sábado, 27 de mayo de 2017

Emotivo escrito sobre Javier de un joven pariente mío


Siempre he pensado, y muy especialmente durante los dos últimos procesos de primarias, que Javier Fernández habría sido el candidato ideal del PSOE. 
Quizás (tristemente) no era posible políticamente... Y como él mismo decía "en política aquello que no es posible, es falso y por tanto no existe". 

El planteamiento en estos tiempos de populismo, donde los hechos pueden llegar a ser menos importantes que el relato que de ellos se hace, creo que pasa por preguntarse precisamente esto: 

Por qué no ha sido posible políticamente que el PSOE le dispute la presidencia de la nación más antigua de Europa al PP de Rajoy poniéndole enfrente a un político honesto, referente de los valores socialistas, demócrata con profundos conocimientos constitucionales y español en sintonía con los acuerdos de Granada, culto, ponderado y preparado, con experiencia y con trayectoria? 
A alguien, como Javier Fernández, que aportase durante esta legislatura fallida del PP la insustituible experiencia a esa generación valiosa de socialistas (30 años más jóvenes)? A alguien que capitanease (y sustituyese a un posible fenómeno Macron) a quienes están llamados a hacer de España, por fin, la nación más productiva, justa y donde mejor se reparte el bienestar a la que aspiramos?

Me lo pregunté y me lo sigo preguntando... Porque creo que las nuevas generaciones de políticos (máxime si son de izquierdas y creen en la igualdad) necesitan graduar sus carreras para ser más eficientes y productivos. 
Necesitan recuperar la confianza de un pueblo hastiado por la intolerable corrupción que encima percibe magnificada. 

Opino que para ello, es imprescindible que los propios políticos se alejen del "trepismo" y comprendan el insustituible valor del Trabajo como medio necesario para un progreso social justo y para la mejora de la igualdad de oportunidades. Opino que sería positivo que ellos mismos confiasen en que es factible un crecimiento personal sostenido y progresivo dentro de los partidos, mientras sirven de forma concreta en ayuntamientos e instituciones y mientras leen, estudian y se preparan para ofrecer lo mejor de sí mismos al país. 

Y es que toda preparación es poca para quienes deben aspirar a recuperar la economía real mientras gestionan, mejoran y amplían el inmenso Patrimonio que el Partido Socialista ha puesto a disposición de todos aquellos españoles de todas las regiones que no tienen Patrimonio. Hay quien dice que 17 años son suficientes... Les recomendaría darse una visita turística por el HUCA y la sanidad pública asturiana y otra por el 12 de Octubre y la sanidad pública madrileña.

Javier Fernández supone una oportunidad perdida para el socialismo español ya que representa a alguien, en definitiva, que enseña a las nuevas generaciones que la espera activa, las bibliotecas personales y los años de servicio público tienen premio. 

Un premio que nos debe importar mucho más a nosotros que al propio interesado. Estoy seguro que Javier Fernández, al igual que otros políticos socialistas que sois y seguís siendo referentes, se siente agradecido y pagado con creces por el mero hecho de haber podido ejercer su vocación de servicio público. 

Ha sido ejemplar hasta en su salida. 
Gracias Javier Fernández.

viernes, 26 de mayo de 2017

El zapato de Paco

EL ZAPATO DE PACO, EL DE LA MATA 

A Fernando Comas, mantenedor de la llama histórica de la primera mani del Paseo de los Álamos, 27/4/1967.




En los sesenta, el Maijeco, hoy un súper, cobijabaen la metamorfosis del ruido y la humareda tabaquera, a un significativo número de progresistas moscones (Queipo, Juan Álvarez, Nebot, Monchín, Pepe Villavella, los hermanos Álvarez Corugedo, Luis Martínez, Tony Areces, Llanes...). En ese ambiente politizado, el comunista Paco, llamado por su parroquia de origen, Paco el de la Mata, se enteró de la que iba a ser primera manifestación estudiantil ovetense explícitamente contra la guerra de Vietnam. 

Paco, persona entrañable, ávido de manifestarse, y más en una iniciativa con destacada participación del Partido Comunista, se vino a Oviedo, dispuesto a saltar a la calle siguiendo la consigna del Che:"Crear uno, dos, tres Vietnam...". Gracia Noriega lo cuenta en "De transición y copas" y en el cincuenta aniversario Fernando Comas nos convocó en el Club de Prensa a José, Cheni, Uría, Paco de Asís Junquera, Ana Bernardo..., e, incluso, a mí, que entonces estaba en Bilbao, pero ya era muy activo en el movimiento universitario.

Adjetivando el relato del desalojo policial de la calle Uría y la carrera hacia La Rosaleda del Campo San Francisco, Cheni contó una honda anécdota, digna de constar en la épica de la transición: ¡Paco el de la Mata perdió uno de sus zapatos!. Era cosa, en efecto, terrible para huir de un lugar acotado por los grises, la siniestra Brigada Social y los esbirros de Defensa Universitaria, que encabezaban P.S-A, con el tiempo teniente de Alcalde, y el conserje de la Escuela de Minas.

