viernes, 31 de julio de 2015

ROMEVA se molesta

En la tele matutina,que diría La Trinca, escucho una significativa discrepancia entre Raul Romeva,cabeza de la "unitaria lista independentista catalana",y el Gobierno de Artur Mas,al negar aquel que,caso de ganar, sea segura la reelección del inquilino de la Generalitat.

Conozco a Raúl, o Raül como corresponde a la grafía de un personaje de El Impostor,el gran relato de Javier Cercas.No me ha extrañado tanto que cuestione a Mas, ("no se despeinó contra la Dictadura en la Universidad"),como que se preste, progre él, a apoyarlo con nombre y práctica política.

En lo personal Raúl es buen chico,que tuvo la deferencia de venir a mi despacho bruselense para conocer a Sánchez Ramos, peregrino contra el parking que el Ayuntamiento pretendía matando árboles franciscos. Tampoco olvido,y a contrario sensu,su decidida voluntad de que se cerrasen,antes de 2014,las minas asturleonesas.

No es la primera vez que Romeva me sorprende.Ya resalté en esta columna sabatina,años ha, el abrupto debate que mantuvimos en Estrasburgo,cuando Raúl se despachó contra Rodriguez Zapatero por su supuesta tibieza (!) en defensa de la igualdad de sexos y los homosexuales;actitud, sin embargo,innovadora del entonces Presidente español que sigue mereciendo universal reconocimiento.De aquella manifesté,con las limitaciones del léxico parlamentario multilingüe,que era un eurodiputado "que meaba fuera de tiesto".de lo que dieron cuenta actas y medios,en especial La Nueva España.

Menudo papelón al que se presta:izquierdista sostenedor del latrocinio pujolista;"no son autonómicas"pero pretenden gobernar una comunidad,con candidato en el cuarto puesto,que no se sabe si se gana por votos o escaños...¡plebiscito autodestructivo errático en tiempo de exigente claridad!...
Quim Monzó,escritor catalán,siempre desenfadado, recordaba que el Alcalde Joan Clos recomendaba a sus vecinos salir "ben pixats i ben cagats".Pues eso...


domingo, 26 de julio de 2015

Luciano de Pirulí

Luciano de Pirulí.

Joaquin Calvo Sotelo,el académico autor de La Muralla, gustaba pasear por la Ría del Eo,como la llamaba evitando el localismo acaparador de Ría de Ribadeo,a la búsqueda de decires populares.En la breve correspondencia que sostuvimos se refiere a un cometa que se le habría destartalado a un chaval y que mereció la conmiseración de una vieja lugareña:"¡esparirollouse O Papaventos!".Como quiera que desde Figueras hay tardes que logro oír frases,perfectamente pronunciadas, en Porcillán,el Puerto ribadense,lo mismo que Don Joaquín,y antes que Cunqueiro y Gamallo,me presta escuchar a los ribereños genuinos.

Julián, uno de mis mejores amigos y confidentes,me cuenta hazañas de un tal Luciano de Pirulí, hijo de un carabinero republicano sordo,que ansiaba montar en bicicleta.Por fin,el trabajo en el mar permitió a Luciano ahorrar para una Orbea de paseo y liberarse del alquiler,que al monstruoso precio de una peseta le ponía Alejandro, propietario de un taller.

Feliz con su flamante bici, Luciano fue a saludar la presencia de la Vuelta a España, que,sin el Puente de los Santos,bordeaba la Ría.Uno de los ídolos entonces era Delio Rodriguez,que también aparece en "Viaje a la Alcarria" de Cela.Pudo haber sido la edición de 1947.Luciano siguió detrás de la serpiente multicolor por Villadevelle y el paso de Vegadeo, y ya en Galicia,sin los controles de hogaño,con su manillar convencional y sin cambios de piñón ni de catalina adelantó al pelotónLuciano de Pirulí.

Joaquin Calvo Sotelo,el académico autor de La Muralla, gustaba pasear por la Ría del Eo,como la llamaba evitando el localismo acaparador de Ría de Ribadeo,a la búsqueda de decires populares.En la breve correspondencia que sostuvimos se refiere a un cometa que se le habría destartalado a un chaval y que mereció la conmiseración de una vieja lugareña:"¡esparirollouse O Papaventos!".Como quiera que desde Figueras hay tardes que logro oír frases,perfectamente pronunciadas, en Porcillán,el Puerto ribadense,lo mismo que Don Joaquín,y antes que Cunqueiro y Gamallo,me presta escuchar a los ribereños genuinos.

