lunes, 24 de junio de 2019

EL EJEMPLO DEL CIUDADANO ROLDAN PARA CARLOS CARNICERO URABAYEN

Los partidos se llenan de oportunistas que llegan exhibiendo el sueño de la transformación del espacio público -en el mejor de los casos- y terminan a las órdenes de un líder con el que solo comparten una espesa red de intereses particulares. Toni Roldán no es uno de ellos. Su renuncia es una pérdida para la política española, pero su ejemplo debería servir para honrar a quienes viven fieles a sus ideas, incluso aunque tengan que hacerlo contra corriente.  
En política, la lealtad a las ideas termina con frecuencia sepultada por la lealtad a las personas que garantizan un determinado estatus. La tentación es grande, pero el precio es caro: renunciar a mirarse en el espejo de los valores más íntimos en una profesión que requiere 24 horas de conexión y fidelidad pública a prueba de bombas.  
Quienes no han tenido vida profesional al margen de la política, ni habilidades reconocidas más allá del universo de regates cortos, fontanería y lucha callejera que tanto premian los partidos, probablemente están dispuestos a aguantarlo todo. Pero Roldán ha dicho basta y nos ha recordado algunas cosas elementales: “La política no es un supermercado. Aquí no se venden productos que se puedan alterar de la noche a la mañana”. Y remata: “Uno no puede tratar de ser lo que no es durante demasiado tiempo”.
Roldán renunció a su brillante carrera como analista en Londres porque aceptó formar parte de un proyecto rabiosamente rompedor: antinacionalista -en un universo dominado por el independentismo-, liberal y de centro -en un país muy ideologizado en el que se pensaba que no había espacio para el pragmatismo reformista- y activamente europeísta -en un universo en el que Europa vive permanentemente en segundo plano. El abrazo a Vox lo ha roto todo y la indisimulada estrategia de Rivera de cuanto peor mejor debe resultar irrespirable para alguien que piensa primero en el país y después en su partido.
La entrada y salida de Roldán en Ciudadanos nos propone la mejor imagen de las esperanzas y las horas oscuras en las que se ha instalado este partido. De su capacidad para atraer talento y frescura, a expulsarlo como hacen frecuentemente los partidos viejos. Primero fue Valls, ahora Roldán. La vía de agua debería agitar el barco naranja. La pérdida de las esencias no es un camino digno para llegar al poder, en el discutible supuesto de que esta transmutación les vaya a beneficiar.
Releo el imprescindible ensayo 'Todo lo que era sólido' de Antonio Muñoz Molina. “Llevar la contraria a solas, a cuerpo limpio, diciendo educadamente lo que uno piensa que debe decir… lo que le parece indigno callar, sabiendo que se arriesga no a la reprobación segura de quienes no comparten sus ideas sino al rechazo ofendido de los que lo consideran uno de los suyos; llevar la contraria no a visiones abstractas y totales del mundo sino a hechos particulares de la realidad”. Buena suerte, ciudadano Roldán.

viernes, 21 de junio de 2019

QUEMAR CABELLO

¿Quién se lo peinará, carolín cacao, carolín cacao?, Fonseca, Fernando, APABULLANTE SILENCIO EXTRANJERO.
“no amo los afeites de la actual cosmética” Machado, Antonio.

Exquisitos clientes de la peluquería PACO en Cimadevilla se hacían quemar las puntas de los cabellos. En los cincuenta, era ultramoderno remedio a temida alopecia. Se decía que los especialistas de la espiral quema/crece pelo estaban en CALZÓN, frente al Campoamor. Ancestrales esencias taumatúrgicas, grabadas en la milagrería bruja de los incendios rurales controlados. Polo opuesto al refranero refrescante: barbas a remojar o el aforismo de la inocuidad, pelillos a la mar.
En recostados sillones practicaban imaginación tertuliana, sin el rústico pelo de la dehesa ni límites de prisa, - ¡cagaprisas! sacralizó, despectiva y escatológica, la RAE-; la febril velocidad urbanita sería para la insospechada década unidimensional, marcusiana.
El fuego regenerador de Prometeo, Heráclito y el profeta Elías, es, en cierto modo, oxímoron. Los desaparecidos monjes benitos de Valdediós lo retomaron por virtuosas contradicciones, agua/fuego, para letanías pascuales. Veneración de Zaratustra. La búsqueda del fuego, incansable afán desde los neandertales, pasando por la revolución industrial y filósofos, galenos y cocineros.

