sábado, 28 de junio de 2014

AURELIO MENÉNDEZ Y MARGARIDE, EN LA REGATA IBIENSE DE LA ANTÁRTIDA Y LA ATLÁNTIDA

 Mientras evoco a Inés ,junto a Lolo en su Olloniego...
 

 
 El escritor mierense Quico Orejas, buen seguidor de Cortázar, me atribuyó, serían los setenta, el salir dos veces en la misma foto de prensa y Nacho Gracia y Juan Cueto peroraron entonces sobre mi supuesto don de la ubicuidad. Reviví ambos fenómenos paranormales hace unos días cuando a mi regreso del penúltimo viaje a Brubru me presenté en el Club de Regatas de Gijón a la entrega del premio "JL Álvarez Margaride" a Francisco Rodríguez tras asistir a la clausura del curso escolar del Colegio Aurelio Menéndez en San Antolín de Ibias.
 
Emoción sin límite me produjo la comunidad escolar ibiense, con asistencia del Comandante de Puesto de la Benemérita Guardia Civil, la incomprendida farmacéutica lugareña y los compañeros del Partido, el Sindicato Minero y el Ayuntamiento. Más que recibir la "Palloza de honor", que también, me prestó la ceremonia de graduación de Rebeca y Lorena, dos adolescentes ejemplares, como toda su comunidad educativa,  que, con el honroso nombre de Don Aurelio, y su patrocinio constante, lucha por la supervivencia de lo que es seña de identidad de todo el Concejo, que me sé desde mis tiempos del primer Gobierno autónomo. Me atrevo a aconsejar, tantos años transcurridos, a la sabia titular de hogaño de esa Consejería, y a su equipo, el mimo hacia este colegio público, que es luz y marca del Suroccidente y que irradia, incluso, hacia la antigua comarca de los Ancares con prestigio indudable en las vecinas provincias de León y Lugo, tan interdependientes. Francisco Rodríguez, el laureado empresario lácteo, utilizaba con maravillosa retórica la metáfora del remo regatista en el que nos deberíamos unir, juntos, los asturianos, siendo Paco, sin embargo, de la montaña de Leitariegos, en ese mismo Occidente sureño, tan alejado, en principio, de las artes de la navegación estrictamente náutica o marítima.
 

 En Gijón, escuché a Vega de Seoane, cercano colaborador del genial y animoso José Luis Álvarez Margaride, y a Matías R. Inciarte, mi amigo de la infancia, glosar la enseñanza como factor de superación de la atonía económica, mientras destacaban el ejercicio y la tutela pedagógica del Principado en la persona de Javier Fernández, nuestro cultivado Presidente.
 
 El marco era incomparable, aún mejor que la vista y las reflexiones de Jovellanos- El curioso contemplador,-, sobre un par de cetáceos en El Arbeyal: una improvisada composición mágica hacía bailar las letras sueltas, mayúsculas y blancas del premio, del banco patrocinador, del soñador Margaride...pintadas y calmas en el ventanal del Club entre las dos luces de la anochecida, intermitentemente lluviosa.
 
 Las paredes del Aurelio Menéndez estaban decoradas de un periódico mural con las aportaciones de los últimos cinco cursos a cada uno de los continentes del globo terráqueo. La exposición terminaba 
con el más ignoto y sugerente panel de una Oceanía traspasada por rápidos y saltarines canguros, exótico y legendario mamífero marsupial, precisamente el signo de la velocidad en la moto eléctrica que durante los últimos años me cedió el Parlamento para el desplazamiento por arteriales e intrincados pasillos. La tortuga era el otro icono del volante que, por definición, no creo haber utilizado jamás.
 