Julián, uno de mis mejores amigos y confidentes,me cuenta hazañas de un tal Luciano de Pirulí, hijo de un carabinero republicano sordo,que ansiaba montar en bicicleta.Por fin,el trabajo en el mar permitió a Luciano ahorrar para una Orbea de paseo y liberarse del alquiler,que al monstruoso precio de una peseta le ponía Alejandro, propietario de un taller.

Feliz con su flamante bici, Luciano fue a saludar la presencia de la Vuelta a España, que,sin el Puente de los Santos,bordeaba la Ría.Uno de los ídolos entonces era Delio Rodriguez,que también aparece en "Viaje a la Alcarria" de Cela.Luciano siguió detrás de la serpiente multicolor por Villadevelle y el paso de Vegadeo. Ya en Galicia,con su manillar convencional y sin los controles de hogaño ni cambios de piñón ni de catalina adelantó al pelotón en la cuesta llamada de la Villavieja para llegar el primero al Campo de Ribadeo en que se instalaba la meta.

Al franquearla ante la sorpresa de los ribadenses y de la caravana que acompañaba a los ciclistas, el médico oficial reclamó auscultarle.Dio cuarenta y dos pulsaciones, lo que no estaba nada mal, aunque todos sabían que en el Tour y el Giro había un ser sobrehumano llamado Fausto Coppi que alcanzaba insólitamente el récord de treinta y una. 

Recuerdo en la calle de Uría,en Oviedo,una etapa en línea que ganaría Angelo Conterno, que luego sería también vencedor de la Vuelta.Era 1956.En el pelotón entró un jovencísimo José Segú con bicicleta de señora, cuadro convencional de paseo y redecilla de color blanco,amarillo y rosa sobre el antibarro de la rueda trasera. Segú se había caído en la calle Fray Ceferino,antes de doblar Uría,y se tomó prestada la máquina de una espectadora que le devolvería en meta.

sábado, 25 de julio de 2015

Las cabras o paren de noche

LAS CABRAS NO PAREN DE NOCHE

"El cansancio como una segunda piel",Jesús Carrasco,INTEMPERIE.

Mi admirado Eduardo Lastra,Lalo,que ha dejado la Alcaldía de Taramundi,al que puso en el mapa un mucho más,declaró a este periódico hace tiempo que "las cabras no paren de noche".El aforismo, compartido con Nélida,su mujer,era un aliciente para fijar población por confortabilidad laboral y familiar de futuros jóvenes ganaderos.El titular me impresionó y lo he repetido muchas veces,incluido mi prolongado periplo europeo.Sin embargo, nadie,salvo César Villabrille,actual regidor taramundés,me lo ha confirmado.Entre los escépticos, al que lo planteé en LibrOviedo, Pedro Cebrián Palacios, antiguo cabrero, esplendoroso autor de "La soledad de las cabras".

La inclemencia de esa Naturaleza me ha conmovido en "Intemperie",de Jesús Carrasco,que un crítico ha visto como "el nuevo Delibes".Lectura que me recomendó, en jornada sustancial de "Cauce", Ana González,la culta consejera.

Estamos,en cualquier caso,ante una nueva ruralidad en momentos tormentosos para el sector.Un técnico me reduce,no obstante,a mera "leyenda urbana,la esperanza voluntarista", de que el crecimiento económico del campo fuera acicate contra el lacerante desempleo. De los emergentes, o BRICS (Brasil,Rusia,India,China y South Africa), se saben bien las penurias de poblaciones campesinas accediendo a urbes.

En la perla de Asturias Occidental, el Aurelio Menendez,un experimentado maestro, contemplando la emoción de los graduados, que estaban yéndose entre lágrimas a la busca de Instituto,me dijo:"Todo es magnífico, pero en algún caso la búsqueda de enseñanza hace que toda la familia migre siguiendo al bachiller".

En esta tierra hemos tenido excelentes pensadores agraristas cuyos discursos, de muy varios niveles,no siempre han calado como debieran (Jesús Arango,Menéndez de Luarca,Fano,Santiago Alonso,Jaime Izquierdo,MJ Álvarez,Valdés,Alba,Tomi Arce,Servanda García...).De momento me quedo con lo que sugiere la jubilación municipal de Lalo,mientras las cabras suelten o no su prole en la noche.

jueves, 23 de julio de 2015

De nuevos los 55 de Trubia en plena actualidad

Siempre estuve,y estaré,con los 55 de Trubia.Me contaron su caso cuando era diputado y sigo con ellos, abandonadas mis tareas en el foro europeo.