Imagino al buen comunista deambulando sin rumbo, falto de un zapato. El ardid de Paco de Asís era dotarse de entradas para el Cine Aramo justificativas de la presencia en Los Álamos que sin zapato era imposible de mantener.

¿Cómo evitar la detención?¿Cómo llegar a La estación del Norte para salir de Oviedo?

En los años treinta, Oliveira Salazar impuso por decreto que todos los niños portugueses debían ir calzados, por lo que las familias sin recursos adquirían un par de zapatos para dos chavales con lo que medio país pasó a cumplir mal andando con un solo zapato. También sé que poco antes de la guerra Juan March, "El último pirata del Mediterráneo", dividía su contrabando en un par de lanchas rápidas; si los carabineros detenían a una, el millonario mallorquín se hacía con el alijo incautado en las subastas de Hacienda a muy bajo precio de remate pues a nadie interesaban cientos de zapatos de un solo pie menos a él mismo que tenía los del otro. 

Aquella tarde de los Álamos no había posibilidad airosa alguna para el pequeño/gran drama de Paco de la Mata. Ni siquiera podía comprar pues no llevaba apenas un duro no había dinero de plástico ni dejaría de sorprender descalzo a los dependientes de Los Pequeños Suizos, BegoñaGarrido, SagarraAlmacenes GeneralesChavalin u otras zapaterías más o menos próximas. Tampoco cabía llegar hasta el estudio fotográfico de Nebot que le habría auxiliado pues su escaparate de Milicias Nacionales estaba demasiado vigilado.

En cualquier caso recordamos a Paco el de la Mata, medio siglo después, aún desconociendo el desenlace nochero del emotivo cuento que protagonizó.

jueves, 25 de mayo de 2017

Preocupante página de El Pais

El comisario jubilado y empresario José Manuel Villarejo montó durante años una red de influencias en la justicia española para poder intervenir en los procedimientos judiciales que le afectaban a él o a sus clientes. Esa red sigue viva y tiene como principales activos el instituto de práctica jurídica Schola Iuris, en el que han cobrado por dar clases relevantes jueces y fiscales españoles (entre ellos el fiscal general del Estado, José Manuel Maza, y el fiscal Anticorrupción, Manuel Moix, según los datos públicos del claustro de profesores), y la asociación Transparencia y Justicia, que se persona en aquellos casos de interés para el policía, como hizo hace apenas 10 días en el caso Lezo.
El entramado de sociedades de Villarejo no se limita al sector inmobiliario, hotelero, de consultoría, seguridad o sanidad; la justicia supone un nicho importante para sus actividades. En unos casos a través del despacho de abogados del que es socio (Stuart & Mckenzie Spain) y en otros, a través de las citadas escuela y asociación.
Schola Iuris es un exclusivo instituto jurídico de Madrid en cuyo claustro han confluido altos cargos policiales, reputados abogados y, sobre todo, fiscales y magistrados de relevancia. El centro fue creado el 19 de octubre de 2004 y una de sus especialidades es el máster de Derecho Penal Práctico, homologado por el Colegio de Abogados de Madrid. Los alumnos abonan de matrícula 14.000 euros por 512 horas lectivas.
Este instituto es una sociedad limitada, cuyo titular es la sociedad Procard Europa, con un capital social de 3.010 euros, de la que es administrador único el director de dicho instituto, Ángel Benseny Pellicer. El director es perito calígrafo y psicólogo forense de los juzgados de Primera Instancia de Madrid y el campus está situado en la planta 18 de la Torre de Cristal, en el centro financiero del paseo de la Castellana de Madrid.
Benseny aparece como apoderado junto al abogado Rafael Redondo (socio de Villarejo en la mayoría de sus negocios) y otros dos policías, los hermanos Carlos y Antonio Giménez Raso, en el consejo de la empresa Cenyt Argo, que tiene como sociedad matriz a Cenyt Consultoría, uno de los ejes del entramado societario del conflictivo policía.
EL PAÍS se ha puesto en contacto con los fiscales Maza y Moix para contrastar la información pública de Schola Iuris y, a través de la Dirección de Comunicación de la fiscalía, han señalado que el actual fiscal general del Estado impartió una sola clase en 2005 y que el fiscal Anticorrupción nunca ha dado ni clases ni conferencias en ese instituto y que no conoce al comisario Villarejo (esta aclaración no se le había solicitado). Esta respuesta contradice los datos incluidos en la web de Schola Iuris durante años.
El propio comisario Villarejo presume en sus conversaciones privadas de tener muy buenas relaciones con jueces y fiscales, con los que mantiene reuniones periódicas. El expolicía y empresario acudió a la toma de posesión del fiscal general del Estado sin estar invitado, pero acompañó al juez decano de Madrid, Antonio Viejo, con quien tiene buena relación.
Los magistrados y jueces españoles están sometidos a un estricto régimen de incompatibilidades, regulado en el artículo 389 de la Ley Orgánica del Poder Judicial. Las únicas actividades consideradas compatibles con el ejercicio de la función jurisdiccional son “la docencia o investigación jurídica, así como la producción literaria, artística y científica y técnica y las publicaciones derivadas de aquella”. La norma establece con detalle las actividades compatibles y aquellas sobre las que hay que pedir autorización.
Los jueces, magistrados y fiscales pueden dar clase en cursos y seminarios (siempre que no tenga carácter permanente ni suponga más de 75 horas al año), conferencias públicas, participar en tribunales calificadores de pruebas de selección a la Administración, etcétera. Sin embargo, desde algunas instancias se ha planteado la posible connivencia entre estos funcionarios públicos y los abogados que participan en estos cursos y, por supuesto, con los propietarios de las instituciones que les contratan. El que fuera fiscal Anticorrupción Carlos Jiménez Villarejo ha sido uno de los más críticos con estas relaciones.
Además de Schola Iuris, Villarejo tenía una segunda vía para influir sobre aquellos casos de interés: la asociación Transparencia y Justicia, que acaba de personarse como acusación popular en el caso Lezo. Esta asociación fue fundada en 2005, un año después que la escuela de práctica jurídica, bajo el nombre de Asociación para la Protección de la Inversión.
Web de la esposa
En 2011 cambió de denominación por el nombre actual y fueron designados representante legal el abogado David Macías González y miembro de su patronato Rafael Redondo. Ambos forman parte del núcleo duro de las sociedades de Villarejo. Macías es, entre otros cargos, administrador único de Desarrollo Empresarial Potes, que ostenta la propiedad de la web informaciónsensible.com, dirigida por la actual mujer del policía.
Transparencia y Justicia se ha personado en procedimientos famosos. Entre ellos, el caso Campeón, por el que se imputó al político socialista José Blanco, y el incidente de tráfico de Esperanza Aguirre en la Gran Vía de Madrid. En este último caso, la asociación tuvo una actuación errática, acusando primero a la expresidenta de la Comunidad de Madrid de un delito de desobediencia y abandonando el caso posteriormente a pesar de ganar un recurso de apelación.
Este movimiento fue muy comentado en su día (marzo de 2015) y el periodista Ernesto Ekaizer escribió en este periódico que “fuentes jurídicas consultadas señalan que esta aparición y desaparición es un modus operandidel tándem Villarejo-Macías” y que “la acusación popular es un instrumento para obtener ciertos objetivos que se fijan cuando se deciden a emprender la personación en casos sonados”. Esta práctica se ha comparado en ocasiones con la desarrollada por el pseudosindicato Manos Limpias o la asociación de usuarios bancarios Ausbanc. 

