viernes, 29 de diciembre de 2006

El escupitajo

En una novela de Gironella, los legionarios compiten por escupir más alto, en lo que nos distrajimos alguna vez todos los soldados y reclutas del mundo.

Recuerdo que hace cincuenta años el escupitajo no era de buena educación pero la frecuencia hacía tolerancia. Los más higiénicos daban a su propio salivazo -lapo, lo llamábamos en el colegio-un pisotón ingenuo con el que pretendían reducirlo. El gran Borges ya describía, desde su esquina rosada, a un personaje del Puerto cuya forma de escupir era objeto de imitación. En las oficinas, en las peluquerías, en los espectáculos había unas escupideras que, en los cafetones de lujo, eran de marcas inglesas. Luego, frisando los sesenta, desapareció de repente la costumbre y la exhibición de flemas se convirtió en arma exclusiva con la que se quería expresar la agresividad contenida, muy utilizada entre jugadores de fútbol rivales. Ahora, el nieto del recordado general demócrata chileno Carlos Prats ha puesto de manifiesto su desprecio en la tumba del dictador Pinochet, asesino de su abuelo y de tantos miles, resultando cenizas de color escarlata, como el escupitajo escarlata del que también habló Neruda. Por esa acción, han despedido al intrépido muchacho de su trabajo en un Ayuntamiento.

Si no premio a las buenas formas, al menos sí parece que el joven Francisco Cuadrado Prats escupió con honor y, desde luego, más alto que la soldadesca de “Un millón de muertos” y de mis compañeros de quinta.

martes, 26 de diciembre de 2006

El Bolígrafo ardiente

Cortar es crear, Robert Sublon

El bolígrafo fue un paso en la facilidad de la escritura. Se adelantó a la pluma y al telégrafo con un testimonio hiperbreve de la tragedia de Hiroshima: «¡Dios mío, qué hemos hecho!»

Ha tenido múltiples aplicaciones, entre las que me viene la de una traqueotomía urgente. En el colegio, lo empleábamos de cerbatana. Ahora, un ex presidente ha tenido la chabacanería de usarlo en lo que el poeta Jorge Guillén llamaba «buzón para miradas». El entrañable Oscar Luis Tuñón titulaba su columna de «Región», «El bolígrafo ardiente».

En el Parlamento europeo, firmamos varias veces al día listados en las comisiones y el Hemiciclo. El diputado popular García Margallo, con sentido del humor, sostiene que es nuestra rúbrica permanente a los tratados.

Es un sinsentido que el Europarlamento y los gobiernos hayan aprobado la Constitución paralizada hoy en una pinza entre euroescépticos y antiguos comunistas; postura acogida con regocijo por los nacionalismos insolidarios. La Constitución «es parte de la solución y no del problema», señalaban Carnero y Sánchez Presedo el pasado fin de semana en Oviedo. España acaba de tener la iniciativa de convocar a los países que ya la han ratificado.

El bolígrafo debería rescatarse para la sensatez de todos: un acuerdo constitucional que nos haga avanzar. En esa lucha se dejan la piel el mencionado Carlos Carnero, el popular Méndez de Vigo, el alemán Jo Lienen, el griego Stavros Lambrinidis, el verde Voggenhubber y el británico Richard Corbett.

Esperemos que el bolígrafo de la Merkel dé a Europa, a partir del próximo enero, la agilidad que necesita si no queremos quedar a la cola de la dinámica económica y política mundial. Lástima, no obstante, que la canciller parece que, como les pasa a otros líderes europeos, no tenga tanto prestigio en su país como fuera.

Probablemente habrá que hacer concesiones a los referéndum de Holanda y Francia, a las cacareadas discrepancias del Reino Unido, República Checa y Polonia y a algún otro suprimiendo parte del texto; pero se hace preciso tirar para adelante. El día que eso ocurra supongo que firmaremos con una de esas plumas que se guardan de recuerdo. Al bolígrafo volveremos dos o tres veces por día.

lunes, 18 de diciembre de 2006

Huso Horario

Esta generación no conoce la maravillosa artesanía de los cajistas de los periódicos. De niño pasé momentos inolvidables viendo cómo se cogían a mano letras de distinto tamaño para componer textos. Los duendes habitaban en los talleres con la frecuencia propia de aquellos revoltijos. Si la travesura de alguno de esos míticos hombrecillos era descubierta antes del cierre había que rehacer toda la línea con inusitada filigrana; si no, iban a la estampa a hacer las delicias socarronas de los lectores y tertulianos a la mañana siguiente.
Hace unos días hubo quien sonrió acordándose de los mejores duendecillos cuando en un titular de este periódico aparecía «huso», referido a la pretensión del Bloque galleguista de poner el horario de Galicia en consonancia con Portugal, Canarias y Londres. Sin embargo no había yerro alguno en la grafía aunque sí en los cálculos de los heterodoxos del cronómetro.
Como paso una porción del año en el Eo y voy entonces de una a otra orilla varias veces al día, me resultaría fatigoso que prosperase semejante ocurrencia. Aún más si a los partidarios de la frontera les da por seguir reivindicando el occidente astur. El ribadense Dámaso Alonso colocaba el cambio de lengua en el río Frejulfe, que apenas está señalizado, con lo que el huso cambiaría de forma abracadabrante como también ocurriría si se estableciera, como se decía en la II República, el criterio del último hórreo y antes del primer cabazo.
Lejos de mí bromear con cosas tan serias. Gellner, profesor en la London School of Economics y director del Centro para el Estudio del Nacionalismo del multimillonario George Soros, dividió los nacionalismos en Europa según cuatro supuestos husos horarios. Para desgracia de los del Bloque engloba a Francia, España e Inglaterra en un mismo huso, al tratarse de «una región en cuyos países existían áreas lingüísticas y culturales predominantes, cuyo desarrollo se propició por los Estados absolutistas y fuertemente centralizados, sobre todo a partir del siglo XVIII».

En fin, Galicia está a treinta y cuatro minutos del meridiano de Greenwich y ha de apostar, como Asturias, por la modernidad sin buscar en la línea virtual del huso horario arma arrojadiza que conduce a los tiempos del huso y de la rueca.

lunes, 11 de diciembre de 2006

Turquía, again

El 13 de diciembre de 2004 el Europarlamento se pronunció en votación secreta por las negociaciones con Turquía. Los que pidieron ese oculto procedimiento calculaban que, sin tutela de los gobiernos, los diputados pararíamos en seco el proceso. Ocurrió lo contrario. Era el tiempo en que varias leyes fueron derogadas en Ankara y el primer ministro, Erdogan, entraba como directivo del Partido Popular Europeo.

Hoy, sin embargo, Turquía ha dado pasos atrás en la cuestión chipriota. En posterior informe, el Parlamento fue más exigente. La Comisión acaba, ahora, de suspender negociaciones.

En ese ambiente, el Papa visitó Turquía. No se trata de un portavoz europeo, pero su liderazgo espiritual es decisivo en el mundo. Para mí se ha tratado de un periplo muy positivo que contribuye a la distensión.
No está de un lado el islamismo y de otro el cristianismo. Eso es demasiado simple y nos conduciría indefectiblemente a la espada contra la que se levantó Benedicto XVI en su lección de Ratisbona.
En la última sesión de la Comisión de Libertades en la que pude participar, salí al paso de la vergonzante asimilación de las palabras papales a las caricaturas provocadoras danesas. No se puede meter en el mismo saco de la libertad de expresión la provocación del periódico escandinavo y las doctas palabras de Benedicto XVI en la Universidad alemana. El primer ministro Rasmussen se negó a recibir a los embajadores árabes agudizando la herida, mientras que el Papa dio generosas explicaciones y visitó Turquía.

En el lado occidental, predominan, en equilibrio estable, el cristianismo y el laicismo. Lo que se trata, de forma inmediata, es que en el oriental y entre las masas de emigrantes no predomine el integrismo y la violencia fanatizada.

Bien, pues, por la presencia de Ratzinger en el Bósforo, muy bien por su valor y sus apelaciones al diálogo de civilizaciones y a la racionalidad. Su gesto, entrando descalzo en la Mezquita Azul, trasciende el acercamiento entre la Iglesia católica y el Islam.

Ya veremos qué pasa con Turquía y la UE. En el calendario europeo estará durante mucho tiempo el tema turco: «Turquía, otra vez», «Turkey, again».

lunes, 4 de diciembre de 2006

Cortázar y compañía

Como ciudadano fanatizado del ya en desuso “Oviedín del alma” me encuentro muy compenetrado con “La bien novelada” que defendían Alarcos, Cachero, Avello y, luego, tantos. Casariego sostenía que sólo Madrid, en España, había inspirado a una nómina semejante de autores. Esa pasión por el narrador y la ciudad es la que “quizá me lleva a preguntarme por los escritores que pasaron por las capitales que visito en el ancho mundo. ¡Cuánto más por Bruselas donde me corresponde vivir más de la mitad de la semana!

Así a Cortázar, uno de los mejores de todas las lenguas, le nacieron aquí, en el barrio de Ixelles, donde está mi hotel, como a Clarín en Zamora. El creador de la Maga fue hijo de funcionario, circunstancialmente destinado en la embajada de su país ante el Reino de Bélgica. También ejerció de diplomático muy cerca, aunque en otro tiempo, Guillermo Cabrera Infante, en la legación cubana, que llamaba “Bru-bru” a Bruselas,”, denominación lograda que me parece divertida y que no sé cómo no ha cuajado en otros plúmíferos.

En el parque que tengo enfrente de la ventana del despacho debieron tener amores tumultuosos Rimbaud y Verlaine y algo más lejos, en la estación de tren, anduvieron liados pero a tiros. Tampoco faltó Baudelaire a la cita con Bruselas ni un Victor Hugo, exilado político, que, estricto romántico, no aceptó la amnistía que le ofrecíó Napoleón III, para él “le petit napoleon”. Las hermanitas Brontë, Charlotte y Emily, se inspiraron en sus experiencias bruselenses para escribir sus dulcerías. Más próxima está Marguerite de Yourcenar, a cuya casa bruselense dedica Sandra Petrignani un capítulo de su importante libro “La escritora vivía aquí”.

En fin, Bru-bru dejó huella en escritores de varios géneros. No creo, sin embargo, que ni Bruselas ni Ixelles se decidan a organizar un homenaje a Cortázar en su centenario de 2014, como nos sorprendió gratamente Zamora con su adhesión inesperada, en su día, a las efemérides de Clarín.

lunes, 27 de noviembre de 2006

Claudio Boada

Claudio Boada ejerció de consejero áulico de varios gobiernos. Lo fue de los ministros económicos del tardofranquismo, de Suárez, de Boyer, e incluso se dice que de alguno más reciente. Pasó por la Presidencia de Renfe, del INI, del Banco Hispanoamericano y fue patrono de la Fundación Príncipe de Asturias. En el Hispano, nos otorgó un préstamo de tesorería al Ayuntamiento de Oviedo al llegar yo a la Alcaldía pues no podíamos pagar la nómina. ¡Cómo estaban las cosas! Para sorpresa de algunos, pudimos devolverlo dentro del año. Los sucesivos concejales de Hacienda Enrique Pañeda y Avelino Viejo hicieron maravillas, para lo que contaban con unos compañeros y unos funcionarios honrados y «rigorosos», como escribía Ortega.

Tuve el honor de mantener con Claudio una buena relación y escucharle varios consejos de auténtico maestro. Así, su preocupación por el excesivo endeudamiento de los ayuntamientos españoles «no es cuestión que afecte sólo al municipio sino al país». Años después alabó que Oviedo tuviera una política económica modélica.

La última vez que le vi fue en la exposición madrileña de una magnífica pintora, Sofía Gandarias, que hacía un homenaje a las víctimas del 11-M. Sofía tiene colgado en el Parlamento europeo un gran retrato de Yehudi Menuhin en lugar destacado y encontradizo. En aquellos días, empezábamos a debatir dos opas que tuvieron largo recorrido y por las que hube de intervenir parlamentariamente, en algunos matices a favor y en otros en contra de la inefable comisaria Kroes: la de Mittal Steel sobre Arcelor y la de E.On sobre Endesa.
Claudio me sentenció en seguida: «No tenéis razón en una defensa numantina de la antigua Ensidesa. Tal y como están las cosas, Mittal pagará más y se la llevará sin que se pueda oponer que se trata de un sector estratégico. Tampoco se paralizará la operación por la libre competencia; en cambio, sí tenéis que defenderos en la electricidad y la energía como hacen otros países». Pasados unos meses, con el zigzagueante camino de directivas, ofertas y contraofertas, me siguen siendo de actualidad sus breves palabras.
Arcelor fue absorbida; pero la intromisión de E.On y del Gobierno alemán continúan dando coletazos y respuestas.

lunes, 20 de noviembre de 2006

Jacques Brel

Una tarde-noche había quedado en Bruselas a cenar con mis amigos Concha y Javier Solana. Me dieron una dirección con toda clase de detalles. El portal se abrió sin problema mediante su clave correspondiente. Me dispuse luego a subir hasta un determinado piso; mi sorpresa fue grande cuando descubrí que el botón del ascensor tenía una chapita rotulada con el nombre de Jacques Brel justo en la planta a la que iba. Era inevitable relacionarlo con el cantautor que más me entusiasmó en mi juventud, incluso por encima de Brassens, de Raimon y de Montand, de mayores tintes políticos. Pero, aquel Brel no podía ser “mi Brel” que había desaparecido llevándose su vida hasta una isla polinesia cerca del pintor Paul Gauguin.