Cada día que pasa sin su readmisión,¡y bien que hay motivos!,me parece de una injusticia lacerante y cruel que duele en la carne de Asturias.Soy un veterano de la política democrática y del derecho social, pocas veces,sin embargo,he podido constatar una afrenta tan descarada a la seriedad.Los despidos comenzaron porque supuestamente sobraba personal a General Dynamics,la empleadora, por lo que se entiende menos que,ahora, para el reto de la actual sobrecarga y la necesidad de cumplir plazos de contratación se busquen nuevos trabajadores y se quiera marginar,por no decir pisotear,los derechos de los regulados.

Aquí hay lo que los paisanos suelen llamar "pisadas de raposu".No me cabe duda alguna acerca de los derechos morales y laborales de esas 55 familias afectadas que llevan con tanta dignidad una lucha que los asturianos debemos ganar de una vez.

sábado, 18 de julio de 2015

Art en El País de José Andrés Torres Mora y Maxino R.Cano


A comienzos de los años setenta se estrenó una obra de teatro escrita por el poeta y dramaturgo británico Adrian Mitchell titulada Man Friday, que unos años más tarde fue llevada al cine con Peter O' Toole y Richard Roundtree como protagonistas, y que en nuestro país se estrenó con el título Yo, Viernes. La obra cuenta la historia del encuentro entre Robinson Crusoe y Viernes, pero, en este caso, a diferencia de lo que ocurre en la obra de Daniel Defoe, el encuentro se narra desde la perspectiva de Viernes. Un Viernes que para nada se siente “descubierto” por Robinson, sino más bien asombrado por la soberbia ceguera de su compañero de isla.
Muchos socialistas, aunque no sólo los socialistas, asistimos asombrados a los “descubrimientos” que en el último año vienen realizando los líderes de Podemos. Pablo Echenique publicó un artículo en EL PAÍS (14-07-15) titulado Ahora, la gente común, en el que decía: “Desde hace más de un año, soy un activista a tiempo completo. Es decir, dedico mis días a buscar y ejecutar iniciativas que espero que conduzcan a que todos vivamos un poco mejor”. Efectivamente, el señor Echenique ha sido eurodiputado y es ahora parlamentario autonómico, y eso que él llama eufemísticamente “activista a tiempo completo”, es lo que la gente común ha llamado toda la vida un político. Tan descaradamente político, por cierto, que trata de ocultarlo en un intento que resultaría patético si no fuera tan tierno.
“Activista a tiempo completo” es lo que la gente común ha llamado toda la vida un político
En cuanto a lo de “buscar y ejecutar iniciativas que conduzcan a que todos vivamos un poco mejor” es lo que toda la vida de dios se ha llamado hacer política. El propioEchenique toma prestada la definición de un veterano alcalde socialista: hacer política es “trabajar por los demás”. No queremos pensar en el pasmo que sufrirán los dirigentes de Podemos cuando “descubran” que los hospitales en los que ellos mismos nacieron, los centros educativos en los que estudiaron, o las infraestructuras por las que viajan, no surgieron por generación espontánea, sino que son el fruto del trabajo de unos “activistas a tiempo completo” que ellos, los dirigentes de Podemos, han decidido bautizar graciosamente como “la casta”. Se ve que, a juicio de nuestro Robinson, él trabaja por amor a la gente y Viernes por amor al cargo.
Como Viernes, los socialistas estamos muy sorprendidos de que los dirigentes de Podemos hayan “descubierto” lo importante que es el Estado del Bienestar. Casi no nos atrevemos a decirles que este Estado de bienestar es el mismo que ellos, y todos aquellos que pertenecen a su tradición política, siempre despreciaron como el plato de lentejas por el que los socialistas vendimos nuestro derecho al paraíso. Ahora el reproche es que no defendemos bien los servicios públicos y las pensiones. Y de asaltar los cielos han pasado a publicitarse como los auténticos defensores del plato de lentejas.
En un reciente artículo, también publicado en EL PAÍS (28-06-15), el señor Iglesias Turrión explicaba la radical transformación que ha sufrido su programa a lo largo de menos de un año diciendo: “Cuando insistimos en hablar de desahucios, corrupción y desigualdad y nos resistimos a entrar en el debate Monarquía-República, por ejemplo, no significa que nos hayamos moderado o que abandonemos principios, sino que asumimos que el tablero político no lo definimos nosotros”.
La cosa es que el señor Iglesias Turrión no ha llegado a una isla del Pacífico en un barco de vela desde una lejana Inglaterra, sino que nació aquí y ha vivido aquí, en la España integrada en la UE, la mayor parte de su vida. En 2015 el señor Iglesias “ha descubierto” las razones de los socialistas en 1978.
También el señor Echenique “ha descubierto”, como el señor Iglesias, que su agenda de activista indignado no es exactamente la misma que tienen los excluidos a los que ahora aspiran a representar: “Esto no va de nosotros. Esto va de esa inmensa mayoría de la gente que nunca baja a las asambleas, que no hace campañas, que no milita y no firma manifiestos. Esto va de los excluidos”.
Los líderes de Podemos acaban de descubrir que la política se ocupa de una fastidiada materia que es el poder
Así que los socialistas, además de sentirnos felizmente “descubiertos”, nos sentimos algo perplejos ante el “descubrimiento” más sorprendente que acaban de realizar los líderes de Podemos: que la política se ocupa de una fastidiada materia que es el poder. Y sorprende, ya de entrada, porque su partido se llama precisamente Podemos. Cuando el señor Echenique dice: “Desde mi viejo lugar de científico teórico y persona de calle, sin embargo, y aunque resulte duro escribirlo, no entiendo por qué toda esta gente tan lista y tan trabajadora dedica semejante cantidad de tiempo y esfuerzo a los culebrones internos cuando hay tantísimas cosas que hace fuera de los partidos”. Ya ven, Jekyll, doctor en Física y ciudadano ejemplar, desconoce lo que hace el “activista a tiempo completo”, diputado autonómico y consumado apparatchik, Mister Hyde.
El señor Echenique ha descubierto que sus correligionarios “se plantean debates interesantes para cualquiera que esté metido en el ajo… para cualquiera que esté metido en el ajo repito”, mientras que “el paro, la corrupción, la pobreza energética, la financiación de la I+D o la reforma fiscal se tocaban tangencialmente o con la punta de los dedos… o ni eso”. Viernes conoce un chiste que viene a decir: “No acabamos de conseguir el poder en la organización y ya están los compañeros fastidiando con la metodología”.
Como dice Echenique: “Esto va de los que no entienden la diferencia entre listas abiertas y sistema Dowdall, pero saben perfectamente lo que cuesta llegar a fin de mes”. Él y el señor Iglesias sí que saben lo que es el sistema Dowdall, pero se han hecho bastante mayorcitos antes de enterarse de que, mayormente, esto va de otra cosa. De lo mismo que iba en 1978.
En fin, que los dirigentes de Podemos, que siempre estuvieron aquí, nos han descubierto y nos han dicho: “Yo soy Activista a Tiempo Completo y tú eres Político”, en el mejor de los casos.
José Andrés Torres Mora es diputado socialista por Málaga y Máximo R. Díaz-Canoes secretario general de Presidencia de la Junta de Andalucía.

