sábado, 10 de diciembre de 2016

Conmemoración Antiguos Alumnos Dominicos

Querida Comunidad de los Dominicos, todavía en celebraciones centenarias//

Queridos compañeros

(No añado ya el obligado "compañeras" pues bien sabemos que las chicas todavía no habían sido aceptadas en el alumnado)

Las chicas existían en nuestro sentimiento en miradas furtivas a través de las ventanas de la fachada sureña, donde se divisaban, o nos imaginábamos haber divisado, un par de hermanas con la denominación, machista entonces y ahora, de "las cachondas". También atravesaba la plaza otra chica un poco mayor y repintada, que se contoneaba en sus tacones negros, su pelo corto y castaño, que respondía al nombre de Estrella o Estrellita, de la que recuerdo nadie cruzaba palabra, aunque, pasados los años, la conocí como mujer de un profesor, lo mismo que también quiso la casualidad que conociera a una de aquellas hermanas de inolvidables ojos profundos, pero que ya otras mujeres más cercanas habían sustituido en nuestras imaginaciones oníricas y hasta sueños.

Y del paisaje humano sobresalían tb La Prisca y el Piru.

El Colegio era importante por dentro y también por sus alrededores.

¡Cómo ha cambiado Oviedo!¡Cómo la misma plaza, de la que ha desaparecido la casita de nuestro compañero Tuñón, en la que evoco a su encantadora madre!

¡Cómo ha cambiado El Campillín, un parque hoy hermoso en el que se volcó mi padre como Alcalde!

¡Como ha cambiado la calle del Carpio y la calle Oscura!¿Os acordáis del Cabricano, al que jamás entré, o la colchonería de Ronderos?¡

Y las dos escaleras, inmediatamente antes del Colegio Hispania,hoy tan desfigurado, por las que se accedía al sótano, donde, al menos en uno de ellos, trabajaba un ebanista a la vista del público, es decir de nosotros!¡Y el Naves que suministraba por unidades celtas y el más caro bisonte, a los que fumabais que yo nunca lo hice!

Hablando de caro.¿Alguien recuerda cuanto valía ir al cine los sábados y domingos?.En Oviedo no muchos recuerdan que Aramo, Palacio del Cine, significaba A de Aquí, R de Robamos, A de la preposición,M de Medio y O de Oviedo, lo que daba AquíRobamosAMedioOviedo.

El Santa Cruz valía cinco pesetas,el Campoamor,trece, que era casi prohibitivo.Cerca pero no muy conocido estaba el Asturias de El Postigo que no hacía estrenos ni siquiera el Domingo de Resurrección.

Pero el Cine era nuestro Cine, en el que ahora estamos donde también teníamos película que se interrumpía en cualquier escena subida de tono en la estricta moralina de la época, con los goles que marcaba el Oviedín,según la información radiofónica del marcador simultáneo "dardo".

Pero más que del Cine mismo, recuerdo de este Salón de Actos, el Teatro.

Ya lo he dicho y escrito muchas veces: Agradezco infinito a los padres dominicos el que me quitaran lo que luego me ha valido tanto en el foro abogacía y en la política,el miedo escénico, que se me evaporó para siempre sobre estas tablas, en las que, como aliciente no menor, compartimos escenas con alumnas de las dominicas.

Colegio de Santo Domingo de Guzmán, nuestro colegio.

Cuando mi hermano con Sor Celinda y yo con Don Esteban,en segundo grado,sus batallas de Cartagineses y Romanos, el Director era El Padre Eulalio, al que sucedió el Padre Seguismundo Gascón y luego vino un vallisoletano el Padre Mediavilla, que pronunciaba las uves y mereció nuestra chanza de imitarle diciéndole casi próxima la supuesta pronunciación a la efe,"¡Vasta!".Y el entrañable Padre Pedro, que fue luego Director,o Prior, cuando ya no estábamos, al que seguimos queriendo mucho.

He conocido a cientos de alumnos de otros colegios por el ancho mundo y nada hube jamás de envidiarles del nuestro, su camaradería, sus enseñanzas, su espíritu deportivo,su punto, apreciable hoy en comparación, de liberalismo.

Cada año de nuestra anual celebración, nos separamos en el tiempo de aquella época de nuestra infancia,adolescencia y primera juventud, pero esa distancia temporal tiene el extraño efecto rebote de acercarnos cada año más en esa nostalgia y afecto indudable que hogaño en nombre de todos vosotros evoco.

