de la Catedral y sin el monte Naranco, monumentos incluidos. Oviedo sin Juan Benito ya no es lo que era. Fue un personaje profundamente literario que en su vida no habrá escrito más de media docena de páginas y éstas a la fuerza. Durante años preparó el mejor libro oral sobre quesos asturianos, llevando como chófer a Paco Manzanares, porque también era ágrafo del volante.
Era un proyectista, siempre imaginando cosas que a veces funcionaban y otras no. "No es un hombre de fines, sino de principios", escribió Cela. A su iniciativa se deben la Alianza Francesa, las cenas del Fontán (que se hacían en la vecina calle Magdalena) y el premio "Tigre Juan". En aquellas empresas de las que él era el ideólogo, tenía como brazos ejecutores a Lola Lucio, una mujer enamorada, y a Laso Prieto, "el mayor erudito que hay en Oviedo", según Juan Benito, con esa forma tan suya de calificar, tan irónica y lapidaria.
Y no se nos olvide que también fue torero, alternando con un vasco en la plaza del pueblo donde nació Gil de Biedma. Juan Benito mató a la segunda estocada y el vasco a la diecisiete.
Ahora, como hoja que cae y vuela, se ha ido Juan Benito. Y Lola queda muy sola. ¡Dios mío, qué solos se quedan los vivos!
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

viernes, 20 de noviembre de 2015

HACIA EL DUDOSO E INQUIETANTE ADVIENTO



"Ellos son de la loma y cantan en el llano,ya verás..."
Vieja trova cubana.


El fugaz pasado veranillo de San Martín,"entre dos luces",una grey de gorriones sobrevoló cada día el Campo San Francisco.

Saliendo por detrás de mi casa santa crucera se dirigían,tal camino trazado antes,al Noroeste.Iban hacia la legendaria Loma del Canto,donde se dieron cita bélica el padre de Artemio Cruz,  el de José Luis García Rúa,
Celso Emilio Ferreiro,Arconada, Jesús Ibáñez/Toño de Santoña,J.E. Casariego, Kolstov y tantos personajes de ficción y realidad.El topónimo es más histórico que actual y apenas lo entreveo antes de la caída definitiva de la hoja.Dotada del don de la armonía y de la disciplina castrense,deleita la pajarera manada con requiebros y hasta con momentánea parada en los árboles amarillentos.

Santiago Rodríguez Vega,que fue buen Alcalde de Avilés, se quejaba de que en Valliniello,su solar natal,habían desaparecido los pájaros,con la misma fuerza de ensueño sentimental que Manolo Ponga,su carismático predecesor,reclamaba el retorno de los panchos para una ría utópica y malherida.Desde luego, los pájaros franciscos están vivos y ágiles,pese al riesgo de deforestación del Campo.Me gustaría,sin embargo,saber si deberían proliferar otras escuadrillas,escoltando el perfil del aire,que,por su propia calle,titulaba Cernuda, y aún una pregunta,a la pegadiza manera de los poetas de la trova cubano santiaguera, ¿de qué lugar venían,quizá escapasen, cuando, en perfecta formación militar,me sobrepasaban con recóndita puntualidad vespertina?

Decía que fue en el veranillo de San Martín,pero se me olvidaba que en América del Norte le llaman verano indio.

Los pieles rojas,de plumaje,tintadas aceites faciales y flechas multicolores,estival torso desnudo u otoñales vestimentas de cuero desflecado,que estos días se conmemoran en el madrileño Museo Thyssen sin duda sabrían intuir el exacto Sur del que partieron,en singular carrera, mis pájaros.Lamentablemente los indios están hieráticos,convertidos en objeto romántico de arte,víctimas de un genocidio impune,antes de legarnos sus naturistas saberes, como los héroes que Gerardo Iglesias ha rescatado del tiempo en La amnesia de los cómplices,KRK.Murieron asesinados y torturados con su secreto de pura humanidad y su vindicación de justicia reparadora.

Lacera la memoria generacional durante las cuatro estaciones, sus veranillos,advientos, o demás subestaciones .