viernes, 17 de julio de 2015

Luis Yáñez en Limerick y Colloto


Mi buen amigo y confidente el pintor Orlando Pelayo que,en su exilio, había peregrinado por toda Europa y el Norte africano, me aseguró una tarde, en Salinas, que el verde asturiano carecía de parangón "salvo quizá en Irlanda, que es de lo poco que no conozco".En "Las mil y una noches" la Tierra Verde se encuentra a la "distancia de siete años".

Ahora resulta que Luis,Dondonluin como le llamo siguiendo el nombre que los vecinos de Coria daban a su padre,estuvo por la isla esmeralda y me pica la curiosidad de si un observador de su calidad, o la de Carmeli,su extraordinaria mujer,podría despejar la incógnita que Orlando me dejó abierta.El oliváceo es pasión en Dondonluin no solo  estética sino por necesidad vital, y verde es también la bandera andaluza de Blas Infante.

La pradería que ilustra "Canta Irlanda",de Javier Reverte, es verde casi americano del colonizado por irlandeses Medio Oeste, con otros dos al fondo, arboleda y montaña.Los tres son verdes amables en su colatura pero ¿cuál sería cercano al genuino de Asturias,que contaminaba los pensamientos de Orlando hace un cuarto de siglo?

Sin duda, jamás me lo va a dilucidar mi querido compañero, bético de Nervión. Su añoranza agosteña de Asturias,no obstante, le aproxima constantemente a nuestra superficie que siente suya desde que,con Felipe González,refundaba el PSOE en las cercanías de Laviana.

Dondonluin está obnubilado en su abuelez, que le hace tan sensible a Asturias como a imaginar sol sin calor inaguantable.

Carmeli y él, al caer la tarde,se iban a los pubs de Limerick, donde los tertulianos improvisan estrofas humorísticas de cinco versos, o "limericks".Nada que ver con la Sevilla del octasílabo y menos con la que veneraban los del 27 en su viaje al "puro cultismo de Don Luis"-esta vez,Don Luis...de Góngora.