Gracias amigos por vuestra proverbial amistad y compañerismo

Gracias al Cole, y al Padre Valdés en nombre de esa comunidad, por lo que he dicho y por mucho más.

viernes, 9 de diciembre de 2016

Jonás anteayer en lne sobre el asunto capital de la fiscalidad



El pasado lunes 5 se reunieron los ministros de Hacienda y Economía de los países de la zona euro, el Eurogrupo, para acordar que el impulso fiscal de 50.000 millones de euros que ha propuesto la Comisión pase a mejor vida. La verdad es que, a veces, la Unión Europea no resulta sencilla de entender debido a una interrelación entre competencias e instituciones quizá demasiado obtusas. En este sentido, lamentablemente, ya estamos acostumbrados a que se critique el proyecto europeísta por decisiones que toman los gobiernos nacionales, como en el caso de la política de los refugiados. Tal es la madeja que la derrota de Matteo Renzi en un referéndum para reformar la Constitución italiana, revisión que nada tenía que ver con Europa, ya se haya interpretado como una nueva crisis de la Unión. Ciertamente, las elecciones presidenciales en Austria sí se jugaban en torno al proyecto europeo pero afortunadamente se ganó.

En fin, más allá de estas disquisiciones, el Eurogrupo ha orillado la propuesta de la Comisión para impulsar la demanda interna de la zona euro a partir de un estímulo fiscal de aquellos países con espacio presupuestario. Sin duda, es una muy mala noticia, de nuevo tomado por los Estados inclusive con el beneplácito del Ejecutivo español, aun cuando nuestro país sería uno de las más beneficiados ante el aún abultado número de desempleados. Sin embargo, en la declaración del propio Eurogrupo se hace una reflexión sobre el conjunto de la zona euro que no es baladí. Hasta ahora, las declaraciones del Eurogrupo se basaban esencialmente en una valoración de la situación económica país a país, bajo la interpretación de que la eurozona era sólo una agregación de economías nacionales, donde era necesario revisar el comportamiento de cada gobierno a la luz de las reglas fiscales europeas. Pero, en esta ocasión, se toma el guante de la Comisión y se presenta una visión de conjunto en la unión monetaria, aunque se concluye que la política fiscal global debe ser acomodaticia y no expansiva.

Este detalle puede parecer menor pero es una batalla estratégica en la que llevamos desde el inicio de la legislatura, primero intentando convencer a la Comisión y ahora al Eurogrupo, para que ambas instituciones adopten una aproximación global de la zona euro. Y considero este avance clave, porque es conditio sine qua non para dar el paso que ya ha asumido la Comisión, la necesidad de impulsar otra política fiscal europea, aprovechando no sólo el espacio de los propios presupuestos comunitarios, a través del plan Juncker y la futura estrategia de defensa, sino también la capacidad de algunos países para diseñar una política fiscal planificada con el conjunto de la zona euro en la mente. En fin, algo hemos avanzado y ahora el Parlamento debe apoyar la revisión de la política fiscal que ha propuesto la Comisión en los últimos meses.

Como cualquier lector avezado podrá haber comprobado ya, las dificultades objetivas para actuar en Europa son elevadas, especialmente si como hasta ahora los conservadores mantienen una mayoría en todas las instituciones de la Unión, aunque no tan sólida como en la pasada legislatura. En esa tesitura los socialistas tenemos que tomar decisiones no sencillas: apoyar a nuestros comisarios en la Comisión, pero sin debilitar la única institución que ha comenzado a virar con nuevas propuestas tributarias, fiscales y económicas; orquestar mayorías en el Parlamento para lo cual necesitamos convencer a parte de los diputados populares, presionando con alianzas con los Verdes e Izquierda Unida; y mejorar la coordinación con nuestros colegas en los gobiernos nacionales que no son pocos para que antepongan los objetivos de la Unión a los suyos propios aun cuando éstos se juegan su supervivencia en la arena electoral nacional. Y todo ello, con el impacto de nuevas crisis que amenazan con desestabilizar todo este complejo equilibrio. La coyuntura no es fácil pero saldremos adelante.





Montaigne//Montesquieu//Trump

DE LA TOUR DE MONTAIGNE A LA TRUMP TOWER



¡Mi único deseo es conocer el mundo y las comedias que en él se representan!
Descartes.


En Octubre de 1990, la tarde anterior a la entrega de los Premios Principe, uno de los galardonados, el venezolano Arturo Uslar Pietri, pronunció en el Paraninfo de la Universidad un discurso magistral sobre "La Lengua de Cervantes" como a su juicio deberíamos llamar a Hispanoamérica. El gran novelista Carlos Fuentes me expresó explícitamente su entusiasmo con los contenidos de aquella disertación y la fuerza que irradiaba el venerable don Arturo. Fue, en efecto, un acto maravilloso que no tuvo tanta trascendencia en medio de los fastos principescos. A mí me llegaron no tanto las referencias cervantinas, que también, como las dirigidas a otro clásico, con el que, entonces, yo apenas estaba familiarizado:Michel de Montaigne.