 En Oviedo, antaño, mi contertulio "puritano" Miguel Buylla Menéndez conservaría, en su curiosa colección hemerográfica, una esquela de "Doña María Oceanía, despedida por sus desconsoladas hermanas África y América". Un pariente de ese pintoresco trío femenino, excelente funcionario municipal, me habló entonces, como ya relaté en su día, de la afición geográfica del entrañable progenitor. En San Antolín, no pude sino rememorar esos tan panteístas nombres de mujer y, dado, que el programa ibiense va a continuar el próximo Setiembre, no quedaría mal rematar con los continentes de la Antártida y, quizá, del imaginario de la Atlántida sobre la que tanto filosofó Platón, versificó mosén Verdaguer y musicaron Falla y los arreglistas Halfter/Montsalvage.

 
 No desdeñar adentrarse en el futuro con esa Antártida polar de hielo y ciencia, que coronaron Scott y Amundsen y que yo jamás visitaré. Supongo que, aparte de la lejanía y el tiempo inclemente, la superficie, sin duda deslizante, del lugar más meridional del planeta no será muy propicia para el tercer pie con el que camino haciendo buena la clave del famoso oráculo del animal que se sostiene a cuatro patas, luego a dos y más luego a tres.
 
 ¿Para qué, no obstante, dar ideas a quienes tantas producen?. Encomiable la defensa de los suyos de Visitación, directora y líder de su comunidad.
 
 Pepe García Luengos, el jefe de estudios, me ofreció un video de elaboración propia que ha sido el mejor broche de mi mandato parlamentario, con el que me saltaron las lágrimas no tanto en las referencias a la amada Vetusta clariniana sino a los heroicos trabajadores de Tenecco, a la incrustación de la obra del pintor Luis Fernández o a una de mis visitas a los barracones de refugiados del Sur de Europa, cuando elaboraba "el informe Masip Hidalgo de asilo político". Es precisamente conmovedor este esfuerzo didáctico del Colegio por la integración y la tolerancia étnicas y, por qué no, la utopía literaria. Y es que hay, tan a desmano de los flujos migratorios, entre ese alumnado, muchachos con origen en siete países (China, Etiopía/Eritrea, Portugal, Rumania, Marruecos...) y hasta de una antigua comuna hippy holandesa de Ó'Foxo.

 Mi admirado Aurelio Menéndez puede sentirse orgulloso del Colegio que lleva su nombre, y yo de que en Asturias haya semejante fomento de  la universalidad de los valores humanos.
 
 No sé cuándo volveré por San Antolín de Ibias, pero confío en que mi excelente sucesor, Jonás Fernández, al que no quiero condicionar en nada, lo haga en su mandato, lleve quizá a esos escolares a lo que para mí será siempre Brubru y, en todo caso, el Gobierno asturiano siga con esa política, ya iniciada por Rafael Fernández, acentuada por Pedro de Silva, Juan Luis Vigil, Marqués, Areces, Trevín...hasta Javier Fernández, de acercar y atender prioritariamente las alas de Asturias.

 Puede que no haya salido nunca dos veces en la misma foto, pero Ibias y los ibienses son para mí una imagen doblemente reforzada de una realidad dura y, a la vez, apasionante. "Regata...", Francisco Rodríguez dixit; "Atlántida y Antártida" añado e imagino todavía desde Brubru mientras dejo, en la 

calle Lepoutre, una flor donde naciera hace cien años un cronopio llamado Julio Cortázar, que apasionaba a Quico Orejas, a Juan Cueto y, menos,-¿ podría decir repudio?-,a Nacho Gracia.

sábado, 21 de junio de 2014

Ibias tiene para todos



Ibias tiene para todos

El colegio premia a Antonio Masip por guiar a los escolares en Bruselas y a la Olimpiada de Bolos por mantener vivo este deporte