Orlando Pelayo, en su genialidad aún viva,quizá haya cambiado de cielo pero el verde astur es suelo que en su sobrevuelo,¡Dondonluin es la prueba!,capta a incondicionales del ancho mundo.

En definitiva,la contraposición verdina entre Eyre y Asturias ¡no tiene color! Dondonluin me da la razón.Orlando,desde muy arriba,puede que a la lejanía de "siete años" del relato de  Scheherezade, o dieciocho más,en línea recta y cuesta arriba,creo que también.

miércoles, 15 de julio de 2015

Acerca de la Orquesta Roja en Raúl del Pozo

LA ORQUESTA ROJA DESAFINA

Hace un montón de años, tantos que me acuerdo, un avión,fletado por unos diputados nórdicos, nos recogió en Madrid a un grupo de alunados, con la intención de llegar a El Aiún para visitar la Minurso, la misión de la ONU.

Conmigo se subieron en Barajas, el inolvidable José María Laso, filósofo autodidacta,Sanchez Ramos,actual segundo teniente de alcalde de Oviedo,Raúl del Pozo y Cristina Almeida, última galardonada con el premio Purificación Tomás.Iba también un general del ejército del Aire en la reserva, que fue el primero en constatar que un avión de combate del ocupante marroquí nos obligaba a salirnos del espacio de la República Saharaui y dirigirnos a Las Palmas.Todo en medio de una situación bastante tensa en la que Cristina puso un punto de dramatismo al sangrar por las narices ante la descompresión de la cabina del accidentado vuelo.

En Gando, con un aterrizaje de emergencia,fuimos recibidos por bastantes amigos,frente a los que Raúl improvisó unas emotivas palabras sobre el desafuero de la potencia ilegítima invasora del territorio saharaui.Era la primera vez que yo le oía, y desde entonces, sigo atentamente su brillantísima escritura, ahora sustituyendo al desaparecido Paco Umbral.

En esa columna titulaba hace unos días,LA ORQUESTA ROJA DESAFINA,que me prestó por lo bien que Raúl escribe casi siempre y por recordarme la obra de Gilles Perrault que daba motivo a la peroración.Y es que siempre eché de menos que tan magnífico y apasionante libro hubiera tenido escasa repercusión en España.En su momento lo atribuí a que la traducción,hace ya más de treinta,o cuarenta,años me pareció pésima, pero quizá también a que hasta hace poco,y la gijonesa Semana Negra es una muestra positiva relativamente reciente, los temas de espías reales  tardaron en ponerse de moda.A mí,en lo personal, es una literatura que siempre me atrajo, desde que,de crío leí,en las Selecciones del Readers Digest,aquella fabulosa historia de Cicerone,o Cicerón, en la embajada nazi de Ankara.¿Puede la ficción superar a Kim Philby,uno de los cinco de Cambrigde,condecorado por Franco en Teruel y protagonista de otras infinitas hazañas, o a Richard Sorge,que contó a los soviéticos una de las claves para no retener tropas en la Siberia Oriental y ayudar a la derrota de Von Paulus en Stalingrado?

Al lado de esos espías condecorados por los acontecimientos, ¡cuántos siguen anónimos!.En Normandía, se sabe ahora de un ciego, que no despertaba sospechas y retenía la información de su lazarillo, muy niño,que permitió a las tropas del desembarco conocer al detalle el gradiente de las playas.

En fin, me alegra que la Orquesta Roja, que tanto hizo en,y por, la resistencia francesa, siga de actualidad, en una de las mejores plumas del periodismo culto, y,según cuenta Raúl,también entre los políticos emergentes.

viernes, 10 de julio de 2015

IBIAS:fín de curso en el Aurelio Menendez

Ibias: Pedras apañadas,murciélagos y Antártida.

Me parece que era Doña María Moliner quien reivindicaba,en los tardíos veinte, "mil castropoles para España".Ese aforismo,referido a la ejemplar Biblioteca Popular Circulante,vino a mi memoria,cuando Aurelio Menéndez, otra primera autoridad académica y moral, agradeciéndome la intervención en el fin de curso ibiense me dijo que en estos momentos de España la solución era mil colegios como el que lleva su nombre que,lógica y comprensiblemente,tantas satisfacciones y emociones le produce.

En efecto,mucho me prestó asistir pues tengo admiración especial por esa comunidad educativa y social, por su Ayuntamiento, con la flamante nueva Alcaldesa, por sus concejales y hasta por la farmacéutica,resistente heroica, el afable comandante de puesto de la Guardia Civil y los excelentes funcionarios de agroganadería,que suelen asistir a esos emotivos eventos.

