lunes, 25 de enero de 2021

El felpudo de Barbón

 


Me entero por LNE que una vecina de los Oscos, y luego el propio Presidente del Principado, utiliza el felpudo como difusor de la campaña contra la propagación viral. No es la primera vez que veo mentar ese artilugio utilitario. Estaba yo sentado en mi escaño de Estrasburgo cuando un colega inglés hizo una insultante comparación con el felpudo al entonces presidente del Consejo Europeo Van Rompuy, que luego fue muy amplificada. De primeras hubo reacciones, incluso de los miembros británicos (mps se hacían llamar) pero el exabrupto tuvo la triste fortuna de terminar en brexit y el desnortado orador en la extrema derecha. De Oscos, símbolo de marginación olvidada, donde surgió la industrialización que caracterizaría a Asturias durante un par de siglos, y del actual gobierno asturiano que mantiene la bandera, es instrumento de higiene imprescindible ya antes del covid. Me parece bien que se barbonice con la que está cayendo.

Sargadelos era solo afrancesado, Barbón, en aquella coherencia, estará contra esos vergonzosos brexit, trumpismo y la simplificación de la respuesta de progreso universal. ¡Valgan el felpudo y todo lo que haga falta que nos saque de la pandemia y la reacción!


viernes, 22 de enero de 2021

El exilio y un tal Puigdemont

 


                                                 Foto: Refugiados españoles durante la retirada de 1939


Iglesias debe rectificar”. El País. Editorial 20/1/21

He dejado pasar varios días desde la controvertida polémica iniciada por la provocadora equiparación de un destacado miembro del Gobierno entre un tal Puigdemont y el exilio republicano. No entré al primer trapo ni cuando se hizo referencia impropia a “presos políticos” pues soy el primero en estar incómodo con casos concretos que algo conozco, pero esa, ¿última?, equiparación escandalosa del exilio excita la obligación moral que me sigue uniendo al espíritu inolvidable de personas entrañables a las que representé con poderes otorgados a mi favor ante determinadas instancias del Poder y que hoy no pueden hablar porque están bajo tierra. Esos amigos y patrocinados que me recibieron en sus casas trasterradas de México (D.F., San Miguel…), Francia (Hendaye, Bordeaux, París, Toulouse, Lille, Millau…), Suiza (Geneve, Bern…) y Londres fueron de todo el espectro, desde el republicanismo histórico, el socialismo democrático, el socialismo radical, el anarquismo, el anarcosindicalismo, el comunismo, en sus facetas eurocomunista, sovietista, guevarista o maoísta. No puedo olvidar a ninguno, como heroicamente siguen recordando los familiares de los enterrados en la Fosa Común. El hispanista Ronald Fraser que se fue sin corregir su prólogo a un libro mío sobre la guerra civil, interpelaba en RECUÉRDALO, RECUÉRDALO A OTROS (BLOOD IN SPAIN), el necesario incremento de ese aludido espectro con la extrema derecha, la derecha y “la tercera España”. El lacerante exilio, denigrado de forma flagrante y cobarde por un Vicepresidente, me emplaza dentro de mí a no callar por mero pragmatismo, tacticismo, político, o por mi cercanía militante a la mayoría del actual gobierno, pues las alarmas me duelen demasiado el alma. Dejo aparte casos, a un lado, de mi propia familia y, al otro, el cinismo de quienes nunca se solidarizaron con los sufridores de persecuciones aún más implacables, pues por mi edad solo conecté con el exilio ya entrado el tardofranquismo, pero no puedo menos que escribir que ya está bien que un aliado político cualificado haya cometido semejante ofensa sin arrepentirse ni rectificar de plano. Puede haber habido razones estratégicas de aproximación para evitar ulteriores fracturas secesionistas pero recomendaría la película EL INSTANTE MÁS OSCURO, cuando Churchill grita sin ambages que no se negocia con un tigre mientras te muerde la cabeza. Por cierto, ese tal Puigdemont no es comparable con otros cuatro presidentes de la Generalidad de los que tengo mejor noticia, olvidando a Pujol y Mas, afamados por el siniestro tres per cent. Nada que ver con un Lluis Companys, de política muy discutible, incluso nefasta para los Caminos de la LIBERTAD, valga sin relación con la trilogía sartriana de ese mismo título, que, en su momento, le costó le asesinaran, al no haber querido dejar en un siquiátrico francés a su hijo minusválido; Tarradellas, un ejemplo de dignidad y consecuencia políticas; Montilla, del que también guardo grato recuerdo personal; o Pascual Maragall, mi buen amigo desde los sesenta, que hoy no está en condiciones de lamentar el exabrupto conferido como lo hago yo desde esta modesta columna provinciana.


lunes, 18 de enero de 2021

Carta a la Corporación del Ayuntamiento de Oviedo


Foto: LNE


A/A  de la Corporación Municipal

Ayuntamiento de Oviedo 



Me adhiero a que CARMEN RUIZ TILVE sea HIJA PREDILECTA DE OVIEDO
 


ANTONIO MASIP HIDALGO

viernes, 15 de enero de 2021

Matrimonio entre blanco y negra

 

                                     Mildred y Richard Loving. Fuente: Wikipedia


Publiqué este mismo título en LA VOZ DE ASTURIAS. Por entonces, 1963, la cabecera de las familias Alas Pumarino y Tartiere ensayaba conmigo introducir letra roja que Robín, director, o Manolo PAREDES, redactor-jefe, dieron para prueba tipográfica.