CLAUSTRO DE PROFESORES DE SCHOLA IURIS

Esta es la lista de profesores que impartían clases y conferencias en Schola Iuris hace dos años (la información posterior ha sido eliminada de la web):
Adolfo Prego Oliver Tolivar: Exmagistrado del Tribunal Supremo.
Alfredo Domínguez Ruiz Huerta: Abogado.
Ángel Benseny Pellicer: Psicólogo forense.
Antonio del Moral García: Magistrado del Supremo.
Arturo Beltrán Núñez: Magistrado de la Audiencia Provincial de Madrid.
Bartolomé Vargas Cabrera: Fiscal de Seguridad Vial.
Eduardo Fungairiño: Fiscal del Tribunal Supremo.
Florentino Ortí Ponte: Abogado y fiscal excedente.
Francisco Vieira Morante: Magistrado presidente del Tribunal Superior de Madrid.
Héctor Cachero Álvarez: Abogado.
Ignacio Gordillo: Fiscal excedente de la Audiencia Nacional.
Ignacio Serrano Butragueño: Abogado y exmagistrado.
Isabel Cid: Magistrada.
José Luis Olivera Serrano: Comisario principal y jefe de la UDEF Central (actualmente del CITCO).
José Manuel Maza Martín: Magistrado del Supremo (ahora fiscal general del Estado).
José Miguel de la Rosa Cortina: Fiscal de la Secretaría Técnica de la Fiscalía del Estado.
Juan José Carrasco Gómez: Psiquiatra forense.
Luis Jordana de Pozas González: Fiscal excedente.
María Rocío Gómez Hermoso: Psicóloga de los juzgados de Vigilancia Penitenciaria.
María Teresa Palacios: Magistrada de la Audiencia Nacional.
Manuel Marchena Gómez: Magistrado del Supremo.
Manuel Moix Blázquez: Fiscal jefe del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (ahora jefe de la Fiscalía Anticorrupción).
Marc Molins Raich: Abogado.
Mariano Medina Crespo: Abogado.
Paz Ruiz Franco: Fiscal del Tribunal Superior de Madrid.
Santiago Delgado Bueno: Psicólogo forense.