Además de la graduación y las aportaciones oratorias y musicales del alumnado, profesores y estudiantes dieron cuenta de la peroración durante el curso sobre la Antártida,como en ediciones anteriores habían producido sobre los cinco clásicos continentes.

En un momento dado, precisamente interrumpiendo mi parlamento,mientras en pantalla aparecía la palabra Birds, pájaros en inglés, dos murciélagos cruzaron, a velocidad de vértigo el salón de actos.Jorge,un gran amigo que me acompañaba, creyó que formaban parte del guión como si de efectos especiales se tratara.Pero no,la Antártida es el único continente que carece de murciélagos; wikipedia, premio Princesa de Asturias,dixit.

Luego, en un grato café en el centro de San Antolín, mis anfitriones, cultos donde los haya, me ilustran sobre la cultura castreña y la romanización de Ibias, Grandas y demás.¡¡Mucho más importante que la estudiada de la cercana Galicia!!

Y en medio del ilustrado debate me quedo con un topónimo entrañable,Pedras Apañadas.Muy cerca Marentes, del que recibía nombre un antiguo compañero de los dominicos,cuyo paso fluvial,lo mismo que el de la servidumbre sobre el embalse de Salime,me hubiera gustado vivir y que aprecio siguen vivos en el imaginario colectivo popular.

En fin,ni Don Aurelio ni Doña María Moliner llegaron a la Real Academia,como a sus méritos  correspondería, pero sus aforismos sobre la trascendencia cultural del Occidente asturiano,sí merecen asumirse,divulgarse y obtener consecuencias.

lunes, 6 de julio de 2015

A bote pronto tras el No griego


En "La colina de las ninfas" el helenista ovetense Pedro Olalla, que llama desde hace años la imprescindible atención sobre Grecia, escribe:"Allá arriba,detrás del azul más profundo,está el éter,misterioso y sutil.Más abajo está el aire,diáfano y ágil".

Bien recuerdo el mediodía alsaciano en que,en la Eurocámara,Daniel Cohn Bendit,en un vibrante discurso, todavía localizable en la red, decía,"Desengáñense Grecia no puede pagar y no pagará".Ha pasado mucho tiempo,infinitas negociaciones,incluso tres gobiernos de distintas ideologías,pero hemos vuelto al mismo punto.

En 1989 asistí, en la parisina Porte Maillot,en representación de los Alcaldes españoles,a un encuentro internacional.El embajador de España, cuyo nombre no recuerdo,que sustituía a mi buen amigo Joan Reventós, me aseguraba,en los pasillos,que los "síntomas griegos eran preocupantes".Si nada nos coge de sorpresa,¿cómo no haber aprovechado el tiempo con mayor clarividencia?

España debería jugar un papel de acercamiento en medio de la confusión generada, sin inflexibilidades ni supuestas ortodoxias.

domingo, 5 de julio de 2015

¡¡Readmitan a las 55 de Trubia!!

Son muchos, desde un sindicato o comité a cualquier negociación institucional o meramente partidista, los que tienen la experiencia de que alguien proponga "¡parar los relojes!" a fin de facilitar el acuerdo en el tiempo preestablecido.

Tras mucho practicarlo en mi larga carrera política, por fin,me he enterado de cuándo y dónde proviene la saludable costumbre, unida al aforismo. Ha poco le oí a una secretaria de Mendes France,un político de los 50/60, que mucho me interesó siempre, que la frase y el concepto fue de su legendario Jefe,siendo primer ministro francés, en la negociación ginebrina de 1954 sobre Indochina.

Pierre Mendes France,que contra la maledicencia de cierta derecha "no era una dirección de correo" sino una gran personalidad, habría pedido "parar el reloj" empleando "horloge", una de las acepciones francesas.

Aquel Palacio de Ginebra tenía un gran reloj de pesas, que fue fácil de detener para que asistiese,mudo y parado,a los últimos flecos de un complejo acuerdo.En la infancia ovetense del poeta Antonio Gamoneda, su familia tenía uno de pared,falto sin duda de la precisión suiza, al que se le congelaban las agujas por la dureza del invierno.

En otra parte del Concejo,Trubia, la empresa armera lleva con el reloj detenido casi un par de años pisando los derechos laborales de 55 de sus trabajadores.El nuevo Alcalde y los portavoces municipales están profundizando en el último acuerdo de la Corporación saliente, exigiendo una justa solución a General Dynamics y al Ministerio de Defensa.

El reloj del acuerdo y la  paz laboral debería ponerse en marcha ya sin mayores daños que Oviedo,Trubia y los 55,nos merecemos Justicia.