www.antoniomasip.net

martes, 17 de noviembre de 2015

"La otra rendición de Breda" por Ahmed Bujari

El 14 de noviembre de 1975 la España de aquel fatídico momento escribió una de las páginas más tristes, a 40 años vista, de su historia moderna. La entrega a toda prisa de un pueblo al matadero en las circunstancias que describe con profusos detalles el profesor José Luis Rodríguez Jiménez en su bien documentando libro (Agonía, Traición, Huida) deja un sentimiento de indignación que fuerza al lector a un largo silencio y a una profunda inhalación de oxigeno. La rendición en toda regla que ante el rey Hassan II exhibe el ministro Solís Ruiz, despachado para esta finalidad a Rabat en calidad de emisario especial del primer ministro Arias Navarro, habría seguramente inspirado a Velázquez para, cambiando los personajes, pintar la antípoda de La rendición de Breda. Cada aniversario de esa fatídica fecha constituye una nueva interpelación a las conciencias dormidas, que se han refugiado voluntariamente en la amnesia histórica, para intentar zafarse así del error propio y del terrible daño ajeno infligido a un pueblo inocente que supo, mal que le pese a algunos, resistir y sobrevivir a una amenaza existencial. La Audiencia Nacional de Madrid considera que la amenaza alcanzó las dimensiones de genocidio.
Más allá de esta constatación irrefutable hasta ahora, el Frente Polisario no puede ni debe interferir o ingerir en las decisiones de política exterior de la España actual, aun sabiéndose que afectan de una manera u otra al derecho del pueblo saharaui, inalienable e imprescriptible, a la libertad e independencia. Es cierto que, inspirados, yo diría motivados, por lo que puede ser calificado de ilusión juvenil, habíamos albergado serias esperanzas en que la España oficial y democrática, consolidada como lo está hoy, orgullosa de su experiencia, poderío y capacidad, habitada por un pueblo generoso y altamente sensible a las injusticias como lo acaba de demostrar con el tema de los refugiados sirios, iría a hacerse una mea culpa y cerrar la herida del Sáhara Occidental, en la dignidad inspiradora de su historia y en conformidad con la legalidad internacional como referencia y escudo de protección.
Nos costó llegar a la conclusión de que eso tal vez nunca ocurrirá y si llega a ocurrir será como el cuento de “después del burro muerto…cebada al rabo”. España parece decirnos con cada Gobierno que asume el poder que no está interesada en la suerte del pueblo saharaui porque, para sus intereses estratégicos de cara a la región, íntimamente ligados a la monarquía marroquí, considera que fue ya sellada por Solís Ruiz en su entrevista con el rey Hassan II en la otra rendición de Breda.
Ahora bien, el futuro de la región del mal llamado Magreb árabe es indisociable de la cuestión del Sáhara Occidental y tarde o temprano, por imperativos relacionados con la seguridad del flanco sur de Europa, España y Francia tendrán que revisar la doctrina derivada de los acuerdos tripartitos de Madrid.
Cada aniversario es una nueva interpelación a las conciencias dormidas de aquel error
Esta doctrina se basó en la retirada española de lo último que tenía en África a favor de la expansión francesa por medio del expansionismo territorial marroquí, empeñado por cuestiones internas en la búsqueda de la imposición de un sueño imperial que englobaría el Sáhara Occidental, Mauritania y partes de Argelia y Mali. La monarquía marroquí nunca abandonó este designio imperial que se espolea con virulencia en una relación directamente proporcional a las tensiones internas. Anclada en un pasado lejano que nunca existió y que el dictamen de la Corte Internacional de Justicia sobre el Sáhara Occidental y las independencias de Argelia, Mali y Mauritania deberían haber servido como excusa para despertar y desactivar el sueño imperial, la Monarquía, renovada en julio de 1999, no es lamentablemente capaz de ver el futuro con serenidad y confianza, lejos de la locura de un señor atávico llamado Allal el Fassi. De ahí la enorme responsabilidad, primero de Francia y, después, de España, puesto que han estado activando y dando riendas sueltas a un irredentismo territorial que no ha dejado desde 1956 que la paz, la estabilidad y la cooperación regionales se establezcan sobre una base justa y sólida.
Han pasado 40 años y el intento marroquí de borrar del mapa al pueblo saharaui y forzar la mano de la comunidad internacional ha mostrado sus límites. Ha llegado pues la hora de revisar lo que se hizo mal, antes de que las cosas se salgan de control. El secretario general de la ONU acaba de decir que la propuesta marroquí de negociar únicamente los detalles de “una autonomía” para el territorio que ocupa ilegalmente, no conduce a la solución negociada que el Consejo de Seguridad quería y que, por ende y como consecuencia, solicita a las dos partes, el Frente Polisario y Marruecos, entablar negociaciones dignas de ese nombre, serias y sin precondiciones con el propósito de logar una solución justa que garantice el derecho del pueblo saharaui a la autodeterminación.
Marruecos ha intentado borrar del mapa al pueblo saharaui y forzar la mano de la comunidad internacional
Este llamamiento se hace en vísperas de la reunión próxima del Consejo de Seguridad, prevista para abril de  2016. Mucho queda por hacer antes que servirá para medir hasta qué punto estas dos potencias, miembros del grupo de “amigos” del Sáhara Occidental, están dispuestas a ayudar en el inicio de esas negociaciones a las que ha llamado Ban Ki Moon.
Evidentemente, no hay indicios de que lo vayan a hacer, según los elementos de información que disponemos. No obstante, resultaría difícil mantener la coherencia si de un lado se incentivan todos los esfuerzos en curso para restablecer la estabilidad y seguridad regional en el Sahel y en el Medio Oriente y , de otro, se otorga a Marruecos los medios financieros y diplomáticos necesarios para no solo seguir oprimiendo a un pueblo en su propia tierra, sino también para seguir desestabilizando la región del Magreb. Es en la ecuación de la seguridad regional donde el rol actual y futuro de la RASD ha de servir a las conciencias dormidas como referencia complementaria para afrontar el problema desde otro ángulo insoslayable. Es gracias a las fuerzas saharauis y mauritanas, bien entrenadas en escenarios llanos y desérticos, que a Marruecos no llega ninguna amenaza proveniente del Sahel. Y es gracias a Argelia que no le alcanzan amenazas directas derivadas de la peligrosa desestabilización que tiene lugar en Libia. Le llega de Argelia no solo protección de sus fronteras, sino también gas natural. Sin embargo, Marruecos ha logrado vender a algunas capitales occidentales que el resultado del sudor ajeno es producto de su esfuerzo propio y, como es sabido, responde con el envío de toneladas de hashish a lo largo del muro en el Sahara Occidental y de la frontera argelina.
La alternativa al desbocamiento marroquí existe y es factible. La paz sobre la base de la legalidad internacional para resolver el último caso colonial que afecta a África es posible y sus dividendos para todos, incluido Marruecos, son inconmensurables. Solo hace falta voluntad política. Costará en un principio, como la inyección de penicilina en el glúteo de un niño, pero es el precio para salvarlo de males mayores. Estas perspectivas y el 40 aniversario de la otra rendición de Breda de 14 de noviembre de 1975 son una nueva interpelación a las conciencias voluntariamente dormidas.