¿Fueron los barberos, alguna vez, cirujanos, dentistas o expurgadores de libros y reivindicadores de la libertad de la cabellera?

Las Peluquerías de Caballeros están en crisis, salvo, don Ramiro sostiene, las psicoestetas. Los cortes se retardan en la moda varonil; la melena dejó desde los Beatles, aparte Sansón, Colón o los Apaches, de ser indiciaria de género; proliferan los establecimientos UNISEX y prácticas caseras de rasurado, tras fugaz paso por las maquinillas eléctricas. En una campaña electoral me abrió a puerta fría un vecino de Ventanielles/El Palais, cara enjabonada, dispuesto al afeitado, normalidad impúdica ante el inesperado timbrazo visitante. Julio César destacaba los afeites de los britanios de Kent. Apenas se menta ya el seudomilitar “pelo cepillo” ni, como vejatorio arresto, el pelo al cero, que, en mujer, conmovió la comprometida pintura asturianista de Eduardo Arroyo. Ya Fray Luis en algún poema sensual cuestionaba el exceso de afeites femeninos.

No son, sin embargo, lo mismo rastrojos de la siega que atípicas fertilidades capilares.
Los lechuguinos, denominación de Julio Masip en tesis doctoral, acogían, entusiastas, prácticas de delicadeza barbera.

Ha habido costumbres de raya rectilínea, o diabla, pelo pincho, o alborotado, calvicies tapadas al bies, bisoñés, perillas leninistas, u otras icónicas procedencias, patillas bandolero, o de hacha, coletas toreras, crestas gallináceas, skins, gominas y brillantinas, estilos Marlon Brando (“melón blando”, para actitudes otrora imperantes) o Elvis o punkies… incluso esas brasas fatuas, apagadas en los sesenta. Quedan humos de época pero no retornos a la Peluquería PACO

miércoles, 19 de junio de 2019

FOLLETO CON MIS IMPRESIONES RETOCADAS




INTRODUCCIÓN

Es seguro que esta publicación limitada de varios artículos de mi columna sabatina en LA NUEVA ESPAÑA/Oviedo, con leves correcciones, se leerá menos que en la propia edición periodística original. Se impone, sin embargo, a mi juicio la recopilación y la constancia, aún reducida a los dignísimos anaqueles de las Bibliotecas, en las que, por cierto, sigo creyendo con fervor.
Hay quien me aconseja deje de “Complicarme la vida” como titula parecidamente Virginia Cowles su memoria de guerra, pero hace muchos años, sin todavía lo que se llamaba cristianamente “uso de razón”, mi querido padre me hacía recitar unos versos patrioteros de Eduardo Marquina, “España y yo somos así…”.
Esa situación española precisa de forma urgente estabilidades económica y territorial en un mundo no muy lejos de apocalípticos problemas demográficos y ecológicos a afrontar. Las tareas de la Humanidad, no son muy diferentes a distinta escala a las de Oviedo, que no pueden olvidar la solidaridad con la pobreza y la defensa del patrimonio artístico y medioambiental.
A la larga, es el amor, pequeño o grande, según se mire, a esta ciudad y mi propia coherencia vital la que otrora me hizo meditar la asunción de aquel logrado lema de las Peñas Azules, NO ABANDONÉ AL OVIEDO EN TERCERA

CERRANDO LISTA

Antes de salir de España me figuraba que los conservadores de estas tierras eran gente respetable, equivocadas según mi punto de vista pero dignos de consideración; europeos, intelectuales y liberales relativamente. Confieso que me había equivocado” Alas ArgüellesLeopoldo, OBRA PERIODÍSTICA.

“(…) un entorno cultural tan frágil como el de nuestro país”. López Otín,C. LA VIDA EN CUATRO LETRAS

Fue honor cerrar lista en la ciudad de mis nostalgias de cinco generaciones. Hice propuestas sucesivas semejantes a Ángel González, Sara Suárez Solís y Fernando Valle/Avelino Cadavieco. Los cuatro, ovetenses de primera. No podía negarme al Alcalde, ¡honesto a carta cabal!, virtud política imprescindible, y tampoco a mi propio entusiasmo juvenil. Ángel, gran luchador, cuyo progenitor, Pedro González Cano, fue concejal republicano de Oviedo; ¡los hijos de Sara: sus novelas! constituyen pilares de LA BIEN NOVELADA, divisa proclive a la caricia de nuestro escudo; Fernando y Avelino siguen en el espíritu de LA VEGA, mal clausurada, y en LATORES, núcleos progresistas.