Horloge

viernes, 3 de julio de 2015

Siempre contra cualquier amenaza

Amenaza de escribano sobre Alcaldesa

Me he sentido sorprendido por la foto de una munícipe, en su soledad, acusando en un juicio oral de faltas a un escriba, que diría el sabio en el Segundo Testamento.

La Señora Alcaldesa denunciaba una vejación injusta,sufrida como amenaza reiterativa.Ignoro por completo los hechos,sus causas y algo sé de que hubo sentencia condenatoria.

Ni quito ni pongo, que diría el mercenario extranjero, pero ese aparentemente pequeño sucedido me trae el triste recuerdo de la amenaza que, con palabras bastante parecidas y aún luego más agravadas, me hizo el mamporrero de un lobby de la auditoría, denominado en la jerga "Big Four".De aquella triste experiencia de insultado y amenazado me dura un sentimiento innato de solidaridad espontánea con todos los políticos que sufren semejantes situaciones, incluso, como en este caso,aunque no coincida ni mi ideología ni mi clara toma de partido.

La amenaza,pequeña,grande,o medio pensionista,no es nunca de recibo.

Comprendo a la Alcaldesa en su recurso a la justicia.Ese mismo "¡te queda poco!" también me lo dijeron a mí con vesánico odio por haber pretendido una justa causa,que algún día se impondrá:el fin de un oligopolio en asunto tan delicado como la Auditoría.

Ya no estoy en el ruedo del Parlamento pero nunca olvidaré, como tampoco, a otro nivel, al supuestamente empresario de toldos que,tras pintarrajear la ovetense Casa del Pueblo, lleva años acosando mis dominios en la red informática.

Hace unos días escuché a un oponente político que el paso por las instituciones europeas habían dulcificado mucho mi agresividad.Es posible,pero,por encima de reacciones personales,o de carácter,lo importante,es que nos respetemos y toleremos todos,evitando esta crispación a la que parece abocada la sociedad española.

JAUREGUI

Jauregui:"desde el país de nunca jamás" al sereno "seremos".

Eran los "años de plomo"que no deberíamos nunca olvidar.

Eloina y yo habíamos participado en una manifestación por el casco antiguo de San Sebastián contra el secuestro de un ingeniero. Con nosotros iban nuestros hijos con sendos lazos azules prendidos de sus veraniegas prendas.Luego,los chavales que no se habían querido desprender del símbolo exigente de Paz y Libertad, se toparon con otro grupo de supuestos familiares de presos etarras que les dirigieron miradas amenazantes,sostenidas estoicamente.Bien sabíamos que,entre aquellas gentes malencaradas, podían estar los próximos al asesinato de mi admirado Enrique Casas.Luego tuvimos ocasión de saludar al ovetense Enrique Nieto, a Gregorio Ordóñez y a Fernando Múgica,poco antes de que les acribillaran.De regreso a Oviedo,uno de mis hijos me pidió le ayudara a desplegar un cartel de Eduardo Chillida que le había regalado un tal Ramón Jáuregui,del que apenas había oído antes.Me emocioné y en la pared del joven estudiante siguió pegado hasta su emancipación.

Ramon es un lujo socialista,un emblema de la esperanza de aquellos tiempos y lo sigue siendo ahora con la democracia asentada en todo España y ya significativamente en el País Vasco.

Cuando Ramón peregrinaba por la piel de toro pregonando una nueva política, traducida ahora en el libro "El país que seremos", (Ediciones Turpial.Prólogo de Joaquín Almunia) me presentó en el Auditorio ovetense como el Alcalde sobrio que sin duda fui, pero me ruboricé pensando para mis adentros de que mis méritos de ser tales no podían compararse con quien asumió la presidencia del Ayuntamiento donostiarra en la heroica gestora de circunstancias de ¡1977!

Un tipo, cuya calma y clarividencia te une como nadie a las raíces históricas del socialismo democrático.

Todo lo que está sucediendo es muy complejo pero Ramón es de los dotados de una brújula que no fallará,incluso con el cierto desenfoque de tantos.

Mis hijos salían apenas del polisémico "país de nunca jamás" de Peter Pan,el personaje ficticio de James Matthew Barrie,mientras su padre sigue en "el país que seremos",versión realista,práctica,sugerente y pragmática de Ramon Jáuregui.

jueves, 2 de julio de 2015

Anarquista en El Valle de los Caídos/art de La Nueva España


0

Un anarquista en el Valle de los Caídos

La gijonesa Maribel Luna recurre a la ONU junto a otros familiares de republicanos para sacar del mausoleo los restos de su abuelo