Masip, la directora, Visitación Blanco, y el resto de asistentes. P. RODRÍGUEZ

Sara ARIAS / P. RODRÍGUEZ El programa "Ibias, lenguas y culturas" forma parte ya de la idiosincrasia del centro público de educación básica (CPEB) Aurelio Menéndez de San Antolín de Ibias. Llevan varios años acercando el mundo a sus alumnos a través del conocimiento de otros idiomas y viajes por países europeos como Francia, Italia o Bélgica. Así es que para celebrar el final del curso, además de la graduación, entregaron un premio de honor al exdiputado europeo del PSOE Antonio Masip, quien consiguió que los escolares de Ibias viajaran a Bruselas para conocer el funcionamiento del Parlamento Europeo. El centro también distinguió la Olimpiada de Bolos que encabeza Paco Bimeda, presidente de la Asociación Bolo Vaqueiro, por su esfuerzo por mantener vivo el deporte más popular del Suroccidente.
Antonio Masip pasó parte de la mañana con los alumnos del centro educativo, con quienes compartió recuerdos de su viaje a Bruselas y varias anécdotas. Además, les indicó que el actual monarca, Felipe VI, fue alumno del maestro que da nombre al colegio, Aurelio Menéndez.
Masip recibió un diploma honorífico y una figura con la forma de las típicas casas con cubierta vegetal del concejo. Durante su intervención, afirmó que pese a dejar el Parlamento Europeo en la próxima legislatura, su compromiso con el programa "Ibias, lenguas y culturas" sigue muy vivo. Masip aseguró que el compromiso para que los alumnos continúen viajando a Bruselas está hecho. Y avanzó que cuenta con la palabra del nuevo eurodiputado socialista asturiano Jonás Fernández.
El exeurodiputado disertó sobre la importancia de las lenguas en la formación académica de los jóvenes. E insistió en que cuantos más dominen, mayores oportunidades tendrán en su carrera profesional. "El inglés no te abre puertas pero si no lo dominas se te cierran todas", señaló a los escolares.
Masip estuvo muy emocionado por el calor que le demostraron los chavales. "Si me veis por Oviedo, me saludáis porque fui Alcalde. Y el año que viene lo voy a volver a ser", concluyó.
Los alumnos del colegio Aurelio Menéndez se marchan de vacaciones con los objetivos claros: Las diferentes lenguas y culturas son el motor para conocer el mundo.


Enviado desde mi iPad

De Guindos sanciona a Deloitte


El Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas (ICAC), dependiente del Ministerio de Economía y Competitividad, ya ha concluido su investigación sobre el papel que Deloitte jugó en el colapso de Bankia resolviendo que la auditoria cometió infracciones graves, según consta en documentos a los que ha tenido acceso este diario. La consultora puede ahora presentar alegaciones a la propuesta de resolución formulada por el órgano fiscalizador. Aunque Deloitte no se encuentra entre las partes imputadas en el caso que instruye la Audiencia Nacional sobre el proceso de fusión y salida a bolsa de Bankia, a lo largo de los años que dura ya el procedimiento ha quedado acreditado que tuvo una participación decisiva en los hechos que se están investigando. 
El organismo encuadrado en la cartera que dirige Luis de Guindos ya resolvió en su estudio preliminar sobre la actuación de Deloitte en el caso Bankia que la firma pudo incurrir en una “infracción muy grave” por presunta falta de independencia, un comportamiento castigado hasta con la pérdida de la licencia necesaria para poder operar en España. Además, Deloitte también habría cometido a juicio del ICAC otras dos faltas de carácter grave por el incumplimiento de “normas de auditoría”, sancionadas en este caso con multas económicas.

Comité y dirección de Tenneco firman el acuerdo para la reapertura en Gijón

Comité y dirección de Tenneco firman el acuerdo para la reapertura en Gijón

El pacto incluye un plan de prejubilaciones a partir de 55 años, bajas incentivadas, traslados voluntarios y la conversión de contratos temporales en indefinidos


EFE para lne.