Ramón Jáuregui, alcalde/gestor provisional de 1978, ha procedido igual en su San Sebastián, Luis Yáñez, que nomina cierre europeo, y otros amigos me han enseñado mucho en las lides bruselenses de las que sigo bebiendo saberes y templanzas. El panorama es confuso, incluso diría más, tal la humorística constancia de los gemelos DUPONT en TINTIN Y MILOU: ¡muy confuso!, en particular por secesionismos enloquecidos no erradicados. El gran comunista José María Laso me reprochaba con sumo afecto que yo no sería nunca, y no le faltaba razón, marxista, pero me han influido, sin embargo, un cierto kantismo (Kant…ese sí premarxista) y el Sermón de la Montaña, vinculados a que la Vida es Deber. Camus antes que Sartre. Heme, pues, dispuesto, con sincera humildad, a aportar granito antes del borgeano olvido que seremos. Aunque confío en los genes democráticos patrios, y en especial, la tradición asturiana, temo saltos atrás (“desandan camino”, A. Guerra en el Club de Prensa dixit) que exigen pizca de deber y ponderación incansables a los que sabemos de coletazos, xenofobias, antifeminismo, demagogia, anticultura, latrocinio a las arcas públicas… El shakesperiano ¡las cosas quehemos visto! Enemigo de la violencia boxística, tomo, no obstante, jerga pegadiza: ¡nada de bajar la guardia!

Aquí se ha robado en proporción tamaña, o más, a Pujol en Cataluña; no cabe ingenuamente necrosar impunidad.

Conocí Europa dentro de las instituciones, y la preocupación es grandísima, mayor que la confusión aludida. ¡Menuda la liada, v.g., por Dolors Montserrat/Toni Comin para cargarse de consuno la Agencia del Medicamento! Grave peligro sobrevuela: El fascismo, como entre las guerras mundiales, afila garras en campo embarrado… ¡Ni neutralidad ni inacción! Lo vieron Keynes y otros.

Amistad confianzuda con Jonás aparte, tan preparado y próximo, Asturias y sus partidos, sin ningunear la labor pasada de Laura González o Salvador Garriga, no deberían marginar nuestra frágil región olvidando contar con europarlamentarios/as.

En definitiva para mis adentros y lesiones corpóreas: ¡listo!, cierre o no lista.


AVISPONES ASIÁTICOS EN JARRONES CHINOS

Ahora resulta que los peligrosos avispones asiáticos han llegado en ¡jarrones chinos! ¡Y yo sin enterarme!

Sigo teniendo pizca de felipismo, no del FLP, que también, pues fue mi primer partido político, sino de una especie, o tribu, insólita de la transición política tras un líder que se llamaba González, nombre tan común a tantos españolitos. Siempre me prestó la lograda referencia a “jarrones chinos” para expresidentes que nadie sabe colocar. Como soy, a muy otro nivel, muchos ex, Eurodiputado, Alcalde, Consejero, Diputado, Presidente del IDEA, El Reconquista, Amigos del Sahara, Fundación Cuevas y Yacimientos, Fundación Príncipe (vicepresidente)… salvando distancias, ni me aclaro cuánto tengo de hierática vasija.

Me uno a las víctimas del avispón. En mi casa estival de Castropol, esos bichejos anidaron en el portalón con extraña trenzada media gris, aunque, como dice un amigo gabacho, se hayan dado en fuite.

Hace años en un restaurante del Sur de Manhattan ofrecían miel de panales plantas arriba. Ante el avispón ya no sirven esas mieles líquidas neoyorkinas. Mucho me desbordan, en cualquier caso, esa y otras consecuencias cotidianas de la globalización y/o del cambio climático.

Si Fernando Lastra, hoy senador, ha combatido admirablemente el palmerín en las carreteras asturianas, apoyo también la lucha contra la activa avispa asiática. Antiguo eurodiputado, me suena muy bien la noticia que Bruselas abre importante partida para apicultura.

Insisto, pues: el depredador llegó hasta mí sin abalorio alguno, mientras confío que esa inversión europea termine definitivamente los efectos de su perversidad, con o, mejor, sin equívocos jarrones.