domingo, 21 de mayo de 2017

Carlos Suarez en El Comercio

Carlos Suárez Nieto (Langreo, 1944), invitado de las Conversaciones de EL COMERCIO en el Club de Tenis, enmarcadas en las actividades del Aula de Cultura del periódico, evocó para comenzar el diálogo su niñez en Sama de Langreo, donde residió hasta los siete años. Director científico de la Fundación para la Investigación y la Innovación Biosanitaria del Principado de Asturias (Finba), jefe del Servicio de Otorrinolaringología del HUCA hasta su jubilación, director del Instituto Universitario de Oncología y catedrático emérito de la Universidad de Oviedo, le puso humor a una época en la que no abundaba la dicha: «Ya lo dijo Rilke, que la patria es la infancia. Aunque las condiciones de vida no eran las mejores. Había cartillas de racionamiento y en mi casa se hacía pan. Yo era muy travieso, todos los días armaba alguna. Las primeras cosas que aprendí fue con doña Alegría, la mujer del acalde, a sumar y restar. A multiplicar aprendí solo y se quedó muy sorprendida. En El Miramar, un bar que estaba en frente de nuestra casa, me arrimaba para ver cómo escanciaban la sidra y oír cantar. En unas vacaciones en Gijón, escapé yendo en tranvía hasta La Providencia, donde había una fiesta. Me devolvió por la noche la Guardia Civil...». Con esos antecedentes, digamos, y a causa del traslado profesional de su padre, la siguiente etapa le trasladaría a Oviedo y al colegio Auseva. «Allí hice hasta Preu. Tuve de profesores a Turiel, a Cachero -que no daba Literatura, sino Historia-, o a Avello, en Formación del Espíritu Nacional. Conservo buenos recuerdos. Pero se me había acabado el corretear por la calle».
Sin embargo, la geografía se ampliaría notablemente cuando su familia decidió enviarlo a Francia dos veranos: «Querían que estudiara francés. Viajé solo a los catorce años, pasando por Venta de Baños y Hendaya, hasta París, donde fueron a recogerme. La primera impresión fue en las playas de Hendaya, allí hube de esperar unas horas para el cambio de tren. Descubrí los bikinis. Era otra forma de vivir, más libre. Empiezas a ver otras cosas y a pensar».
Inclinado a los estudios relacionados con las Letras, su progenitor le sorprendió matriculándolo en Ciencias, tras la reválida de cuarto de bachillerato. Opuso una inicial rebeldía, «cogí un rebote monumental». No obstante, al final, «claudiqué y no me arrepiento. En sexto de bachillerato ya comenzó a gustarme la Biología». De manera que el rumbo continuó hacia la Facultad de Medicina de Valladolid, alojado en un colegio mayor. «Valladolid era una ciudad muy conservadora, pero el director del colegio mayor, que pertenecía al Cuerpo Jurídico del Ejército, nos daba total libertad. Organizaba una gran actividad cultural y se le podía considerar en la oposición moderada al Régimen. Se me fueron despertando inquietudes sociales». Esas inquietudes trazaron un recorrido que terminaría llevándolo de Acción Católica al Partido Comunista. «Continuaba siendo de Acción Católica, un poco a mi modo, porque leía los libros que estaban prohibidos por el Índice y acudía a películas no recomendadas. En cuarto de Medicina, abandoné cualquier creencia y hasta hoy». El siguiente paso lo dio en Madrid, especializándose en otorrinolaringología en el Hospital de La Paz. «Tenía un primo, cuya madre era propietaria de una librería. Traían libros de Ruedo Ibérico. Yo viajaba a Francia. E incluso a los países del Este. En 1974, me hice simpatizante del PCE».
Llegó el momento de regresar a Asturias. Y el destino profesional le condujo al Hospital Covadonga. «Me incorporé en 1975. Había aluviones de gente y las condiciones materiales eran horrorosas. Pero yo venía con muchas ganas. Y fuimos mejorando, con la compra de material mínimo. Estuve un año de director y conseguimos que se adecuaran las consultas externas».
A mitad de la década de los 80, siendo ya jefe del servicio de Otorrinolaringología en el Hospital Universitario Central de Asturias, quiso ampliar conocimientos al otro lado del Atlántico, en la Universidad de California (UCLA), y en la Universidad de Pittsburgh (Pensilvania). Iba a perfeccionarse en cirugía oncológica y de la base del cráneo. «Fue abrir los ojos a otro mundo. Desde las inversiones que dedican a la investigación, que dan vértigo, a las ideas organizativas. Aspiré a hacer aquí algo parecido». No obstante, en materia de investigación sus opiniones continúan siendo muy negativas en lo que nos concierne. "España sufre un retraso tremendo en el campo de la investigación. No existe interés por parte de la administración ni de la propia sociedad».
El principal peligro que Carlos Suárez advierte para el mantenimiento del actual sistema sanitario público, provendría de las multinacionales farmacéuticas. «Con muy pocos ensayos clínicos, pueden poner en el mercado productos como el que han lanzado para mejorar levemente la atrofia medular espinal, que elevan el precio por año en cada paciente a ochocientos mil euros. Eso puede hundir el sistema. Son negocios escandalosos». No obstante, siendo un firme defensor de la sanidad pública, también observaba los riesgos que proceden de los propios cuerpos sanitarios: «La sanidad pública está demasiado sindicalizada, cada cual en defensa de sus intereses gremiales. Y no se premia el mérito, sino que se trata de igualar a todos, aunque no todos trabajen igual. Ese es un modelo anacrónico en el siglo XXI».
Trasladándonos a cuestiones fronterizas, en las que la Medicina se encuentra con la deontología, Carlos Suárez expuso sus criterios en torno a asuntos que ocupan lugar en el debate público, el aborto y la eutanasia. «En cuanto al aborto, estoy a favor de leyes reguladoras claras, que impidan interpretaciones interesadas. Si no existiera el aborto legal, se practicaría de forma mucho más onerosa y con peligros para la salud. Y en lo que se refiere a la eutanasia, defiendo el derecho a acogerse a ella. Personalmente, no quisiera verme durante diez años sufriendo la enfermedad de Alzheimer y sin ninguna expresión. Sin embargo, respeto y admiro a personas como Tony Judt, el autor de 'Postguerra' o 'Algo va mal', que tras sufrir una esclerosis lateral amiotrófica (ELA), siguió escribiendo ayudándose de un ordenador hasta el final de sus días».
La ya permanente preocupación social por el cáncer, adquirió en el curso de la conversación diversos enfoques. En principio, el referido a las relaciones entre la alimentación y el cáncer. «Los factores externos son trascendentales en el cáncer. Y hay recomendaciones muy sencillas, ya sea la de no fumar, la de no beber en exceso o no exponerse demasiado al sol. La alimentación es un factor que interviene en tumores del tracto intestinal o en el de colon. Pero lo que no se puede es curar un cáncer con alimentación. Eso es sensacionalismo y el bálsamo de Fierabrás». De semejante parecer era su criterio respecto de la homeopatía.
El pronóstico de futuro es que «la curación científica del cáncer todavía está lejana, aunque se ha avanzado en los tratamientos. Hay medicamentos nuevos que han probado su eficacia ante las alteraciones genéticas de los tumores, pero el cáncer llega a burlarlos. Y hemos de pensar que el cáncer son más de doscientas enfermedades». Le corroboraban sus colegas José Luis Llorente, jefe del Servicio de Otorrinolaringología del HUCA; Juan Pablo Rodrigo, director del Departamento de Cirugía de la Universidad de Oviedoy adjunto del Servicio de Otorrinolaringología del HUCA, y Fernando López, adjunto en el mismo y profesor de la Universidad de Oviedo. Añadía Juan Pablo Rodrigo que «el envejecimiento, que provoca división celular y errores de los genes, contribuye de manera evidente al cáncer». Y aunque todos ellos admitieron que un tercio de los tumores obedece al azar, la previsión de Llorente, bienhumorada, fue la de que «en las cosas del azar, cuanto más juegas, más oportunidades tienes de que te toque». Vaya, que conviene guiarse por las recomendaciones saludables.