"Orgullo parisiense en tiempos oscuros"x Ian Mcewan,pronto quizá premio Nobel aunque antes,espero,Premio Princesa de Asturias.

El culto a la muerte escogió bien su ciudad: París, capital laica del mundo, la metrópoli más hospitalaria, diversa y cautivadora que jamás haya existido. Y el culto a la muerte escogió sus objetivos en la ciudad con una precisión macabra e incriminatoria; tenían ahí delante todo lo que aborrecían, en esa alegre noche de viernes: hombres y mujeres relacionándose tranquilamente; vino, libertad de expresión, risas, tolerancia, música… rock y blues salvajes y satíricos.
Los fieles de ese culto llegaron armados con un nihilismo brutal y un odio que trasciende nuestro entendimiento. Su armadura protectora era el cinturón bomba; su noción del escondite ideal era el virtuoso más allá, al que la policía no puede llegar. (El paraíso de los yihadistas ha resultado ser una de las peores ideas de la historia de la humanidad: laceración y fuego en esta vida, descanso eterno y kitschen la siguiente).
París, aturdida y sometida, se despertó a la mañana siguiente reflexionando sobre sus nuevas circunstancias. Los que habíamos salido por la ciudad esa noche solo podemos preguntarnos por los caprichos del destino que hacen vivir a unos y morir a otros.
Cuando la matanza empezó, mi mujer y yo estábamos en un venerable local parisino, cliché de la buena vida modesta desde 1845. En ese restaurante encantador del sexto distrito se comparte mesa abarrotada con amables extranjeros, visitantes y nativos, en una atmósfera amistosa. Nosotros, con nuestro Pouilly Fumé y nuestros filetes de arenque, éramos un objetivo tan válido como cualquier otro. El culto escogió los distritos 10 y 11, a poco más de un kilómetro de distancia, y no sabíamos nada.
Ahora lo sabemos. ¿Cuáles son esas nuevas circunstancias? La seguridad se intensificará y París será un poco menos cautivadora. La tensión necesaria entre seguridad y libertad seguirá planteando un desafío. Las balas y las bombas del culto a la muerte regresarán, aquí o en otro lugar: podemos estar seguros.
Los ciudadanos de Londres, Nueva York o Berlín están prestando mucha atención, nerviosos. En enero todos éramos Charlie Hebdo. Ahora todos somos parisienses, y eso, en tiempos oscuros, es cuando menos motivo de orgullo.

GESTO CLARIFICADOR DE LA CUP EN EL PARLAMENT



Me ha sorprendido que,en medio del frenesí catalán,apenas nadie haya reflexionado sobre la burla que los diputados de la CUP hicieron aplaudiendo con el movimiento giratorio de brazos alzados,a la manera de los sordomudos,de la intervención del cabeza de lista del PP,García Albiol.

Si en lugar de tratarse de la CUP/PP fueran cualesquiera otros, los ecos del desprecio hacia los discapacitados y sus formas de hacerse visibles seguirían todavía de actualidad días después.Fue un gesto inmoral e intolerable.Recuerdo cómo en la penúltima campaña electoral norteamericana se hizo befa imitando a un famoso actor demócrata que,enfermo de Parkinson,articulaba sus palabras de apoyo con dificultades manifiestas.