YERROS EN EL TRAZADO DE LA AUTOPISTA “Y”

Conseguir la “Y” asturiana fue larga lucha, semejante al TÚNEL DE LA PERRUCA y su manifestación unitaria de LA ESCANDALERA. Sin embargo, hubo yerros de trazado que siguen lacerando. El primero  es, sin duda, el paso pegado a San Julián de los Prados, la iglesia de Santullano, de donde era originario el pícaro universal Gil Blas de Santullano, que no de Santillana, como evidenciaron Estrada Acebal y Tolivar Faes, ambos eminentes sabios.
Consustancial a ese gran fallo para nuestro patrimonio histórico artístico se produjeron otros a no olvidar. La expropiación acordada con la familia Masaveu de los terrenos en que comienza el nudo urbano, próximos a General Elorza, fue lesiva para los intereses públicos. Lo advirtió el técnico del MOPU, ya fallecido, Juan Rodriguez-Vigil Lorenzo. Y para rematar, sin duda de forma supina e ignorante, el despropósito de un gran monolito, que apenas se aprecia, al ingeniero Enrique Lafuente, autor del proyecto. Es lugar destacado donde la Administración y el propio Enrique, sin duda con otros valores, cometieron lamentable desastre. La iniciativa popular de un Boulevard, hoy en vía muerta, tuvo la virtud de levantar interés social en una ocupación viaria mal resuelta, sobre lo que debería volverse  desde perspectivas más sólidas, pero imprescindibles para el próximo futuro, circulatorio y vivencial.

Apenas se sabe hogaño de Lafuente y/o Rodríguez-Vigil Lorenzo. Y tampoco del que fue joven vecino, Gonzalo Torrente Ballester, donde hizo sus primeras armas el enseguida gran escritor. A mí, viejo de la tribu, se me agolpan recuerdos, sucedidos y personajes vetustenses pues, insisto, el legendario Gil Blas es de ahí mismo, marco de la novela de Lesage, tal editó reafirmando el Ayuntamiento/Pentalfa/Tolivar. Es, por otra parte, un peligro que un munícipe, cuya insensibilidad contribuyó al maltrató a San Miguel de Liño, haya alcanzado responsabilidades públicas determinantes para Santullano, otra joya prerrománica, por cuya difusión mucho hizo LA NUEVA ESPAÑA recientemente. No pasaría nada desplazando kilómetros un monolito mal puesto y mantener las eximias bondades de la “Y”.


DE LA COLA DEL EVEREST A LA ANTIOVETENSISTA DE LIÑO

Juan Cueto relacionaba la ría del Eo con la escritura, ortográfico punto y coma, de Cunqueiro, cuyo mundo no es la idealizada artúrica Bretaña de Merlín y familia sino eotos y mindonienses, gentes y montes.

La pasión cunqueirana me lleva estivalmente al extremo del Paraíso Natural, contemplando los bordes lucenses, tierras luguesas, que engloban Mondoñedo y las correrías de la Santa Compaña.

En las iniciales sesiones de los premios Príncipe del Deporte, se propuso a Edmund Hillary para primer laureado, tal Pepe Hierro o María Zambrano en los suyos. No obstante, Samaranch, augusta personalidad olímpica, se inclinó por Sebastian Coe que utilizó principios del legendario Coubertin contra coletazos de la guerra fría.

El Everest resiste la famosa divisa del humor inglés, “la otra cola es más rápida”. ¡Doscientos atrapados!, hubo quien hasta la muerte en turismo de lujo. Serpientemulticolor impuso L´ÉQUIPE, metáfora de pelotón ciclista. La Cumbre del Mundo, ansia tatuada en la mágica barra de hielo de la Humanidad, antes Babel y hoy enloquecido Himalaya. En Oviedo, un alcaldable estuvo complotado en el siniestro embudo de Liño, desactivado, aunque queden secuelas.

Tras aquel debate ovetense, no tuvimos a Hillary en Oviedo y no subió al Naranco tal suelen los galardonados de la Fundación. Antes de morir pidió compasión para su Everest. La cola del Centro Asturiano, que no era por el Monumento sino contra el Monumento, obtuvo cancelación municipal frente a un gerente aferrado a la tortura de la maravilla prerrománica.

¡Ojito a credenciales, antiovetenses y anticulturales, en Liño y demás! Lamentables acomodaticios por pasotismo de hombros encogidos, codicia, zafiedad anticultural, cobardía y/o jetismo que antaño conocí en el colegio, la mili, la Universidad, la profesión y, ahora, la vida pública, tan herida de latrocinio, en Vetusta, España y en tantos países que bien conozco.                                                                                                                                                                               

El Cunqueiro eoto de Juan Cueto tenía, en cualquier caso, Taramundi, ¡Mundo de altura!, a la espalda, sin punto y coma. Apenas punto y seguido…



RUBALCABA INFINITESIMAL O NUEVA LECTURA DE ESPAÑA

Mucho se ha perorado sobre Rubalcaba.