Sin embargo, al tocar en la puerta se aclaró que se trataba de su viuda, pues yo no había reparado en las tres pequeñas letras Mme que precedían las grandes del nombre y apellido.

Los Solana me esperaban en la puerta de al lado: Chez Piedad García de la Rasilla, la funcionaria española en la Unión Europea más conocida entre el ambiente hispano y, desde luego, la más cosmopolita. De la Rasilla, que ha trabajado desde la adhesión de España a las Comunidades, se va para pena de todos los que ejercemos en Bruselas a otro destino, el centro de satélites de la UE en Madrid.

Aquellos pioneros que llenaron de entusiasmo la Comisión, el Consejo y el Parlamento están finiquitando su vida laboral o se van como Piedad a otras latitudes. Son gente admirable, que se lanzó a poner los cimientos administrativos españoles dentro de Europa y a recibir los comunitarios con una profesionalidad que es reconocida por todos los países.

Ahora, hay muchos jóvenes en España que aspiran legítimamente a sucederles. Suelen estar muy preparados pero se encuentran con el obstáculo de que, por pura lógica, la mayoría de las plazas se reservan para los nuevos miembros. Lo que es en principio comprensible resulta que termina siendo injusto, pues no siempre la oferta se cubre con los más preparados.

En cualquier caso, aunque Brel dejó joven esta ciudad plagada de burócratas, siguió cantando todas sus pequeñas glorias y miserias en versos que tanto se repetían. Vuelvo a recordarlos desde Oviedo y me reafirmo en hacer más cercanas a los ciudadanos las polémicas bruselenses. Como en su canción Mathilde, doy gracias una vez más cuando Bruselas vuelve y sobre todo en la esperanza de que pronto la ciudad y el trabajo vuelvan para mí a ser cotidianos.

lunes, 13 de noviembre de 2006

Ignacio Samper

El próximo 16 de enero Josep Borrell abandonará lo que ha sido una brillante Presidencia del Parlamento Europeo. Pienso que ha dado un paso para acercar la institución a los ciudadanos, llamando la atención de los gobiernos europeos sobre asuntos como la inmigración, donde siguen prometiendo una colaboración y unas políticas comunes que, siete años después del primer gran documento de Tampere (Finlandia), no acaban de concretarse.

Particularmente activa ha sido su política euromediterránea, en cuyas orillas se produce la mayor brecha económica y social del mundo, intentando unir a representantes de todos sus ciudadanos con la recientemente creada Asamblea Parlamentaria Euro-Mediterránea (APEM), cuya Presidencia ha ocupado y de la que tengo el honor de ser miembro activo, con el objetivo de favorecer la reforma política y social impulsada desde abajo.

Pero una Presidencia es también el fruto y el trabajo de sus colaboradores más cercanos. Ahí el acierto de Josep ha sido reconocido por todos los grupos de la Cámara. Así personas como Christine Verger, directora del Gabinete, que ya trabajó con Jacques Delors, Marco Aguiriano, director adjunto del Gabinete y ex-eurodiputado, R. Torrell, David Chico, Annika López Lotson y otros han trabajado muy duro y bien.

Sin menoscabo de ninguno de ellos me interesa destacar hoy a Ignacio Samper, portavoz del Presidente, que lidia a diario en la difícil tarea de explicar y transmitir a los medios de comunicación las complejas decisiones que se toman en el Parlamento Europeo. Esencial en tan delicado trabajo ha sido la gran experiencia de funcionario cabal, sus idiomas (habla con fluidez francés, inglés, italiano y ruso) y su ya largo recorrido en las instituciones europeas. Nacho y su familia tienen además el privilegio y el buen gusto de veranear desde hace años a orillas de la ría del Eo mirando a Asturias.

Ahora imagino que Samper, con la llegada del alemán Poettering a la Presidencia del Parlamento Europeo, dará el relevo a otro alto funcionario. Y si vamos a sentir en España la ausencia de Borrell también sentiremos la de su fiel colaborador. Mi colega Garriga (PP) y yo compartimos la misma opinión sobre este maño de oro. No sé cual será su nuevo destino pero, sin duda, seguirá sirviendo a Europa luchando por el objetivo constitucional que otros desdeñan y torpedean desde dentro de la casa.

Espero, pues, que a Samper se le otorgue el puesto de relevancia que merece y que esté lo más próximo posible al contacto con España y los intereses españoles.

viernes, 10 de noviembre de 2006

Las legislativas americanas desde Oviedo

Las legislativas americanas merecen también reflexionarse desde Oviedo: hace pocos meses resultaba inimaginable que el prepotente Bush perdiera electoralmente como ha ocurrido de forma meridiana el pasado martes 7 de Noviembre. Él mismo lo ha reconocido y ha destituido a Rumsfeld, el principal cerebro de la Guerra de Irak.

Resulta aleccionador que el Presidente del Partido Republicano Ken Melhman haya declarado ante los medios de comunicación que han sido la guerra, el despilfarro y la corrupción los causantes de la derrota. No es de recibo que la administración conservadora de Bush tenga una deuda sin precedentes, más, si cabe, cuando heredó unas cuentas saneadas por parte de la administración Clinton. En Oviedo, donde muchos todavía dan por segura la victoria municipal del actual alcalde, deberían reflexionar sobre cómo sancionan en otras latitudes el derroche del dinero de los contribuyentes.

La corrupción en Oviedo es algo de lo que nadie duda. Es muy común la frase "Han robado mucho, pero Oviedo está guapo y limpio”.

Los ciudadanos acabarán dándose cuenta de que Oviedo puede estar guapo y limpio- por cierto, no estaba feo y sucio cuando llegó Gabino de Lorenzo- sin que nadie tenga que despilfarrar el dinero de los vecinos.

Para equipararnos más a la reflexión autocrítica del líder republicano habría que preguntarse por la posición que ante la guerra tuvieron los ediles del PP ovetense.
Hace unas semanas todavía permitieron servir de altavoz en el salón de plenos municipal a un Secretario o Ministro del Gobierno del Sr. Bush para que dijera sin ellos inmutarse – el que calla otorga- que “Guantánamo era paradigma del respeto a los derechos humanos”.
De forma más explícita todavía en una sesión de zarzuela de “Los Gavilanes” cuando la actriz Amparo Valle sacó una pañoleta del “No a la Guerra”, el concejal Javier Sopeña encabezó una airada protesta al grito de “Sí a la Guerra, Guerra sí”.
Si el prepotente Gabino de Lorenzo no ha destituido a Sopeña por el caso de su propio nombre parece difícil que lo fuese a hacer por estas supuestamente inocentes bravuconadas.
En Norteamérica, por lo menos, sacan alguna lección, probablemente insuficiente, de sus fracasos, sus corrupciones, sus Katrinas( léase Ventanielles) y sus guerras.

Antoni Llidó

El eurodiputado Antonio Masip se ha dirigido a Pepa Llidó Mengual y a la asociación Antoni Llidó Mengual expresando su satisfacción porque se haya reabierto el caso de Antoni Llidó, sacerdote valenciano que fue torturado y asesinado en Chile en 1974 con la directa implicación del dictador Augusto Pinochet.
Antonio Masip pertenció a la defensa de los intereses de la familia Llidó frente a la dictadura pinochetista y más recientemente confundador de la Asociación Antoni Llidó Mengual que tiene por objetivo el esclarecimiento de los hechos y la persecución de los culpables del asesinato.
Sin duda, entre ellos figura Augusto Pinochet pues el mismo dictador reconoció en su día ante una misión de prelados de las iglesias católica y luterana su perfecto conocimiento de los hechos.

viernes, 3 de noviembre de 2006

Juzgado para Ribadeo

Como diputado europeo mi circunscripción es todo el territorio español. Mis oficinas parlamentarias de Oviedo (oficinaparlamentaria@psoe-fsa.org), Bruselas y Estrasburgo (amasiphidalgo@europarl.eu.int) están abiertas a todos los ciudadanos españoles y europeos que me hacen llegar por ese conducto muchas peticiones en las que intervengo. Así lo he hecho siempre que he podido.

También me han pedido ayuda otros diputados de países con una mayor tradición de contacto directo entre elector y elegido, como es el caso de los británicos. Con Gary Titley, jefe de la delegación laborista en el Parlamento Europeo, llevé reclamaciones provocadas por el urbanismo suicida de la Comunidad Valenciana así como pleitos en materia de abuso profesional en la Costa del Sol.

Aunque mi principal preocupación han sido los asuntos asturianos (numerosas preocupaciones me produjo la lacerante discriminación del llamado “efecto estadístico” que he tratado en múltiples ocasiones en esta columna) he ido descubriendo en Bruselas que muchos asuntos de provincias limítrofes (Norte de León, Lugo, Cantabria) en, por ejemplo, Pesca (se salvó la angula) y Agricultura, son también fundamentales para Asturias.

En Ribadeo este verano se dirigieron a mí espontáneamente muchos ciudadanos para reclamar, con mucho fundamento creo, un juzgado. En la librería de Vivín, en Candelaria, en la Sociedad Asturgalaica de amigos del País, en la casa de fotografía de Miguel, en la rebotica pictórica de Fierros, en las concurridas terrazas del Cantón y del Breogan, en los descansos de los conciertos del pianista Erice Calvo Sotelo, el cronista local Malen, el escritor Chemi Lombardero y otros ciudadanos me hicieron recordar esa necesidad que yo ya sentía en mis tiempos de abogado de una entidad tan arraigada en la zona como el Banco Herrero, dirigida por el entrañable José Pulpeiro. Luego el Alcalde, Balbino E. Pérez Vacas, una persona muy seria, ponderada y solvente a mi parecer, me dio toda clase de datos del estado de la cuestión en relación con la ley de Planta y Demarcación. Con ese fondo, hablé en dos ocasiones con el Ministro de Justicia, Fernando López Aguilar, que se mostró receptivo y, como siempre, cordial.

Una cuestión tan sentida y vivida como un juzgado ha sido siempre tema difícil y espinoso pues concurren muchos intereses. Ribadeo perdió una oportunidad histórica cuando se creó el Juzgado nº 2 en Mondoñedo sobre el que debía haber tenido prioridad.
Error fue también la delimitación del juzgado de Castropol que debería seguir abarcando las dos orillas del río Eo.
Es hora de reparar aquel yerro. Espero que la Xunta esté por la labor de recuperar el Juzgado de Ribadeo como veo que es unánime y ágil un ayuntamiento que ha crecido tanto y tan rápido. Confío en que apoyen también otros concellos de la mariña lucense y se beneficien de la proximidad.

lunes, 30 de octubre de 2006

Estado de salud de Antonio Masip a 30 de Octubre

Antonio agradece las repetidas muestras de interés por su estado de salud, lamenta no poder responder personalmente a las llamadas telefónicas, sigue recuperandose y ha comenzado la rehabilitación del brazo. Todavía sigue por prescripción médica con las visitas restringidas, prácticamente prohibidas.