sábado, 20 de mayo de 2017

Mar de sangre

"... el puro mal, el mal sin rostro,
que hunde la vida en un siniestro infierno."
A. Duque Amusco



A don Ángel García.

Sobrecogen los miles de ahogados del Mediterráneo. Gentes de todas partes. Quizá alguno pudiera ser de los hindúes o pakistaníes que conocí en los centros de retención de Ceuta y Melilla. Se hacían pasar por ciudadanos indios, creo, pues les constaba no había convenio de devolución y en cuanto les soltaran volverían a intentar el paso al viejo continente, incluso a nado. Mar de sangre, escribió, creo también, Manolo Vicent que sin duda puso "el Mediterráneo vomita a la gente que naufraga por la injusticia".

Cuando yo regresaba entonces a la península en microbús que debía subir a un transbordador del Estrecho, uno de mis colegas de inspección europea se chivó que en los bajos del vehículo llevábamos un par de refugiados. No sé cómo X pudo darse cuenta pero sí sentí su gélida sonrisa al reprocharle que yo no los habría denunciado.

Ahora mismo son miles. Nuestra calidad de vida procede al doble enterramiento del olvido. 

Me sorprendió, incluso gratamente, cómo en la colina de Arlington cerca de Washington hay cientos de lápidas blancas en la inmensa ondulación del terreno. La de Kennedy tenía llama al viento y guardiamarinas rígidos, pero todas las demás bien legible nombre, apellido y alguna fecha y lugar. Cuando fui Alcalde recibí varias veces a la Comisión de familiares de la Fosa Común con motivo del monumento encargado a Fernando Alba. Dos personalidades, hoy tristemente desaparecidas, me impresionaron con impecables razonamientos: Cavite, langreano que así llamaban por una batalla filipina y Félix Espejo, al que va dedicada la última novela de Alberto Polledo. Espejo y Cavite exigían reivindicación razonable, ¡que los nombres de los asesinados estuvieran esculpidos!