La dirección y el Comité de Empresa de la planta de Tenneco en Gijón han firmado hoy el acuerdo para la reapertura de la fábrica de amortiguadores que, según fuentes sindicales, podría retomar la actividad en el plazo de "tres o cuatro semanas" tras reducir la plantilla de 216 a 129 trabajadores.
En un comunicado, la empresa ha destacado que "el objetivo compartido de ambas partes negociadoras es de hacer de la planta de Gijón una fábrica viable".
Para ello, el acuerdo firmado incluye un plan de prejubilaciones a partir de 55 años, bajas incentivadas, traslados voluntarios y la conversión de algunos contratos temporales en indefinidos, con lo que se alcanzaría "una plantilla reducida acorde a las necesidades de la compañía".
La dirección de Tenneco ha explicado que el acuerdo crea un "marco formal" para la reapertura de la planta, que la empresa "continuará dirigiendo hasta que tenga lugar la transferencia completa de la fábrica en un plazo aproximado de dos años".
La firma del preacuerdo se ha realizado en la sede del Instituto de Desarrollo Económico del Principado de Asturias (IDEPA) en presencia del consejero de Economía y Empleo, Graciano Torre; el director general de Industria, Ángel Colunga-Fernández, y del Director General de Trabajo y Seguridad Social, Antonio González- Fernández.
El vicepresidente mundial de Tenneco, Hari Nair, ha agradecido al Gobierno regional su "profunda implicación, su participación activa y su apoyo en buscar una salida satisfactoria", así como al
vicepresidente de la Comisión Europea y comisario de Industria y Empresa, Antonio Tajani, su "prolongado apoyo durante todo el proceso".
Nair también ha agradecido su labor al Comité de Empresa con el que espera "volver a trabajar en la reapertura de la planta, tan pronto se formalice el preacuerdo".
Por su parte, el consejero asturiano de Economía y Empleo ha afirmado que la firma del acuerdo supone el inicio de una "nueva etapa de trabajo intensivo para que la planta de Tenneco en Gijón vuelva a generar actividad económica y mantenga el empleo acordado".
Graciano Torre también ha expresado su agradecimiento a Antonio Tajani, que propició un encuentro en Roma el pasado mes de abril con el presidente mundial de Tenneco, Gregg Sherrill, y que concluyó con el acuerdo de mantener abierta la fábrica de Gijón, aunque con menor tamaño y menos trabajadores.
"Quiero expresarles mi agradecimiento por haberse preocupado por la situación de la compañía y haber propiciado esta negociación", ha señalado el titular de Economía.
El consejero también ha agradecido la labor del jefe de gabinete del comisario Tajani, el asturiano
Diego Canga, así como del consejero delegado de Tenneco Automotive, Hari Nair, "que también han propiciado que esta negociación se pusiese en marcha y se alcanzase un final acordado".
Torre ha subrayado que la virtud de los acuerdos radica en que haya cesiones por ambas partes para alcanzar un punto medio de entendimiento.
El acuerdo, que fue ratificado por la asamblea de trabajadores el pasado martes, incluye un plan de prejubilaciones por el que se extinguirán los contratos de trabajo de los empleados nacidos entre los años 1953 y 1959, ambos inclusive, así como recolocaciones voluntarias u bajas voluntarias con una indemnización de 45 días de salario por año de servicio, con un límite de 42 mensualidades.
El plan de actividad prevé la producción anual de entre 700.000 y 1.100.000 amortiguadores y de 1.700.000 varillas, a lo que se sumaría una nueva línea de negocio de transporte de este tipo decomponentes. 

Coca cola y La Vega


 La Audiencia Nacional se ha pronunciado sobre la nulidad de los Eres/despidos de Cocacola en Colloto y otros puntos de la geografía española. Mi opinión sobre lo que sucedía ya la he vertido en esta columna sabatina antes de mutar el decenio de "Aquí,Bruselas" por el renovado "Con vistas al Naranco"((http://www.antoniomasip.net/2014/01/colloto-internacional.html). Luego también, estuve en el mismo Colloto mostrando mi desesperada preocupación por la merma de la actividad industrial que sufre, por ende, Oviedo, Asturias, España, Europa...(http://www.antoniomasip.net/2014/05/masip-pide-al-sabadell-que-medie-contra.html)

Los sindicatos, con esta victoria procesal, se apuntan un gran tanto.

