sábado, 11 de septiembre de 2021

DE KABUL EN TRANSPORTÍN

 


📷 Ministerio de Defensa

Eulogio García Fernández, genial praviano, pasado por Mieres y Pontevedra, juez de La Latina, Juzgado n.º 19, al que sigo queriendo mucho, al entrar yo en la sala de vistas donde presidía, togado en su sitial, pidió me acercara para enseñarme debajo de su mesa diciéndome: «Mira…estoy impartiendo Justicia en zapatillas».

El recuerdo de D. Eulogio, Gin, me sobreviene con motivo del estúpido ataque al presidente de España por llevar alpargatas lanzaroteñas mientras dirigía en la red la triste operación de evacuación de Kabul. Ya sabía de la reicidumbre de los Gabriel Ferrán, embajadores, pues en Kabul, el capitán, el último en abandonar, lo reflejo de nuevo. ¡Ojalá nuestro Poder Judicial estuviese a la altura del Ejercito y del Cuerpo Diplomático!

En los aviones militares hay un transportín al término para desechos en vuelo de emergencia. La imagen de unos pobres afganos cayéndose del tren de aterrizaje me recuerda la de dos cubanos que, todavía en vida de Franco, salieron de La Habana a Madrid agarrados a un avión español.

Deberíamos tomar muy en serio lo que ha pasado en Afganistán desde ha mucho, dejar frivolidades inútiles y utilizar, si es menester, hasta los transportines.   


sábado, 28 de agosto de 2021

TODOS SOMOS JARRIO

 


En los amenes del siglo, a orilla de los lagos canadienses, paisaje casi tan paradisiaco, agua, montaña, árboles, verde… como Asturias, donde ahora es embajador el entrañable ovetense Alfredo Martínez Serrano, dos jóvenes radiólogas le plantearon a mi mujer, de la que habían sido aventajadas discípulas, su incorporación al nuevo Hospital que se terminaba en JARRIO. A Eloína le pareció decisión sensata y a mí, solo testigo mudo, me hizo recordar los esfuerzos de Ernest Lluch, Francisco Ortega y el Consejero Rodríguez Vigil cuando éste defendió, en sede parlamentaria a la que asistí como diputado, una ubicación no exenta de polémica y manifestaciones de protesta. Que dos extraordinarias médicas se decidiesen a dejar el HUCA por el nuevo centro comarcal me parecía emocionante. El empeño político de llevar la sanidad al entonces lejano oeste astur, incluso antes que la Autovía, tenía su aceptación en profesionales galenas de primera categoría. Antes, bastante antes, Eloína y yo habíamos asistido un domingo a la gran concentración en CANGAS DEL NARCEA por otro hospital, detrás de una gran bandera de Asturias que portaba mi cuñado José María Dionisio. Se lograron en aquéllos entonces, unas reivindicaciones, Cangas y Coaña, que no deberían cuestionarse.

sábado, 21 de agosto de 2021

CAMBIAZO EN EL SARCÓFAGO

 


He visto montones de vetustos sarcófagos abiertos en el British Museum, en Berlín, en El Cairo... Mi nieto mayor hizo sus primeras armas en la Literatura fabulando a su hermano como descubridor de momia egipcia en el tesón del Eo. Ría del EO, que no la reduccionista de totalitario expansionismo Ría de Ribadeo, sobre cuya correcta denominación duda, ¡todavía!, un gran rotativo nacional.

En el Museo de Cádiz han dado el cambiazo de varón fenicio por mujer. Sucedió con Pancho Villa, biografiado por Paco Ignacio Taibo II, que, al abrirse el sepulcro, resultó, apreciable fémina; en sentido inverso, “Guantanamera”, del increíble cine cubano, es parodia de traslados de féretros hasta desenlace cómico, la fallecida se convierte en hombre. Lutero, en exceso antipapista, sostenía que la tumba de Iría Flavia era de un perro y, con mayor arraigo, se sostuvo era el hereje Prisciliano. Eso de intercambiar cuerpos llegó al descaro del Ministro Trillo con el Yakolev-42. Pedro de Silva ha evocado aquí, con motivo de las excavaciones de Grado, el mito de Antígona buscando digna sepultura para su hermano.

viernes, 13 de agosto de 2021

DIMOS TIERRA A MANOLO LOMBARDERO

 


📷 Miki López



Hasta que el último rayo no se perdió en el horizonte, estuvo con la mirada fija hacia el Oeste” Celso Peyroux (Cronista de Teverga), El jardín de los dioses.

 

Tengo a Lombardero, en cuya íntima amistad me introdujo Ángel González, por una de las personalidades intelectuales que definen la segunda mitad del veinte ovetense. Concurre un poco lo que Juan Benet, que vivía en los amenes de Uría, cuando decía de Clarín que ese Oviedo de Leopoldo Alas ni siquiera sabía todavía que lo era si es que se supo alguna vez.

Manolo fue líder, como dependiente de CERVANTES y del irrepetible Alfredo Quirós, librero autónomo luego y cabeza por edad de un grupo juvenil que mantuvo esencias literarias en medio de la bruma social y moral de un tiempo totalitario. Lombardero y sus amigos tuvieron extraordinario mérito contra corriente cultural. A mí, en generación posterior, me enseñan a querer esta histórica ciudad. “MAÑANA NO SERÁ LO QUE DIOS QUIERA” y “PARA PARAR LAS AGUAS DEL OLVIDO” son obras fundamentales para acercarse a ese colectivo imprescindible. Si PLANETA fue el sello más importante cuando Barcelona era todavía foco español, se debe, en gran medida, a este singular asturiano. Manolo, además de naturalezas ovetense y tevergana, reivindicaba raíces de la Cuenca, con un pariente, Sandalio, de militancia societaria, de LOS OSCOS, donde hubo artista relojero de su mismo nombre, e hizo aprender a los suyos las vaqueiradas de Leitariegos con las que soñaba. La más diminuta Asturias oriental estaba también en sus labios, “tengo de subir al árbol…” Era, pues, ¡ASTURIAS toda!

CARTA A "EL PAÍS"

Como ribereño del EO duele que en EL PAIS se cuestione que estoy ante la entrada del PARAISO NATURAL que no en el reduccionismo totalitario expansionista RÍA de RIBADEO, aunque chifle con la duda Evaristo Lombardero, acreditado progresista. De volver el gran Luis Cernuda, que despreciaba lo que teníamos enfrente, su PEÑAPOL, no se creería que todavía hayan deteriorado más el paisaje con enloquecido hormigón y contaminación lumínica. Otros poetas, coincidieron aquí con perseidas y delfines que la depredadora Villa lucense y su crecimiento inarmónico quiere evitarnos para siempre. Ha muchos años, Dionisio Gamallo Fierros, que repartía tarjetas como VARÓN DE PORCILLÁN, el encantador puertecito de su nacimiento, me captó para la vetusta Asociación AMIGOS DEL EO, ¡no AMIGOS DE RIBADEO o AMIGOS DE LA RÍA DE RIBADEO! Leopoldo Calvo Sotelo, otro ribadense entrañable como Gamallo o Lombardero, me contó el errático proceso de designación regia de su marquesado, en definitiva un yerro de Juan Carlos I. Leopoldo venía a bañarse en la cala debajo de mi casita, y un día confesó que cuando su abuelo era Juez de Castropol, el SANTINIEBLA cernudiano, la jurisdicción de toda la ría del Eo pertenecía a su Juzgado. La antigua Diputación de Lugo al exigir la mitad de la ría ni siquiera fue capaz de residenciar la competencia en Ribadeo sino por dos veces, u oportunidades, prefirió el Mondoñedo de Cunqueiro. Espero que si EL PAIS volviese al tema, abandonen ustedes la equidistancia pues la ría es del EO, de ambos lados, que una mentira por muy repetida a la manera nazi no cambia la Geografía.


sábado, 7 de agosto de 2021

DEL ESCORIALÍN A LA RONDA DEL DESAMOR



“Un monte preside no solo la capital asturiana, sino también el centro de la región”. Pérez, Félix

“Cuando le vimos en el suelo, los hijos de Oviedo contemplamos (al Carbayón) con pena”. Canella, Fermín.

“¡Quién me grita que me asome! / ¡No me digáis que l(o) vea!” Lorca, F. G., Elegía


Llegado a Deusto me pidieron artículo sobre El Escorialín. Quedé atónito de que un turolense requiriese semejante cometido. Aclaró que parecía nombre divertido, propio de Carpanta o Mortadelo. Retengo en magín los quioscos, dispersos por la Escandalera, de Gene, limpiabotas y tabacos. Imagino a Manuel García Conde, alcalde que vivía enfrente, reubicando servicios al otro lado de Uría, con herbolario o tienda de flores y taquilla para Buenavista y Entoldados de Catedral y Hospicio. El sarcasmo bautizó al “Escorialín” porque duraba lo que el Monasterio de la Octava Maravilla. Hubo más autoflagelaciones: ”Un monte, la catedral, / una calle estrecha y larga, / la casa consistorial / un montón de casas viejas, / un proyecto de hospital, / Isabel Maqua, Ladreda / y pare usted de contar.”