En la muerte de Manuel Alfredo Pérez

Desde mi ventana del hospital se ve el helicóptero que lleva diariamente órganos vitales para transplantar.
Ni imaginarme podía que en uno de esos viajes se iba la vida de Manuel Alfredo Pérez, diputado, compañero del alma que fue concejal conmigo en el tercer mandato.
Manuel Alfredo era hombre bueno donde los hubiera a la manera machadiana. Debo confesar que me opuse tenazmente, en una primera instancia, a su inclusión en las listas municipales. Creía que era una forma sutil que empleaba la ejecutiva federal de mi partido para controlar mi supuesta heterodoxia. ¡Cuan confundido estaba yo!
Manuel Alfredo fue leal en todo momento a nuestra colaboración y amistad. Desde el primer momento me reveló sus magníficas dotes de analista económico que me demostraron como en Oviedo los ciudadanos y especialmente algunos industriales y empresarios pagaban al herario municipal cantidades demasiado altas para los servicios que se les prestaban. Esas cargas municipales y esa mala administración ovetense le traían lógicamente a mal traer, sobre todo a partir de que las deudas fueron acumulándose y la administración empezó a dar signos de insolvencia que no podían arreglarse tirando aún más todavía para adelante y practicando un urbanismo salvaje. Ahora el recuerdo del amigo y del profesor me llena de angustia pero me anima a luchar por la vida y la salud.
Ese ruido que oigo del helicóptero me trae también que ahí vienen y van corazones como el de mi amigo, que seguirán vibrando dentro de otros cuerpos generosos.
Los míos me han congelado durante horas la noticia pero finalmente es inevitable saber algo tan triste que se produce a pocos metros de ti.
Ojalá que aquel mítico camino que inició Cristian Barnard en lo que todavía no era un país, Africa del Sur, libre, admirable y soberano, siga en el progreso que se merece la ciencia y la calidad de vida y salud de los asturianos.

Estonia y Asturias

El marqués de Sargadelos, natural de los Oscos, fue hace más de dos siglos el primer industrializador de Asturias; su figura, un tanto controvertida, está plasmada en las escalinatas del Ayuntamiento de Ribadeo. En otras escalinatas, las del Parlamento Europeo, tuve ocasión de ver por última vez a Toomas Ilves, mi compañero del Parlamento Europeo, justo antes de ser nombrado presidente de Estonia.
A él ya me referí en mi libro «Cuentos y cuervos». Toomas es un gran tipo que se formó en EE UU y ha conseguido el apoyo de liberales, socialdemócratas y conservadores no euroescépticos para dar un impulso a su país dentro de Europa. Estonia es un magnífico ejemplo de cómo se puede pasar de una economía centrada en la industria pesada a ser el adalid de la economía de las tecnologías de la información, con un crecimiento anual continuado entre el 7 y 8%.

Toomas tomó posesión de la Jefatura de Estado el 9 de octubre y vino antes despedirse de nosotros. Fueron testigos privilegiados de este momento unos pensionistas de la UGT de Asturias que me acompañaban. Estuvo leyendo las anécdotas que cuento en mi libro y él me contó a su vez la de la plaza del Ayuntamiento de Tallín, capital de Estonia. La figura de un pequeño soldado, de un metro escaso de altura, que domina la torre de aquel edificio medieval, es el símbolo de la ciudad y ha pasado a llamarse el viejo Toomas.

Quizás algún día, el próximo verano o más adelante, el Ayuntamiento de Ribadeo pueda invitar al jefe de Estado de Estonia a subir sus consistoriales escalinatas al lado del marqués Sargadelos y de los presidentes Areces y Touriño. En cualquier caso, pienso que abrir caminos de amistad ha de ser bueno para que los emprendedores asturianos que sustituyen y actualizan el espíritu de aquellos tiempos de la industrialización puedan enriquecerse con la experiencia económica de Estonia y mantener así líneas de industria y comercio con este país báltico. Ellos mismos podrían subir con Toomas hasta la ciudad de Tallín para conseguir que tierras tan pequeñas en extensión pero grandes en potencial humano como Asturias y la República de Estonia se apoyen y hagan negocios de progreso.

Dejó de ser eurodiputado para convertirse en jefe de Estado. Yo espero poder seguir manteniendo desde mi puesto de eurodiputado una cordial amistad con el nuevo presidente estonio que pueda valer a los ciudadanos de su país y de nuestra región

viernes, 27 de octubre de 2006

El eurodiputado Antonio Masip se adhiere al nombramiento del Padre Angel como hijo adoptivo de Oviedo

Antonio Masip se adhiere a la propuesta del Padre Angel García como hijo adoptivo de Oviedo. Son muchos los años que llevo colaborando con el Padre Angel y mucha la admiración que le tengo. Fui colaborador de algunas de sus primeras iniciativas y he seguido siempre sus esfuerzos en contra del hambre y a favor de la integración, jóvenes sin hogar y recientemente de todo lo que ha hecho en contra de la guerra de Irak y de cualquier otra guerra injusta donde mueren tantas personas inocentes; el padre Angel aunque no nacido en Oviedo, personalmente lo llevo considerando como ovetense desde hace muchos años. Espero estar reestablecido para asistir a su homenaje pero en cualquier caso ahí va mi adhesión y mi afecto.

miércoles, 25 de octubre de 2006

Votación sobre el Proceso de Paz

El eurodiputado asturiano Antonio Masip, ausente de la votación sobre el Proceso de Paz en España de hoy en el pleno del Parlamento Europeo en Estrasburgo por baja médica, expresa su satisfacción por el resultado de una votación que es clave para España y puede serlo para Europa. Felicito a la delegación socialista española y a la magnífica actuación de Enrique Barón, ex-presidente del Parlamento Europeo, que con su gran experiencia parlamentaria ha conducido la negociación del texto con la maestría que le caracteriza. Me llena de alegría y me une más aún a mis compañeros en esta lucha por un proceso de paz y de libertad, especialmente a mi compañera Bárbara Duhrkop, víctima de E.T.A. y a la que el Partido Popular había relegado.

Esperemos aprender de lo sucedido para una mayor unión de las instituciones frente a los violentos sin nuevas fisuras.

lunes, 23 de octubre de 2006

La política no deja de sorprenderme

El Parlamento Europeo se ve generalmente como el reino de lo políticamente correcto y, por tanto, aburrido. El panorama ha cambiado sustancialmente en la última legislatura con la inclusión de los euroescépticos británicos en el arco parlamentario, aunque el inefable Le Pen ocupa escaño desde 1984. Las excentricidades británicas en loor de la salida de la UE y en defensa del Imperio Británico llenan las portadas de los periódicos británicos mientras que se los ve desayunar religiosamente huevos con bacon en el restaurante de la cámara (tradición contra razón, al menos, contra salud cardiovascular).

La última pincelada de las identidades nacionales mal entendidas nos la proporciona el observador búlgaro en la eurocámara Dimitar Stoyanov de la Coalición "Attack", partido nacionalista con tintes xenófobos y antisemitas, que obtuvo un 9% de votos en las legislativas de 2005. En el intercambio de correos electrónicos varios sobre la belleza de la candidata húngara, y de origen gitano o romaní, al premio a mejor diputado, el observador búlgaro de 23 años afirma en un inglés sui generis: "Señores, disiento. En mi país hay decenas de miles de gitanas mucho más guapas que su señoría. De hecho, si estás en el lugar adecuado a la hora adecuada puedes incluso comprar una, de 12 o 13 años, para que sea tu esposa. Las mejoras son muy caras, hasta 5.000 € por cabeza, uauuh! Por supuesto, esto es un crimen según el código penal, (...) pero no creo que las organizaciones romaníes estén en contra, incluso que conozcan este artículo (del código penal) pues de hecho no les importa (llámense como se quiera, sólo les importan los artículos sobre leyes antidiscriminatorias, porque dan dinero, y el crimen no, ¿saben?)."

Las reacciones de la cámara han sido inmediatas: son inaceptables declaraciones que violan de forma tan flagrante los principios fundamentales europeos contra la discriminación y la igualdad entre hombres y mujeres.

La liberal británica Sara Ludford ha pedido que se compruebe que Stoyanov conoce los principios europeos contra la discriminación. No quiere, en ningún caso, que se saque una opinión negativa sobre Bulgaria y sus futuros eurodiputados.

Aquí, en Bruselas, me alegro de que estos rifirrafes constituya la excepción y lamento que la "política espectáculo" sea la única que muchos pueden concebir por estos lares.

martes, 17 de octubre de 2006

Estado de salud de Antonio Masip

Antonio Masip ha sufrido en la madrugada del sábado 8 al domingo 9 de Octubre un cuadro de hipertensión arterial.
Se encuentra consciente, en ventilación espontánea.
Su situación es estable y evoluciona favorablemente.

La familia y los que con él trabajamos agradecemos todo el apoyo recibido.

lunes, 16 de octubre de 2006

Royal/Roure

Hace doscientos años una mujer, Mariane, era simplemente la imagen de la República francesa; ahora parece que Ségolène, con apellido monárquico, puede presidirla.

La conocí hace unos días. Me la presentó Martine Roure, alcaldesa adjunta de Lyon y eurodiputada clarividente, muy compenetrada con los intereses españoles, lo que no es tan frecuente en su país.

Martine acompaña a Ségolène en una frenética campaña a la búsqueda del voto.

"¿Quién cuidará de los cuatro hijos de la Señora Presidenta?”, llegó a preguntarse con menosprecio un varón de los barones socialistas que la quieren apear de su carrera al Elíseo. A veces, Ségolène y Martine, Royal y Roure, se encuentran con que los resquicios del machismo alcanzan a las propias mujeres inseguras todavía del papel político que la misma sociedad asume ya.

La candidatura de Ségolène, que es Presidenta de la región Poitou-Charentes, va a ser la prueba de fuego de la mujer europea; el termómetro de los logros igualitarios. Ella me habla de que quiere introducir todo lo conseguido en pasos y leyes iniciados en España, incluso hay quien la llama desde hace tiempo la “Zapatera”. Yo aprovecho para decirle que me gustaría que Paloma Saénz la conociese y participase con ella y Martine, cada cuál a su nivel, en este ascenso imparable de las mujeres políticas. En este ascenso simultáneo de la dignidad y la modernidad.

Al fin y al cabo no es otra cosa que hacer el lema de Mariane de “Libertad e igualdad”. Lo de fraternidad vino luego y de forma errática.

La compenetración de Martine con Ségolène es tal que aventuro sería una buena primera ministra. “Imposible” me contesta, “sería un ticket demasiado femenino”. Por mi cuenta, por lo que oigo en los pasillos, Martine será, a no dudar, ministra, quizá de Educación. Una buena ministra en una cartera vital para una República cuya enseñanza pública no es ya lo que era.

Suerte a ambas.

lunes, 9 de octubre de 2006

Sarkó y el fantasma

El madrileño Palacio de Linares, actual Casa de América, es famoso por sus fantasmas. Una parasicóloga encontró voces ocultas hace años. Luego Berlanga lo utilizó para la continuación de “La Escopeta nacional”. Ahora, los ladrones del sillón de Zapatero, han escalado en video la fachada como si tratara del Congreso de Diputados. Simultáneamente, allí se reunió la Conferencia de Ministros de Interior y Exteriores de los ocho países sureños de Europa, a la que acudí en representación del Parlamento Europeo.

Entre los participantes estaba Nicolás Sarkozy, la máxima figura de la derecha francesa, que se enfrentará a Segolène Royal con la que coincidí también recientemente en Madrid.

Sarkó, como se le conoce popularmente, es un tipo brillante y altivo como todos los herederos, más o menos próximos, de De Gaulle. Tengo en Manuel Díaz Ron, un amigo común, que le ha apoyado en la alcaldía de Neuilly y en la candidatura a la presidencia de la República.

Mientras intervienen los ministros de Eslovenia, Malta y Grecia, Sarkó se evade leyendo un libro que los anfitriones nos habían dejado, envuelto, sobre la mesa. Parecía una gran caja de bombones peñalbera que yo, discípulo riguroso del bibliófilo Pérez de Castro, no me atrevía a abrir para saciar mi curiosidad. Sarkó, sin embargo, pasa las páginas con descaro. Durante el almuerzo, con gesto de invocar clemencia del cielo, pide comprensión para marcharse antes de “la foto de familia” que cierra tradicionalmente estos contactos. Antes, en un aparte, le digo que ha de entenderse con Zapatero y mejorar la vecindad. Nicolás responde que la relación es sinceramente perfecta, que seguirá colaborando con la correcta política del Gobierno español sobre ETA.

Cuando vuelvo a la sala de la sesión matinal, mi libro ha desaparecido. Nadie, en lugar de tanta seguridad, sabe dónde está. ¿Fue un fantasma o simplemente Sarkó? En fin, espero que sea por el bien de la convivencia hispano-francesa. Me importaría menos si la Royal llega al Elíseo. En caso de victoria de Sarkó y los fantasmas, mi compañero, aquí en Bruselas, Obiols cree que debería reclamárselo.

jueves, 5 de octubre de 2006

Informe de terrorismo de Mayor Oreja

04/10/2006


PALABRAS SOBRE EL PRIMER INTERCAMBIO DE PUNTOS DE VISTA DEL INFORME "LOS FACTORES QUE PROPICIAN EL APOYO AL TERRORISMO Y LA CAPTACIÓN DE TERRORISTAS" DEL SR. MAYOR OREJA.

Comisión de libertades del Parlamento Europeo




Somos muchos los españoles que hace años admirábamos la lucha contra el terrorismo del Sr. Mayor Oreja; somos, sin embargo, algunos los que nos hemos percatado hace tiempo de algunas opiniones contradictorias con el reciente pasado del propio colega. Y eso se ha reflejado, si nos fijamos un poco, en su informe oral de esta tarde. Así el Sr. Mayor Oreja nos ha hecho una exposición en la que lo mezcla todo probablemente con alguna intención en la que me gustaría nos fijáramos. Si estamos en el grado cero de la escritura de este informe, quizá con una reflexión sincera del ponente y de todos nosotros consigamos evitar errores de partida que se deslizan en la exposición que hemos escuchado.

Hay una omisión del ponente que me preocupa llamativamente. Es cuando se refiere a que el terrorismo de corte islamista se ha radicalizado, para lo que pone el ejemplo de que en el 2005 las bombas en Londres eran en unos autobuses y en el 2006 pretendieron ser en unos aviones, atentado éste frustrado eficazmente por la policía británica. Aviones -y de qué manera- ya hubo explotando en el 2001 pero lo que no acierto a comprender es que se omita el atentado de tren de Madrid, el mayor de Europa del 2004. No hay quien lo entienda, como tampoco nadie entiende en este parlamento que, en nuestra sede de Estrasburgo, el PP español, al que está adscrito el ponente, haya exhibido una fotografía del horrible atentado con un gran letrero que ponía "atentado de Al-Qaida" y al siguiente día, tras haberse publicado en los periódicos y haberlo visto un grupo de visitantes que hasta allí llevé, desapareciera esa atribución del crimen. El Sr. Mayor nos habla de que en el tratamiento del terrorismo hay que aplicar criterios científicos. No le falta en ello razón. Criterios científicos, por favor, no esotéricos ni oportunistas. Y es esotérica toda la especulación que su partido, Sr. Oreja, está haciendo y de ahí su omisión de hoy y la supresión del letrero en la exposición de Estrasburgo.

Pero no es lo único que me preocupa grandemente. Me parecen improcedentes sus referencias al islamismo moderado que mezcla con el violento de forma improcedente, en un tutum revolutum impropio de esta ponencia. Soy de los que han escrito a favor de la libertad de expresión del Papa y de la extraordinaria calidad de su discurso de Ratisbona pero no puede ponerse ese discurso académico y profundo a la misma altura que las caricaturas de un periódico de la extrema derecha danesa -extrema derecha de la que algunos diputados deberían distanciarse un poco, al menos en sus posiciones parlamentarias.

Las caricaturas fueron una provocación mientras que la conferencia de Benedicto XVI fue sumamente respetuosa. No hay más que ver las diferencias de reacción. Rasmussen, primer ministro danés, se confundió no recibiendo a los dieciséis embajadores que le pidieron entrevista mientras que el Papa no ha eludido las explicaciones sino que ha recibido a los líderes moderados del islamismo e incluso ha rezado con ellos. Nada tiene que ver una cosa con la otra, pero tampoco los críticos que haya podido haber desde el Islam se pueden comparar y poner en el mismo nivel que los terroristas que tiran bombas o quisieron tirarlas este año. Si realmente queremos ese diálogo con el Islam moderado como dice el Sr. Mayor, por favor no les insulte como hizo algún otro líder de su partido. No los meta a todos en el mismo saco. No es igual, por ejemplo que el Reino de Marruecos haya protestado por el discurso del Papa retirando a su embajador ante el Vaticano con que se le ponga al mismo nivel de los terroristas. Mucho y delicado cuidado en este asunto, Sr. ponente.

Por último, gracias, Sr. Presidente por su generosidad en cuanto al tiempo de mi intervención, pero permítame decirle al ponente que tenga en cuenta los estudios que ya han trascendido de expertos norteamericanos, que parecen serios, que afirman que si ha aumentado la radicalización y la extensión del islamismo violento se debe en gran parte a la solemne metedura de pata de la invasión de Irak. Allí no campeaban los islamistas antes como después de la invasión. Ni allí ni en otras muchas partes. Son científicos los que atribuyen esa proliferación de actuaciones debidas a esa causa.

Sr. Mayor no se ande con rodeos. Usted dice que hay que llamar a las cosas por su nombre. Pues bien, al diálogo con el Islam, como patrocina, entre otros el Secretario de las Naciones Unidas, se le debe llamar "Alianza de Civilizaciones".

Muchas gracias y reflexiones usted, reflexionemos todos, sobre tema tan importante con prudencia y rigor.

miércoles, 4 de octubre de 2006

Intervención en el seminario de terrorismo del Parlamento Europeo

PALABRAS APROXIMADAS QUE PRONUNCIE EN EL SEMINARIO ORGANIZADO POR EL PARLAMENTO FINLANDES Y el Parlamento Europeo sobre el terrorismo. 3 de Octubre 2006 con asistencia de representaciones de los parlamentos nacionales de los países de la Unión Europea:

Gracias Señora Presidenta,

Me he alegrado que las últimas palabras de los ponentes de la mesa hayan terminado refiriéndose a ETA, la única organización terrorista de envergadura que nos queda en Europa.

Desearía llamar la atención de todos ustedes y de los parlamentos que representan sobre el proceso hacia el fin de la violencia en España, que es lo que falta tras tres años sin asesinatos de ese grupo terrorista. Necesitamos en España de su apoyo como parlamentarios nacionales europeos y su comprensión del proceso, como ha sucedido en el Reino Unido con el caso del IRA y ya resaltaba antes el diputado Sr. Moreno Sánchez. Y es que hay una extrema derecha, que en España tiene lógicamente raíces muy profundas en el franquismo que hemos padecido, que quiere confundir el proceso.

Proceso que no solamente emponzoñan los terroristas, que también, sino que esa extrema derecha está tratando de torpedear desde sus postulados. Se ha hablado de las víctimas pero es intolerable que esa extrema derecha le esté negando aquí, en el Parlamento Europeo mismo, el carácter de víctima a nuestra compañera la eurodiputada Barbara Durkop, pese a que su marido fue asesinado delante de ella misma, en su casa de San Sebastián. Les pido a todos ustedes que al regresar a sus países piensen en la necesidad de apoyar al gobierno español y a la sociedad española en esta vía compleja pero de esperanza para el fin de una organización terrorista en España y en Europa.

martes, 3 de octubre de 2006

Nota sobre la reunión de países mediterráneos de la UE sobre inmigración. Madrid 29 de septiembre de 2006

Asistí a la reunión de los ministros de interior y exteriores de los ocho países mediterráneos (Eslovenia, Chipre, Malta, Italia, Portugal, Francia, Grecia y España) celebrada en Madrid el pasado viernes 29 de septiembre.

La presencia de una representación del Parlamento Europeo, a través de la Comisión LIBE, fue muy bien acogida por los ministros asistentes, algunos de los cuáles saludaron nuestra presencia en sus intervenciones. El trato recibido de los Ministros españoles anfitriones y del personal encargado de la Conferencia fue exquisito en todo momento.

No hubo conclusiones escritas pues, a juicio del Ministro Moratinos se trataba de que la presidencia finlandesa, tomara nota de la común inquietud que manifestaban los diversos países. En efecto todos eran coincidentes en la necesidad de vertebrar una política de inmigración común y de dar un impulso más decidido de Frontex, cuyo representante hizo una exposición amplia de sus objetivos y ambiciones. En todas las intervenciones latía la preocupación por la situación existente, a la que me sumé alegando los acuerdos ya tomados por nuestro parlamento. Debo destacar que algunos participantes me resaltaron el interés demostrado por el Parlamento Europeo en el reciente encuentro de Tampere, al que calificaron de clarividente e insistente ante los varios países insuficientemente mentalizados de la naturaleza del problema y de su dimensión comunitaria.

Todo transcurrió de forma muy cordial y amistosa. El punto álgido de la reunión fue el momento en que el Ministro Sarkozy se quejó de las regularizaciones masivas que España había hecho y las que algunos otros países tenían en preparación. Aseguró que no era una crítica al pasado pues debía de entenderse como una autocrítica a la propia regulación que él mismo habría hecho en el reciente pasado. El ministro francés insistió en la necesidad de una política comunitaria en temas como el ejercicio del derecho de asilo y de la necesidad de destacar las buenas relaciones y la experiencia de algunos países con otros africanos (así Italia con Libia, España con Marruecos y Francia con Senegal) para que beneficiasen al conjunto, así como la urgencia de una verdadera actuación consular conjunta. El vicepresidente Frattini respondió que mucho de lo que oía ya se practicaba y estaba en el ideario de la UE. Moratinos valoró la buena disposición de Francia. El Ministro Pérez Rubalcaba resaltó el agradecimiento a los esfuerzos de Sarkozy pero también la necesidad de evitar enfrentamiento verbal mediático entre las opiniones del Presidente Zapaterero y el Ministro francés.

En la clausura, ya por la tarde, la Vicepresidenta del Gobierno María Teresa Fernández de la Vega, tras destacar la importancia de estar unidos países con tantos intereses comunes en este asunto que es capital para cada uno de ellos, hizo ver que no se puede llamar "regulación masiva" a lo ocurrido en España el año pasado pues se regularizaron expedientes individuales, correspondientes a personas que tenían contrato de trabajo, que ya trabajaban desde hacía tiempo y que era prácticamente imposible devolver masivamente a sus países de origen. En cuanto a las medidas que se están efectuando en las fronteras, en los centros de acogida y las de cooperación al desarrollo, la Sra. Fernández de la Vega, sin desdeñar todas esas iniciativas y otras, se mostró convencida de que la medida más eficaz es la repatriación. Los repatriados y sus países de origen deben comprender que no deben arriesgar sus vidas inútilmente y que deben utilizar las vías legales de inmigración a su alcance.


El día después, el Presidente español y el ministro del interior galo mantuvieron una conversación telefónica de treinta minutos de la que divulgaron que habían zanjado sus diferencias y manifestaron su compromiso de colaboración leal en el marco de los objetivos establecidos en la conferencia.

JEFES DE DELEGACIÓN ASISTENTES A LA REUNIÓN DE PAISES MEDITERRANEOS DE LA UE SOBRE ASUNTOS MIGRATORIOS.


ESPAÑA:

1. D. MIGUEL ANGEL MORATINOS (Ministro de Asuntos Exteriores)
2. D. ALFREDO PEREZ RUBALCABA (Ministro de Interior).

PORTUGAL:

1. D. LUIS AMADO (Ministro de Asuntos Exteriores)
2. D. JOSE MAGALHÄES (Secretario de Estado Adjunto y de la Administración Interna)

FRANCIA:

1. D. NICOLAS SARKOZY (Ministro de Interior)
2. DÑA. CATHERINE COLONNA (Ministra Asuntos Europeos)

ITALIA:

1. D. FAMIANO CRUCIANELLI (Secretario de Estado para los países europeos del Mº AAEE)
2. D. GIDO LENZI (Asesor diplomático del Ministro del Interior)

MALTA:

1. D. MICHAEL FRENDO, Ministro de Asuntos Exteriores
2. D. CARM MIFSUD BONNICI, Parliamentary Secretary.

ESLOVENIA:

1. D.DIMITRIJ RUPEL (Ministro de Asuntos Exteriores (MAE)
2. D. ZVONKO ZINRAJH, (Secretario de Estado, Ministerio del Interior (MI)

GRECIA:

1. D.VYRON POLYDORAS (Ministro de Orden Público)
2. D. LOANNIS VALINAKIS (Viceministro de Asuntos Exteriores)

CHIPRE:

1. D. SOPHOCLIS SOPHOCLEOUS (Ministro de Justicia y Orden Público)
2. DÑA. ANNY SHAKALLI (Directora de Emigración del Mº Interior)



PRESIDENCIA FINLANDESA:

1. DÑA. RITVA VILJANEN ( Secretaria de Estado ,viceministra de Interior)
2. DÑA. ANNE SIPILÄINEN (Directora Gral. Adjunta del Departamento Político del Mº de Asuntos Exteriores)

COMISIÓN:

1. D. FRANCO FRATTINI (Vicepresidente de la Comisión y Comisario ELSJ)
2. DÑA . BENITA FERRERO-WALDNER (Comisaria de Relaciones Exteriores)

SECRETARIA GENERAL DEL CONSEJO

1. D. IVAN BIZJAK (Director General Justicia e Interior)


PARLAMENTO EUROPEO:

1. D. ANTONIO MASIP


FRONTEX:

1. D. IKLA LAITINEN, (Director Ejecutivo Frontex)

EUROPOL:

1. D. MAX-PETER RATZEL(Director Ejecutivo de EUROPOL)

lunes, 2 de octubre de 2006

Wimblendon

Hace tiempo el gran periodista José María García me hizo una crítica del Parlamento Europeo por su falta de competencia, jurisdicción e interés en materias deportivas.