Han pasado años, y desde aquella víspera, el pensador renacentista francés ha estado contaminándome. Semanas después de aquella velada universitaria me recibía en el Ayuntamiento de Burdeos, J.J. Chaban Delmas, sucesor, pasados los siglos, de Montaigne en la Alcaldía de la capital girondina. Quise que mi anfitrión de entonces me llevara hasta la torre en la que Montaigne había escrito sus Ensayos. No hubo lugar: estaba lejos y fuera de su circunscripción, que, además, Chaban iba reduciendo para evitar mayorías electorales ajenas.

-Lo previsto es que veas la casa de Montesquieu...

Nos reuníamos para hablar del "Arco Atlántico" y no correspondía detenernos en el contexto de los Essais.

Se trataba además de falso dilema, Montesquieu y su división de poderes son para mí, evidencia aparte, fundamentales, y el mismo Montesquieu es ferviente lector de Montaigne, ambos por doquier en Burdeos. Quedé, en definitiva, sin visitar la Tour; a cambio traje la circulación mixta de una calle que copiamos en el primer tramo de Gil de Jaz, la intuición de que el ejemplar servicio municipal de aguas no debía privatizarse y la certeza que la acústica del nuevo Auditorio, proyectado para Oviedo con el genial Rafael Moneo, tras un concierto desigual de Ravel/Debussy, viejos conocidos de los filarmónicos ovetenses, debía cuidarse, lo que encargamos a García de Paredes, sobrino político de Falla. Estos aspectos del sonido esmerado y del despacho especializado serían luego respetados por mi sucesor, lo mismo que el emplazamiento escogido por Moneo pero, en una cabezonería absurda, ¡a la vista está!, sin Moneo, marginado abruptamente por C.Marcos/G.Lorenzo.

Ese año, y después varios más como simple abogado libre, conocí la famosa, que ya lo era mucho, Trump Tower en la Quinta Avenida. Su propietario arrastraba ya múltiples leyendas. En el 2001 estuve catorce veces desayunando en la tercera planta, abierta al público, que ahora bien se reproduce, cascada incluida, en las imágenes archiconocidas del pintoresco Presidente electo.

Jorge Edwars sostiene que Montaigne es el hombre más libre de su tiempo, incluso de todos los tiempos. Stefan Zweig concebía antes de suicidarse,a través de Montaigne, una nueva aurora europea.

De Trump, sometido a tanta fiscalización, no se podría decir nada de lo que vieron Edwars y Zweig pero quizá que es el hombre que condicionará más la libertad en la historia de la Humanidad a partir del 20 de Enero.

Las torres girondina y neoyorkina son incomparables, incluso resulta ofensa absurda mencionarlas juntas, pero la desproporción simbolista, no por las dimensiones de la construcción o el físico precisamente de ambos inquilinos, estremece mi personal vara de medir humanista, que habría dicho el inolvidable Cándido Riesgo.También tiembla un punto de cultivado pensamiento renacentista.

www.antoniomasip.net

jueves, 8 de diciembre de 2016

Cuánto siento la muerte de tía Maricarmen, viuda de tío Victorino

Ha fallecido Mari Carmen Rey, viuda de mi queridísimo tío Vitorino.

Vitorino y Maricarmen se conocieron en la Clínica San Cosmen de traumatología, que se levantaba en la actual esquina de las calles Asturias y Marqués de Teverga, entrada por esta que fue el último domicilio del poeta Víctor Botas. Tío Victorino era médico interno, antes de sacar plaza en la Seguridad Social, y tía Maricarmen enfermera jefa. El propietario, heredero de su suegro el Dr.Celestino Alvarez, era Francisco García Díaz, Don Paquito, que alcanzó cierta fama como profesional de la Medicina durante la guerra civil, pese a que con la muerte del Teniente Coronel Tejeiro, los seguidores de este quisieron matarle tachándolo "de rojo".

Recuerdo bien la Clínica San Cosme, sus mármoles blancos del suelo y los de color a media pared. Durante un tiempo Victorino y Maricarmen ocultaron su amor que no se le escapó, sin embargo, a mi abuela Lucía, tía por hermana de Luis, padre de Victorino, también médico por lo que deduzco que la vocación galena tuvo ese origen paterno.