En cualquier caso, siendo de gran importancia las recolocaciones laborales, los derechos pasivos de los trabajadores y las ofertas y/o plasmaciones de indemnizaciones negociadas, muy respetables, es de muchísima mayor trascendencia la supervivencia de la actividad industrial. Estaría bueno que empresas en grandes beneficios se fueran sin paliar una parte del daño a los trabajadores, pero, siendo trascendente, lo fundamental es la afectación del tejido económico comarcal. Si mucho me he compenetrado con los trabajadores de Tenecco, a los que admiro, es por su generosa clarividencia de que luchaban no por arreglar su indemnización individual sino el beneficio solidario que su propio trabajo genera.

 Coca cola, y más tras la clara obligación impuesta por la sentencia, debería volver a abrir, con las reestructuraciones que negociadamente procedan, pero dotando de movimiento industrial a Colloto sino como antaño, al menos en línea con ese pasado industrioso, único camino de auténtico progreso social en esta hora europea.

Es lo mismo, a su nivel, que sucede con los obreros armeros de Trubia y La Vega. Ha sido un fraude descarado el engaño urdido entre General Dynamics y Santa Bárbara, con la complacencia culpable y animosa de los Sres. Ministros de Defensa e Industria, para trasladar trabajadores de La Vega a Trubia, despedir con ensañamiento a 55 de ellos, dejar inactiva la Fábrica de Armas y malherida la llamada de Cañones, con olvido alevoso de la diversificación alternativa. He escuchado a esos despedidos y bien pienso que la actitud de General Dynamics, y quienes la amparan, no es de recibo.

Soy pacifista y no me gustan las armas pero no ingenuo para saber que lo no producido aquí se hará en otra parte, en tiempos de la lacerante globalización, y tengo demasiado conocida la lección que supedita las producciones españolas a Alemania y aún a los intereses americanos. Europa y los Estados Unidos se afanan, con un reciente escollo en materia bancaria, en ultimar un importante tratado comercial, en alguno de cuyos trámites estuve presente, pero no debe, bajo concepto alguno, conllevar dependencia en la actividad industrial y menos si cabe en la militar. No es aceptable que el
Ejército español, en su modernización, se siga suministrando con marginación de las dos plantas que por históricos intereses se levantaron en los Concejos de Grado (hogaño Trubia es de Oviedo)  y Oviedo.

Se lo he expuesto al Comisario Tajani en mi despedida bruselense, "con mi pie en el estribo" de la dedicatoria cervantina, aunque mi viaje esté exento de dramatismo y sea sólo la vuelta a donde solía.Vienen nuevos parlamentarios y también una nueva Comisión Europea, en la que cesará Antonio Tajani. Ideologías aparte, son muchos los servicios a Asturias que habremos de agradecer a este buen comisario italiano, y a Diego, su extraordinario Jefe de Gabinete; mi último y obsesivo ruego es que transmitan algunos de esos asuntos a sus sucesores.

En cualquier caso, no vamos a renunciar a la actividad industrial en Oviedo y su hinterland.

sábado, 14 de junio de 2014

EN EL ANDAMIO


La alarma sobre la seguridad de las fachadas ovetenses ante los vientos tormentosos ha llevado a mi comunidad de propietarios a apuntalar la suya, que tiene la delicada importancia, por otra parte, del carácter artístico/arquitectónico protegible y que un día casualmente creí ver en Praga, ciudad lejana que mucho me gusta.