Sin amenazas terroristas etarras todo ha variado. No obstante, vinculados al purismo antifranquista y a otros buenismos hemos quedado sobrepasados por ansias con las que no siempre conecta la vieja política. Así hice colocar en “Casa de Campomanes” estos versos de Ángel González: 

Habrá palabras nuevas para la nueva historia//y es preciso encontrarlas antes de que sea tarde.

El municipalismo sigue dependiente de forma inconstitucional del mecanicismo regional, estatal o comunitario. El protagonismo de los partidos del art. 6 de la Constitución es, sin embargo, injusto dejando fuera a uno, sin duda marginal pero de tradición arraigada, IU/PCE. La Corporación debería integrar y la figura del Alcalde debe tener carácter y moralidad ejemplares. Hay quien se sorprende, o eso me dice, de que haya apoyado al actual Alcalde, pero aborrezco la corrupción de tantos años y casos, y Wenceslao es persona honesta, en absoluto dispuesta a necrosar impunidad. Todos deberían reconocerlo antes de iniciar trabajo consistorial.

Tengo legitimidad para afirmarlo y exigirlo. Debo otros reconocimientos que sorprenderán. Cómo no estimar, sectarismo aparte, que Ignacio Cuesta llega tras un magnífico decanato de mis colegas de profesión, que Ana Taboada quiere a nuestra ciudad, que el llamado Rivi, pese a su gravísimo yerro sobre los Premios Princesa, deja concejalía con admirable dignidad, que Ablanedo, a la que personalmente no conozco, ha demostrado, y la he felicitado, superación del mecanicismo, y que Cristina Coto ha sufrido con entereza acosos intolerables. Y, no puedo menos de ensalzar papeles muy anteriores, cuya influencia llegó a mí, tal Luis María Fernández Canteli, tan olvidado por los suyos, o Villamil, un concejal del que tomé prestada la idea del Parque de Invierno, o Folgueras, del que pude apreciar encomiable interés por los pueblos del Concejo, o, aún, la entrañable lealtad institucional de alcaldes que me precedieron Suárez, Serrano y Riera.

 ¡Cuánto debo a funcionarios que no pensaban como yo, salvo en el tema capital e intransigente de la corrupción, tal don Luis Arce Monzón. Mi gestión jamás hubiera sido la misma sin mis compañeros…Y ahí estuvo la diferencia, el concurso de los que fueron, sobre el papel, solo sobre el papel, oposición, Ania, Zarracina, Grossi, Amandi, Fuego, Ismael, G.Arias, Cueto Felgueroso, Bango, Llaneza…Panorama inimaginable hoy. ¿Estarán dispuestos los partidos el 15 por una ciudad de todos/todas?

Empezaba perorando sobre Rubalcaba. Con Alfredo tuve experiencia inolvidable. Fue con ocasión, en Bruselas, de un delirante acuerdo entre una miembro entonces de mi grupo y Jaime Mayor para que la Eurocámara sostuviera, en evitación de lacerantes prescripciones, competencia de la jurisdicción del Tribunal Internacional por genocidio en detrimento de la Audiencia Nacional. Se invitó para semejante aberración a Fungairiño, famoso fiscal, que, a mis preguntas, sostuvo todo lo contrario de lo que los proponentes buscaban. Se arriesgaban absoluciones, penas rebajadas y libertades provisionales con sucedidos en extremo garantistas, como hogaño el caso Puigdemont, silenciando la experta  Audiencia Nacional. Se rompía también el principio del juez natural. Contra mi posición se recurrió a un asesor del entonces Ministro de Defensa, lo que superé, gracias a Álvaro Cuesta, con un contacto con Pérez Rubalcaba que puso a PP y PSOE en su sitio, sin interrumpir el loable final etarra ni darle una escapatoria en Tribunal ad hoc.

Inapreciable, y quizá intrascendente, fue aquella mi intervención, pero una vez más aprecié el recio análisis de un Rubalcaba que, por desgracia, falta y al que hubiera contado lo que puede pasar en Oviedo. Nada que ver con el terrorismo, por supuesto, pero demasiado con corrupciones  e impunidades, que arruinan nuestra hermosa ciudad. 