Cuando yo supe algo de mis alrededores, tío Luis y su mujer, tía Micaela, se habían trasladado a Madrid, con sus hijos (Antonio, ingeniero ferroviario, Elisa, la recién fallecida Lucía, Luis, Roberto, tb ingeniero que se afincaría en Gijón...).El único que se quedó en Oviedo era tío Victorino, soltero, que contrajo la obligación familiar de almorzar todos los domingos en la inmensa casa de Fruela de mis abuelos, Antonio y Lucia.

Allí le veíamos mi hermano Jaime y yo que pronto sentimos por nuestro tío una admiración desbordante. Tío Victorino nos llevaba al fútbol, incluso a los toros, de cuya plaza era médico:"Mientras el público enfervorecido grita al torero,arrímate, yo grito desde el burladero lo contrario,¡ni te acerques!".

Una tarde se levantó de la sobremesa, que solía tener algo de rito litúrgico, y tomando una pelota nos llevó a los niños al cuarto de jugar para darnos una clase práctica de lo que era ¡un remate! La clase terminó con un balonazo sobre el ventanal y la posterior búsqueda de la pelota en el garaje que daba a la c/Suarez de la Riva evitando a duras penas que los abuelos se enteraran.

Pasado el tiempo a aquellas veladas dominicales se incorporaría tío Luis, hermano de Victorino, que mi abuelo había colocado como comercial del Águila Negra, la fábrica de cerveza de Colloto, cuya planta inactiva se mantiene con algún grado de conservación urbanística. Tío Luis era tb muy grato pero nada que ver con la complicidad que nos unía a tío Victorino,cuyas supuestas travesuras de crío durante la República eran legendariamente narradas por la abuela, mi madre y tía Lelé, que había vivido un tiempo chez tío Luis y tía Micaela.

Antes de conocer los amores de tío Victorino y Maricarmen, esta ya me caía fenomenal. El hechizo por ella se produjo una tarde en que tuve un fantasmal dolor en la ingle y mi padre, hipocondriaco como nadie he visto luego, me condujo al despacho de don Paquito y me colocaron en una mesa camilla para examinarme. Fue una bendición el trato cariñoso de Maricarmen frente a los galenos (Paco, su sobrino El Pelos, anestesista...y alguno más) que se pusieron a cruzar opiniones con total desprecio de mi pequeña persona.

Ni que decir tiene que el noviazgo oficial y posterior matrimonio fue acogido por mí con entusiasmo desbordante, que mantengo hoy cuando se nos han ido para siempre.

www.antoniomasip.net

viernes, 2 de diciembre de 2016

Del gist al termómetro de Mafalda

Éramos, mi hermano y yo, adolescentes cuando descubrimos en una casona palaciega de la Bretaña profunda trece frascos cristalinos que contenían pequeñas vísceras, bañadas en líquidos transparentes. Eran apéndices de la familia que el viejo decano, doyen, sacado de Balzac, guardaba en el chinero de la escalera. Nos impresionaron hasta el punto que el desdén repulsivo me duraba años después cuando el hermano de un entonces desconocido Adolfo Suárez extrajo de urgencia mi propio apéndice.

Fue en la Clínica deustotarra del Dr. San Sebastián, abuelo de la escritora Isabel Sansebastián y de las Pérez Yarza, muy queridas compañeras universitarias. Por cierto, don Vicente San Sebastián era una eminencia, buen amigo y seguidor cotidiano del ovetense Indalecio Prieto. Mi primer deseo era que ni se les ocurriera obsequiarme esa pequeña parte de mi cuerpo. Aquel extraño sentimiento lo mantengo cuando, por fin, quitaron mi gist (siglas inglesas de gastrointestinal stromal tumors), que siguiendo mi manual básico de ciencia ficción era un alien,u octavo pasajero/casi polizón, del que debía desprenderme sí o sí.

Todo bien, salvo que el preoperatorio no revelaba que mi vesícula tenía un áurea de pus amenazando infección generalizada. Mi mujer, sabia siempre, lo preveía, no obstante. Tuve, pues, suerte, pues me lo limpiaron todo a tiempo, sin actualizar de mi parte la macabra afición coleccionista de los amigos bretones.

Un excelente cirujano y su equipo de primera me recompusieron en el Huca, tan bien atendido por personal gratísimo y vecinos de habitación, enseguida amigos, animosos en sus vitales dramas.

Si mis admiradas CGO y AHM, intelectuales también de primera, me animaban a fabular sobre el alien, JLV, íntimo en la larga travesía desde el vientre de la ballena facciosa, apreciaba mi estoicismo marcoaureliano.¡Qué remedio con lo que inopinadamente llega! Además, afrancesado irredento, ha mucho que leí en original a Marguerite Yourcenar, si bien la traducción de Cortázar, belga como la autora, no es menos impactante. Por cierto, lectura en la que recalaban también Felipe González y Carmen Romero, compañera de escaño bruselense, heroína indudable por la salud sin afectar al trabajo comprometido.