Estos días, no obstante, ha habido algunas alusiones concretas, incluso se reflexiona sobre un Libro Blanco del Deporte, paso previo a una futura y, sin duda, lejana legislación.

La denuncia de María Shaparova y Venus Williams sobre la discriminación que existe en los premios individuales de Wimbledon se ha debatido a iniciativa de la diputada mallorquina Teresa Riera Madurell. Resulta que al caballero ganador del más prestigioso torneo de tenis del mundo se le abonan 946.000 euros mientras que la tarde anterior, en la categoría de damas, se gratifica con 43.000 euros menos a la campeona femenina. La Ministra británica de Deportes, Tessa Jowell, también se ha hecho eco de la discriminación.

En esas altas cifras no es un problema económico sino conceptual que afecta a la aplicación de “los principios de igualdad de oportunidades e igualdad de trato entre hombres y mujeres así como a la integración de las perspectivas de género y promoción de la igualdad”. El deporte no debe ser ajeno a juicio de la diputada española.

Curiosa y anecdóticamente en los Premios Príncipe de Asturias del Deporte, que tuve el honor de promover desde la Alcaldía de Oviedo, son hasta ahora tres las tenistas premiadas (Martina Navratilova, Arantxa Sánchez Vicario, Steffi Graf) por ningún varón.

En este mismo pleno parlamentario europeo se ensalzó por el miembro griego del PP, Manolis Mavrommantis, la contribución económica y publicitaria del Barcelona Club de Fútbol a UNICEF, Premio Príncipe de Asturias de la Concordia.

El inolvidable José María García tenía de alguna manera razón una vez más. El Parlamento Europeo trata rara y colateralmente la problemática deportiva, con pocas pero honrosas excepciones como la campaña contra la prostitución ligada al Campeonato de Fútbol de 2006 en Alemania. Cuando esta semana lo hace, por su repercusión en la discriminación a las tenistas, es triste la respuesta del Colegio de Comisarios que opta por una interpretación restrictiva de los tratados y no quiere inmiscuirse bajo concepto alguno en Wimbledon.

miércoles, 27 de septiembre de 2006

Las mentiras del Primer Ministro húngaro

En Bruselas, durante la pasada semana, algunos colegas húngaros me dieron diversas versiones sobre los últimos acontecimientos y las manifestaciones diarias que se están produciendo en Budapest. El martes 19 de septiembre, en uno de los debates de la comisión horizontal del Parlamento Europeo, no me satisfizo en absoluto el enfoque de la cuestión que estaba escuchando y formulé algunas preguntas que no obtuvieron respuesta. Al siguiente día, en el pleno del grupo socialista, Luis Yáñez expuso breve pero contundentemente su preocupación por las justificaciones que se estaban haciendo de las palabras y reconocimiento de mentiras que se atribuye al primer ministro. Resultaba patético que alguien justificase las palabras y la actitud del primer ministro húngaro, Ferenc Gyurcsány, con argumentos tan absurdos e intolerables como “¡¿quíen no ha mentido alguna vez en política?!”. Al margen de los problemas golpistas que puedan surgir y la necesidad de atajarlos democráticamente, sigo creyendo que Gandhi tenía razón: "más vale ser vencido diciendo la verdad, que triunfar por la mentira”.

lunes, 25 de septiembre de 2006

Benedicto XVI

Don Fernando Llenín, párroco de la Gesta, me envió un librito de Benedicto XVI sobre Europa. Ahora otra aportación del Papa genera polémica desmedida. Se dice que en su discurso de Ratisbona hay omisión culpable pues el catolicismo también quiso imponerse con la espada (Cruzadas, Inquisición, Guerra Civil española...) cuando, a la larga, el Papa con su apelación a la racionalidad y las aclaraciones posteriores hace sutilmente una autocrítica, como de suyo hay precedentes en la Iglesia. El texto es de una enorme profundidad. Los admirados Díez Alegría y Fernández Conde se han fijado, tal y como está el patio, más en el carácter inoportuno de alguna cita. El Pontífice, sin embargo, tiene derecho a la libertad de expresión y de cátedra. Además sus lectores queremos conocer sin intermediarios un pensamiento trascendente en el mundo, expresado con la delicadeza que lo ha hecho. No se puede reprochar, como hace el teólogo Tamayo, el carácter cristiano-céntrico del discurso pues es su misma razón de ser, ni otros textos anteriores que no son al caso.

No se trata tampoco de compartir las mismas valoraciones (*); una cosa es respetar al Islam y a los musulmanes y otra negar a la Iglesia que exprese su posición intelectual en el debate. No veo provocación. El formato universitario no es comparable con la "crisis de las caricaturas". Entonces publiqué lo que me dijo Mansouri, magrebí, Vicepresidente de Cultura de la Asamblea Parlamentaria Euromediterránea, que suscribía el análisis del Vaticano. Es una pena que algunos de esos interlocutores no hayan apreciado ahora la diferencia entre la mofa y la calumnia de un periódico de extrema derecha y el enorme bagaje cultural del que ponderadamente ha hecho gala Benedicto XVI.

Aquí, en Bruselas, se contemplan con preocupación creciente las reacciones en el mundo musulmán. Me gustaría que el Vaticano aprovechase para que se asumieran de verdad algunas reflexiones del mensaje papal: "Hace falta valentía para comprometer toda la amplitud de la razón y no la negación de su grandeza". Es indudablemente un reto de Occidente, es decir de Europa, el que quepan, como cita el Papa, Sócrates, Kant y el positivista y Premio Nóbel Jacques Monod.

(*) Recomiendo el libro "La ciencia y el origen de los valores" del filósofo ovetense Armando Menéndez Viso, editado por Siglo XXI.

lunes, 18 de septiembre de 2006

Moratinos ante la CIA

Miguel Ángel Moratinos ha sido el primer ministro en comparecer ante la llamada "Comisión CIA" del Parlamento Europeo.
Los diputados, por iniciativa de la liberal In´t Veld, debatieron previamente el reconocimiento por Bush de cárceles secretas. Para la conservadora alemana Klamt, esas declaraciones tienen apoyo de electores norteamericanos frente a la preocupación europea que repudia semejantes prácticas.

Moratinos alabó al Diario de Mallorca, que desveló el asunto. Se extendió luego en el alineamiento español con los derechos humanos, en la inexistencia de pactos secretos con Estados Unidos. Asistido por Agustín Santos, fue desgranando los vuelos, presumiblemente contratados por la CIA, hasta deducir que hay dos sospechosos en los que, sin embargo, no constan actuaciones delictivas en suelo español. En todo caso, España no cesará de colaborar en las investigaciones parlamentarias y judiciales. Con un asentimiento generalizado, Salafranca, portavoz del PP, alabó el coraje y disposición del ministro, lo que es significativo cuando en las filas de ese partido no se hacen concesiones a la cortesía y la colaboración, prueba de que en las instituciones europeas hay en ocasiones otro talante.

Los diputados pidieron mayoritariamente la condena de los gobiernos europeos. Moratinos se comprometió a llevar esa opinión a los ministros europeos que se reunían ayer.

Ante la pregunta de Elena Valenciano por las acciones para evitar en el futuro tan horribles actos, Moratinos afirmó que la solución vendría desde la política iniciada por Naciones Unidas frente al terrorismo pero siempre con respeto a los derechos humanos y también desde las legislaciones nacionales que han de hacer inaceptables las entregas extraordinarias de secuestrados. También se comprometió al mejor control de los vuelos. Por último, los gobiernos "han de recuperar apoyos de la opinión pública que condena la falta de transparencia".

Las palabras de Bush habían supuesto, aquí en Bruselas, provocación pero resultaron acicate para seguir trabajando, dada la confesión de parte. Como dijo el diputado Meyer:"es la primera vez que un gobierno reconoce que utiliza cárceles ilegales y secretas que la comunidad internacional no puede tolerar ni en Europa ni fuera de Europa." La visita de Moratinos resultó oportuna para que Europa reafirme su confianza en sus propios valores. A raíz de esta presencia el gobierno británico ha anunciado la comparecencia aclaratoria de su ministro para asuntos europeos.

miércoles, 13 de septiembre de 2006

Entre Paloma y el collar

Para Ortega, la amistad fraternal «se origina en que al hablar de Fulano coincidimos» y que «cuando se coincide al opinar de Fulano, se coincide en todo lo demás. La coincidencia ni implica, ni siquiera prefiere, ser identidad de juicio».

Los socialistas democráticos ovetenses mantenemos esa coincidencia orteguiana. Podrá haber diferencias, pero no nos fallará la coincidencia sobre el Fulano y tampoco sobre Paloma Sainz, que asume la alternativa integradora.

Se habló de otros candidatos. De la ejecutiva sonaba Carreño, secretario general. Generosamente no se postuló, convencido de su papel, a la manera que Cándido Riesgo diferenciaba las funciones en el partido. Del grupo municipal, descartado Bustillo -buena gente donde la haya-, especulamos con Pilar Alonso y Carlos Llaneza, personas de calidad, dispuestas siempre al consenso. Seriamente, no había más. Las primarias fueron un logro interno, pero hay excepciones. Había que buscar la persona idónea, máxime cuando no despuntaba ningún liderazgo arraigado al que se le cortase el paso. El perfil de la elegida aglutina esas coincidencias de todos.

Los socialistas tenemos objetivos de progreso y contra la corrupción municipal. No podemos abandonar el campo desangrados en taifas, cuando la ciudad y el país esperan lo mejor de nosotros mismos. Hay, pues, que cerrar filas. No es dar aprobación incondicional a lo hecho, sino a la coincidencia partidaria en la que estamos.

El domingo una parte intolerante del público pateó escenas de «Il viaggio a Reims». La temporada pasada, desde el palco municipal, el concejal Sopeña y otros invitados abuchearon, en «Los Gavilanes», a Amparo Valle por lucir bajo su mantón una pegatina de «No a la guerra». «¡Sí a la guerra!» gritaban. Es muy serio y preocupante el ambiente de esta ciudad que se queda atrás en espíritu no sólo político sino también en el ámbito cultural, pese a la calidad de los actos y espectáculos que se traen a Oviedo. ¿Cómo puede anidar una crítica tan vulgar a la Fundación Príncipe de Asturias y a que Avilés tenga el centro Niemeyer? Hagamos una alternativa ponderada a lo que está ocurriendo.

La paloma es paz con el collar de amor de Ibn Hazm de Córdoba, que inspiró aquella cita de Ortega sobre la amistad fraterna.

lunes, 11 de septiembre de 2006

Canarias

A Sayo, de Formentor a Puerto de la Cruz.


El lunes pasado, 4 de septiembre, puede ser fecha de inflexión en la terrible oleada de cayucos. Parece que, por fin, Senegal empieza a comprometerse con las salidas de las embarcaciones y la identificación de sus nacionales; por otro lado, el Parlamento Europeo, a través de su Comisión de Libertades, aprueba por unanimidad el impecable tratamiento que da España a estos emigrantes ilegales y pide en el mismo informe a los gobiernos europeos una decidida acción de apoyo a nuestro país, pues se reconoce que es un asunto de dimensiones continentales. Es lo que tan insistentemente viene exigiendo María Teresa Fernández de la Vega. Hace falta ahora que el Consejo arbitre fondos y medios. El estreno de Frontex, la organización europea de fronteras, estaba resultando un fracaso al no responder en absoluto a la magnitud del problema. En ese sentido la semana anterior asistí al compromiso del comisario Fratini, que rectificaba públicamente a uno de sus portavoces, asegurando que la UE demanda a los veinticinco miembros una mayor implicación. No es problema que afecte sólo a España, ni a los países ribereños de la frontera sur (Chipre, Malta, Italia, Grecia…) sino que todo Europa está concernida.

Por mi parte, me atrevo a afirmar que, en estos momentos, es el primer problema español, antes incluso que el terrorismo y el paro.

En otro plano de la actualidad, es lacerante la guerra del Líbano con mil víctimas mortales pero todo parece indicar que en el Atlántico ha fallecido, en la guerra del hambre, el triple de personas, ahogadas, en el intento de saltar a las islas. Estuve con supervivientes en Tenerife y en Fuerteventura. Es espeluznante. En Canarias, hay mucha gente descorazonada con lo que sucede. La Vicepresidenta, con la amable contundencia que la caracteriza, ha dicho que no se puede tolerar más esta situación ni a los Estados africanos ni a la misma Europa. Merece la pena que, simultáneamente, seamos patriotas, demócratas y consecuentes, como dan ejemplo el Delegado del Gobierno, José Segura, y tantos responsables y colaboradores de ONG.

Sayo, un pequeño empresario de hostelería del Puerto de la Cruz, antes sindicalista en Formentor en el archipiélago balear, me expresó una visión ponderada y popular del problema. Aquí, en Bruselas, lo recuerdo todos los días.

lunes, 4 de septiembre de 2006

Garzón Clariana

AQUI, BRUSELAS


Garzón, Jurisconsulto

Gregorio Garzón Clariana es el jurisconsulto del Parlamento Europeo. En palabras menos arcaicas es el Jefe de los Servicios Jurídicos. Por voluntad propia, deja Bruselas para regresar a su cátedra de Barcelona. Su ausencia se va a sentir aquí por la honda huella profesional que deja y también porque será imposible que otro español pueda sustituirle. Había entrado en 1986 como "Consejero jurídico principal en la Comisión" y en 1994 en el Parlamento tras concurso de méritos. Solo le he seguido en los dos últimos años pero lo suficiente para haber apreciado su capacidad académica y el prestigio que ha dado a su puesto. Él mismo acaba de describir magníficamente el perfil de su servicio y el de sus colaboradores en la aportación que ha hecho en homenaje al Profesor Carrillo Salcedo.

Garzón ha ejercido las funciones consultivas y la representación y defensa en el contencioso jurisdiccional con ejemplar independencia, contribución al Estado de Derecho y aportación decisiva a este interminable proceso constituyente en el que nos encontramos inmersos.

Durante nueve años el Tribunal de Justicia Europeo estuvo presidido por el asturiano Gil Carlos Rodríguez Iglesias, hoy Director del Instituto Elcano, que preside Gustavo Suárez Pertierra. Todos los servicios jurídicos de las instituciones europeas y los tribunales colegiados han de tener un carácter multicultural en el que deben converger letrados formados en los diferentes derechos de la UE pero pienso que es una verdadera lástima que puestos de esa naturaleza se pierdan para nacionales españoles, con el acento y la accesibilidad que, por muy neutrales que sean -y me estoy refiriendo a dos personalidades ejemplares en ése y en todos los sentidos- se produce. Ya de mi tiempo de Alcalde, en el que conté con el impagable asesoramiento de Luis Arce Monzón, sé que no se puede dar paso político sólido sin estar cubierto por un asesoramiento jurídico de envergadura. En Gregorio Garzón los miembros del Parlamento tuvimos una luz y un apoyo fundamentales, que en algunos casos se extendió a consejos morales contra la impunidad en la que algunos- sobre todo italianos- querían refugiarse.

A nivel particular también voy a sentir que quizá su sucesor, con esta Babel parlamentaria en la que nos hayamos, no exponga con el correcto francés en que lo hace Gregorio.

domingo, 3 de septiembre de 2006

Carta al Presidente de la Comisión de Libertades del Parlamento Europeo

Querido Presidente Cavada,







Para la próxima reunión de la comisión de libertades considero urgente que se trate el problema de la necesidad de buscar fondos adicionales para incrementar las partidas que permitan la colaboración de la Unión Europea en la implicación con los estados miembros afectados por el agravamiento de las llegadas masivas de inmigrantes a las costas europeas.



Es razonable esta petición porque desde la aprobación del proyecto de presupuesto la situación se ha agravado profundamente y es oportuno, pues, un portavoz del Comisario Frattini que en la Unión no existen a día de hoy fondos suficientes.





Antonio Masip

viernes, 1 de septiembre de 2006

Carta del Ministerio del Interior. Limitación de la velocidad máxima de los velocímetros

Ministerio del Interior Gregorio Martínez Garrido
Director del Gabinete del Ministro


Madrid, 5 de julio de 2006


Querido Antonio:


Como continuación a la carta en la que el Presidente del Gobierno acusa recibo a tu remisión indicando el traslado de la misma a este Departamento, relativa a la publicidad sobre la potencia de los vehículos y el endurecimiento de las sanciones por el incumplimiento de los límites de velocidad, tengo el gusto de participarte lo siguiente:


Este Gobierno está impulsando medidas que coinciden con tu preocupación respecto a la necesidad imperiosa de reducir la velocidad a la que circulan los vehículos, siendo éste el factor más determinante de la gravedad de los accidentes de tráfico.


Como sabes, el pasado 9 de junio, en el Consejo de Ministros de Transportes de la Unión Europea, la representación española propuso para la revisión a medio plazo del programa de reducción de un 50% del número de víctimas mortales en la Unión Europea para el 2010, que se hiciese una recomendación sobre los velocímetros de los vehículos que se comercializan en Europa.


Se trata de que el conductor visualice la velocidad a la que circula, sobre una escala que sólo llegue a 190 km/h y además tenga señalado con color rojo de peligrosidad el espacio a partir de 150 km/h.


Recibe un cordial saludo,

sábado, 26 de agosto de 2006

Interpretación versus traducción

Con motivo de la intervención de cuerpos especiales de acción rápida contra los incendios gallegos, ha aparecido la noticia de unas plazas de la Administración española en las que se valora la lengua francesa. Estimar para un concurso público el francés, sin duda razonable por la experiencia del país vecino en la materia, resulta insólito, pues pierde enteros cada día. Hace años, Mitterrand obligó a sus embajadores a utilizar su idioma y a imponer de nuevo intérpretes en organismos que habían adoptado rutinariamente el inglés. Aquí, en Bruselas, entre parlamentarios, predomina el inglés en los pasillos; incluso lo usan frecuentemente en sus discursos diversos diputados de otra lengua materna (malteses, bálticos, escandinavos, chipriotas, griegos, holandeses, portugueses...). Un portavoz húngaro opta por el francés, excepción que resulta notable. Los belgas flamencos, por despecho hacia los valones, se manifiestan en inglés antes que en la lengua cooficial de su país, lo mismo que les ocurre a sus electores en la vida cotidiana y comercial.

Los diputados españoles de PP, PSOE, IU y PNV -no así el de CIU y menos aún el de ERC- utilizamos, en comisión, grupo político o plenario, el castellano, reivindicando que haya siempre cabina española de interpretación.

No deberíamos perder jamás nuestra lengua como forma de expresión genuina aunque, pronto será insostenible recibir simultáneamente interpretación en los veintidós idiomas oficiales. El problema para el español comunitario es, a medio plazo, de interpretación. Resultará gasto insoportable. Habría que fijar una fecha para que todos los europarlamentarios entendieran varios idiomas. El peligro evidente está en la traducción, es decir, en la versión escrita de los documentos. Ahí no se puede ceder, pues afecta a la seguridad jurídica y al conocimiento de los propios electores afectados. Vengo insistiendo en ello a raíz de la crisis generada por la publicidad de las sentencias del Tribunal Europeo que solo se difunden en la lengua de las partes y del ponente, aunque esa jurisprudencia influye en el ordenamiento jurídico patrio.

Ya sé que los procesos europeos son excesivamente largos y costosos. Nuestro país, sin embargo, debería volcar ahí su afán, que entiendo prioritario a la interpretación simultánea y a la comprensible manifestación de las lenguas de nacionalidades españolas.

viernes, 11 de agosto de 2006

Degaña

Hace varios años J.M.Cuervo, Arturo Terán, Huerta, García Queipo y otros adelantados expusieron en un acto memorable de la Casa del Pueblo de Oviedo la imperiosa necesidad de que la autovía, apenas proyectada a Grao, se extendiera a Cangas del Narcea a través de la Espina. Ha transcurrido tiempo de debate y búsqueda de soluciones hasta que aquella notable reivindicación está muy próxima a conseguirse. Pero ya no es solamente a Cangas sino una nueva salida de Asturias que el equilibrio regional se merecía. Ha sido el gran éxito compensador asturiano en el lógico descenso de la financiación comunitaria para el próximo periodo, como hemos visto en el magnífico curso sobre Europa de la Cámara de Comercio en La Granda.

Degaña y Cerredo son, sin duda, desconocidos para una mayoría de los asturianos. La nueva infraestructura, que contará con fondos europeos, colocará esta tierra tan occidental, fronteriza con el Norte de León, a un paso del llamado ocho central.

En la economía de esa zona hay un claro predominio de la antracita, incluso su Alcalde es minero. Tampoco es desdeñable la ganadería y la madera. Están pensando también en las cabras por las que han apostado en Taramundi; fáciles de llevar: se alimentan de cualquier cosa, no hay cuota limitativa europea y no paren por las noches como las vacas.

Con la carretera saldrá adelante un nuevo turismo, en el que tendrá un papel predominante los parques naturales que van a atraer y maravillar. Es ya un doble acierto, municipal y del gobierno regional, que una etapa de la Vuelta Ciclista a España atraviese el Concejo el próximo setiembre,

Hay quien dice que las nuevas comunicaciones acercarán más a León que a Oviedo. Es una polémica mil veces falsa. Lo importante ahora es que Ibias, Tineo, Cangas y Degaña estén bien comunicadas por todas partes, luego lo demás lo hace el dinamismo probado de sus gentes, que en todos esos casos me consta.

Aquí, en Bruselas, me tienen a su servicio.

miércoles, 9 de agosto de 2006

El reloj de la catedral

En las páginas de este periódico, nos hemos enterado de una pequeña pero significativa historia. El Ayuntamiento se acaba de desinteresar de una devoción asumida durante los últimos cuatro o cinco lustros: dar cuerda al reloj de la Catedral. Un empresario sevillano, que fabrica una bebida que levanta el ánimo, informado de que solamente costaba 1.200 euros anuales, se comprometió a restablecer lo que la desidia municipal había abandonado. La noticia, relatada con detalle erudito y enorme cariño a la ciudad por Ernesto Conde, coincidió con que, en el partido de la oposición, se tomó la decisión de poner también su reloj en marcha con una candidata a la que no parece le llegue jamás a suceder eso de que se le pare ni la Casa Consistorial ni la del Pueblo, en las que algunos siguen empeñados en viejas polémicas de campanario.
Recuerdo perfectamente los problemas de campanas y relojes catedralicios. En «Oviedo al fondo» y en «Desde mi ventana» evoqué cómo el relojero José Alonso, olvidado ahora por la Alcaldía, me hizo ante unos amigos la diferenciación de los sones ovetenses que describieron Clarín, Rubén Darío y Gómez de la Serna y que para el Nobel Miguel Ángel Asturias es «el bronce líquido y sonoro de una ciudad siempre nueva». De la colaboración que se fraguó por entonces con el cabildo se sentó en seguida la participación en varias tradiciones recuperadas: responso por Alfonso II, el alcalde-rey, la izada de banderas septembrinas, la iluminación de las fachadas y de las diversas capillas, el Museo Diocesano, la presentación de la restauración de la sillería coral a cargo de los esposos KrausÉ En ese clima se recuperó la tradición de acompañar el juramento de la Constitución por el Príncipe de Asturias con el repique generalizado de campanas y, lo que fue más trascendente, se evitó el primitivo plan del Vaticano de marginar Oviedo en el inolvidable viaje de Juan Pablo II en agosto de 1989.

Ni qué decir tiene que me ha entristecido mucho el que el Ayuntamiento haya enviado un mensajero a quebrantar algunos rasgos ovetenses que pasan por nuestro primer templo. Me anima, no obstante, saber que el relojero sigue ahí y que esta ciudad tiene cuerda para rato. Nuevos tiempos municipales traerán una renovación próxima, a la vuelta de la esquina, marcando horas de modernidad y eficacia mientras se mantienen y compatibilizan los ritmos y los sones antiguos y sagrados de nuestras mejores tradiciones

jueves, 3 de agosto de 2006

Guerra justa

La guerra justa ha sido obsesión discursiva de clásicos medievales. Norberto Álvarez, belmontino de San Martín en la Universidad de Alcalá, escribió hace ya tiempo su tesis sobre este tema al que llevaba dando vueltas varios años.

Encontré casualmente estos días veraniegos a Norbertín, como le llamaba con entrañable afecto el P.Pedro López en el Colegio de los Dominicos, y me vinieron al recuerdo sus apasionados razonamientos con Don Ignacio De la Concha, con el Deán Don Rafael Somoano, cuya trayectoria Benedicto XVI acaba de premiar, con Ramón Maciá, Ruiz Jiménez, Luis G- San Miguel, Jaime Alberti y otros conspicuos pensadores de la época.