García Lorca escribió en Nueva York versos cuyas claves dieron diversas interpretaciones: "el mar recordó ¡de pronto! / los nombres de todos sus ahogados".

Los muertos del Mediterráneo no serán jamás nominados sino, aún peor, se sucederán interminablemente mientras el egoísmo se debate contra cualquier ayuda, salvamento marítimo, integración o mínima apertura fronteriza. ¡Nominación ninguna!
  
Ha mucho que Cuco Cerecedo me presentó a la viuda de Frantz Fanon en el corazón de África. Los escritos de aquel siquiatra de multitudes y de la ancha negritud me conmovieron tanto como me siguen doliendo estas desapariciones diarias del Mare nostrum pero, al parecer, no tan nuestras sus víctimas, innominadas o no en alguna aldea lejana y empobrecida por la hambruna de lo que antaño llamábamos Tercer Mundo. Entonces se mentaba a Guevara, Lumumba, Gandhi, Ho Chi Minh, Teresa de Calcuta...ahora no hay ni personalidades carismáticas de esas lejanías.

En otra sabatina aludí a la búsqueda de calcetines secos para unos críos. Calcetines...vivo tanto en la literatura que calcetín me lleva con Octavio Paz a una
inmensa palabra sonoro/poética; el verso de Duque Amusco, no menos profundo, se completa con la sorprendente premonición lorquiana.

jueves, 18 de mayo de 2017

Carta a Directora lne

lectores
De gran interés las menciones a contenidos de la Hispanic Society, justo premio Princesa de Asturias, que firman F.Torre y Torres Camacho. A mayor abundamiento señalo que ya en La Nueva España de 1989 y en mi libro Oviedo al fondo aludíaal viaje, agosto 1892, de Archer Milton Huntington y a los datos investigados por J.L. Fanjul San Miguel.
Además de los datos del valioso artículo de hogaño aludí al poema del hispanista,"Winds of Oviedo" y a un dibujo a plumilla de La Cruz de los Ángeles.
Saludos 

miércoles, 17 de mayo de 2017

Artïculo de Ariza en El Pais

 Los candidatos a la Secretaría General del PSOE manifestaron semanas atrás que en la campaña de las primarias se debía respetar el principio de que todos eran compañeros y que ello exigía huir de descalificaciones personales y ceñirse a un debate de ideas. Era esta una proclama destinada al incumplimiento desde el momento en que las posiciones básicas de unos y de otros establecían una diferenciación radical respecto de lo que estaba en juego. Efectivamente, al partir uno de ellos de que se trataba de elegir entre el partido autónomo y de izquierdas que él defendía, o el de la Gestora y sus afines, subordinado a la derecha, la descalificación y su réplica estaban servidas. Porque tal planteamiento no sólo ofende a los demás candidatos sino a la gran masa de afiliados que desde posiciones de izquierda consideran que la Gestora está legitimada por el más alto órgano de dirección entre Congresos y que su gestión está demostrándose correcta y beneficiosa para los ciudadanos.
El origen del problema hay que buscarlo en la torpeza del “no es no”, pese a la imposibilidad de articular una alternativa de gobierno desde la izquierda y cuando una tercera convocatoria de elecciones auguraba una mayoría más amplia, si no absoluta, para la suma de diputados del Partido Popular y Ciudadanos. Lo lamentable es que se haya utilizado este lema hasta convertirlo en el banderín de enganche de una de las posiciones en liza, lo que ha contribuido a su radicalización y a abrir una sima entre unos y otros sectores del partido. El cambio al “sí es sí” no modifica nada. En los términos en los que se han situado las cosas la confrontación abierta resultaba inevitable. La impresión es que lo que realmente se dirime es si el PSOE mantendrá sus señas de identidad o entrará en una variante más o menos acentuada de populismo.
No se necesita mucha perspicacia para ver el paralelismo entre el aprovechamiento que los promotores de Podemos hicieron de la indignación popular por la conducta y la gestión de la crisis de los dos grandes partidos y el que en las primarias del PSOE haya quien ha buscado capitalizar la frustración de los afiliados por la reiteración de fracasos electorales, crisis de sus órganos de dirección y el espectáculo del relevo en la Secretaría General. Lo anormal es que quien lo lideraba a lo largo de los últimos fracasos y a quien le cabe la correspondiente cuota de responsabilidad en la división interna se postule ahora para remediarlo.
El intento de colocar a las bases frente a sus dirigentes es un remedo del “pueblo contra la casta”, aireado a fondo tiempo atrás por Podemos
Ese mismo paralelismo nos muestra que el intento de colocar a las bases frente a sus dirigentes es un remedo del “pueblo contra la casta”, aireado a fondo tiempo atrás por Podemos (el que ahora se cambie casta por “trama” mantiene idéntica finalidad despectiva). Si a ello se le añade el propósito de que sean los afiliados quienes mediante referéndums, consultas directas y voz determinante en las tareas del partido tengan la última palabra, quedan descalificadas las estructuras de cuadros y dirigentes intermedios, fomentándose de hecho el descrédito de la democracia representativa en favor de la directa y asamblearia. Los riesgos de manipulación de toda democracia plebiscitaria están a la vista. Una cosa es vigorizar la democracia interna y la participación de los afiliados y otra muy distinta es demandar, aparentemente, el empoderamiento de éstos para, en el fondo, conseguir un mayor empoderamiento del líder.
En suma, estamos ante el dilema no sólo de quién va a dirigir el PSOE sino de que se desnaturalice en favor de una imitación de Podemos. Y ya se sabe que este tipo de imitaciones siempre favorecen el original y no a la copia.
Sólo desde la conciencia de la seria encrucijada en que se encuentra el partido se explica que los dirigentes más emblemáticos de su historia próxima se hayan volcado en el acto de presentación de Susana Diaz, pese a las conocidas diferencias existentes entre ellos. Es como si hubieran tratado de dejar patente su coincidencia en que con esta candidata la naturaleza del PSOE estaría salvaguardada. Personalmente es de justicia añadir que también lo estaría con Patxi López.
Sea como fuere, y confiando que se abra paso el buen sentido, lo que le aguarda a la dirección que surja del Congreso de junio será tratar de restañar heridas y enfrentar, críticamente, una trayectoria que en los últimos ocho años le ha hecho perder al PSOE la mitad de su electorado. Porque está fuera de dudas que se han cometido errores de bulto. Pero una cosa es corregir errores y otra muy distinta convertir en irreconocible un partido con más de cien años de historia.
Julián Ariza Rico, militante del PSOE, fue miembro de su comité federal


Enmienda de adición al 39 Congreso del PSOE sobre el Sáhara Occidental

Asunto: Enmienda de adición 
Han pasado cuarenta y dos años de la vergonzosa entrega del Sáhara Occidental al Reino de Marruecos sin que se haya resuelto ni la autodeterminación del pueblo saharaui ni los problemas derivados de la descolonización; antes al contrario el ocupante marroquí está evitando flagrantemente el desarrollo de los derechos humanos más elementales. Conscientes de ese triste balance, del que España no puede eludir su responsabilidad, los socialistas españoles seguiremos luchando en todos los foros por la descolonización efectiva de la antigua colonia española del Sáhara Occidental.

Justificación: Por pura evidencia pero a mayor abundamiento manifestar que he sido observador en alguno de los juicios militares de Rabat contra la juventud saharaui donde he constatado una vez más como se pisotean los derechos humanos por parte de la ilegítima potencia ocupante.

martes, 16 de mayo de 2017

Presentación del libro de Álvaro Marañon sobre la Madre Maravillas,su tía abuela, santificada x Juan Pablo II

16/05/2017
Álvaro Marañón Bertrán de Lis, sobrino nieto de la Madre Maravillas, presenta en Oviedo su libro La Madre Maravillas. Del palacio al convento, donde profundiza en el estudio de esta mujer que lo tuvo todo para vivir entre sedas y lo dejó todo por su entrega a los demás, el próximo martes 16 de mayo, a las 20.00 horas, en la sede del Club Prensa Asturiana (Calvo Sotelo, 7), 
en un acto en el que también intervendrán Antonio Masip, abogado y exAlcalde de Oviedo, Ramón Rodríguez, director de la Biblioteca de la Universidad de Oviedo y del Real Instituto de Estudios Asturianos RIDEA, y el historiador y académico Manuel Rodríguez de Maribona.

http://www.esferalibros.com/uploads/imagenes/eventos/principal/201705/principal-invitacion-oviedo_1-es_med.jpg

viernes, 12 de mayo de 2017

MODESTINA


Era langreana de olvidada oriundez, que vino a la portería de sus padres, en el borde alto de la ciudad. Allí adquirió fama, casi casual, diestra en el manejo de medidas, aguja y dedal. El jaretón casero, preindustrial, preliterario en Carmen Gómez Ojea...

Los vestidos que las niñas burguesas lucían en las toldos de las playas costeras fueron su primer éxito. En Vetusta había quien gastaba visitas esplendorosas del donostiarra Cristóbal Balenciaga, al que Modestina prestaba atención. Probablemente sea apócrifa la anécdota del banquero Policarpo Herrero, el don Anacrasis ayalino, que, tentado a emular el encargo de su hijo de unos caros tejidos londinenses, habría respondido al sastre Juan Montes:"Ignacio tiene padre rico pero yo no". 

Cuando empezó a irle curioso dejó la portería y las pruebas a domicilio por la Encimada y más luego el Campillín...hasta Cabo Noval, donde aventuró sedas, entonces prohibitivas, y abrigos al límite lineal permitido.

Modesta admitió Modestina, de pegadiza sonoridad, y pronto de buen taller, que de rebote evitaba confusión con Casa Modesta, en la calle Jovellanos, la Traslacerca clariniana, inmortalizado en una tinta de Jaime Herrero. La Casa de Comidas se especializaba en guisos cárnicos británicos; el corte de Modestina también extranjerizante pero continental. Tal los costureros parisinos (Dior, Chanel, Lanvin...) trabajaba piezas únicas.