A fuer de liberal y pese a lo mucho que me afano en la imprescindible tolerancia no llevo bien la proverbial incultura de los nuevos políticos, nuestro antiguo seudo líder incluido. El fallo es también mío cuando resulta hombre providencial un inculto, aunque simpático y carismático, como Adolfo Suárez, por ejemplo, y en ese mismo concepto simplista de derechona fracasan, política o moralmente, cultivados, tal Fraga, Pujol, Robles Piquer, Fernando Suárez, Diez Alegría, Calvo Serer, Calvo Sotelo o Herrero R. De Miñón, García Margallo, Alex Vidal...

Ya sin gist ni vesícula queda mucho que contemplar aún en este mundo condicionado por la espiral de patonismo feroz: Putin//Trump-Farage. Como sostenía Mafalda, hoy contempladora, difusa y flotante, en efigie desde su banco francisco, "el mundo está muy malito".

Tampoco me llevé del HUCA el termómetro auricular tan sofisticado que habría quebrado la magnífica viñeta de Quino con un globomundi abrigado entre mantas y su tomador de temperatura convencional.

martes, 29 de noviembre de 2016

Patri Urquiola Hidalgo, un fenómeno constante

Patricia Urquiola le temen y le adoran. Le temen porque arrolla allá donde va. Es un concentrado de energía pura. Le adoran también por lo primero, y se impone esto último, porque es pasión, esfuerzo, análisis y creatividad. No se puede pedir más. EnCassina están de suerte. A pocos meses de su elección como directora creativa de esta firma de mobiliario italiana, famosa por sus colaboraciones con creadores de la talla de Le Corbusier, Frank Lloyd Wright y Charlotte Perriand, ya se empiezan a dar los primeros frutos.
Entre sus acciones más importantes está la de revisar el ingente archivo histórico de la marca, con cerca de 600 referencias, y poner muchas de ellas al día con la colaboración de las fundaciones implicadas en el cuidado de ese legado. La Fondation Le Corbusier, por ejemplo. El respeto a la historia es una de sus máximas, si bien va más allá: "Estamos rescatando grandes piezas que existen en el archivo de Cassina, actualizándolas y experimentando. No vamos a hacer un museo de figurines", dice la diseñadora asturiana. También ha entrado en el departamento de comunicación para que haya una narrativa consensuada en todo lo que transmite Cassina y ha contado con nuevos diseñadores para que la ventana esté siempre abierta a las tendencias del momento. Ya han entrado en juego Ron Gilad y Konstantin Grcic. En el próximo Salón del Mueble de Milán se anunciará la siguiente tanda de colaboradores.
En España también estamos de suerte con la elección de Urquiola por parte de Cassina. Desde el 24 de noviembre están abiertas, en el madrileño barrio de Salamanca (Lagasca, 28), las puertas de su primera tienda propia en nuestro país, que acompaña al espacio monomarca abierto en Barcelona junto a un socio local en 2014. Este nuevo espacio de Cassina Madrid se ha diseñado bajo el concepto In-store Philosophy 3, una nueva fase en la imagen global de marca coordinada por la propia diseñadora. En el punto de venta se traduce en el empleo de materiales clásicos que han sido reinterpretados para comunicar una forma de expresión nueva y contemporánea. "Es un espacio que no es personal y no es neutral. No es una casa ni un showroom. Es un punto de encuentro para clientes y arquitectos. Es un lugar para comunicar y escuchar a nuestro público. Es el hogar para los seguidores de Cassina y para los nuevos amantes de Cassina. Es el hogar de la investigación",explica Urquiola, que también aspira a que sea un punto de encuentro con la cultura y otros sectores afines al suyo propio.
El recorrido comienza sobre un suelo en granulado de mármol (seminato veneziano), el cual contrasta con un cálido roble cepillado y con un pavimento en resina negra, sobre el que se posan piezas como la butaca Gender de la propia Urquiola. "Buscamos incorporar el color. El espacio no puede ser un contenedor de paredes grises. También me ha gustado emplear la línea negra, que tiene ese punto constructivo y que es un elemento histórico de Cassina". En cuanto a la iluminación, añade, "la hemos hecho muy evidenciada, en contra de lo que se hace habitualmente hoy en día, porque nos parece que le da carácter y encuadra. El planteamiento para los suelos ha sido más doméstico, un elemento que representa un fundamento de la compañía". Solo por la seductora selección de colores hay que dar la bienvenida a Patricia Urquiola.