(A abordar en otra ocasión, la inestimable intervención de Alfredo Pérez Rubalcaba, entonces Jefe de Gabinete del Secretario de Estado de Universidades, Juan Rojo, para hacernos municipalmente con el Cuartel de Milán, que bien conocía de su servicio militar, convirtiéndolo en Facultad de Humanidades. Me acompañaban Enrique Pañeda, concejal de Hacienda, y Javier Álvarez Pulgar, Vicerrector)


CANTELI VERSUS PRERROMÁNICO, METRÓPOLIS y… ¿OVIEDO?                 

Olvidemos aldeanismos y localismos estériles” Suárez, Rubén
“Una parte  cae en provincianismo lastimero”, Rodríguez-Vigil, JL

El prerrománico ha tenido denominaciones varias: románico primitivo, arte asturiano...Fue éxito que UNESCO estampara sello “Patrimonio de la Humanidad”. Agradecimos a Mme Cabana, embajadora francesa, que Díaz Ron, tan del concejo maliayés de gran prerrománico, invitó a conocer Asturias, y a Mayor Zaragoza, luego Presidente de la alta institución. No mucho después, a loables iniciativas de Efrén García, digno dimisionario de Comisión de PATRIMONIO, Manzanares, Antón Capitel, Pol y Pedro Blanco, planteamos improcedencia de la verja del Centro Asturiano en Liño. Era estropicio visual, pero, además, el gerente exigía carnet social a conductores en cola, muy lesiva para la joya. Peor que la velocidad y los paros en San Julián, la Iglesia de “Gil Blas de Santullano”. Así las cosas, CDS y PP plantearon que era mejor la coerción del Centro, ¡maldito lobby!, que el daño a San Miguel. Intuí que en alguno primaría amor a la ciudad. El Sr. Secretario, ¡inolvidable Arce Monzón!, leyó nómina con timbrada voz característica. Al llegar a Rey Aguirre, Ismael, éste se bloqueó, siendo evacuado al Hospital. En empate emití calidad derrumbando siniestras verja y caseta guardiana. Se abrió acceso por ULES. 

La lámina de piscinas descubiertas siguió distinto itinerario, también de zigzagueo preocupante. CDS/PP tuvieron ocasión luego de unirse contra la ya iniciada peatonalización. (Bien, no obstante, estoy con Félix de Azúa y Rafael Sánchez Ferlosio sobre la improcedencia del término)

Ante no resisto tampoco prevenir la enemiga al Área Metropolitana Central. Procede discutir y, si cupiese, mejorar propuesta, ¿pero negar de raíz? Dan pánico gentes cerriles, gestoras en apariencia, al frente de intereses públicos. ¿Acaso creen la ficticia Metrópolis de Clark Kent? La asturiana, también denominaciones varias incluido guarismo 8, la concebían ya Pepe López Muñiz cuando puso en SADEI a Ricardo Gómez Muñoz, o Luis Botas, desde la Cámara de Comercio.

En 1991, con resultado parecido a hogaño, perdí elecciones.                          

Retrasados actos por pulcra elegancia hasta cierre urnas, procedí, presentes Ángel González y Juan Marsé, grandes literatos del siglo, a inaugurar el PURI TOMÁS, anunciando enfrente el DEL OESTE, y varias calles; al hacerlo con “CARLOS PRIETO”, que borraría la nueva Corporación, Francisco de Asís y Rivi, de IU, me propusieron seguir de Alcalde que simultáneamente aseguró el CDS/José Ramón Caso a Alfonso Guerra. Ambos partidos temían futuro que, pese a haber conocido al líder PP, no pensé sería económicamente tan nefasto.