Las llagas de inacabados por la concejala Coto no son sino de Oviedo. No extraña el quiosco del Bombé, el Bellas Artes, la fábrica de gas, el mosaico de los Álamos, el palacio de Sol, Santa Ana, el museo nonato de la ciudad, la plaza de toros, Nicolás Soria…

viernes, 6 de agosto de 2021

FINAL DE PEDRO Y SU PLAN BLANCO

 

📷 Miki López- LNE


Se ha muerto Pedro Blanco cuando todavía su “Plan Blanco” sigue vigente. Había surgido para los ocho años reglamentarios, pero, con modificaciones y trampas corruptas, se prolongó más, mucho más, de lo previsto. En 1983 hube de hacer un equipo nuevo, pues ningún concejal anterior me quiso acompañar. Conocía a Pedro de su excelente trabajo como Director General de Urbanismo en el mismo edificio de la Consejería de Cultura, en la Plaza del Sol, que hoy vegeta olvidado. Sabía también por Arturo Terán, Ignacio Quintana y Jesús Sanjurjo que era un urbanista excelente y, en efecto, lo pude enseguida comprobar. Fue un refuerzo extraordinario para aquel grupo improvisado a raíz de unas apretadas elecciones primarias en la AMSO. Como quiera que los viernes se iba a Madrid, de dónde provenía, le puse como exigencia, que aceptó, la plena dedicación, incluidos sábados y domingos, siempre los mejores días de la semana para trabajar las ideas. Al poco me exigió, y convenció, de rescindir el contrato con el llamado “Plan Mesones”, al que sustituyó con un equipo entusiasta (Laguardia, Fombella, Cuevas, Caicoya, la geógrafa Madera…) que coordinó hasta sacar adelante el nuevo plan, el “Plan Blanco”. El mismo día paralizamos licencias y tuvimos una acometida especulativa horas antes de aprobarlo en plenario. De la sangre fría y la discreción de Pedro, del secretario Arce, del vicealcalde Avelino Martínez, supe bien con quién contaba para el reto de poner a los constructores en su sitio. Sin olvidar la recuperación fabulosa para Oviedo del ovetense Paco Poll en los planes especiales.

En 1987 dejó las consistoriales pero no me faltó su permanente sabio consejo hasta la pena que ahora me embarga.

sábado, 31 de julio de 2021

¿BOXEO? NO, GRACIAS; VIOLENCIA, AUN MENOS

 


Siempre me pareció importante que haya hombres capaces de diferenciar los derechos humanos de un puñetazo en la nariz.

 Frank Capra / James Stewart, “Caballero sin espada”.

 

Mucho afecto me une a José Manuel Ponte, tan buen escritor, al que apenas veo, solo leo. Sus preocupaciones son mías y la reciente brutalidad sin causa coincide con la inquietud ante la violencia galopante. En otro plano, acerado contraste y talento, el Ayuntamiento sostiene que va a hacer del boxeo atractivo para conocimiento internacional, visita turística y hasta ¡crecimiento comercial! (sic.). No bastó, al parecer, con la charlotada de Mickey Rourke ni ser testigos de frecuentes peleas callejeras.

Como enemigo de toda violencia, incluso la disfrazada de impostura deportiva, estoy seriamente preocupado por el crecimiento de esa brutalidad sin causa que narra Ponte y por cualquier otra.

viernes, 23 de julio de 2021

El ÁRBOL MÁS ALTO DEL CAMPO

 



En memoria de Santitos Muñoz, de nuestra compartida oriundez santurzana y ovetense.


Frente a mí, los árboles franciscos borran Casa del Coño que reemergerá entrado el otoño. Casaprima ha publicado hermoso libro, EL CAMPO DE LOS HOMBRES BUENOS. Nuestro gentilicio fue fijado por estratégico roble arborecido. Da Vinci e Ignacio Simón sostuvieron que no hay flores iguales por color, pétalos, ramificaciones…Los árboles más altos, aún caducifolios, parecen perennes pero luces y vientos turban por minutos, mientras, con extraña frecuencia, hay ribetes rosáceos vespertinos y, en mayor habitualidad, tonalidades Lloviedo. De vez en cuando, el firmamento limpio permite nubecitas inquietas que Jovellanos contabilizaba en infinito dietario. Paco Sarandeses añadía un jilguero para alcanzar Paraíso.

Lo último para Albert Camus fue árbol de quietud homicida, De Gaulle precisaba sus árboles en instantes históricos y José Saramago, del que yo mismo leí necro en el Europarlamento, pedía cortesía para cada ejemplar. Algo adelantó Casona. Por consecuencia, despedimos al negrillo de EL RECONQUISTA, con los escolinos de LA LUNA/DOLORES MEDIO y el entrañable ebanista César Álvarez, en rodajas versificadas por Ángel González, Bousoño, Gamoneda, García Nieto, Botas, Pedro de Silva…El tiempo en que los abrazos me caracterizaron, o caricaturizaron, ya no es pero sigo bañando miradas en verde urbanita irresistible. Entre los vecinos de enfrente, dominan plátano, palmito canadiense, y cedro, que subyuga mis ensoñaciones, ¡a saber cuál más alto!, según valora Juan Carlos Menéndez, excelente funcionario de PARQUES Y JARDINES.