jueves, 28 de febrero de 2019

PÉSAME POR XAVIER ARZALLUS

He hecho llegar pésame por el fallecimiento de Xavier Arzallus a Begoña Loroño, su viuda, compañera mía que fue en la Universidad de Deusto

lunes, 25 de febrero de 2019

MUCHO ME PRESTÓ VOLVER A VER EN LOS MEDIOS A CUESTA MORÚA CON MOTIVO DEL REFERENDUM CUBANO AUNQUE ESTE NO HAYA SIDO TRANSPARENTE NI DEMOCRÁTICO

Cuesta Morúa,sobre el que mucho hablaba Luis Yáñez en el Parlamento Europeo,visitó Oviedo como observador en las elecciones del 20-D.Hizo declaraciones a lne acerca de su interés para aprender de procesos electorales democráticos.Tuve el honor de recibirle en mi casa y en el colegio electoral en que fui interventor

viernes, 22 de febrero de 2019

ACERCA DEL PROCÉS


Del abate Pierre al teatrillo Puigdemont.
(Mientras pienso en Pepe Armas…)
La idea de moda es antipática a la idea de santidad” Roland Barthes, “Iconografía del Abate Pierre”.
Al poco de iniciarme como diputado en la capital europea, me fue dada la impagable ocasión de conocer al Abate Pierre, dotado con el carisma de la santidad del que peroré, en el Club de este periódico, con motivo del entrañable libro acerca de la Madre Maravillas de mi buen amigo Álvaro Marañón. El emblemático clérigo francés, desgraciadamente fallecido semanas después de aquel encuentro, tenía un gran sentido del humor que, a la vista, del salón bruselense repleto de un público entregado dijo en voz ya un tanto queda:” He venido al PE con un mensaje sobre la pobreza, en especial de los sin techo, pero me gustaría saber cuántos entre ustedes son realmente eurodiputados para lo que les pido se identifiquen levantando la mano”. Solo resultamos cuatro (el belga Tarabella, el portugués Portas, Miguel Ángel Martínez y yo):“Bueno, puesto que son apenas cuatro, cinco, pues me recibe en un momento el Presidente, transmitan a los demás que les hemos querido saludar, respetar su trabajo y llamarles un momento la atención sobre las condiciones de alojamiento de millones de seres humanos (…) Hay que estar con los pobres. Les pido que sigan trabajando por la Paz”. La sencillez de Pierre, nombre que recibió en la resistencia contra el ocupante nazi, acercándose de su París a Bruselas con sus más de noventa años me resulta todo un contraste proverbial con la parafernalia pretendida estos días por Puigdemont.
He felicitado a mis amigos Antonio Tajani, que ha prohibido su entrada, y a Iratxe García Pérez, Javier Nart y Antonio López Istúriz, que han instado el bloqueo de la Cámara comunitaria al vergonzoso teatrillo que buscaba el provocador prófugo de la Justicia española. Ya he escrito sin ambages también lo mucho que siento que Oriol Junqueras y, sobre todo, Raúl Romeva, estén afrontando su conocida situación procesal en prisión preventiva, pues les atribuyo una calidad humana y política que niego a esos ridículos, o grotescos, presidentes de la Generalitat, Puigdemont y Torra, que todavía se consideran con títulos que sonrojarían a su admirable predecesor Josep Tarradellas, de cuyo exquisito trato bien me enorgullezco ya antes de su regreso a España y luego en los hoteles Ritz, de Madrid, y de La Reconquista. Dom Josep tuvo tiempo de renegar del ladronzuelo Pujol, pero no de las degradaciones morales de Puigdemont, Torra y Mas, cuya tolerancia y seguimiento por Oriol y Raúl me resulta incomprensible y contradictorio con los valores que proclaman sostener. En la primera semana de vista oral aprecio a Raúl y Oriol muy mal defendidos en los parámetros y consejos abogaciles y mucho mejor, sin embargo, a Forn, al que desconozco por completo.
En fin, no olvidaré jamás al abate ni tampoco, a otro nivel, a Tarradellas. Por mí que Puigdemont y Torra se queden para siempre en las cercanías de Bruselas, con o sin el casoplón de Waterloo, sin manchar con su presencia las dependencias europeístas de la rue Wiertz, que sí dignificó el abate Pierre en una singular y modesta sesión de la que fui testigo

lunes, 18 de febrero de 2019

ERNESTO CARDENAL REPARADO


CARDENAL, REPUESTO DE SUSPENSIÓN A DIVINIS
A los hermanos SALAFRANCA y demás expulsados por el dictador Maduro.

El rotativo nacional de mayor tirada ha dado, en edición dominical, páginas centrales con la rectificación vaticana que había suspendido a divinis, es decir de impartir sacramentos, a Ernesto Cardenal, sacerdote muy popular, poeta, ministro de Cultura del primer gobierno sandinista de Nicaragua, hoy muy enfermo.
Conocí a Ernesto en Barcelona-Diciembre 1977. Se producía la segunda reunión plenaria de la Liga de los Derechos de los Pueblos/Fundación Lelio Basso, en cuyas sesiones intervinimos como invitados Gustavo Bueno Sánchez y yo. Por un extraño conjunto de circunstancias, el Ministerio de Gobernación suspendió el encuentro, pero el Alcalde preconstitucional Socías-Humbert invitó al senador italiano Basso a las consistoriales de la Plaza de San Jaume para dar disculpas y discrepar abiertamente de aquella orden gubernamental, autoritaria y absurda. Lelio, legítimo heredero del Tribunal (Bertrand) Rusell II, con el que tuve el honor de colaborar, me pidió que le acompañara. No hubo tiempo para avisar a Gustavo pero sí a Josep Ribera, hoy tristemente fallecido, gran campeón catalán de la lucha pro Derechos Humanos, a Matarasso, abogado francés de la Liga de Derechos del Hombre, a Rigaux, Decano de Lovaina y…a ¡Ernesto Cardenal! En la fotografía que nos hicimos, debajo del despacho del Alcalde, está Ernesto con su poncho multicolor y su boina, que, años después, me recordaría la del abate Pierre, sobre el que ya he escrito un par de sabatinas. Era mañana dominical  soleada y la barba blanca del que luego sería Ministro y ya líder de la llamada Teología de la Revolución dominaba toda la escena con su desbordante carisma. Era prácticamente la misma impresionante imagen, aunque sin boina, enseguida viral, que, años más tarde, recibiría, arrodillado, la admonición de Juan Pablo II, anulada ahora por el Papa Francisco.
En realidad le había conocido la tarde anterior, pues los monjes de Montserrat nos habían acogido para la reunión, entre otros a Roberto, hermano de Che Guevara, pero Cardenal y su iconografía me habían pasado más desapercibidos.
Cardenal está ingresado, probablemente terminal, en Managua, con todavía arrestos para luchar contra la dictadura del régimen de Daniel Ortega, en su día libertador sandinista como él mismo, Violeta Chamorro y otros denigrados luego. La bendición que a la cama hospitalaria de mi admirado amigo ha venido a solicitar el obispo Silvio Báez es de una enorme significación, reparadora sin duda, pero grito también contra cuántas dictaduras asedian de nuevo el Continente americano.


PURI TOMÁS,PIONERA FEMINISTA




Conocí a la que sería luego conmigo Concejala del Ayuntamiento de Oviedo, Purificación Tomás Vega, que dio nombre al Parque naranquino, en su casa de la calle Dr. Vertiz-1297 de México Distrito Federal. Era abril de 1973. Antes había cruzado con ella y su marido Rafael Fernández, luego Presidente del Principado, copiosa correspondencia que guardo en alguna parte. Más inmediatamente antes de verla, Rafael nos había llevado a Eloína, mi mujer, y a mí a esa su casa, pero ella había hecho un viaje, más o menos, todavía clandestino a Asturias y había sido cercada, junto a otros ciudadanos, por la policía en la actual Facultad de Sicología, en la Plaza Feijoo, entonces simplemente Filosofía y Letras. Desde México seguimos con una cierta preocupación, sin móviles entonces, ese encierro o retención, que era por una conferencia suspendida a Enrique Tierno Galván.
Tres días después, ya estaba Puri con nosotros, introduciéndonos a tres compañeras suyas- una francesa de Toulouse, creo recordar, que había matrimoniado con un exiliado asturiano-que formaban el consejo de redacción del que llamaban BOLENTÍN DEL GRUPO FEMENINO SOCIALISTA ESPAÑOL EN MÉXICO.
Se trata de una publicación, concebida como mensual, de cierto interés histórico pues, por más que no está en absoluto a la contemporaneidad del feminismo vanguardista de otros países europeos, o simplemente de las seguidoras de Simone de Beauvoir, tiene ese interés que atribuyo por su carácter pionero en el páramo machista del PSOE de aquellas calendas.
Pasados varios años, en la planta noble de las Consistoriales de Oviedo, ante las celebraciones del 8 de Marzo, a las que me sumé con un Bando de la Alcaldía, Puri me hizo llegar tres tomitos, perfectamente encuadernados con las publicaciones que se conservaban de aquel boletín asturmexicano, a una de cuyas reuniones Eloína y yo habíamos asistido. El primero lleva en el lomo, en letras doradas, MUJER/1965-66-67-68-69; el segundo 1970-71-72 y el tercero 1973-74-75.
Como semejante documental tiene algún valor por sí misma, aunque los textos tengan una cierta ingenuidad, paso a entregarla, a la Biblioteca del Real Instituto de Estudios Asturianos, a cargo de la bibliotecaria María Jesús Villaverde. Alguien la estudiará en su momento con más atención y con mejor conocimiento especializado que yo, incapaz que soy de hacerlo debidamente.

viernes, 15 de febrero de 2019

CASA DEL PUEBLO LAVIANA


PAULINO
“A estas alturas parece incuestionable que la Casa del Pueblo es el auténtico mascarón de proa…”,Trinidad,F “Socialismo en Laviana”.
Cuando ha mucho Eloína y yo comenzamos a dar el paso de un izquierdismo radical a predios más adecuados, que confesaba recomendar Emilio Alarcos en el prólogo a uno de mis primeros libros, nos dirigíamos los domingos a Pola de Laviana y El Condado en busca de las sabias palabras de Manolita y Emilio Barbón. Allí nuestros amigos nos introdujeron en Pablo García, El Zapatero, Paulino en nombre de guerra, definido ya por Barbón contra su proverbial modestia como “socialista ejemplar”. En Pola nos veíamos en casa de nuestros admirables anfitriones, encima del BB, y en El Condado chez Miguel Ángel Lombardía, hoy propiedad de Catarina, otra gran amiga.
Supe, pues, de siempre que Paulino era para los que accedíamos al emergente socialismo felipista, un referente imprescindible. Mucho le seguí luego en la Fundación José Barreiro, de cuyo fundador que dio prestigioso nombre, conservo sabroso epistolario y conocí en el Sur de Francia; en la Alcaldía polesa; en su puesto de senador y, ahora, en la presidencia de la FSA. Incluso debo reconocer que su ponderada opinión me valió mucho para reafirmar el criterio, contra otros sectores de mi propio partido, para defender la autonomía ovetense en materia de aguas hasta el logro de conseguir, en último término, romper con lacerantes restricciones agosteñas y septembrinas de suministro ciudadano. ¿Cuántas veces nos reunimos en Tanes antes y después de la inundación de la presa?
Necesariamente tenía que asistir al oportuno detalle societario de poner su nombre a la Casa del Pueblo de Laviana desde donde se iluminó, sobria honradez en ristre, todo el socialismo astur durante un par de décadas. No en vano también conservo infinitos recuerdos de ese lugar, muchas veces asociados a Juan Ramón Zapico, Arturo Carrio, Barreñada, Petón, Lolín, Julio, Vicente, Ovidio, Albino, Trinidad, Mario, Roberto, Aida y Paco Corte, Juanjo García y Regly, Gustavo y Maricusa, Solís, Cepedal o Adrián Barbón, entre tantos otros. ¡Cuánto me prestó escuchar la joven facilidad oratoria de Raúl Gutiérrez Álvarez!
Luis Yáñez me ha escrito: “En el tardofranquismo, cuando Carmeli y yo lo hospedamos en nuestra casa para un curso clandestino de marxismo, no logramos sacarlo para enseñarle Sevilla con el argumento de que no venía a hacer turismo y sí a aprovechar el tiempo libre para aprender mecanografía pues en la FSA de entonces casi nadie sabía teclear los panfletos”.
En fin, ¡siempre con Paulino!