Importante y oportuno artículo en El País de Jonas Fernández


El PSOE atraviesa una situación compleja que va más allá de la pasada sesión de investidura. Ha perdido apoyo electoral en casi todas las elecciones celebradas desde 2008, y esto se une a una debilidad estructural de los socialistas europeos. No faltan los agoreros que anuncian, una vez más, el fin de la socialdemocracia. Sin embargo, no ha habido un contexto histórico en que las ideas socialistas sean más necesarias, para ordenar el mercado (la globalización) y reconstruir los sistemas de intervención y redistribución. Para ello, el PSOE debe recuperar la unidad interna, impulsar un renovado proyecto y reformar su modelo de organización para canalizar los deseos de cambio. Un esfuerzo para revitalizar la ambición de una España con liderazgo en el mundo, donde veamos a los mejores en los puestos de responsabilidad.
Estamos viviendo cambios globales que marcarán el futuro de generaciones, como el desplazamiento de poder geopolítico al Pacífico, la vuelta de los nacionalismos y los populismos plebiscitarios (llámeseBrexit o Trump), los problemas de seguridad, el cambio climático, la revolución digital o el envejecimiento demográfico. Ignorando estos cambios, España ha caído en una espiral de introspección inoperante, dilapidando nuestro peso internacional y avivando las tensiones centrífugas ante la ausencia de un proyecto de país. El PSOE debe liderar estos debates con convicción y firmeza regeneracionista, sin atavismos ni complejos, ante una derecha más conservadora que nunca y una “nueva política” que gasta sus energías en copar los titulares del día siguiente.
Esta reflexión exige actualizar los campos de actuación y las palancas institucionales para cumplir con nuestros ideales centenarios. Probablemente, lo más urgente es reconocer que no hay socialismo sin una Europa federal. La diferencia más nítida entre las dos corrientes de pensamiento no conservadoras, el liberalismo y la socialdemocracia, es que los socialistas no nos limitamos a garantizar la igualdad de oportunidades, sino que queremos preservar un elevado nivel de equidad. El problema es que, en la actualidad, los Estados no tienen capacidad para establecer sistemas fiscales justos ante la fácil elusión de impuestos de las grandes compañías. Hemos perdido de facto nuestra soberanía fiscal, pero también la normativa frente a compañías globales. La vocación redistributiva de la socialdemocracia, núcleo de nuestro ideario, no es viable si se limita al ámbito nacional. Esta visión no se restringe a la política fiscal, sino a casi todos los retos del presente. Debemos empezar por reconocer que nuestro proyecto, como nuestro futuro, nunca más será exclusivamente nacional y, por ello, hay que situar el proyecto europeo en el centro de nuestro programa.
Nuestro modelo social no ha hecho más que erosionarse en los últimos años, no solo por la mayoría del PP, sino porque su supervivencia está amenazada si se mantiene en su dimensión nacional. El socialismo debe abandonar una posición de resistencia para liderar de nuevo una estrategia que haga viable este modelo. A principios del siglo XX pocos creían que se podían construir políticas sociales desde el Estado, y sin embargo así fue. Ahora, debemos hacer lo mismo a escala europea. Y no hay razones objetivas para que esto no sea posible.
Hemos perdido ‘de facto’ nuestra soberanía fiscal, pero también la normativa frente a compañías globales.
Para ello debemos actualizar el modelo de partido, nuestro modo de relacionarnos con la sociedad. No me refiero solo a las elecciones primarias, sino a un cambio radical en nuestra manera de organizarnos, modificando los sistemas y criterios de selección de los órganos ejecutivos y de representación. Ciertamente, actualizar nuestra estructura no es sencillo. Pasar de un modelo vertical y jerarquizado, “analógico”, a una estructura en red para unos ciudadanos “digitales” no es fácil. Pero reformar el funcionamiento interno es indispensable para atraer al talento de la generación mejor formada de nuestra historia. Por aquí pasa la reforma pendiente: preocuparse menos de lo orgánico y ofrecer de nuevo al PSOE como instrumento de cambio al servicio de la mayoría progresista.
Sin duda, los últimos meses no han sido sencillos en el PSOE, pero lo verdaderamente importante es la reflexión que empieza ahora para reconstruir un partido útil a la sociedad y para recuperar una mayoría social desde la que impulsar una agenda de reformas, de cambio real y progresista. Decía Indalecio Prieto en los años treinta que los socialistas teníamos pendiente una magna tarea, la de “conquistar a los españoles”. Un reto parecido nos aguarda ahora, su reconquista.