Al cinismo de la frase latina de “si quieres la paz, prepárate para la guerra”, se había opuesto el mensaje de Pablo VI, asumido por todos los pacifistas: “si quieres la paz, trabaja por la Justicia”

Si hay una guerra injusta y desproporcionada es la que ha reiniciado Israel contra todos sus vecinos. Se practica la ley del “veinte por uno”, como ha denunciado Erkki Tuomioja, Ministro de Asuntos Exteriores de Finlandia, Presidente en ejercicio del Consejo europeo. La brillante periodista Sol Gallego-Díaz viene acusando, sin embargo, a las instituciones de la UE en general de escandaloso autismo. Mis buenos amigos los diputados Menéndez del Valle, Carnero, Luisa Morgantini, Veronique De Keyser y algunos más, compartían esa opinión desde el mismo corazón de Bruselas.

A la comunidad no le cupo más remedio que reaccionar. Una resolución del Parlamento, a través de su Comisión de Presidentes, ha sido, por fin, tajante. “Hay un antes y un después del crimen masivo de Qaná”, declaró el Presidente Borrell. Resulta esperpéntico que, a la vez, se tache de antisemita a cualquier partidario del alto al fuego.

El subjetivo concepto de guerra justa con el que tanto peroraba el Profesor Álvarez debería seguir desmenuzándose hasta sus últimas y fatales consecuencias. Desde luego si el secuestro de dos soldados israelíes- por supuesto intolerable- se admite que sea respondido con un millar de muertos civiles, nos encontraremos que un día no lejano la réplica y la dúplica serán las armas atómicas. Además de la necesaria intervención humanitaria deberíamos reflexionar sobre el prólogo y la justificación para la guerra supuestamente justa y santa que un día sufriremos a escala imparable por la cerrazón israelí, el fundamentalismo musulmán y la tibieza occidental de hoy.

martes, 1 de agosto de 2006

Zidane

Aquí, en Bruselas, un diputado del Frente Nacional de Le Pen, con indudable cinismo, insinuó su preferencia por la derrota de su país en el Mundial de fútbol, «dada la formación del equipo por negros y árabes». Fue un pensamiento fugaz y minoritario, pues la mayoría de los diputados franceses obviamente ha cerrado filas a favor de los tricolores («les bleus»), que dieron una fresca lección de buen juego. Incluso, muchos políticos de otras nacionalidades se mostraron durante todo el campeonato a favor de Zidane, un astro, idolatrado desde el Mundial 98 y cuya imagen ha hecho mucho por la integración de los emigrantes en Europa.
En un mundo tan globalizado, han corrido luego ríos de tinta con el cabezazo provocado y sufrido por Materazzi en la final berlinesa. Hasta ese momento, Zidane concitaba todas las alabanzas de calidad deportiva y humana. Aún después se ha justificado su actitud por lo que hubo de oír de su madre y de su hermana. En cualquier caso, el árbitro cumplió con su deber, pues no cabe la agresión física como respuesta a la verbal.
Antes, otros delanteros se conocieron por el juego genial de la testa. Al húngaro del legendario Honved de Budapest y del Barcelona Kocsis se le llamaba «cabeza de oro». A Zarra, que acaba de morir, se le atribuía una doble frente que le permitía un remate certero y controlado por muy fuerte que viniese el esférico. Con Janos Kalmar, famoso entrenador magiar, en sus tiempos de jugador los aficionados aplaudían premonitoriamente ante un córner, pues de cada dos balones recibidos de esa posición marcaba seguro un gol de cabeza.

El de Zidane amenaza con ser un testarazo famoso para siempre. El Frente lepenista, el único partido político que no está con las virtudes y las expiaciones de Zidane, sigue amenazando en campos mucho más graves y preocupantes. Para ganarle -y también a otras formaciones de extrema derecha racista- hacen falta, en efecto, delanteros, pero también buenos guardametas para los tiempos que corren, sin la fisura del juego sucio y con la buena utilización de la cabeza.

jueves, 20 de julio de 2006

Presentación de candidatura para el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia 2006 del barco pesquero " Francisco y Catalina"

A LA FUNDACIÓN PRÍNCIPE DE ASTURIAS


Oviedo, a 20 de Julio de 2006



ANTONIO MASIP HIDALGO, diputado del Parlamento Europeo, titular de su Comisión de Libertades (LIBE), según domicilio y demás circunstancias que constan en los archivos de esa honorable Fundación, vengo a proponer para el Premio de la Concordia 2006 al capitán y la tripulación (once miembros) del barco de pesca español “Francisco y Catalina” que ha rescatado en circunstancias dramáticas a 51 personas que estaban a la deriva en aguas de Libia y provenían de Eritrea.

La acción del “Francisco y Catalina”, realizada conforme con la cooperación marítima y humanitaria, ha sido ejemplar, generosa y emocionante. Los tripulantes perdieron varios días de trabajo, alojaron y compartieron sus escasos medios con los que solidariamente sufrieron la negativa del país más cercano a atracar en puerto seguro. Por lo que ha trascendido, en una situación climática difícil y de imaginable dureza extrema, la tripulación hizo guardia permanente y logró, en definitiva, salvar unas vidas en peligro, entre las que se encontraban dos mujeres embarazadas y una niña de dos años.

El “Francisco y Catalina” tiene base en Carboneras (Almería) y sus tripulantes provienen de Santa Pola, en Alicante, y de Muxía, en Coruña.

viernes, 14 de julio de 2006

Dioni

“El que non tien papu// non ye guapu”
Recogido, entre otros, por “Blas de Aces” (Tolivar Faes) y Menéndez Pidal.


En Bruselas, hay catorce mil asturianos. El más famoso es Dionisio Fernández, langreano, Presidente del Centro Asturiano.

“Dioni” trabaja en el Parlamento Europeo como funcionario del grupo GUE, al que está adherida Izquierda Unida, representada por el sanluqueño Willy Meyer. En la directiva del Centro: María Ramos, Ovidio, Nardo, Pili Granda, Tristán y Aréchaga. Aquí están con las Peñas de Fernando Alonso y del Sporting, con el coro minero de Turón, con la fiesta de la Santina, con el apoyo al Museo de Bellas Artes de Asturias…

Hay también una nueva generación de profesionales en la igualmente modélica: "Asbru" que coordinan Carlos Cocina e Iván Martín.

Además de varias tertulias en bares asturianos, ha surgido “Les Asturiennes”, de la Casa de Asturias, uno de los mejores restaurantes de la ciudad. Esta Casa es un edificio art decó, que el Ayuntamiento enseña en los itinerarios turísticos. Está dirigida por Javier Velasco, buen embajador aunque no haya nacido en Asturias; cuestión esta del linaje que ya no se requiere ni para President de la Generalitat.

La Casa tiene vocación de aproximar las actividades de representación ante las instituciones comunitarias y las de los propios emigrantes con la incorporación de los Centros Asturiano y Cabraliego, presidido por Ángel Gonzalo, en la línea de empuje consustancial a los vecinos de Cabrales fuera de la región.

Cuando se abrió el puente de avión Ranón-Bruselas se pronosticaban malos augurios de continuidad. Sin embargo, para este verano no se encuentran pasajes. A mí ya me indemnizaron más de una vez por el tenebroso "overbooking" o sobreventa de billetes. Tendrán que convertir los cuatro semanales en vuelo diario y corregir el absurdo de que sus salidas coincidan en horario con las de París, cuando ambas ofertas deberían complementarse. También van completos Alsa (que jamás ha de perder su marca aunque haya ingleses por medio) y el entrañable “Viajes Jose”, que un día me gustaría novelar.

En este trajín, Dioni es feliz, nostálgico de aquella emigración “sin papeles” de los sesenta en la que luchó como pez en el agua.

Si alguien se pierde en Bru bru, como llama Cabrera Infante a esta ciudad, ha de preguntar por Dioni, que le está esperando como amigo aunque no le conozca todavía.

lunes, 10 de julio de 2006

Franquismo

Con motivo de la conmemoración del 70 aniversario de la Guerra Civil y sus consecuencias se celebró un acto solidario con las víctimas. Fue promovido por, al menos, un diputado de todos los grupos de la cámara. En la Tribuna de invitados estuvieron personalidades de una gran dignidad que hicieron frente con valor a la dictadura (García Montero, Almudena Grandes, Martínez Cobo, Manuel Simón, Francisco Folch, Dionisio Fernández, Avelino Pérez y José Castro).

En el estrado destacaron por su brillantez los discursos del prestigioso intelectual polaco Geremek, que unió la crítica al fascismo a la del comunismo que padeció su país y otros vecinos durante tantos años, del derechista Crowley, de “Europa de las Naciones”, que pidió confianza y apoyo para el actual Gobierno Español en el reto del fin del terrorismo, Daniel Cohn Bendit, siempre ocurrente, y Francis Wurtz, elegante donde los haya.
La sorpresa vino al final cuando en nombre de los diputados no inscritos Maciej Giertych, padre de un viceprimerministro polaco, perteneciente al partido "Liga de las Familias Polacas", elogió las bondades católicas de Franco y Oliveira Salazar.
El Sr. Giertych ya se había opuesto a condenar a los nazis si no se aclaraba que exclusivamente eran merecedores de la responsabilidad del campo de concentración de Auswitch los nazis alemanes; jamás, por supuesto, los nazis polacos.

No contento con sus exabruptos este personaje nos ha enviado a los diputados, al siguiente día, un rosario de adhesiones de jóvenes españoles, algunas de este tenor: "Le mando todo mi afecto por haber sido usted todo un hombre y haber defendido a Franco en esa cloaca putrefacta llena de comunistas, ateos y satánicos que es el parlamento europeo. Reciba un beso de una joven de 20 años agradecida por siempre a los años de Franco". Hay otras perlas firmadas por diversos españoles, algunos adolescentes, que parecen haber conocido la biografía del dictador en el librito de un canónigo que fue de Oviedo, rayano en la comicidad: “16 razones por las que Franco debe ser proclamado Rey de España”.

Los populares, liberales y socialdemócratas polacos han replicado lamentando que en el Parlamento un compatriota ensalce el fascismo, dañe la imagen polaca y apoye a ideologías contrarias a una Europa unida.

Más preocupante es la manipulación de esos jóvenes, corresponsales de Giertych, a los que se engaña sobre el trágico pasado de nuestro país.

miércoles, 5 de julio de 2006

Intervención en el debate de la CIA en el pleno del Parlamento Europeo

Sr. Presidente:

Intervengo para adherirme al informe del diputado FAVA que espero tenga mañana el respaldo para continuar su investigación.

Lo ocurrido con los secuestros de personas en los llamados vuelos de la CIA es terrible e intolerable para Europa y para este Parlamento.

Son al menos 480 personas que gracias a la tenacidad y rigor de la prensa norteamericana sabemos se encuentran en la siniestra cárcel de Guantánamo, no sometidos a garantías judiciales. Es una monstruosidad moral y jurídica.

Una parte de esos presos han debido de pasar ilegalmente detenidos por nuestra Europa, otros secuestrados fueron puestos en libertad y han declarado aquí ante nosotros. No ofrece dudas la práctica habitual de estas aberrantes actuaciones.

Esta generación no puede ni debe tolerar esta situación como desgraciadamente lo hicieron otros antepasados que no se enfrentaron a la existencia de campos de exterminio. Los delitos contra los derechos humanos no pueden quedar en la impunidad ni prescribirán jamás como ya vemos está ocurriendo con otros vuelos que hacían las antiguas dictaduras de Argentina y Chile.

Hay gobiernos, el español, el alemán, que se han ofrecido a colaborar con esta comisión que preside el Sr. Coelho y pienso que es de agradecer.

lunes, 3 de julio de 2006

Feminismo y nobleza

Isabel Hoyos, casada con mi amigo Jaime Carvajal, pretende desde hace años que los nobles practiquen la igualdad, frente a la discriminación de las mujeres primogénitas.

Se trata de un famoso litigio en el que el Tribunal Constitucional ha tenido una pifia que chirría. Las mujeres son todavía marginadas en la línea de sucesión a los títulos. A mí me importa un bledo la aristocracia como tal y algunas de sus ridículas manifestaciones, pero lo que plantea la Marquesa de Isasi cuenta con mi simpatía desde hace tiempo. En otro campo- ese sí muy trascendental-, la diputada Monteserin y tantas otras acaban de lograr algo que era inimaginable: la obligada proporción femenina en los Consejos de Administración.

Si se ha terminado, al menos constitucionalmente, la discriminación entre el hombre y la mujer, no cabe que se conserve una ridícula diferencia ancestral. Además, la situación puede llegar al esperpento de que pasen a ser relegadas ocho o diez personas por no aplicarse con carácter retroactivo disposiciones que están en trámite.