Modestina, con mercado local vacilante y fronteras cerradas, tuvo magnífica acogida en ambientes madrileños, incluido El Pardo. Su peculiar cash flow eran los cobros coincidiendo con sus viajes profesionales. 

El matrimonio, en los usos biempensantes, poco propicios al trabajo femenino, forzó primer retiro. Su vuelta a la ropa, tras fijarse en Europa, de nuevo abierta, generó otros ecos e, incluso, una boutique, nombre intraducible al castellano literal, en la que algunos/as le habían adelantado.

Entró en el siglo con andadura queda en apenas el espacio novelado de Pepe Avello y J.M.Jove, en torno a la hoy peatonal Principado y el toque de elegancia en su menuda figura...

Doblemente Modesta/Modestina...

jueves, 11 de mayo de 2017

Con los 55 de Trubia como todos los 10 de cada mes

Los despedidos recibieron ayer el apoyo de políticos. Enrique López diputado, de Podemos en la Junta General; Ana Taboada, primera teniente de alcalde; Fernando Villacampa, concejal delegado de Deportes; Cristina Pontón, portavoz de Izquierda Unida, y Antonio Masip, exalcalde de Oviedoacompañaron a los despedidos a las puertas de la fábrica. Según señaló la edil de IU, a lo largo de estos cuatro años se han vivido situaciones «agónicas», ya que algunos trabajadores «han modificado sus principios» para volver a la empresa, una situación que «desangrante»
Por su parte, Taboada y López destacaron que el ERE se hizo, en su opinión, con «unas cuentas que no son ciertas», aunque esta situación no impidió que 55 personas se quedasen en la calle «de forma injusta»."

sábado, 6 de mayo de 2017

Carlos Yarnoz sobre el desatino de Mélenchon



A los presos políticos en campos de concentración nazis se les colocó en la ropa un triángulo rojo. Los distinguían así de los judíos (amarillo), gitanos (negro), homosexuales (rosa) o apátridas (azul). El triángulo rojo se ha convertido ahora en el símbolo de resistencia a la extrema derecha. Lo ha popularizado el radical Jean-Luc Mélenchon, que explica a los periodistas que lo exhibe en la solapa desde que hace años se lo regaló un comunista belga. Ha llegado el momento de exigirle que se lo quite.
Por respeto a aquellos presos masacrados —muchos, por cierto, republicanos españoles—, el dirigente francés debe despojarse de inmediato de ese noble signo. “Por decencia”, como le ha reclamado en Liberation el escritor Didier Daeninckx.
Ha llegado la jornada de reflexión y al insumiso Mélenchon se le ha pasado la hora para combatir a la ultraderechista Le Pen del único modo responsable: pidiendo la papeleta para el centrista Emmanuel Macron. Decenas de miles de votos y abstenciones izquierdistas beneficiarán a la neofascista. El diario L´Humanité, que fue órgano oficial de los comunistas, le ha insistido en que la prioridad es derrotar a Le Pen con el mayor margen, es decir, “con la papeleta Macron”.
Lo peor del caso es que la cúpula ultraderechista ha destapado como nunca estos días su ADN fascistoide y filonazi. Así, Le Pen ha dicho que “Francia no fue responsable de la deportación de judíos a campos de concentración”. Pues bien, solo el 16 de julio de 1942 fueron enviados desde París a centros de la muerte 13.000 judíos, entre ellos más de 3.000 niños. Los agolparon en el Velódromo de Invierno, junto a la torre Eiffel, en una operación realizada por 4.500 policías y gendarmes. Hasta los libros de bachiller en Francia explican que brutalidades como esa se hicieron “sin presión alemana”.
El pasado 24, cuando Mélenchon dijo por vez primera que no daría consigna de voto entre Macron y Le Pen, esta colocó al frente de su partido a Jean-François Jalkh. Resultó ser un negacionista. Pone en duda las cámaras de gas con el estúpido argumento de que se tarda días en descontaminar un local donde se haya usado el gas Zykon B de los nazis.
Cualquiera de esas dos gravísimas alertas era suficiente para que Mélenchon rectificara. Pero no. Ni siquiera cambió de opinión cuando la líder neofascista le agradeció su gesto “responsable”.
Mélenchon aduce que Macron “es el candidato del sistema”. Lo dice él que, a sus 65 años, es el que más tiempo lleva viviendo del sistema: 34 años de concejal, consejero regional, senador, ministro, eurodiputado… El periodista Idafe Martín Pérez ha publicado este tuit:
- ¿Qué hacías tú cuando llegaron los fascistas?
- Es que el otro quería una reforma laboral.
Y Melénchon añadiría: “Es que maniobraba para las elecciones legislativas de junio”. Muy listo, pero muy indecente.
Puedes seguir EL PAÍS Opinión en FacebookTwitter o suscribirte aquí a la Newsletter.