Acerca de las entrevistas memorialistas de Ramón Sánchez Ocaña


Te felicito por las entrevistas de ayer y hoy.
Muy bien.
No obstante,te señalo que Julio Masip Acevedo,jurista y políglota,era hermano, algo mayor, de mi padre y padrino de Marco,mi primogénito.Suelo hablar de tío Julio bastante en mis columnas sabatinas de lne.
Un abrazo fuerte.
Antonio

lunes, 28 de noviembre de 2016

Carta a directora lne sobre Gutierrez Menoyo


Muy rebién el recuerdo de María José Iglesias, con motivo de la muerte del histórico dictador Fidel Castro, hacia el disidente, oriundo asturiano, Eloy Gutiérrez Menoyo.

Por mediación de Carlos Fuente, Jefe entonces del Protocolo municipal, abrimos un domingo por la mañana el Ayuntamiento para recibir a este heroico luchador contra Batista que, gracias a una gestión de Felipe González, acababa de salir de la cárcel donde había pasado 25 crueles años.

Eloy, como cuento en "Desde mi ventana", tenía una hermana, muy activa en lograr su liberación, con tienda en la ovetense Las Salesas.

sábado, 26 de noviembre de 2016

JULIÁN ARIZA

JULIÁN ARIZA

La vejez no es para blandengues
Rosa Montero






El chiringo de La Guinda, que todavía mantiene esencia de fraternidad societaria, marco en que, junto a Soledad y Nacho Quintana y otros amigos, mantuve encuentro con Julián Ariza. Fue en el último San Mateo. Hacía tiempo que no lo veía, desde una tarde esplendorosa mientras pescaba a la orilla de la ría eota, como el vagabundo celano, que cuento en "Prodigios del Eo", un librín que destinaré a exclusiva circulación familiar. En Oviedo y As Figueiras, la atenta presencia de Concha, su admirable mujer.

Me refiero a Julián, ¡un héroe!, líder de Comisiones Obreras, como si todos supieran a quien cito sin percatarme que ya hay una generación que ignora las anteriores. Yo mismo le conocí sin conocerlo personalmente pues estuvo años preso en el Carabanchel tardofranquista. Los inolvidables Angelines y Pepe Jiménez de Parga me presentaron a un hermano de Julián que trabajaba en los Grandes Almacenes de la madrileña Arapiles. Era 1971 cuando me iniciaba en la abogacía. En ese mismo lugar, almorzaba todos los días con otro legendario antifranquista, Ignacio Fernández de Castro, que un ministro opusdeista, García Moncó, santanderino como él que había sido compañero suyo en la Universidad de Oviedo, protegía de la detención por Tribunal Militar.

Mucho me prestó conversar de nuevo con Ariza. Como no podía ser menos, coincidiendo con el desastre en que está sumida la izquierda, Julián formuló la pregunta clave: ¿Qué está pasando para que no demos seguridad a miles de familias trabajadoras, que, sin embargo, confían en el PP?

Ya estábamos con los peores resultados pero sé, de mi parte, bien quién, o quiénes, negándose a dimitir y rectificar nos llevaban al suicidio político, y de paso, al bloqueo y/o la quiebra del país.

Hace días un ex ministro de Felipe González evocó a Julián en un debate televisivo, ¡cuánto echo de menos a varios clarividentes ante la ineludible larga travesía de la ubicación/clarificación!

Levantaremos cabeza pero son precisas cabezas reflexivas a levantar.

Lucían Freud obsesionado por Corot

Fue noticia del verano, como otros ensalzan canciones, estúpidas por lo general. La novedad en que me fijo es sublime, creo: La National Gallery exhibió la donación de un cuadro de Corot, "La italiana. La mujer con la manga amarilla", que dejó Lucian Freud al Reino Unido, en agradecimiento por la solidaridad inglesa con su familia en la huida de los nazis.¡Cuánto da que pensar ante el Brexit!

Lucian era nieto de Sigmund Freud, el genio del sicoanálisis. Tenía su Corot en la habitación para verlo varias veces al día.

La galería oficial londinense rescata en su exhibición la vocación coleccionista de otros grandes del arte. Ahí está el intercambio que se hicieron entre sí Picasso y Matisse.

Como el cuadro de Corot es objeto de especial relato, bien recuerdo que en Bogotá contemplé la colección de Fernando Botero, en cuyo taller se hizo La Maternidad de la ovetense Plaza de La Escandalera. Botero tenía también devoción por Lucian Freud. En Medellín, cerca de un establecimiento llamado Oviedo, tiene un museo al aire libre, que mucho me prestó conocer.¡Qué bien el Nobel de La Paz para la paz colombiana!