Luego el latrocinio superó sospechas sin indicios rotundos a la vista. Cagatraba; Asturcón, ¡simple yerro de un arábigo cero de tres cientos sobrecoste a tres mil!;Isabelinas; Enlosados y Pavimentos; Cemento de Otero/Villafría; Excavaciones de imposible número de camiones; Losa y resto Cinturón Verde; GESUOSA, opacidades y blanqueos; Caprichos, comisiones y horrores artísticos; Auditorio de Beca sin Moneo; Destrozo y regalo del subsuelo del San Francisco (frenado popularmente a tiempo); Privatización del Cementerio, con tumba profanada de don José Maldonado; Enajenación del Agua, que, pese a supuestos filólogos que pugnan por variarlo, figura en el topónimo prelatino de Oviedo; Plétora depredadora de Grandes Superficies; Adjudicaciones olloniegas, incluido estudio autocobrado de ficticia Estación de Autobuses; Villa Magdalena; Tirar y cambiar Campo Buenavista//Carlos Tartiere; Edificabilidades en Plaza de América, Plaza GOTA LOSADA, Monte Cerrao…; Hundimiento negligente de Ventanielles…¿Quién tuvo la brillante idea de presentar campaña en la emponzoñada Calatrava? ¿Otorgar callando? Pasados años y sucedidos, se hace difícil, sin embargo, que Cuesta, Taboada y Coto, jóvenes espabilados y peritos en leyes, con buenos y respetables resultados, se dispongan, por activa o pasiva, a necrosar impunidades y enterrar olvidos flagrantes. Tropelías y estados contables, A y B, se cargaron ya a dos alcaldes pero la penitencia expiatoria ha de ser mayor. Entra, inexorable, la Aritmética, consustancial a la Democracia; al nacer con un abuelo escribidor de varias obras de Geometría, ¡gracias José Manuel Álvarez por recordarlo en LARIA y RIDEA!, opto por ésta con acentos, también heredados e ineludibles, en la Cultura y la Ética.

Descargo conciencia avisando desde rincón plumilla. Da más que vértigo…


viernes, 14 de junio de 2019

PUBLICO TB EN LNE/Oviedo A SABIENDAS DE PACTO SUFICIENTE EN CONTRA


DE LA COLA DEL EVEREST A LA ANTIOVETENSISTA DE LIÑO
Juan Cueto relacionaba la ría del Eo con la escritura, ortográfico punto y coma, de Cunqueiro, cuyo mundo no es la idealizada artúrica Bretaña de Merlín y familia sino eotos y mindonienses, gentes y montes.
La pasión cunqueirana me lleva estivalmente al extremo del Paraíso Natural, contemplando los bordes lucenses, tierras luguesas, que engloban Mondoñedo y las correrías de la Santa Compaña.
En las iniciales sesiones de los premios Príncipe del Deporte, se propuso a Edmund Hillary para primer laureado, tal Pepe Hierro o María Zambrano en los suyos. No obstante, Samaranch, augusta personalidad olímpica, se inclinó por Sebastian Coe que utilizó principios del legendario Coubertin contra coletazos de la guerra fría.
El Everest resiste la famosa divisa del humor inglés, “la otra cola es más rápida”. ¡Doscientos atrapados!, hubo quien hasta la muerte en turismo de lujo. Serpiente multicolor impuso L´ÉQUIPE, metáfora de pelotón ciclista. La Cumbre del Mundo, ansia tatuada en la mágica barra de hielo de la Humanidad, antes Babel y hoy enloquecido Himalaya. En Oviedo, un alcaldable estuvo complotado en el siniestro embudo de Liño, desactivado, aunque queden secuelas.
Tras aquel debate ovetense, no tuvimos a Hillary en Oviedo y no subió al Naranco tal suelen los galardonados de la Fundación. Antes de morir pidió compasión para su Everest. La cola del Centro Asturiano, que no era por el Monumento sino contra el Monumento, obtuvo cancelación municipal frente a un gerente aferrado a la tortura de la maravilla prerrománica.
¡Ojito a credenciales, antiovetenses y anticulturales, en Liño y demás! Lamentables acomodaticios por pasotismo de hombros encogidos, codicia, zafiedad anticultural, cobardía y/o jetismo que antaño conocí en el colegio, la mili, la Universidad, la profesión y, ahora, la vida pública, tan herida de latrocinio, en Vetusta, España y en tantos países que bien conozco.                                                                                                                                                                               
El Cunqueiro eoto de Juan Cueto tenía, en cualquier caso, Taramundi, ¡Mundo de altura!, a la espalda, sin punto y coma. Apenas punto y seguido…