Pese a las diferencias políticas, bien ensalzo que Carlos Jiménez Villarejo criticara a las claras que la CUP tuviese algo que ver con los valores tradicionales de la izquierda.

sábado, 14 de noviembre de 2015

Martin González del Valle en su abierto caparazón


La semana pasada murió Martín,Barón de Grado.
Amigos que merecen amplio crédito social como Pedro de Silva, el clérigo Don José Álvarez,Manolo Menéndez, Gracia Noriega,Javier Cuartas...,entre muchos, han firmado excelentes palabras necrológicas.Solo me cabe añadir algún leve datoA finales de los sesenta, un importante ataque mercantil del Banco Urquijo buscaba absorber el Banco Herrero.No había aún la minuciosa legislación de las OPAS (Oferta Pública de Adquisición de Acciones) que se forzó tras la pretensión de Sánchez Asiaín y el Gobierno de que el Banco de Bilbao, luego fusionado con el Vizcaya y Argentaria/Caja Postal,se hiciese con Banesto.
La normativa y la desregulación propiciarían episodios sucesivos,más o menos conocidos:la aceptación de semejante OPA hostil en la Bolsa de Bilbao,la negativa en Madrid y Barcelona,la irrupción de Mario Conde y Juan Abelló,el desistimiento de Pedro Masaveu, la recomposición del panorama financiero, el crecimiento espectacular del Santander dentro y fuera de España, las desapariciones del Hispano o el Central...
El Urquijo se había hecho con significativos paquetes del Herrero, que solo cotizaba de forma irreal en mercados secundarios, a través del Marqués de la Vega de Anzo,hermano de Martin,Cangas Herrero,primo, Ferrari Herrero,sobrino...mediante una operación fiduciaria que,pese a la condición nominativa de los títulos no se inscribirían a favor de su dueño real hasta acometer la estocada de reducir al mismo Ignacio Herrero Garralda,Marqués de Aledo,Presidente del Herrero.Fueron días de alta tensión mercantil que apenas trascendieron en la prensa como hubiera sucedido hoy.Martin Gonzalez del Valle se consideró entonces afectado por un problema moral de traición a su primo Aledo poniendo a las claras la maniobra del Urquijo y de sus parientes que,tras diversas componendas,pincharía.
Más adelante,Martin accedería a la Presidencia de Hidrocantábrico mientras Aledo se vería afectado por la reglamentación contraria a la acaparación de Consejos de Administración que conseguiría un legendario número extraordinario de Cuadernos para el Diálogo,a cargo de José Luis García Delgado,Santiago Roldán, padre de Toni el reciente fichaje de Garicano y "Ciudadanos",y Juan Muñoz (que firmaban en Triunfo y otras publicaciones con el seudónimo conjunto de"Arturo López Muñoz").Es un pasaje que el propio Martin evitó en su obligada profundidad al abordar su discurso de ingreso como correspondiente de la Real Academia de Ciencias Económicas y Financieras,dedicado a la trayectoria bancaria de la familia Herrero,y,aún más significativamente, omitió en sus memorias.Estas fueron polémicas,pues mucho se repitió su testimonio de un General Franco firmando penas de muerte,mientras saboreaba postres de las cenas salmantinas.
Hubo,por tanto,un Martin Gonzalez del Valle que trasciende a sus hagiografías, tan propias y comprensibles de estos días,e incluso a sus autobiografías.Descanse en paz.





miércoles, 11 de noviembre de 2015

JimenezVillarejo versus independencia catalana en el Gran Wyoming



Ha habido muchas intervenciones clarificadoras sobre la abrupta y triste situación de Cataluña.A mí, al margen de mi adscripción política,y la suya, me ha parecido excelente,como siempre,la de Carlos Jiménez Villarejo en el programa del Gran Wyoming.Bien conoce los orígenes de la corrupción de Jordi Pujol, a cuyo fraude en el Banco de Asturias,olvidado,aludo en mi próxima columna de La Nueva España.

Villarejo ha estado clarividente tratando al "tránsfuga Romeva",al "tres por ciento", a la contradictoria proclamación de izquierdismo de la CUP-¡¿a quienes debe aplicarse aquella enfermedad infantil que diagnosticaba Vladimir Illich?!-que desatiende la corrupción de su socio convergente,a "los neófitos que carecen de fundamento de Derecho alguno en su moción independentista" y otros muchos aspectos de la actualidad.

Ya Villarejo se pronunció en su libro de primera,"Jueces,pero parciales..." que presentó en Oviedo hace un par de años y que,entonces,pasó indebidamente desapercibido.Ya trataba el caso Pujol,el de Garzón,el del President Companys y varios más

Gerardo Iglesias presentó libro

Asistí ayer a la presentación del libro "La amnesia de los cómplices"de Gerardo Iglesias.Es de KRK que,como es su sello de calidad,edita magníficamente.

Intervine levemente en el coloquio que organizó la inquieta Libreria Cervantes.

La obra es una aportación necesaria.Habrá quien la considere un poco larga para su lectura pero era necesario que la Historia de nuestra tierra no olvide a tantos nombres como biografía el autor.

De forma particular me prestó en una lectura rápida las referencias a Mata,Arístides Llaneza,Casto García Roza y Luis Montero,"Sabugo".

De los dos primeros,a los que conocí,Gerardo destaca su no vinculación al PSOE a su regreso del exilio.Esa relación no fue,sin embargo,de tanto distanciamiento.Mata estuvo muy en contacto con la actual FSA,y su predecesora Comisión Socialista Asturiana,tanto en Toulouse como en Oviedo y La Güeria Carrocera,de donde procedía.Se le recibió en la Estación del Norte yFelipe Gonzalez hizo varias referencias a su vuelta y luego a su muerte.En cuanto a Arístides,al que me introdujo en México Juan Pablo García y su hermano Antonio,su llegada a Asturias,con los condicionamientos de la época,fue tb un acontecimiento de repercusión socialista.

Conocí en el exilio a familiares y amigos de Casto G Roza,asesinado en los calabozos franquistas y el libro le hace justicia.Ya se refirieron a este singular militante,terriblemente torturado,Guy Hermet y otros historiadores.
De forma más especial debe destacarse la amplia mención a Montero,del que recordé la biografía de Silvia Ribelles,su sobrina nieta,profesora en California,citada por Paul Preston recientemente.
Hice tb alusión a la novela de la misma Silvia "La vida en un puño"lamentando el trato de Carrillo que,en vida,se negó a recibir a la escritora,mientras veo en Iglesias que no sólo se da el dato sino que se publica una foto que le cede la familia.

lunes, 9 de noviembre de 2015

MAS,Pla,Venable y los gorriones

Fue la pura casualidad que mientras leía,en Raúl del Pozo, el recuerdo de Josep Pla a los gorriones que sobrevolaban las Ramblas barcelonesas, el poco artúrico(por la nobleza del caballero)Mas se me aparecía en el Ipad lanzando venablos  contra España. Escondía Dom Artur sus vergüenzas,que le quieren tapar mis antiguos colegas,Romeva y Junqueras.

El genio Helenio Herrera utilizaba la estricta fonética castellana para abordar un apellido británico,entones muy conocido en su pronunciación genuina,Venable.Don Helenio criticaba en su peculiar estilo despectivo a un entrenador culé que apenas se menciona ya.

Aquel Venable se vestía impecablemente y no se sentaba jamás en el banquillo en la primera parte de cualquier encuentro.Mas tampoco se despeinó en el franquismo y ahora,que está a punto de irse, nos deja un vómito de trampas y robos como si la cosa tampoco fuera consigo.

Esta tarde,a la vez,una infrecuente manada de gorriones sobrevoló varias veces el San Francisco entre dos luces.Me acordé de Pla y de Helenio, sobre todo de aquella bravata de "ganaremos al Madrid por trece razones,sin bajarnos del autobús".De los gorriones,también.

sábado, 7 de noviembre de 2015

Carta en lne contra el derribo de la casa ilegal de Figueras




Reproducción Sin comentarios


Masip, en segunda línea

6 de Noviembre del 2015 - Lucía Estrada Varela y Covadonga Estrada Varela (La Fresneda (Siero))
Según sus declaraciones a este medio, usted no deseaba hacer daño y quería justicia al lograr el derribo de nuestra casa de Figueras. Daño hizo, y mucho; lleva 12 años provocando un sufrimiento psicológico con desasosiego por la incertidumbre de lo que iba a pasar con nuestra casa, anulando nuestras ilusiones desde el minuto cero.
Y justicia se hace en todas direcciones, pues las construcciones que usted tiene detrás, incluso su misma casa, están hechas en el mismo suelo urbano no consolidado que la nuestra, incurriendo incluso en algún caso en alteraciones urbanísticas graves, ¡qué cinismo el suyo! Pero como usted reconoce, la que le molestaba era la nuestra.
¿De verdad todo esto por un poco de vista a la ría del Eo? Cuando usted compró su casa ya sabía que estaba en segunda línea, pero disfrute de sus vistas en el lugar que le corresponde. Y debería contemplarlas durante todo el año: en invierno, en otoño... merecen la pena, prodíguese un poco más e igual le hacen hijo adoptivo del pueblo. Resígnese a ocupar su sitio y a convivir con su conciencia.
Será que usted acaba de llegar y no ama Figueras tanto como nosotros, que somos la tercera generación aquí y ya veníamos con diez días de vida.
Nos gustaría saber (¿lo sabe usted?), aunque de poco vale ya, por qué el Ayuntamiento de Castropol no desarrolló la unidad de actuación, ya aprobada en 2013, que legalizaría nuestra casa, hecha con licencia municipal y anulada posteriormente. ¡Tuvieron años para legalizar! Pudieron hacerlo por cooperación, no siendo necesario el acuerdo de los propietarios, al que alude el Alcalde.
Queremos pensar que la pertenencia al mismo partido político no tiene nada que ver con la desidia e incompetencia municipal. Ya nos hubiera gustado que algún peso pesado de su partido, y no de segunda línea, nos hubiera atendido... en un cajón siguen nuestras peticiones y firmas recogidas para que se paralizara el derribo.
¿Por qué si hay más sentencias de derribo en el Ayuntamiento sólo ejecutan la nuestra? ¿Es que los demás no tienen un Masip detrás? ¿No es la ley igual para todos?
Igualmente nos llamó la atención que varios medios de comunicación se hicieran eco de la noticia y ninguno de carácter público.
Allá las conciencias de cuantos implicados en esta historia actuaron de manera vil y movidos únicamente por la ambición.
Nos hubiera gustado que en el plano emocional el Ayuntamiento hubiera empatizado más con nosotros y hubiera mostrado menos frialdad e insensibilidad, cuando por sentencia son los culpables del derribo de nuestra casa. ¡Cuántos deberían haber ido a segunda línea también!
¿A quién beneficia el derribo de una casa con la que está cayendo en este país? ¡Es de locos hacer esto por ganar más vistas! De todo esto se desprende que han pasado 40 años desde el inicio de la "democracia" y el poder sigue estando al lado del dinero y de la política.
También extraemos aspectos positivos, como son:
Terminó la larga pesadilla de 12 años, estamos muy cansados emocionalmente y ahora toca empezar el "duelo" y prepararse para la segunda batalla: la justicia deja abierta la puerta a una reclamación al Ayuntamiento, ya que no hemos hecho nada ilegal, pero... hay que buscarse la vida: mudanza, notario, arquitecto, peritos, abogado, desalojo de mi hermana, que vivía en esa casa por motivos laborales... ¡qué indefensión!
Las muestras de apoyo de tantos pixotos que vinieron a nuestra puerta, aun sabiendo que nuestra reclamación va en detrimento de sus arcas municipales.
Los testimonios de nuestros vecinos de San Román, con alguno de los cuales todavía hoy nos emocionamos, aun sabiendo que esta sentencia les implica un grave perjuicio: al pasar a suelo urbano no consolidado, no pueden construir ni realizar ninguna reforma en sus viviendas.
Los apoyos incondicionales de la familia.
¡Qué vamos a decir de los amigos; no sabíamos que erais tantos!
Y al igual que las casas, las personas también ocupan la línea que se merecen, y mis padres están en primera línea: tienen un prao (sin casa ya) de primera y en el plano personal su comportamiento nos llena de orgullo.
Lucharon hasta el último día, con serenidad, propiciando diálogo y un hipotético acuerdo, sin engaños, y con la única ambición de salvar la casa que soñaron y proyectaron con tanta ilusión. Nunca faltaron a su palabra y en ningún momento perdieron la dignidad.
La vida sigue y nosotros procuraremos no mirar atrás: sería muy frustrante ver la segunda línea.
¿Y todo esto por ganar un trozo de vista?
Me permito la licencia de despedirme con una cita de Jorge Luis Borges: "La derrota tiene una dignidad que la victoria no conoce".
Lucía Estrada Varela y Covadonga Estrada Varela
La Fresneda (Siero)

Incierto Sr.Lorente

Incierto, señor Lorente
Incierto, señor Lorente
Vetan acceso de particulares al parqué de la Bolsa. ¡Qué barbaridad! 
Ya obligaban a vestir corbata a quienes contemplaban corrillos y casaciones. 
Las féminas no accedían. "Las Chicas de la Cruz Roja", sin embargo, rodó escenas dentro, cuya excepcionalidad era advertida en el cachazudo guión. 
En Oviedo, la información llegaba al patio del Banco Herrero, suministrada por un tal señor Lorente, agente madrileño, que la transmitía como Gay Talese describe al riguroso cronometrador del Madison Square Garden. Los escasos jugadores no corporativos improvisaban "órdenes de compraventa" que salían sobrepasadas pues el señor Lorente no podría ejercitarlas hasta el día siguiente. "Ser bolsista provinciano es absurdo", decían los bancarios, que, no obstante, propiciaban el surrealismo, mientras cedían ediciones atrasadas del Journal de Généve. De tarde, subalternos uniformados colocaban, en dos grandes paneles de la calle Fruela, letras y números metálicos de la cotización sobre elegante terciopelo oscuro ranurado. A la vez, en la menos céntrica Fray Ceferino, con mayor expectación, tiza y abrupta pizarra, Región daba cuenta, real o supuesta, de la etapa del Tour. 
Uno de aquellos ordenanzas del Herrero, Arsenio, que se encaramaba a la escalera, contrariado y titubeante, devendría luego en millonario, aunque, me aclaró, "¡con valores mobiliarios fuera de la cotización!". 
Tras haber oído mentar mucho al incierto señor Lorente, un día lo conocí: traje de paño inglés, anchas gafas de burócrata, escaso pelo pasado por grumo de fijador; voz queda, escuchaba más que hablar... Nada que ver con personajes de Clarín, pues no había tal Mercado en Vetusta. En cambio, el pintor Paul Gauguin, antes de su fulgurante entrega a la bohemia y la Polinesia, fue próspero agente parisino de Bolsa. 

Ahora la estética bursátil, aunque conserve la ritual campanina (¡Qué ocasión perdió Rato de evitarse con Bankia!) se la cargan al escudriño directo de un público negado para entretener su jubilación mientras calcula de primera mano el valor, o disvalor, de sus ahorrillos.

viernes, 6 de noviembre de 2015

                          MUERTE DE "JUAN AZCONA"


Ha fallecido Ladislao de Arriba,un tipo genial,muy simpático y chispeante escritor.Eloina y yo compartimos manteles con Ladis y su mujer en la memorable conmemoración,en San Claudio,de las bodas de oro de nuestros grandes amigos Charo y Manolo Lombardero.Aquella tarde Ladis se emocionó pensando que quizá "veía por última vez a Paco Ignacio Taibo I",al que suponíamos muy roto en su salud.Creo que no fue así y que ambos personajes,entrañables,se volvieron a encontrar en alguna de las gijonesas "Semanas negras".

Son muy buenas las entregas memorialista que en La Nueva España le recogió Javier Morán,que la web del periódico vuelve ahora a recordar.Uno de sus párrafos merece especial reproducción cuando se nos ha ido:  


 Por meterme en camisa de once varas, sufrí dos infartos y tuve que ponerme en manos de un "crack" de la cardiología europea que me salvó la vida: el doctor y profesor Carlos Macaya. Es vecino mío y estoy esperando que cualquier día venga a casa; y si me dice: "¿por qué no nos fumamos un par de cigarrillos y nos tomamos un trago?" es que me está anunciado que ya estoy en el corredor de la muerte. Confío en que llegue a conocer a mi bisnieto, que se va a llamar Pablo, como aquel que se cayó del caballo en el camino de Damasco. En el testamento dejo a Pablo de Arriba mi máquina de escribir, que compré en una subasta celebrada en Atapuerca. Se va a desternillar de risa al verla. Hasta que ese día llegue, seguiré al cuidado de dos mujeres que me quieren tanto, Lola y Cristina, pero que me enfurecen cuando revuelven en el "zulo" que me sirve de escritorio y descubren entre papeles y libros tabletas de chocolate prohibido por el "crack" de la cardiología. Gracias por haberme atendido».

lunes, 2 de noviembre de 2015

JÁNOVAS semiderruida en la Sexta de Évole y El Periódico

La de Jánovas es la triste historia de un atropello, de una flagrante injusticia que se ha prolongado durante seis décadas. Es también un testimonio de heroica resistencia de la gente humilde frente a los poderosos y al aparato del Estado y una declaración de apego a las raíces, al terruño, a los muertos que descansan en el cementerio, detrás de la iglesia. Es, por último, un canto a la soledad.
Jánovas (Huesca) era un pueblo vivo en los años 60. Ubicado en el valle del río Ara, cuyas aguas nacen en el macizo del Vignemale y van a desembocar en el Cinca a la altura de Aínsa, contaba con 42 casas habitadas y más de 200 habitantes. La agricultura y la ganadería de montaña era el medio de vida, como en casi todo el Sobrarbe, una comarca verde y escarpada, anclada en la cultura tradicional del Pirineo.
Vecinos del pueblo posan junto a Jordi Évole.
La sombra de la desgracia se proyectó sobre el pueblo en los primeros años 50, cuando la empresa Iberduero empezó a proyectar un embalse en el Ara para aprovechamiento hidroeléctrico. La presa debería estar aguas abajo del pueblo, por lo que este quedaría inundado, como otros núcleos del valle. Eran los tiempos de los pantanos de Franco y de la mezcla de intereses económicos de las empresas eléctricas, privadas, con las necesidades del Estado, no precisamente democrático, de producir más electricidad.
En 1961 comenzaron las expropiaciones. Pero algunas familias se resistían a marchar. «Hasta que el agua no nos inunde, yo no dejaré mi casa», tronó Emilio Garcés. Él resistió a la terrible experiencia de ver cómo Iberduero, no el Estado, dinamitaba las casas para que a los vecinos no se les ocurriera volver. Eso sucedió entre 1962 y 1965 y tuvo un tétrico colofón al año siguiente cuando, una mañana de febrero, la maestra del pueblo y los niños que quedaban fueron sacados de la escuela de mala manera por técnicos de la empresa hidroeléctrica.
Fue uno de tantos episodios de derechos pisoteados que la dictadura ocultó. Pero los vecinos no lo olvidan. Lo pudo comprobar Jordi Évole cuando, movido por una curiosidad innata, pasó hace unos años con su familia por la carretera que conduce al parque nacional de Ordesa y Monte Perdido y se interesó por unos carteles reivindicativos a pie de carretera en el cruce de Jánovas. Tiempo después volvió y pudo hablar con vecinos expropiados, incluidos algunos de esos niños sacados de la escuela con cajas destempladas. Una historia tremenda que revive el Salvados de esta noche.
'Habanera triste'
La Ronda de Boltaña es un grupo de folk formado, como aficionados, en 1992. Rondan y cantan los estilos propios de las fiestas del Pirineo aragonés y sus letras defienden la cultura autóctona y denuncian las políticas hidráulicas realizadas en las comarcas de montaña. Suya es la Habanera triste, una canción dedicada al desalojo violento de Jánovas. «Quién me iba a decir a mí / que soñaba con el mar / que en un inmenso pantano / mi casa iba a naufragar». Eso exactamente es lo que debió de pensar el padre de Óscar Espinosa, cuando abandonó Jánovas tras cobrar una indemnización de 800.000 pesetas, lo justo para la entrada de un piso y una licencia de taxi en Barcelona.
Otros se fueron más cerca, a Boltaña, a Campodarbe, a Zaragoza. A todos ellos les acompañaba una enfermedad en muchos casos mortal: la pena. Muchos de los que se fueron, sobre todo, los ancianos, murieron al poco tiempo de dejar Jánovas. Ese es uno de los impresionantes testimonios contenidos en el trabajo de Évole.
Quizás por eso, por pura supervivencia, Emilio Garcés, su mujer, Francisca Castillo, y sus hijos decidieron quedarse a vivir entre las ruinas. Solos. La empresa no dejó de hacerles «putadas», como dice su hijo, o «trastadas», como dice Francisca, con la mente clarísima a sus 88 años. Un día les roturaban los campos para arruinarles las cosechas, les cortaban la acequia o les taponaban el puente de acceso al pueblo. Así, agarrados a la tierra, como los bojes, vivieron hasta 1984, cuando fueron definitivamente desahuciados y desalojados por la Guardia Civil.
Y mientras tanto, el pantano sin hacer. Iban pasando las administraciones, los informes y proyectos se sucedían en los laberintos burocráticos del Ministerio de Obras Públicas, luego Fomento. «Si a nosotros nos hubieran echado por hacer una obra para el bien común, lo hubiéramos entendido. Hubiéramos sufrido menos al ver inundado nuestro pueblo. Pero eso no pasó. Y eso es lo que más rabia produce», dice Jesús Garcés, hijo de Emilio y último niño que nació en Jánovas.
Jordi Évole tuvo la idea de hacer un pase previo a la emisión de su programa para los vecinos del pueblo. Fue el pasado domingo. Acudió la Ronda de Boltaña, hubo migas, porrón y costillas a la brasa. Y sobre todo hubo emoción, las de unos vecinos que vieron reflejados en esa hora de programa de televisión unos sentimientos acumulados durante décadas de olvido.
La reversión
Ahora ya saben que la presa no se hará y están negociando la reversión de la propiedad. Antes tuvieron que ver cómo la empresa amagaba con empezar las obras sin tener aprobado el obligatorio estudio de impacto ambiental, otra de las denuncias de Salvados. Esa es la parte política de la injusticia. La democracia tampoco acabó con el atropello de Jánovas. En un momento dado les devolvían las ruinas de sus casas previo pago de la indemnización con el IPC acumulado desde los años 60. ¡34 veces el valor de entonces! Luego las negociaciones con Endesa, heredera de Iberduero, mejoraron esas condiciones. En eso están ahora. Mientras tanto, han recuperado la escuela y reconstruyen algunas casas. Nunca han dejado de ir a Jánovas. «Vosotros estáis hoy -nos decían el lunes los vecinos a los periodistas-, pero mañana volveremos a estar solos. Aun así, seguiremos luchando».
«¿Quién te cerrará los ojos, tierra, cuando estés callada?», preguntaba José Antonio Labordeta en una de sus memorables canciones. Algunos se quedaron en el valle del Ara preparados para cerrarle los ojos a una tierra herida de muerte por un pantano que nunca se hizo.