Y perorando sobre Londres, la siquiatría y la pintura, rememoro con el Dr.Braña, Presidente del Colegio de médicos, la famosa entrevista que como paciente hizo Salvador Dalí a Sigmund Freud que disgustó mucho al sicoanalista entonces exiliado.

Constatando estas cumbres del Arte exhibida, muy orgulloso me siento de los esfuerzos y trayectoria del Bellas Artes de Asturias, cuyas colecciones he vuelto a ver, junto a varios amigos, entre ellos, Alfonso Palacio, el director, Areces, nuestro senador, Jorge Bustillo (¡Qué pena haber perdido un edificio de Rafael Moneo en vez del Calatrava o el Auditorio!), Quintana, exsubsecretario de Cultura, cuyo entusiasmo clarinista debería fructificar en el Museo de la ciudad que tanto propugna...

Que algún día contemos con un Corot o un Freud no es fácil de imaginar sino surge otro inimaginable mecenas tal Pedro Masaveu, que nos trajo, entre otros, a Picasso, o a los Goicorrotea, política impositiva aparte, que guardaban los Greco.

De momento se espera por la culta generosidad de Plácido Arango

sábado, 12 de noviembre de 2016

En lne/Oviedo/Acerca del nuevo Gobierno

El Gobierno desde mi rincón


El Gobierno desde mi rincón
Siento que la oportunidad de un nuevo gobierno, de momento, no ha sido aprovechada por su mentor. Estoy, nuevamente, con Javier Fernández y Ramón Jáuregui, pues faltan los perfiles que precisa la crítica hora española. Desgraciadamente algunos correligionarios, olvidada para siempre la exigente formación política, fían la extrema complejidad al maniqueo eco viajero de supuesta escucha a plañideros en decadente berrinche por toda la piel de toro.
Yendo al Gobierno desde sus nombres, me parece patético la repetición del trío Guindos-Montoro-Bañez con el torpe acento agudo, ultra partidista, absurdo funcional, de Cospedal, que debería atender de inmediato el caso de los 55 de Trubia, tan cruel e irresponsablemente tratados por su predecesor. ¿Va a reparar, a su vez, el nuevo Ministro de Energía el incumplimiento con el carbón, sus cuencas y sus poblaciones? Parece evidente que Soria cae por su deshonestidad no por su frontal enemistad hacia Asturias y León, en las que el nuevo ministro no parece escaldado.
En otro plano, ¿tiene alguna relación con la Sanidad la nueva ministra, que parece responder a aquel grotesco aforismo noventayochesco de afrodisiaco y efímero poder personal: "Ministro aunque sea de Marina"?
En el largo parón gubernamental, en el que hubo culpas compartidas al menos a las tres principales bandas, nada se hizo por la definitiva estabilidad de los jubilados, no los que ya somos, sino para los próximos. No puedo negar que Alfonso Dastis es un gran profesional, ¿pero valdrá para sustituir a un político de la talla de Margallo, sin duda discutible, que, no obstante, se había abierto un difícil hueco en las cumbres europeas, e internacionales en general, incluido el éxito evidente del puesto en el Consejo de Seguridad?. Tampoco niego que Méndez de Vigo, con orígenes ovetenses, es una personalidad de calidad que el mismo PP, y en concreto Aznar-Mayor quisieron descabalgar en su limpia carrera política, en medio de la porquería generalizada, cuando le impidieron ser portavoz, no ya del gobierno, sino antaño del grupo popular Europeo.
Mucho me sorprende, en mi fugaz conocimiento, el Ministro del Interior, que viene a sustituir a Fernández Díaz, caído antes en la opinión pública y ante los defensores de las libertades básicas. Los que tenemos antiguo pescante político, ¿reconoceríamos a ese sobrepasado Fernández Díaz del que fue gobernador suarista de Asturias y aún Secretario de Estado? Si parecen claras en su obscenidad las interferencias del saliente, mucho me hablan de algunas significativas del nuevo, decano de los jueces sevillanos, en la antigua errática instrucción Alaya-Eres y el archivo de una denuncia sobre la coqueta instructora.
En fin, ningún entusiasmo de mi parte por el nuevo gobierno, más bien lo contrario, nueva decepción, pero no puedo menos de agradecer a Margallo sus atenciones, de buenos reflejos democráticos, con las familias de los asturianos desaparecidos en diversas catástrofes foráneas. Y de paso, su voluntad de no olvidar Gibraltar, que los buenos de González Campos y Mariano Aguilar señalaban como asignatura siempre pendiente.