La imagen del Campo con el Naranco al fondo se ve estos días afectada por la proximidad de este armatoste, una malla transparente como si fuera la telilla de una catarata, de la que Luis Vega me aseguró hace poco que no está en la nómina de los males que, de momento, padece mi cuerpo. Unos obreros circulan ajenos a mi contemplación, con una seguridad para mí increíble tal la del famoso almuerzo fotografiado en las alturas de un rascacielos neoyorkino.

No puedo menos de recordar mi pánico el día que subí a un gasómetro avilesino, o corverano, de Ensidesa. Iba a parlamentar con unos entrañables clientes que allá arriba, a cien metros, habían bloqueado el ascensor interior y reivindicaban la estabilidad en el trabajo. Me lo acaba de rememorar de alguna manera Tom Wolf con el comienzo de su "Bloody Miami". Lo peor para mí no fue subir sino bajar de lo que me quedó una secuela con imposibilidad luego para siempre de utilizar el telesilla, en el esquí de Pajares y San Isidro, y alguna otra debilidad, que antes ignoraba, hasta el vértigo que ahora siento, tras mi ictus, en los espacios abiertos a la izquierda de ese "malferido", en palabra cervantina, cuerpo.

Pero el andamio tiene otros muchos significados y no se me escapa el del trabajo riesgoso. Supongo que estando a este lado de la ventana, mi mente no deja, sin embargo, de considerarse en ese andamio en el que la ciudad tratará de reconocerse rehabilitándose así misma. Mario Benedetti, convertido en personaje de sí, rehizo en Montevideo su vuelta del exilio sirviéndose de la evocación sugerente de los andamios. Cuando en 1987 constaté que Buenos Aires carecía de andamios, bien supe de una crisis más allá todavía de la crisis.

Oviedo no es Praga; para mí, es mucho mejor. Juan Miguel de Laguardia, arquitecto que fue municipal, debió conocer la capital checa. En cualquier caso, los edificios modernistas de la calle Marqués de Santa Cruz se parecen sin andamios a esa ciudad centroeuropea.

viernes, 13 de junio de 2014

Declaraciones a www.Asturias24.es con motivo del fallecimiento del ex rector Teodoro López Cuesta

Un hecho que marcó especialmente su biografía fue el estallido de la Guerra Civil. Su padre que había sido concejal socialista en Oviedo fue detenido por los golpitas en los primeros días del alzamiento y condenado a muerte, aunque finalmente le conmutaron la pena por otra de cárcel.
Un amigo personal de Teodoro López-Cuesta es el exalcalde de Oviedo y exeurodiputado, Antonio Masip, que le recuerda como "un melómano empedernido, un hombre cordial y muy abierto". Masip precisa que, aunque su mandato como rector fue muy polémico, piensa que fue "muy buen rector y una excelente persona".  También le recuerda como un colaborador muy activo de la Ópera.

martes, 10 de junio de 2014

Encuentro Club Prensa Asturiana

CLUB PRENSA ASTURIANA

Antonio Masip: "Los asturianos no conocemos bien nuestra historia"

Navia organiza unas jornadas en las que se analizará el papel de los políticos del Principado en el Gobierno central

10.06.2014 | 11:21
Antonio Masip: "Los asturianos no conocemos bien nuestra historia"
Antonio Masip: "Los asturianos no conocemos bien nuestra historia"


sábado, 7 de junio de 2014

Podemos/we can


         "Cervantes sabía que la realidad estaba hecha de la misma materia que los sueños"
                   Borges

Sería un sábado de invierno, cuando, para el finde, mi mujer me sacó de la clínica catalana en que me enseñaban de nuevo a andar. Enseguida quedé, el televisor hotelero en la CNN zapeada, ante un ciudadano negro, que parecía barbilampiño y discurseaba mientras le caían, sobre la testa risueña y el elegante abrigo marrón claro, lentos copos de nieve. Más que su propio entusiasmo, que también, me prendó el conjunto de la imagen, plástica, calma y firme. Debió de ser bastante antes de que pronunciara su famoso,"Yes, we can"o al menos mi magín no lo asocia aún a ese tiempo. Luego aporté quince dólares a tan atípica campaña y escribí, en estas páginas, un billete que todavía me suelen recordar un par de amigos,"Obama, mañana".Ya en el poder, Barak Obama no fue -no es-tan fulgurante como campeando desde aquel diminuto ocho por ciento que le daban los sondeos en las primarias del Partido Demócrata, pero ahí está, de Presidente del país todavía errático líder mundial.