sábado, 8 de junio de 2019

OJITO CON CANTELI


CANTELI VERSUS PRERROMÁNICO, METRÓPOLIS y… ¿OVIEDO?                 
Olvidemos aldeanismos y localismos estérilesSuárez, Rubén. “Una parte  cae en provincianismo lastimero”, Rodríguez-Vigil, JL---------------------------------------------------------------------------------------------------
El prerrománico ha tenido denominaciones varias: románico primitivo, arte asturiano... Fue éxito que UNESCO estampara sello “Patrimonio de la Humanidad”. Agradecimos a Mme Cabana, embajadora francesa, que Díaz Ron, tan del concejo maliayés de gran prerrománico, invitó a conocer Asturias, y a Mayor Zaragoza, luego Presidente de la alta institución. No mucho después, a loables iniciativas de Efrén García, digno dimisionario de Comisión de PATRIMONIO, Manzanares, Antón Capitel, Pol y Pedro Blanco, planteamos improcedencia de la verja del Centro Asturiano en Liño. Era estropicio visual, pero, además, el gerente exigía carnet social a conductores en cola, muy lesiva para la joya. Peor que la velocidad y los paros en San Julián, la Iglesia de “Gil Blas de Santullano”. Así las cosas, CDS y PP plantearon que era mejor la coerción del Centro, ¡maldito lobby!, que el daño a San Miguel. Intuí que en alguno primaría amor a la ciudad. El Sr. Secretario, ¡inolvidable Arce Monzón!, leyó nómina con timbrada voz característica. Al llegar a Rey Aguirre, Ismael, éste se bloqueó, siendo evacuado al Hospital. En empate emití calidad derrumbando siniestras verja y caseta guardiana. Se abrió acceso por ULES. La lámina de piscinas descubiertas siguió distinto itinerario, también de zigzagueo preocupante. CDS/PP tuvieron ocasión luego de unirse contra la ya iniciada peatonalización.
Ante probable nuevo alcalde, no resisto tampoco prevenir la enemiga al Área Metropolitana Central. Procede discutir y, si cupiese, mejorar propuesta, ¿pero negar de raíz? Dan pánico gentes cerriles, gestoras en apariencia, al frente de intereses públicos. ¿Acaso creen la ficticia Metrópolis de Clark Kent? La asturiana, también denominaciones varias incluido guarismo 8, la concebían ya Pepe López Muñiz, cuando puso en SADEI a Ricardo Gómez Muñoz, o Luis Botas, desde la Cámara de Comercio.
En 1991, con resultado parecido a hogaño, perdí elecciones.                          
Retrasados actos por pulcra elegancia hasta cierre urnas, procedí, presentes Ángel González y Juan Marsé, grandes literatos del siglo, a inaugurar el PURI TOMÁS, anunciando enfrente el DEL OESTE, y varias calles; al hacerlo con “CARLOS PRIETO”, que borraría la nueva Corporación, Francisco de Asís y Rivi, de IU, me propusieron seguir de Alcalde que simultáneamente aseguró el CDS/José Ramón Caso a Alfonso Guerra. Ambos partidos temían futuro que, pese a haber conocido al líder PP, no pensé sería económicamente tan nefasto.
Luego el latrocinio superó sospechas sin indicios rotundos a la vista. Cagatraba; Asturcón, ¡simple yerro de un arábigo cero de tres cientos sobrecoste a tres mil!; Isabelinas; Enlosados y Pavimentos; Cemento de Otero/Villafría; Excavaciones de imposible número de camiones; Losa y resto Cinturón Verde; GESUOSA, opacidades y blanqueos; Caprichos, comisiones y horrores artísticos; Auditorio de Beca sin Moneo; Destrozo y regalo del subsuelo del San Francisco (frenado popularmente a tiempo); Privatización del Cementerio, con tumba profanada de don José Maldonado; Enajenación del Agua, que, pese a supuestos filólogos que pugnan por variarlo, figura en el topónimo prelatino de Oviedo; Plétora depredadora de Grandes Superficies; Adjudicaciones olloniegas, incluido estudio autocobrado de ficticia Estación de Autobuses; Villa Magdalena; Tirar y cambiar Campo Buenavista//Carlos Tartiere; Edificabilidades en Plaza de América, Plaza GOTA LOSADA, Monte Cerrao…; Hundimiento negligente de Ventanielles…¿Quién tuvo la brillante idea de presentar campaña en la emponzoñada Calatrava? ¿Otorgar callando? Pasados años y sucedidos, se hace difícil, sin embargo, que Cuesta, Taboada y Coto, jóvenes espabilados y peritos en leyes, con buenos y respetables resultados, se dispongan, por activa o pasiva, a necrosar impunidades y enterrar olvidos flagrantes. Tropelías y estados contables, A y B, se cargaron ya a dos alcaldes pero la penitencia expiatoria ha de ser mayor. Entra, inexorable, la Aritmética, consustancial a la Democracia; al nacer con un abuelo escribidor de varias obras de Geometría, ¡gracias José Manuel Álvarez por recordarlo en LARIA y RIDEA!, opto por ésta con acentos, también heredados e ineludibles, en la Cultura y la Ética.
Descargo conciencia avisando desde rincón plumilla. Da más que vértigo…