Ahora leo a EVA BORREGUERO: “De los prejuicios raciales y religiosos, el rechazo a los matrimonios mixtos es el más arraigado”. El título es también expresivo, EL NUEVO MUNDO DE KAMALA HARRIS.

Por mi parte, hace 58 años me refería a dos jóvenes de Alabama en tiempo todavía de J.F.K.

martes, 12 de enero de 2021

Lo que no el viento no se llevó


 

Ha mucho vi en el TEATRO PRINCIPADO, luego en su reposición en el también desaparecido CINE MARÍA ISABEL, la gran película LO QUE EL VIENTO SE LLEVÓ, que ha sido tachada, incluso retirada, por supremacista y antifeminista, aunque no lo sea menos que hogaño declarar que hay que ir de compras acompañado de la mujer. Aquella superproducción, de larguísimo metraje en tecnicolor, resulta que fallaba en el título, el viento no se había llevado nada, pues los heroicos confederados esclavistas siguen ahí y hasta consiguieron por Reyes introducir en el Capitolio sus belicosas enseñas, sus zapatones sobre las mesas, sus amenazantes cornamentas y sus disfraces de David Crockett, ensalzando El Álamo y que Ángela MERKEL es hija de un tal Hitler que pese a su archirepetida demonización es icono de sus actitudes violentas y antidemocráticas.

Acaba de morir, Olivia de Havilland la cara blanca más amable y pura de LO QUE EL VIENTO…Muchas virtudes se han reconocido al VIENTO en la gran literatura y la música, donde todos los instrumentos, aun los llamados de cuerda, le buscan para sus armonías. Pearl S. Buck, Ruiz Zafón, Pavarotti…tuvieron una constante vuelta al maravilloso viento. Sin embargo en esa USA que los trumpistas vociferaban en su golpista fechoría, EL VIENTO NO SE LLEVÓ CUANTO DEBÍA y los mismos yanquis creían.

viernes, 8 de enero de 2021

Pájaros invernales



Paxarinos que vais cantando decirle a ella

SAN JOSÉ, Víctor Manuel


Ha tiempo, a la atardecida, los pájaros picoteaban el balcón. Hogaño, sin embargo, reconocen de sobra el lugar y, despechados, no posan en cercanías para hacerlo más lejos y arriba, sobre tres ramas, las mismas todas las tardes, de un saliente arbóreo francisco. Sucede a la caída solar, al contrario que en los amaneceres venatorios de Frígilis y Quintanar, siempre que Oviedo incumple destino poético del LLOVIEDO de Fernando Beltrán y aunque sea el topadizo “nunca llueve, orbaya”, logro de García Pavón. Ninguno el jilguero, cuya acronía perpetua fijaba Sarandeses a Avello en memorable carta a este periódico. Otras cómplices manadas pasan, delante y detrás, pero los del ramal no se inmutan, por minutos encogidos dontancredo; luego, ya el Campo oscurecido en espera de la unánime noche, sin que parezcan contar las florituras navideñas de abajo, los estorninos, mascotas de Mozart, se largan a parte inalcanzable.

En mi tiempo municipal, un edil denunció a otro colega por eludir rigores rurales solicitando en Siones, Caces, OBSERVATORIO DE MIGRACIONES AVIARES. Dilema: norma v. ardid picarón. 

viernes, 1 de enero de 2021

José Luís Iglesias Riopedre

 

                                                       Fuente: El Comercio 


La política está siendo pocilga de corrupciones.  Quedan impunes casos de cohecho en que la Fiscalía no actuó. Tampoco olvido el crimen común del “peluquero de Avilés”.

He sentido apoyo íntimo cuando en Burgos, Rabat, Cottbus…, pedí libertades como aterido observador pero no tanto, y en efecto el plano es distinto, en gestos incomprendidos. El primero, sumarme a la libertad para dos nacionalistas catalanes, cuyo democrático corazón me consta. La segunda, visitar en prisión a Riopedre.

jueves, 31 de diciembre de 2020

Pierre Cardin en su Maxim´s

 


"Da geh' ich zu Maxim" ("Me encontraréis en el Maxim's") 

Lehár, Franz, LA VIUDA ALEGRE.


Cada día me doy cuenta de las innúmeras personalidades que conocí en el ancho mundo. El mundo de ayer, diría Zweig.

Una tarde noche, tras la inauguración en Versalles de una showroom española, me senté, introducido por Catherine Deneuve, a la mesa con Pierre  Cardin, icono del prêt à porter. Fue en MAXIM´S, restaurante que se decía de su propiedad o copropiedad. Me sentí halagado cuando reconoció que mi sencillo traje tenía origen en su marquista taller. Aún sobrevivía BOTAS, entrañables ALMACENES de familia ovetense originaria de Castrillo de los Polvazares, en que lo había adquirido. Al gran modisto italofrancés le hizo gracia lo que le conté del sastre adaptador del terno que me había confesado su militancia anarcosindicalista en la mítica CNT, lo que nunca me había ocurrido antes en una ciudad que, como antiguo Alcalde, conocía, creo, bien. Tengo otros varios recuerdos de la conversación, entre ellos su recomendación, que seguí al día siguiente, de la opereta LA VIUDA ALEGRE, que daban en LA BASTILLE y en que, por cierto, el argumento se desarrolla parcialmente con fondo MAXIM´S.