*      .

jueves, 14 de febrero de 2019

ASISTÍ A LA INAUGURACIÓN EN VENTANIELLES/EL RANCHO A LA ESTATUA HOMENAJE AL BOMBERO FALLECIDO TRÁGICA Y HEROICAMENTE EN EL INCENCIO DE URÍA DE 2016

Oviedo

Oviedo homenajea a Eloy Palacio

viernes, 8 de febrero de 2019

CARLOS LÓPEZ OTÍN EN SU LABERINTO


En un mediodía de mi tiempo de eurodiputado, una larga década pero el mejor sosiego político en mi demasiado extensa e intensa vida política, me encontré en Zaventem, con una cara conocida que se confundía de ascensor de salida por ese afán muy belga a despistar inopinadamente con letreritos flamencos incomprensibles. Era Carlos López Otín, con el que había compartido homenaje póstumo a otro genio insólito, Víctor Botas G.Longoria, para mí simplemente Vitín.
Me sentí muy feliz de ayudar a CLO a salir del laberinto, como en la última novela de Fernando Fonseca, nuestro más próximo autor local a particular e impagable mixtura de Kafka y Borges. Todo plagado de molestos insectos, invasores, paralizantes u obstaculizantes. Ahora, Carlos Suárez, otro amigo, fabuloso en empatía y logros de ciencia y habilidad quirúrgica de gran otorrino humanista, me pone al corriente de una patológica persecución a Otín. Ignoro, desde luego, todo de la profundidad de sus afamadas investigaciones bioquímicas pero tengo para mí, con la intuición afilada de anciano de la tribu, que está siendo sometido a un sanedrín envidioso e intolerante, en definitiva acientífico, único espacio ese de la Ciencia y el Progreso en el que se mueven, indudable carisma aparte, los dos Carlos, no en vano deudores de un santo patrono de la Medicina, que despreciaba riesgos de contagio pestilente, seguro de sus generosos objetivos. Algo adelantó para siempre Bertolt Brech perfilando su anti inquisitorial Galileo Galilei. EL Dr. Suárez Nieto me insiste: Antonio, al paso que lleva esto se va a convertir en el caso Dreyfus de Oviedo, solo que los partidarios son una inmensa mayoría y los detractores una minoría refugiada en las tinieblas del anonimato, contra los que es imposible debatir”.
No puedo ya indicar la puerta ni me corresponde en medio de salidas capciosas pero tengo que, como recuerdo, me dijeron aquella misma tarde bruselense, en las laberínticas dependencias de la U.E., bien debería sentirme orgulloso en mi nostálgica soledad de la lejana Asturias, para blasonar de un científico investigador de esa calidad y reciedumbre, lo que sigue vigente y creciendo casi veinte años pasados.







ESTUVE EN EL HOMENAJE DE LAVIANA A PABLO GARCIA

Cumpleaños socialista en Laviana

El PSOE rebautizó la Casa del Pueblo con el nombre de Pablo García, primer alcalde en democracia, por su 85.º aniversario