Me imagino que la adopción del nombre Podemos en España no ha sido casual. Mi confusión política, no obstante, me llevó a apreciar con más facilidad lo que iba a ocurrir en el caucus de Iowa que lo que se revolvía aquí cerca, aunque tuviera el mismo o parecido nombre y tan distinta marginalidad. Me sorprendió especialmente, confieso, que horas antes de los comicios europeos, una joven abogada, admirable luchadora, me visitara con el pin de "Podemos" al frente de un grupo de, digamos, jóvenes contestatarios, por utilizar el lenguaje próximo a los que provenimos del legendario y difuso 68.

Y más, mucho más, que, tras una tranquila jornada de votación, el recuento, en la mesa en la que era interventor, ese Podemos sumaba más que el PSOE y que en la otra mesa del mismo Colegio, empataba en el corazón del llamado "Oviedo redondo"; en ambos casos a apreciable distancia con IU. El PP, de Rajoy/Cañete, perdiendo miles de votos, quedaba el primero local y nacionalmente, que no en Asturias.

Lo sucedido, ya a cierta distancia, es muy gordo y, le dicen, inquietante. Elena Valenciano, Alfredo Rubalcaba y Javier Fernández, a los que mucho quiero, lo calificaron de inmediato de "derrota sin paliativos". J.M.Ponte, Daniel Guerra y Pedro Silva, con sus particulares chispas habituales peroraron  pronto con el desnortado happening de "¡todos contra Iglesias!".

El monarca, sin duda oportunamente, se va, aunque me hace pensar Paul Preston, quizá el mejor historiador de nuestra contemporaneidad, cuando, en la gran entrevista de Natalia Vaquero, asegura faltan datos para el encuadre de semejante mutis.

Un gran sociólogo me pide directamente que haga una autocrítica de mi paso por el poder municipal, al menos de los momentos finales que habrían propiciado mi derrota tras una aceptable gestión política y económica. En el lado contrario, Félix, un buen compañero, me recuerda lo de Mitterand de "jamás autocrítica en activo".Y aunque vaya a ser necesario reflexión, incluso tardía, he repasado mentalmente los males que aquejan la política del establisment, o si se quiere, "de la casta" para un lenguaje al uso que hace fortuna.Y si no puedo encontrar entre los hitos de mi actuación y la de mi equipo ninguna corrupción, ni pequeña ni grande, que tanto huele en todas las latitudes, y, sin mayorías absolutas, no tuve más remedio que dialogar, cometí un gravísimo yerro de autoritarismo, justo al final, con repercusión, sin duda, en el escaso margen electoral.

Fue, y ya lo he dicho, desde entonces muchas veces, cuando me negué a que se conservase la vieja Estación del Vasco. Su demolición la habían decidido los cuatro partidos municipales (PSOE, PP, CDS e IU) en la Comisión Especial de Urbanismo y la reclamaba vehementemente la Presidencia de FEVE, empresa pública que era su propietaria.

Autoritarismo no menor, sin duda.

En cualquier caso, no deja de inquietarme tampoco que críticos radicales del supuesto autoritarismo
en suelo patrio, opten por ensalzar el autoritarismo grande para el Caribe o los países del Alba.Y menos si cabe me parece admisible reventar actos electorales de otros. Para mí, que la democracia, la 
libertad y la tolerancia son universales. Nada empece, no obstante, la preocupación de que solo nuestros yerros nos derrotan y, sin duda, sepultarán si no ponemos remedio.