La exigencia de Isabel pudiera parecer poco atendible pero supone, sin embargo, la voluntad de una ciudadana de evitar postergación por sexo. Y es que no debería caber la sustitución de la mujer por el varón nacido después. Josep Benet, el entrañable senador más votado en toda la historia de la democracia, ya había advertido en las Constituyentes, aunque manteniendo expresamente los derechos históricos de Felipe de Borbón, lo que ahora se plantea como una de las reformas constitucionales pendientes.

Aquí, en Bruselas, donde hay dos Baronesas parlamentarias, Ludford y Nicholson, ambas del Grupo bisagra liberal, se ve bien la actitud de Isabel no por título alguno sino por su protesta contra la arbitrariedad. La modificación legal espero que haga justicia. La igualdad ha de imponerse en todos los campos, aún en los más recónditos que, quizá, sean absurdos para muchos.

lunes, 26 de junio de 2006

Tiesto para un diputado verde

Quim Monzó, siempre genial y desenfadado, sostiene que el Alcalde Joan Clos ha pedido al ciutadà que salga cada mañana “bien pixat y bien cagat”.

No sé si será una petición apócrifa, pero a determinado diputado, buen barcelonés, no le vendría mal el consejo tras su esplendorosa intervención del último Pleno.

Y es que su señoría tuvo la ocurrencia de solicitar el voto para incorporar a España entre los países donde hay significativos actos de homofobia y xenofobia. España se equipararía en esas fobias a Polonia, que está en el punto de mira. El diputado, buen chico, que incluso suele ser muy buen parlamentario, no tuvo su mejor momento de inspiración y comparanza. Se le fue la desmesura, cuando la España de ZP es el ejemplo al que aspiran los europeos en materia de igualdad de derechos. Enseguida, nuestros decanos, Medina y Obiols, se levantaron para oponerse con la dignidad de sus trayectorias impolutas. Simultáneamente, en la bancada de la derecha, Méndez de Vigo, y aún en la de Izquierda Unida-Willy Meyer- carraspeó con incredulidad y desaprobación la iniciativa del de Iniciativa. A la asunción de la sinonimia popular entre polaco y catalán, Vázquez Montalbán dedicó uno de sus últimos libros.

En Estrasburgo, cuando Borrell hace sonar los timbres para llamar a votación, hay dos problemas de inadecuación de los edificios: Los ascensores se llenan sin poder con tanto personal en busca de su escaño, y, casi a la vez, se abarrotan los urinarios próximos al hemiciclo. Para lo primero la solución es el llamado “efecto medina” (tomar el ascensor para subir, que luego bajará contigo sin preocuparte del barullo que se acumula en las plantas); para aligerar la cola del w.c hay peores remedios. Uno es la continencia. Debería haberla practicado el diputado verde cuando tuvo la ocurrencia. El próximo Estrasburgo le llevaremos flores con los colores del arco iris. La maceta se puede introducir con disimulo, sin que los ujieres, vestidos a manera de los somelieres de restaurante de lujo, te llamen la atención. Se diría un simple regalo de cumpleaños. Será, sin embargo, para que no mee fuera de tiesto y el Alcalde Clos mantenga su divisa de higiene para los barceloneses, fuera y dentro de la Condal Ciudad.

lunes, 19 de junio de 2006

Viñas

Hace ya muchos años, mis amigos Marisa Olalde y José Luis Marrón me pusieron sobre la pista de un autor fundamental para desentrañar claves de la España contemporánea: Ángel Viñas. Ahora he tenido el privilegio de conocerle aquí, en Bruselas, donde Ángel simultanea su trabajo en las instituciones europeas con la continuación de su magna obra intelectual.

Prevenido por un asturiano militante, Ignacio Bernardo, Consejero de la Embajada española, he asistido a un curso semanal que el Profesor Viñas impartió sobre la guerra civil en el Centro Pablo Iglesias, que preside Antoine Queró, y en la Casa de Asturias. Ha sido un ciclo de calidad expositiva y documental que deja huella de este setenta aniversario de la contienda incivil.

Viñas, catedrático de Economía Aplicada, es un trabajador empedernido. Acaba de publicar en la Editorial Complutense un testimonio básico sobre su experiencia comunitaria: "Al Servicio de Europa. Innovación y crisis en la Comisión Europea", prologado por Enrique Barón, ex presidente del Parlamento Europeo.

Los datos y las reflexiones aportados por Viñas son imprescindibles para conocer aspectos poco historiados todavía de la hora europea que nos precede. Me resulta especialmente aleccionador el análisis de la crisis generada por la dimisión del Presidente Santer y de su comisión. Viñas estudia pormenorizadamente los antecedentes y concluye: "1999 fue, sin duda, el más extraño en la historia de la integración europea".

Viñas es riguroso. Jamás haría lo que un colega de la historiografía que acaba de plagiar en la tercera de ABC un largo párrafo de Borges. Todo en él es original y genuino.

Como Director de la Comisión, se ha dedicado especialmente a las relaciones con América Latina. Ha vertido también opinión sobre un tema crucial: la laberíntica designación del alto personal de las instituciones. Tras la crisis Santer, las plazas directivas, que se proveían por cuotas de países miembros, sufrieron una radical reforma, impulsada por el Vicepresidente británico Kinnock, con supuestos criterios de eficiencia. Ese paso benefició esencialmente a Gran Bretaña y Francia en detrimento de España, Italia, Alemania… Afrontar estas cuestiones exige conocer bien de dónde se parte; en definitiva: conviene leer el libro de Ángel Viñas, como fuente imprescindible, además de amena.

sábado, 17 de junio de 2006

Artículo de La Nueva España. Declaraciones sobre la alianza de Arcelor con Severstal

Gijón, J. L. ARGÜELLES
El eurodiputado socialista y ex alcalde de Oviedo Antonio Masip cuestionó ayer, en la línea de los gobiernos de Luxemburgo y de Valonia, la alianza que plantea la dirección de Arcelor con el magnate ruso Alexei Mordashov para hacer frente a la opa hostil del presidente de la anglo-india Mittal Steel, Lakshmi N. Mittal.

«No me gustan mucho las maniobras de Arcelor para defenderse». Masip aseguró que Mordashov, que controla el 90 por ciento de la siderúrgica Severstal, no le ofrece confianza. «No es un ejemplo modélico», señaló, tras subrayar que, a su juicio, el empresario ruso ofrece un perfil de «financiero especulativo». Teme que se pueda producir una descapitalización de Arcelor.

El eurodiputado hizo estas manifestaciones en la Casa del Pueblo de Gijón, donde ofreció una charla a los militantes socialistas sobre las relaciones entre Asturias y Europa. «Desde la Unión Europea podríamos haber hecho más por la defensa de Arcelor», indicó, tras criticar la política siderúrgica seguida por el Gobierno de Aznar y, en concreto, por la de su ministro de Economía y actual director gerente del Fondo Monetario Internacional, Rodrigo Rato. «Se hizo una entrega vergonzante del capital de Ensidesa». Para Masip, las instituciones de la UE deben defender el modelo industrial y laboral europeo frente a otras propuestas económicas, como las que representan Mittal o Mordashov. «Confío en la fiscalización de los sindicatos».

martes, 13 de junio de 2006

Intervención en el pleno del Parlamento Europeo el 12 de junio de 2006

Señor Presidente, un diputado del PPE puso en duda las garantías democráticas para un juicio justo en España. Creo, por el contrario, que España debe ser considerada como paradigma de la defensa de los derechos de los justiciables, lo que no puede decirse, precisamente, de otros países. Concretamente, como ha dicho el señor Watson, estamos muy preocupados por lo que está ocurriendo en Guantánamo, y aprovecho mi intervención para denunciar que el señor Emilio González, vocero del Presidente Bush para emigración y ciudadanía, en mi ciudad, Oviedo, de la que he sido alcalde, ha declarado que Guantánamo es el paradigma de los derechos humanos; eso es algo que no podemos tolerar y creo que la Unión Europea no puede mirar para otro lado, como lo hizo una generación anterior respecto al holocausto.

lunes, 12 de junio de 2006

Santafé de Antioquia

El Parlamento Europeo nos envió a los eurodiputados Andrikiené (PPE) y Birutis (liberal), ambos lituanos, y a mí a Medellín como observadores para las elecciones presidenciales de Colombia. En un país con parte de su territorio ocupado por organizaciones violentas y mafiosas el desarrollo de una democracia plena tiene serios obstáculos. La situación, no obstante, ha mejorado sensiblemente con respecto a comicios anteriores.

Entre otros, nos entrevistamos con el Gobernador de Antioquia,
Aníbal Gaviria, cuyo hermano Guillermo, que le precedió en el cargo, fue secuestrado y asesinado hace tres años. El Gobernador respondió con naturalidad a las preguntas que le formulábamos sobre la pluralidad política de jurados e interventores y la falta de intimidad para el elector en el momento de rellenar su papeleta. En esas condiciones, las elecciones transcurrieron, si dejamos al margen alguna connotación plebiscitaria, con participación y normalidad emocionantes. El ejercicio del sufragio reflejaba una fuerte voluntad popular de asentar la democracia. La colombiana y eminente Misión Electoral de Observadores (MOE), compuesta por dos mil estudiantes, profesores y sindicalistas, apoyados, entre otros, por la Universidad de los Andes, alegó que era más difícil el derecho de voto en las elecciones legislativas y municipales, donde se hacen más patentes las presiones de caciques, guerrilleros y paramilitares.

Nos trasladamos también a la zona rural, donde visitamos Santafé de Antioquia, que conserva la hermosa huella de la arquitectura colonial. Recibimos allí las cultas explicaciones de la Alcaldesa Janeth, una dinámica joven de 27 años, y de Nelson Osorio, que tiene magnífica información de la política española pero, sorprendentemente, también de la lituana.

Antes de marchar hacia otro punto electoral, la Alcaldesa nos regalaría pulpa de tamarindo, que me recordó la canción de los “Tres Sudamericanos”.

Más que sabrosos sones, Janeth transmite un mensaje de su pacífica comunidad:

- Gracias por haber venido de tan lejos…. Hablen en Europa de esta normalidad electoral…

Aquí, en Bruselas, lo hemos dicho: en Santafé -y en Colombia, en general- hay, en efecto, fe, santísima fe en la libertad. ¡Apoyémosles a seguir adelante!

miércoles, 7 de junio de 2006

Evo



María Aima, la madre de Evo, estaba en su quinto parto. Había perdido a cuatro hijos anteriores y la cosa se presentaba otra vez torcida: se desangraba. La casa se llenó enseguida de mujeres y de hombres silenciosos y solidarios. María pidió entonces un gran pan de horno. No lo había cerca. Uno de los vecinos se decidió a caminar diez fatigosos kilómetros hasta otro pueblo del altiplano. El buen aimara llegó con el pan mientras María seguía luchando entre su dolor y su esperanza. Cuando tuvo el pan y todos estaban satisfechos de haber accedido al capricho de una parturienta, María desveló que lo quería simplemente para repartir entre aquellas gentes.Odena, Loli Fandiño, Conchita Diéguez, Pilar Zapico, Margot, Geni Queipo y otras treinta ovetenses escucharon, admiradas, lo que contaba Raimon Obiols con la misma hondura que debieron ser difundidas las mil y una noches. Sucedía en el Parlamento Europeo. A la vez que Evo evocaba su leyenda, ciertos diputados, poco sensibles, se levantaban despreciando al Jefe de Estado de un país pobre y democrático. Era todo un contraste. No obstante, el boliviano demostró que era listo, digno y más educado. Morales tiene problemas sin cuento; los tiene su país y la pobreza extrema de sus habitantes. Está la energía del subsuelo pero también el agua, -la dulce y la ansiada salada-, la coca, el desarraigo nacional…Él los encara –pienso- con valentía y sinceridad; puede también con errores, que si no se enderezan serán fatales. En ese sentido, no me gustó en absoluto que algunos servidores del Estado-sin Estado la emprendieran con un buen tipo, el asturiano Julio Gavito. Evo vino a explicarse a nuestro Parlamento. Quiere dialogar: el precio del gas que recibe Bolivia está por debajo del mercado. Debe subirlo pero tampoco ignora que a su alrededor, salvo Chile quizá, Argentina y Brasil mal podrían afrontar una inflación desmesurada y repentina. Otros compatriotas suyos, radicales e impacientes, pretenden arreglar de inmediato problemas ancestrales. Hay también amistades íntimas que pueden desviar las soluciones. Como dijo el danés Poul Nyrup Rasmussen, Presidente del Partido Socialista Europeo, no debería contar como únicos aliados preferentes a Castro y a Chávez. Evo, que rememora a su madre y a su maltratada tierra, merece respeto, diálogo, atención, justicia, pero, ojo, también.., ¡talento, prudencia y acierto!