08.02.2019 | 02:59
Pablo García, hablando ayer ante la Casa del Pueblo de Pola de Laviana. 
Los socialistas lavianeses estaban ayer de fiesta. Celebraban el 85 cumpleaños de Pablo García Fernández, el primer alcalde de Laviana en democracia, y como regalo decidieron rebautizar la Casa del Pueblo de Pola de Laviana con su nombre.
Nadie quiso perderse la celebración, ni la oportunidad de felicitar a García Fernández. Así, hasta la cita acudió el secretario de la FSA y candidato al Principado, Adrián Barbón; el exalcalde de Oviedo Antonio Masip, la delegada del Gobierno en Asturias, Delia Losa; el presidente de la Junta General del Principado, Pedro Sanjurjo; la consejera de Hacienda, Dolores Carcedo; la diputada Natalia González y la senadora María Fernández.
Pablo García Fernández, que no sabía nada del homenaje, se mostró visiblemente emocionado. "Gracias a todos, no quiero llorar", fueron las únicas palabras públicas del homenajeado. Pero no hizo falta más, ya que sus compañeros hablaron por él, dando cuenta de su dilatada trayectoria política. "A Pablo nadie le tiene que explicar lo que cuesta traer la libertad", apuntaba Barbón, destacando que "nadie como él personifica los valores y las ideas, Pablo nunca falla y es un socialista igual de ético y ejemplar que Pablo Iglesias".
Roberto "Petón" Fernández, secretario general del PSOE de Laviana, explicó que la decisión de renombrar la Casa del Pueblo de Laviana en homenaje a Pablo García Fernández "fue unánime, tanto en la ejecutiva como en la posterior asamblea, eso sí, queríamos que fuese un secreto y gracias a su mujer lo conseguimos finalmente".
También habló por el homenajeado Raúl Gutiérrez, secretario de Juventudes Socialistas en Laviana, quien agradeció "cada consejo, cada historia, que me hizo recapacitar y encarnar la lucha en la calle". Por último, María Fernández trasladó al homenajeado una carta del portavoz del PSOE en el Senado, Ander Gil, quien recalcó que García Fernández, que hace veinte años fue senador por Asturias, "es todo un referente".

martes, 5 de febrero de 2019

PRESENTACION 2/2/2019 DE LIBRO LUIS GARCIA


Presentación de libro. Luis García presentó y firmó ejemplares de su obra "Madeleine nunca llegó". La actividad fue en la Casa del Libro (calle de Palacio Valdés, número 13). Antonio Masip presentó el acto.

sábado, 2 de febrero de 2019

LOS TOPOS

Cuando eurodiputado, me correspondió, con algún ilustre acompañante alemán, rogar a cada uno de mis colegas, en sus propios despachos, que la minería europea, cuyo cierre sin ayudas se preveía para 2014, debía prorrogarse al menos hasta diciembre de 2018, bien tenía la convicción, compartida por el Presidente Zapatero, de que antes de ese límite habría nuevo acuerdo, ponderado y desdramatizador, para las antiguas cuencas que no llegó jamás como la Madelaine de Brel y Luis García.
En mi tiempo municipal, propuesto por el inolvidable comunista JM Laso Prieto, Vicepresidente de Tribuna Ciudadana, entró en el callejero Isidoro (Rodríguez) Acevedo, presidente del Socorro Rojo Internacional. Es, como otras calles de entonces, una nueva vía abierta en Fuente La Plata.
El luanquín Acevedo es autor de una novelita de cierto fuste historicista del llamado "realismo social"; se titula "Los topos", que mucho me ha recordado la denominación popular de la vanguardia minera de rescate que tanto se ha popularizado hasta la máxima emoción de la epopeya con la tragedia del niño Julen. Otros también reciben la denominación literaria de "topos", así los numerosos escondidos durante años en sus propias viviendas y cuevas ante la cruel represión política postbélica. Mi amigo Ronald Fraser, Ronnie, recién fallecido, con el que colaboré en su "Blood of Spain", tiene magnífico relato sobre un héroe anónimo escondido. Uno de esos topos, un tal Melero, hoy simple desconocido en su tierra, llegó a aparecer en un sótano excavado bajo la ovetense calle Fruela.
Con los héroes de la Brigada Minera se da la circunstancia de que la minería termina pero la vanguardia de rescate sigue con vocación solidaria y excelente prestigio para salvar otros accidentados en el ancho mundo, que decía el peruano Ciro Alegría. Merecen premio.

P.S.: Por cierto, agradecería a Xosé B, poeta asturianista, me devolviera pasado medio siglo mi ejemplar de "Los topos"