02.07.2015 | 03:57
Maribel Luna, con un retrato de su abuelo, Aquilino Baragaño.
Maribel Luna, con un retrato de su abuelo, Aquilino Baragaño.
Aquilino Baragaño Montes era un minero del Pozo Fondón de Sama comprometido con sus ideas anarquistas. Fue de los primeros en alistarse en las milicias republicanas tras el fallido golpe de Estado de julio de 1936. Luchó en la columna de Higinio Carrocera, el Batallón 210. Un año después, en 1937, con 26 años, cayó herido en la cabeza en uno de los combates de la Guerra Civil registrados en la zona de Belmonte. Terminó en un hospital de campaña de Salas y no se supo más de él. Su familia pensaba que había muerto, aunque desconocía en qué circunstancias. Baragaño era uno de tantos desaparecidos de las guerras del siglo XX. 
Sin embargo, su familia, especialmente su nieta, la gijonesa Maribel Luna Baragaño, no se resignaba a ese silencio y comenzó a investigar, con la ayuda de Luis Miguel Cuervo, de la asociación "Todos los nombres". Rebuscó en archivos y, poco a poco, se fue acercando a una verdad histórica que jamás hubiese imaginado. "El mismo día que llegó al hospital militar, lo cogieron los de Franco y lo fusilaron. Lo enterraron allí, en Salas, en un prado, junto a otros republicanos. Me lo contó un paisanín que había vivido aquel horror", asegura Maribel Luna. 
Los restos de su abuelo ya no se encontraban, sin embargo, en aquel prado. En 1959, por orden del entonces ministro de Gobernación, Camilo Alonso Vega, los restos de Aquilino y otros caídos republicanos fueron exhumados y trasladados al Valle de los Caídos, en El Escorial. "Nos quedamos estupefactos, fatal. Una persona como él, anarquista convencido, que no había bautizado a su hijos, estaba enterrado bajo esa cruz, al lado de su asesino indirecto. Fue entonces cuando inicié mi lucha para sacarlo de allí", relata Maribel Luna. 
Periplo judicial
Una lucha del todo infructuosa, aunque esta mujer sigue sin perder la esperanza. Primero solicitó la exhumación de los restos en el juzgado de El Escorial. Luego en la Audiencia Provincial de Madrid. Más tarde apeló al Constitucional. "En todos los casos archivaron nuestra petición, decían que no era competencia de ellos", asegura Maribel Luna. También lo intentó con la Iglesia. "Me reuní con un sacerdote, pero el abad del Valle de los Caídos no quiere saber nada. En 1985 sacaron a unos navarros. No sé por qué ahora, en 2015, no nos dejan", sostiene. 
Maribel asegura sentirse "desatendida" por el actual Gobierno del PP, tanto como por el anterior Gobierno socialista, aunque éste, por lo menos, abrió las fosas y les permitió ver los restos. Fue así como supo que los de su abuelo están mezclados con los de otros diez exhumados en Asturias, se supone que republicanos. "Tengo los nombres de los que están con él en la caja. Es complicado dar con sus familiares. Lo que quiero es que se haga una análisis de ADN para identificar los restos de mi abuelo y cumplir el deseo de mi madre, de 82 años, que es enterrar a su padre en Candaneo (Langreo)", dice esta mujer.
Pero la lucha de Maribel Luna no se ha circunscrito únicamente a los tribunales españoles. También recurrió al Tribunal de Estrasburgo, que se lavó las manos, al considerar que no observaba ninguna violación de derechos humanos. Pero esta gijonesa no se ha quedado ahí. Ayer mismo, el abogado Eduardo Ranz, presentó ante el Comité contra las Desapariciones Forzadas de la ONU tres peticiones urgentes, una de ellas la de Maribel Luna, para que se ordene la exhumación de los restos del Valle de los Caídos. Otra petición es la de Paco Cansado, que exige la exhumación de su abuelo y un tío abuelo, José Cansado Lamata y Antonio Cansado Lamata, dos hermanos agricultores desaparecidos en 1936. Ambos fueron detenidos y trasladados al mercado de abastos de Calatayud, donde se formó el grupo conocido como "Los doce de Ateca", cuyos miembros fueron trasladados en un camión hasta las afueras de Zaragoza donde fueron obligados a cavar sus propias fosas.
La tercera petición es la de Sagrario Fortea, quien reclama exhumar a su abuelo Manuel Herrero, detenido en octubre de 1936 en Calatayud (Zaragoza). Su cuerpo, junto al de otros diez vecinos, fue enterrado en una fosa común del término municipal de Munegra, para después ser trasladado al Valle de los Caídos. "No lo llenaban con los suyos y desenterraron a 2.000", dice esta mujer, que no pierde la esperanza que su abuelo regrese a su tierra.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook