sábado, 31 de mayo de 2014

Rubalcaba en escorzo

Sería Setiembre de 1986 cuando paseando con Plácido Domingo, a la altura de la arcada/antesala de la Librería Maribel, en la ovetense calle Gil de Jaz, el gran tenor me dijo lo mucho que lamentaba que una personalidad como Manuel Fraga no fuese a llegar nunca a Presidente de Gobierno. Ya no había duendes, en el sentido de erratas de linotipistas, pululando por las imprentas de los periódicos, pero la frase, con derivadas apócrifas, se coló en los medios, causando una inusitada polémica, que llegó a alguna estúpida interpretación, incluso en mi contra. Ahora, que mi mente está en varios frentes políticos a la vez, cómo no ofender al romo pensamiento único, manifestando públicamente mi afecto y admiración por Alfredo Pérez Rubalcaba ante la visceral denigración.

Alfredo dimite en gesto consecuente. Probablemente si fuera un oportunista nunca habría sido primer secretario de un partido ya a la baja social, que auguraba tropezón tras tropezón. Estuvo donde tenía que estar y a fe mía que no solo se le reconocerá sino que se le echará de menos, no como líder incontestable, pero tal fuente de la que emanaban tantas ideas en medio, unas veces, de la floresta y, otras, luego, de la travesía del desierto. Parafraseando a Enrique Barón, dije, en los preparativos ovetenses de la Conferencia política, que necesitábamos de sus brújula y cantimplora.

Siempre lo ví así, aún en momentos de franca discrepancia.

En otra semiesquina de los mismos Gil de Jaz y año, Enrique Pañeda, concejal, Javier Pulgar, Vicerrector, y yo, nos encontramos con Alfredo, mandatado no sé si por J.M. Maravall o Javier Solana, y Juan Rojo, secretario de Estado. Era en el entrañable Babilonia, desaparecido, de los hermanos Secades("Quesades", les decía el gran Alarcos). Ultimamos aquella tarde la transformación del cuartel de Milán, donde Alfredo había hecho mili, por la actual pujante Facultad de Humanidades. Él mismo lo recordó hace unos días en Vallobín, el barrio de Jonás Fernández.

Rubalcaba ejercerá hasta el último día sin desmayo y con altruismo. Supongo que no le comprendimos suficientemente, o, quizá, que el momento histórico es otra cosa ya.Veremos, en cualquier caso, cómo nos va sin él, pues soy de los que creen que nos costará la dureza y la incertidumbre del camino, en el que habrá que echar también la mirada generosamente atrás.

Hace unos días, en los locales de este mismo periódico, la exministra González Sinde habló, apenas apreciablemente, de la exposición madrileña de Cézanne...Fui a verla...Preciosa, plena de curvas...Ahora, sin la brújula y la cantimplora, me gustaría que al volante estuviera un tal Fernández, creo que de la Rebollada, pues, desde luego, no hay mando automático y las curvas pueden sacarte del polvoriento camino, que es todo menos recto.

La figura en escorzo no suele desaparecer nunca del magín; a mí, eso me sucede aunque piense que del batacazo, golpe o como se termine llamando, habrá que salir en varios planos, no en uno solo, escuchando con una pizca de humildad a la ciudadanía.

Antonio Masip 
Eurodiputado

viernes, 30 de mayo de 2014

AQUÍ, BRUSELAS" pasa a "CON VISTA AL NARANCO"

A partir del próximo sábado 31 de Mayo mi habitual columna semanal en La Nueva España que se llamó, durante diez años,"Aquí,Bruselas", sigue como "Con Vistas al Naranco".

Corresponde con el título de un libro mío, de 2011, publicado en Septem Ediciones, que comienza:

Veo la cresta del Naranco cada mañana que paso en Oviedo.

Tengo el privilegio de estar viéndola constantemente por encima de la pantalla de mi ordenador, de mis lentes de vista cansada y por encima, también, del Campo San Francisco.

jueves, 29 de mayo de 2014

Para el Boletín de la Biblioteca que me pide Félix Lasheras:



Hace unos días, un excelente especialista en procesos electorales, Marcos Lekuona, conferenciaba a un reducido grupo de socialistas astures llamando la atención histórica de cómo las Casas del Pueblo habían enseñado a leer e, incluso, a estudiar contabilidad.

 El que nuestra agrupación, y su renovada ansia de recuperar protagonismo cívico, se haya marcado, entre sus metas, esta Biblioteca me congratula y concilia con nuestro pasado heroico, a que se refería el estudioso, pero también con la necesidad de recuperar peldaños culturales en la calidad de la militancia.
Oviedo es una ciudad, también un Concejo, que bien se caracteriza por actitudes muy arraigadas en la Cultura. Es "la bien novelada" que evocaba siempre el maestro Emilio Alarcos, una de cuyas últimas intervenciones en público fue precisamente en la Sala Emilio Llaneza de nuestra Casa.Y es también una ciudad, vinculada a la música, y a la ópera, que cada día pierde, el rancio elitismo que, sin duda, tuvo. Los socialistas nos movemos militando muy próximos a nuestros ciudadanos y, por tanto, somos los primeros en identificarnos con las señas de identidad de esta nuestra querida ciudad.
Oviedo tiene una gran biblioteca pública, la Ramón Pérez de Ayala, de El Fontán, que, con la colaboración del ministro Solana, el Ayuntamiento logró abrir gracias a un compañero, hogaño en nuestra Agrupación, Ignacio Quintana Pedrós, entonces Subsecretario.También son magníficas las bibliotecas de la Universidad, el Ridea y algunas de barrio, como la José María Laso de Ventanielles. Un día esta nuestra biblioteca, dentro de su modesta ambición, cuyo Boletín ahora se inicia, tendrá una proyección que como las de aquellas vetustas Casas del Pueblo, nos enorgullecerá. ¡A no dudar, compañeros!.
Antonio Masip.

miércoles, 28 de mayo de 2014

Tenga o no que ver con mis declaraciones y su oportunidad reproduzco de la página 3 de La Nueva España de hoy:

El PSOE advierte a Masip de que "ahora no toca" hablar de candidatos a la Alcaldía.

Carreño alega que es el momento de pensar en el sustituto de Rubalcaba.

P. GONZÁLEZ "Ahora no toca". Ésta es la respuesta unánime que ofrecen desde los círculos de decisión del PSOE ovetense cuando se les pregunta sobre el anuncio del exalcalde y todavía eurodiputado Antonio Masip de presentarse como candidato socialista a la Alcaldía de Oviedo o en su defecto apoyar una lista "progresista". Para Alfredo Carreño, portavoz del PSOE en el Ayuntamiento, después de la decisión de Alfredo Pérez Rubalcaba, secretario general del partido, de convocar un congreso tras los malos resultados en las elecciones europeas "hay que pensar qué debemos hacer. Estamos en otro momento". Y afirmó: "No toca hablar de candidatos". Carreño añadió que es el tiempo de "buscar una dirección que afronte el mal momento que estamos pasando", por lo que tachó de "precipitado" el anuncio realizado por Masip. El portavoz municipal socialista cree que ahora todos los miembros del PSOE deben concentrar sus esfuerzos en "el momento más importante para el partido, que ahora mismo es el congreso. Debemos colaborar para buscar una solución, que es lo que nos está pidiendo la gente". Por su parte, Wenceslao López, secretario general de la Agrupación Municipal Socialista de Oviedo (AMSO), aseguró que "cada uno tiene derecho a optar a lo que realmente desea. No veo nada en particular". Pero añadió: "Todavía es pronto. No hemos entrado en esa fase. Cuando llegue el momento habrá que analizar y ver qué opciones hay".

martes, 27 de mayo de 2014

Masip vuelve a la política municipal para conseguir "una Alcaldía progresista"

El exalcalde y eurodiputado durante la última década medita presentarse a las primarias para ser número uno del PSOE en el concejo en 2015
La Nueva España Marta PÉREZ.
 El socialista Antonio Masip Hidalgo (Oviedo, 1946) quiere volver a la política municipal y dar la batalla en Oviedo. A un mes de abandonar su cargo de eurodiputado en el Parlamento europeo y sólo un día después de conocerse los resultados electorales, el que fuera alcalde de Oviedo entre los años 1983 y 1991, anunció ayer su intención de presentarse a las elecciones municipales de 2015, bien como candidato o bien apoyando una candidatura socialista encabezada por otra persona de su agrado, para contribuir a conseguir "una Alcaldía progresista"."No me creo porque sí el mejor, hay que analizar la situación local, y ver si puedo o si debo apoyar a otro candidato", indicó ayer Antonio Masip en declaraciones a LA NUEVA ESPAÑA. El exalcalde, que no descarta por lo tanto presentarse a las primarias de su partido, estudiará el calendario, aunque asegura que no comunicará cuál será su decisión hasta dentro de un mes. "Tengo que regresar a Bruselas, recoger mis cosas y facilitar la llegada del eurodiputado Jonás Fernández", explicó Antonio Masip en referencia al nuevo parlamentario socialista asturiano en Europa. El exalcalde reconoció, además, que los resultados de su partido en las elecciones europeas -los peores de la historia al obtener el 23,02 por ciento de los votos- han retrasado su decisión. "Lo tenía más o menos claro, pero ahora tengo que asimilar todos los resultados electorales. Quiero a mi partido y quiero que salgamos adelante", puntualizó Masip. Así que Antonio Masip se tomará un mes para analizar "la situación de Oviedo", y cuando regrese de Bruselas, a principios de julio, anunciará su decisión. "Estoy recibiendo algún mensaje que me anima a dar un paso adelante", explicó el militante socialista. Antonio Masip, casado con Eloína Fernández y padre de dos hijos, ejerció la abogacía en la década de los setenta, período en el que también destacó por su lucha contra el franquismo en distintos movimientos políticos. Además, formó parte, como número dos, de la candidatura de Unidad Regionalista al Congreso en las elecciones de 1977, las primeras libres tras la muerte de Franco. En 1982 fue nombrado consejero de Educación, Cultura y Deportes del primer Gobierno del Principado y un año después fue elegido alcalde de Oviedo, convirtiéndose en el primer regidor socialista desde la II República. En 1987 logró la reelección y volvió a presentarse a los comicios en 1991, cuando Gabino de Lorenzo (PP) le arrebató la Alcaldía. Masip también fue secretario de la Agrupación Municipal Socialista de Oviedo (AMSO) y eurodiputado desde 2004.

lunes, 26 de mayo de 2014

Ayer hice declaraciones informales que recoge así asturinfo. Fueron antes del  batacazo electoral y, en cualquier caso, matizables:

Antonio masip fue interventor ayer en la plaza de trascorrales de oviedo.
El exalcalde Antonio Masip (que ha sido eurodiputado en los últimos años) anunciará esta semana su intención de presentarse a las primarias de su partido que elegirán al candidato del PSOE a la Alcaldía de Oviedo. Masip ya fue alcalde de la capital y fue derrotado por Gabino de Lorenzo. En Gijón, el PSOE se enfrentará a una situación parecida, habida cuenta de que la dirección regional no quiere que el secretario general, Santiago Martínez Argüelles, sea candidato a la Alcaldía. La Federación Socialista Asturiana prepara un candidato oficial (que podría ser José María Pérez, aunque aún no está decidido), pero igual se presenta más gente. La decisión de Masip se dará a conocer mañana o pasado, según confirmó ayer a 'Astures' el propio exalcalde. “El candidato a ganar es Agustín Iglesias Caunedo”, dijo en presencia de su madre, la viuda del también exalcalde Valentín Masip. En los años ochenta del siglo pasado, cuando fue alcalde, se le consideraba 'el Tierno Galván de Oviedo', y ahora –tras cesar como eurodiputado– quiere volver a su ciudad. Aunque "si el partido cree que hay alguien mejor, lo apoyaré; por supuesto". Ese alguien podría ser Wenceslao López, para el que sólo tiene palabras de admiración, como buen político.Aunque en Oviedo es evidente que el PSOE necesita algo. Igual que IU, que planea primarias en contra de la organización regional –y con gran enfado de ésta, por cierto–. El resumen podría ser: o te acercas al ciudadano o no eres nada. Masip es socialista de partido, de los de verdad. Ayer trabajaba como interventor en la mesa electoral de la Plaza de Trascorrales, en pleno casco antiguo de Oviedo. Le arropaban su madre y su esposa. No se cansó de hablar con nadie. Incluso con Pablo Platy, de La Madreña, con quien intercambió opiniones divergentes sobre el papel de este movimiento en la interrupción de mítines del PSOE. “Comprendo a los de La Madreña, pero no puedo aceptar que se rompa un mitin del PSOE como el de Avilés”. La democracia, según Masip, es otra cosa. Rico de familia y sin más aspiraciones que 'la cosa pública', ahí sigue Masip. Bienvenido sea de vuelta a la batalla localista de Oviedo

viernes, 23 de mayo de 2014

El banano


                          A Yago y Azpeitia, admirados deportistas íntegros.

Creo que era en "Masculin/femenin", film de Jean Luc Godard, cuando el personaje que asume Jean Pierre Léaud, actor fetiche de la Nouvelle Vague, que estudiaba en "Les Verrières", colegio francés de nuestra adolescencia común, enseña a su novia que, al untar mantequilla, no se rompan las tostadas del desayuno. Es método muy sencillo, colocando las tostas por pares, pero apenas practicado. Por mi parte, no perdono, por prescripción médica y su riqueza potásica, el plátano diario.

Hace unos días, al dar cuenta de esa cotidiana pieza frutal, supuestamente canaria, originaria de India, en el Bar del Parlamento, unas funcionarias corrigieron tímidamente mis usos habituales:

-Los plátanos no se abren por el pecíolo, o proximidad a tronco y atadura al racimo, sino por abajo. Es más práctico y eficaz.

Y, tal la peli de Jean Pierre, la conseja es sencilla, inaudita y aún novedosa.

La degustación de plátano famosa ha sido ahora de Alves, futbolista del Barcelona, que, con aplomo, se enfrentó a la provocación de un espectador xenófobo de Villarreal, esforzada población en la que, por cierto, tengo tan buenos amigos. J.M. Ponte lo contó en estas páginas con chispa habitual.


Antes, en las discusiones de comercio internacional, en este mío y en otros foros, el banano, como tal, ha sido fuente no pequeña de controversia.

La repercusión mediática ahora muestra que ni ofensor ni ofendido, ni el mismo Club anfitrión luego, están al margen de los comportamientos éticos o amorales de la rebusca semiótica.

El azulgrana se come esa fruta de forma tradicional y no con la pauta que me hicieron en el parlamento bruselense. Una nueva ingesta, con oportunidad tan llamativa como la protagonizada por Alves, junto a un banderín de córner, más vista que Godard/Léaud, modificaría quizá la apertura generalizada de  la piel del saludable plátano mismo.

Parece que, en cualquier caso, los monos, más eficaces, lo pelan ancestralmente de esa forma.

"Descendemos del mono", se insiste, pero no todos sus comportamientos, simplemente lógicos, nos han sido transmitidos en la mutación progresiva de la especie. Comparar a personas de color con simios utilizando plátanos no debería resultar ni siquiera indiciario, por absurdo, no por estúpido, si bien, en cualquier caso, la simbología a la que se adhiere el espectador ultra es, en efecto, intolerable e indigno.


El Bar del P.E. está en la planta tercera, a un lado de lo que es una auténtica calle cubierta en la inmensidad del magnífico edificio. Precisamente, en los aledaños, la cristalera del techo tenía las huellas de otros que, como los monos plataneros, fueron animales de inteligencia singular, los cuervos, que nos tiraban a los diputados pedruscos, tomados con sus manos izquierdas, y motivaron mi título de "Cuentos y cuervos", primero de los cuatro libros que llevo publicados de la experiencia y soledades bruselenses.

Yago, siguiendo la evocación de Azpeitia, ha saltado quizá, por una vez, definitivamente no en longitud sino, por encima de esa cristalera, al cielo de los pájaros.

Ante la pretensión de la velada boxística en Hotel La Reconquista

Me indigna, como antiguo Presidente que soy de Hoasa, propietaria del Hotel de La Reconquista, que se siga especulando con una hipotética velada de boxeo, supuesto deporte que en su día el Ayuntamiento y la Fundación Municipal de Deportes suprimieron del Concejo. Sería una tacha en el prestigio histórico de un Hotel tan emblemático. Puestos a tener ocurrencias se podía organizar en lugar de semejante despropósito una corrida de toros para lo que ya tendría una instalación en forma de ruedo cubierto en el Salón Covadonga con palcos y tendidos que recogerían los capotes y gallardetes propios de evento tan castizo. Además las antiguas caballerizas del Real Hospicio se rescatarían como toriles y cuadras con espacios de monosabios y demás participantes.

jueves, 22 de mayo de 2014

comienzo campaña 2014



Cañete

Mucho tardó en decidir Mariano Rajoy la cabeza de lista para las europeas. Ahora, tras la pifiada contra Elena Valenciano y las mujeres en el debate, puede estar arrepentido no tanto por el número de votos a sumar, que quizá también, como porque es un candidato tocado para asumir una futura Comisaría europea. Concurren en el Sr. Cañete las causas de incompatibilidad de sus contrataciones con la administración pública, que fueron denunciadas, y siguen siéndolo, a las que se añade ahora su evidente antifeminismo. No ha de olvidarse como nos cargamos al Sr.Butiglione, propuesto por Berlusconi en 2004, por sus declaraciones homófonas y contra las madres solteras.

Mucho se especulaba con que el Sr. Cañete no quería dejar el Ministerio sino para convertirse, en Octubre, directamente en Comisario. Preocupación comprensible, pues si sus incompatibilidades hogaño pueden sortearse con el ejercicio retorcido y aplastador de la mayoría absoluta, no va a ser tan fácil que la Unión Europea se trague, en el trámite, hearing, de su idoneidad a que habrá de someterse en el Parlamento Europeo, la aberración de que una concesión administrativa nada tiene que ver, en absoluto, con forma alguna de contratación de la Administración. Lo dictaminen sus colegas de la Abogacía del Estado o el sursumcorda. Y su incompatibilidad machista le dejará aún fuera de juego, pese a su rectificación que sólo se explica en su ambición a ser Comisario.

Por lo que fuera, sus nuevos compañeros de papeleta bloqueada evitan llamarle Cañete, como es bien conocido en los medios, y optan por Arias, su primer apellido. Dicen que ellos mismos ignoraban Rubalcaba e insistían en Pérez, polémica pintoresca y unilateral que ya, como otras muchas, prefieren olvidemos todos; ellos los primeros.

Nada que objetar sino fuera porque esa búsqueda de omitir Cañete no creo que sea inocente. Algo hay siempre cuando las actitudes tienen marca de esa casa.
 

Desde luego, Cañete, el término ninguneado, es un digno pueblo de Cuenca, cuyo gentilicio cañetero es, al parecer, lo que más disgusta a algún cerebro pepero, que se acuerda sin duda del escuadrón cañero, o cañetero, entre cuyos adalides, estaba el Sr. Arias, o Cañete, o Domecq consorte.


En las elecciones anteriores un pescador de Puerto de Vega me dijo que estaba seriamente asustado con la posibilidad del regreso al Ministerio de Cañete. Como, en la costa astur, están muy seriamente preocupados por la discriminación que sufre la flota, bien voy a indagar el presumible estado de ánimo de aquel patrón, de tan clarividente premonición.

En cualquier caso, los colegas peperos deberían respetar si no el segundo apellido de su líder, que libres son para ello, por lo menos al topónimo conquense que tan dignamente denomina un pueblo. Esta actitud tan ruin de menosprecio omisivo a la grafía y la fonética de Cañete, y por fortuna
 
aislada, es bien opuesta a la excelsa que practicaba el gran, aunque pequeño, Elías Canetti cuando reivindicó su original nombre sefardí de Cañete.



Masip pide al Sabadell que medie contra el cierre de Coca-Cola

08:56 a.m

Masip pide al Sabadell que medie contra el cierre de Coca-Cola

El eurodiputado destaca que la presidenta de la empresa propietaria de la planta de Colloto es consejera del banco

22.05.2014 | 04:03
Antonio Masip.
Antonio Masip. juan plaza
M. P. El eurodiputado socialista Antonio Masip manifestó ayer en Colloto que el Banco de Sabadell, propietario del Herrero, "no puede quedarse de brazos cruzados ante el expolio" que supone, a su juicio, el cese de actividad de la planta asturiana de Coca-Cola. Durante un acto en la localidad, el parlamentario asturiano trajo al banco catalán al centro del ring donde se juega el futuro de la factoría de Colloto haciendo valer la circunstancia de que Sol Daurella, presidenta de Coca-Cola Iberian Partners, el envasador español de la multinacional estadounidense de bebidas, es a su vez consejera del Sabadell, entre otras sociedades y a título personal. El llamamiento a la entidad financiera se justifica con estas razones empresariales aderezadas con motivos históricos, toda vez que el Herrero, a través de sus "capitalistas próximos", fue hace 60 años "uno de los fundadores de Asturbega", la empresa propietaria de la planta asturiana.
Ahora, en la fusión de siete sociedades que dio origen a Coca-Cola Iberian Partners, precisa Masip, la asunción del poder interno de la compañía por parte de los intereses de la facción catalana, cuya cara visible es Daurella, ha desembocado sin embargo en el cierre de "una fábrica casi perfecta, con unos grandes beneficios", "una vergüenza" en la valoración de Antonio Masip.
La defensa de la Coca-Cola de Colloto se justifica, enlaza el exalcalde de Oviedo, "ya no tanto por los trabajadores, que también, sino por el efecto que supone esa actividad en esta zona y en este municipio". A juicio del eurodiputado, que habla de Coca-Cola pero se refiere a la vez a las dificultades que atraviesan las fábricas de armas de La Vega y Trubia, "Oviedo tiene que mantener su vocación mixta, la combinación de su parte de industria con las funciones de la ciudad de servicios. En los últimos tiempos hemos recibido muchos palos dirigidos contra la industria ovetense y eso me preocupa".

BILLETE DE PEDRO SILVA SOBRE TENNECO


Eurodiputado Masip
Eurodiputado Masip
El eurodiputado Antonio Masip ha sido aclamado por los trabajadores de la planta en Gijón de la multinacional Tenneco, salvada de momento gracias a la intervención del comisario de Industria Antonio Tajani, ante quien el eurodiputado socialista hizo valer durante meses las razones frente al cierre". Lo anterior va entre comillas como resumen anticipado de la verdadera campaña electoral en España al Parlamento europeo, pues lo que venga detrás ya sobra. Es la campaña de los hechos, de las acciones, del uso útil de las instituciones europeas al servicio de los intereses reales de la sociedad. Si en el próximo Parlamento europeo hubiera no digo ya 750 Antonio Masip, sino un centenar, la brecha entre el electorado y las instituciones empezaría a cerrarse. Por desdicha, no es seguro que al final haya ni uno solo, porque Antonio Masip no repetirá. Tal vez era allí (aún es) rara avis.

Rectificación aclaratoria de ayer a La Nueva España

Q. directora, querido Miguel :

No sé de dónde salen los diecisiete mil euros que se nos atribuyen a los eurodiputados; al menos a mí me han pagado seis mil euros antes de impuestos españoles, en doce pagas. En efecto, hay dietas. En Estrasburgo, por una práctica probablemente concertada de la hostelería, apenas llegan para hotel y comidas; en Bruselas, hay un poco más de margen, pero prácticamente irrelevante. El sueldo neto es el que es, en mi caso, repito, seis mil euros por mes, doce meses, antes de impuestos españoles,que pago puntualmente. En Estrasburgo, me paso cuatro días por mes y en Bruselas dos ,tres o cuatro por semana, según convocatorias, siendo algunas semanas las llamadas de jurisdicción en el propio país sin dietas, conforme todo a un calendario anual.

A partir de julio o agosto, el Parlamento me reconocerá, una vez acreditados mis 68 años cumplidos, una pensión próxima a mil trescientos euros, compatible con la que me corresponda si la activase de cuarenta y dos anualidades cotizadas y mis fondos de pensión voluntariamente constituidos, sobre los que todavía no he tomado decisión ni tampoco sobre mi futuro profesional.

miércoles, 21 de mayo de 2014

Cartas de lectores El País

Ya está bien de ensañamiento con Magdalena Álvarez!>> >> ¿Hasta cuándo el Poder Judicial puede mantener una imputación tan descabellada, quiero decir tan atípica, con Magdalena Álvarez? A no dudar que los llamados "eres andaluces"es un monstruo pero de ahí a imputar y embargar hasta límites insólitos a quien ni prevaricó ni se lucró ni incumplió nada...Lo dicho:¡ ya está bien de ensañamiento a una personalidad a todas luces inocente!.
>> Saludos>> Antonio Masip. Diputado del Parlamento Europeo. 3, rue Wiertz. Bruselas (Bélgica).

En "El País"-13 Mayo POR UKRANIA EUROPEA

TRIBUNA

Por una Ucrania europea

Kiev debe ser socio comunitario si lo desea; es la línea que ha de aceptar Rusia

EMILIO MENÉNDEZ DEL VALLE / LUIS YÁÑEZ-BARNUEVO / ANTOLIN SANCHEZ PRESEDO /ALEJANDRO CERCAS / ANTONIO MASIP. En marzo de 1993, Leonid Smoliakov, embajador de Rusia en Ucrania, independizada en diciembre de 1991, declaraba: “Si el pueblo de Crimea expresa su voluntad de autodeterminación, Rusia apoyará su opción”. Diplomáticos occidentales cuentan que Smoliakov les dijo que la independencia de Ucrania era un “fenómeno transitorio”. Desde entonces hasta hoy, diversas autoridades rusas han hecho visible su oposición a la misma, pero lamentablemente Europa solo ha comenzado a actuar cuando Crimea ha sido invadida. En 1992, el ministro de Defensa ruso, Pavel Grachev, propuso una operación militar para ocupar el territorio ucranio. El presidente Yeltsin no la aprobó, pero decretó prioridad política la defensa de los conciudadanos que habiten en el “entorno de Rusia”. En junio de ese año, legitima la posibilidad de actuar en las repúblicas autónomas exsoviéticas. En 1993, el Kremlin advierte a los países de Europa oriental de que no se molesten en abrir grandes embajadas en Kiev porque “en cuestión de meses quedarán degradadas a secciones consulares”, al tiempo que Sergei Stankevich, asesor de Yeltsin, sugiere a Polonia que limite sus crecientes lazos políticos y militares con Kiev, porque este se encuentra en la esfera de influencia de Rusia. Ese mismo año nace el Partido Ruso de Crimea, con el objetivo estratégico de “recrear la unión fraternal de Rusia, Ucrania y Bielorrusia”. La justicia histórica debe ser restaurada y Rusia y Ucrania deben volver a unirse, sostiene. Idéntica aspiración a la del movimiento Pamyat (memoria, en ruso), que afirma que los rusos constituyen una gran nación compuesta por tres pueblos eslavos: Rusia, Ucrania y Bielorrusia. Julio de 1993. Crispación sobre el futuro de la flota rusa del mar Negro. El Soviet Supremo ruso vota unánimemente que “Sebastopol pertenece a Rusia”. Esta tensión y la relacionada con el futuro del arsenal nuclear ucranio (mayor que el británico, francés y chino juntos) van de la mano. En 1994 parece haberse logrado una cierta distensión al firmar Rusia, EE UU, Reino Unido y Ucrania el Memorándum de Budapest sobre Garantías de Seguridad, en virtud del cual y a cambio de que Kiev reintegre a Moscú el arsenal, todos se comprometen a respetar la integridad territorial ucrania. Agua de borrajas tras la intervención rusa de 2014. Septiembre de 1994. Asamblea General de Naciones Unidas. Yeltsin despeja dudas: “Tenemos lazos de sangre con las antiguas repúblicas de la URSS... todo el mundo sabe cuán difícil es la vida para millones de rusos en los nuevos Estados independientes... Antaño estaban en su casa, pero ahora son huéspedes y no siempre bienvenidos. No podemos permanecer indiferentes a la suerte de nuestros compatriotas”. Hace décadas que el Kremlin considera injerencia hostil por parte de la UE facilitar el ingreso de alguna república exsoviética en el club europeo Hace décadas que el Kremlin ha elaborado una estrategia para asentar su influencia en esas antiguas repúblicas y considera injerencia hostil por parte de la UE su comportamiento para facilitar el ingreso de alguna de ellas en el club europeo. Para justificar su intervención no solo en Ucrania sino previamente en Georgia (2008, comunidades rusas en Osetia del Sur), Moscú ha llegado a invocar el derecho internacional, en concreto el concepto “defensa de los nacionales”, en virtud del cual un Estado puede entrar en otro sin su consentimiento para proteger a sus conciudadanos de una “amenaza inminente”, algo que no era aplicable en Crimea. La invasión de Crimea y la agitación creada en las regiones orientales de Ucrania buscan desestabilizar este país y afirmar un imperialismo trasnochado que revela la gran debilidad y ceguera del régimen postsoviético. Cabe preguntarse si el Kremlin no ha llegado a la conclusión de que Europa —a la que considera en decadencia— constituye una amenaza civilizacional para la Rusia de Putin, que comienza a volcarse en Asia central y oriental. Si no, nos encontramos ante un Putin imperial, “recolector” de las diversas tierras de la Madre Rusia, de acuerdo a la mitología zarista. ¿Puede la —si no decadente, sí desunida Unión Europea— autoimponerse una línea roja, unos principios-guía que obliguen a los Estados miembro a consultarse entre sí en lugar de desarrollar una política corsaria hacia Rusia? ¿Está dispuesta a ello Alemania, que, aparte de su dependencia energética, tiene más de 6.000 empresas en el gigante eslavo y 300.000 empleos en su propio territorio que dependen del comercio con ese país? Frente a esos intereses materiales ¿puede la Unión esgrimir sus valores y principios democráticos, libertades, respeto por los derechos humanos y la seguridad jurídica? ¿Puede hacer gala de su diferenciada actitud en las relaciones internacionales, caracterizada ante todo por la utilización de la diplomacia y solo en última instancia por el uso de instrumentos coercitivos, por la centralidad de la mediación en la resolución de conflictos? La Unión Europea debe señalar claramente a Rusia las premisas y fundamentos para progresar en una asociación auténtica y duradera. Todo ello encaminado a cimentar una nueva relación con Moscú y a impulsar una relación con Kiev que convierta a Ucrania, si esa es su clara y consistente voluntad, en socio europeo dispuesto a compartir y defender tales valores y principios. Relación e integración que como socialistas europeos propiciamos.

Gabo en Trascorrales; carta en lne

Querida Directora: LA NUEVA ESPAÑA ha dedicado extraordinarias semblanzas necrológicas a Gabriel García Márquez, en las que he apreciado una lectura profunda por parte de la redacción del periódico. Haciendo mía la referencia de Evelio González Palacio («mantuvo exacerbados los dos rasgos sustanciales de la profesión, la curiosidad y la precisión») me atrevo a puntualizar que en la cena de Trascorrales con Gabo no estaban doña Pilar de Borbón ni Emilio Ibarra. Eloína, mi mujer, y yo fuimos testigos y lo cuento en «Con vistas al Naranco» (Septem Ediciones):«(...) en el añorado restaurante ovetense Trascorrales, a la mesa con Carlos Fuentes, Plácido Arango y la señora embajadora de Colombia. Unas chiquillas, con uniforme de colegio de la ‘‘Medalla Milagrosa’’, nombre bien mágico, fueron hasta allí para pedirle autógrafos entre risitas tímidas. Fernando Martín, el dueño, se las ingenió para que las fans volvieran a la calle tras el portalón del restaurante que cerró con su llave grande desde dentro. Gabo se dio cuenta, pidió disculpas al resto de los comensales y salió a la calle a firmar y departir con aquellas jovencísimas aspirantes a bachiller. Tardó un buen rato en volver con la comida ya fría. Tampoco le importó que lloviznase para cumplir con sus lectoras» (pág. 159) Como de Javier Cuervo y de Pilar Rubiera me suelo fiar, la única explicación que me cabe es que Gabo haya estado con Carlos Fuentes y Plácido al menos dos veces distintas en Trascorrales. Aprovecho también para corregir una errata mía sobre una carta reciente referida al Fontán y Casa Ramón. Escribí Braña como martillo ético y estético que nos advirtió a los ovetenses del desastre que se avecinaba con el Calatrava, cuando debí escribir Jesús Graña Borbolla, el nombre correcto del tristemente fallecido buen arquitecto y ciudadano.

El Campanu

 Esta tradición de la espera y subasta de El Campanu es muy hermosa y desconozco exista en la Europa norteña, que suministra, sin embargo, al mercado pescas masivas y menos cuidadas que la de los ríos astures. Emocionante el gesto de Íñigo Justo Fernández, en el mejor olimpismo moderno; espíritu altruista y generoso a propagar que oportunamente destacaba Jonás Fernández en Candás. Es lástima que algo tan bonito conduzca a la abstrusa judialización que se constata en las últimas ediciones y a toda una serie de pronunciamientos político administrativos de rango municipal o autonómico que despistan y diluyen lo que consuetudinariamente adquiría un arraigo que conviene cuidar en tiempos de marcas, registros y caprichos consumistas."Ni quito ni pongo rey" que dicen dijo Dugesclin transigiendo entre dos hermanos de un solo vínculo,Don Pedro el Cruel y Enrique de Trastamara, pero yo no podría olvidar el legítimo rito vivido, anterior a la patente, de Cornellana ni, bien es cierto, tampoco la práctica de precintos que me embelesaba en el viejo hostal de Panes.Ya hice alusión, en mi pregón de la angula, en el preciso lugar de Soto del Barco donde pudo haber parado de niña la escritora pionera del feminismo, conocida como George Sand(Jorge Sandio para las bullangueras de Vetusta) al viejo pescador del Río Celonio (Nalón), que suministraba, en La Regenta, la mesa de los Vegallana. La popularización, e incluso democratización, de la pesca deportiva ha llevado a una reglamentación, tan variable como pormenorizada, de la que bien recuerdo aquellas vedas arbitrarias y sorpresivas para animar la caña del Caudillo. En el colmo del absurdo,la autoridad era el Delegado de...¡¡Industria!! En época juvenil en que acompañaba a mi abuelo, pescador experimentado, que batió el récord nacional, en el Nansa, me salió en aguas del Eo un magnífico  salmón a mi frágil caña truchera, con el que tuve una lucha tan inolvidable para mí como la que describe Hemingway en su famosa novelita. Como la licencia era menor, Don Paquito, el famoso traumatólogo, titular de la Clínica San Cosme, al que los seguidores del siniestro Teniente Coronel Teijeiro, quisieron liquidar, afeó, tertuliano carismático, pero inmisericorde, mi ufana y diminuta heroicidad,"¡Ahora ya pescan salmón los domingueros y los indocumentados!". Aunque mis incursiones de pescador han sido escasas luego, me siento, desde aquel primer salmón, cercano a los aficionados, a la vez que preocupado por un futuro, que, de seguirse caminos erráticos, perdería aún esplendor. Los ríos son las arterias vitales de Asturias; el que sean muchos los leal y espontáneamente comprometidos en su mimoso cuidado, puede dar, de suyo así ha sido, una de las características de la excelencia del Paraíso Natural, del que sigo presumiendo en estos lares centroeuropeos. Cuidemos al salmón y su entorno vital que son lo mejor que caracteriza nuestra privilegiada tierra.

Con Jonás y otros amigos en la preba de la sidra en Gascona,domingo 18.


Artículo en la página 135 de la revista La Balesquida-2014

ACERCA DE LA FUGAZ SEGUNDA TORRE CATEDRALICIA A Juan Manuel Rodríguez de la Rúa, mateín de la SOF 1988, ovetense de la doliente diáspora, al que debo el descubrimiento de este detalle virtual e inolvidable.                                               ¿Cuántas veces habremos oído hablar de la torre gemela que supuestamente falta a la Catedral? De forma, seguramente apócrifa, se atribuye a un munícipe, que nadaba en la abundancia de anteriores buenas tesorerías, la voluntad de llevarla a cabo aunque fuera, con el anacronismo de varios siglos.Lo cierto y verdad, no obstante, es que en la misma Plaza de la Catedral hubo la imagen de laSancta Ovetensis con dos torres iguales de factura perfecta.Oviedo ciudad, pese a que como concejo definía sus antiguos lindes de Nora a Nora, carece de río. La Catedral, a diferencia de otras muchas del ancho mundo, no se refleja en lámina de agua fluvial en la que inspirarse y completar su "poema romántico de piedra", que diría el gran Clarín. En Salamanca, es un auténtico espectáculo el espejismo, diurno y nocturno, en el Tormes. El río Nora está, en efecto, lejos, y la negritud de su curso, en cualquier caso, pese a los ingentes esfuerzos depuradores, no permitiría el reflejo de la silueta de la torre que define, como un emblema, casi la marca de nuestra ciudad. Pocos de mis convecinos ovetenses, tendrán todavía mi mismo vago recuerdo de ese Nora que admitía, a su paso por Lugones, baños veraniegos, tal y como cuenta Palacio Valdés en El Maestrante, donde hay quienes, al decir novelístico, se afanaban en emular ¡los Juegos Olímpicos!No hay segunda torre gótica, ni aún antes románica doble, pese a la maravillosa convivencia de tantos estilos diferentes de nuestro conjunto catedralicio, ni aguas benditas que la retengan plasmada. Pero sí hubo, hasta hace muy poco, el impresionante y curioso efecto de dos torres en el majestuoso ventanal del palacete de Santa Cruz de Marcenado, el único edificio civil que resistió el devastador incendio de la Nochebuena de 1521.Por supuesto, no en esa época tan pretérita en que a saber cómo serían los cristales, o alabastros traslúcidos, que conformasen la curiosa y bellísima ventana en forma de cruz griega, dintelada, o irregular ajimez, de la fachada, simbólica, quizá posterior al edificio o fortaleza originaria, pero sí somos muchos los que pudimos contemplar , las dos torres reproducidas de forma mágica y perfecta, desde la esquina de Rúa con la actual Plaza de Alfonso II, a la altura del edificio que fue obra de Laguardia, propiedad de la familia Martínez Noriega, y, hogaño, es Museo de Bellas Artes, junto a otras contiguas construcciones desbaratadas en Cimadevilla, por encima de la poco agraciada estatua evocadora de la Regenta. Ese efecto óptico de diplopia reparadora de una arquitectura que pudo ser y no fue, se ha perdido ahora con la última rehabilitación del edificio y la limpieza de la fachada medieval de Santa Cruz, Rúa,15, lo que sienten los propietarios que no lo sabían en absoluto cuando acometieron la obra reciente, tras la extinción del inquilinato de la familia que la ocupaba, Agustín García-Conde/Pilar Bolarque. Y no hallo constancia gráfica que se conserve. No consta, al menos en el Archivo de los periódicos La Nueva España, La Voz de Asturias, El Comercio u Oviedo/Asturias Diario ni en el Archivo Provincial, ni en el Municipal del Ayuntamiento de Oviedo, que con tanto mimo profesional cuida Ana Herrero, digna sucesora de Palmira Villa, ni ha sido publicada por JuanSantana (Juan Fernández de la Llana) en sus tomos de fotos antiguas, ni por José Vélez Abascal en sus libros de foto-periodista irrepetible, ni por el que fuera concejal Pedro Blanco Álvarez en su "Oviedo Contraste de un siglo"(Gofer.1986), ni figura en los legados de Armán o Ruiz-Tilve, ni Don Serafín Rodríguez (LM Editor.2012), admirable hermano marista, lo da en su importante obra de casas emblemáticas, pendiente de una esperada segunda parte. Ernesto Conde, que suele saberlo casi todo de la ciudad moderna, carece de noticia de que alguien haya captado para la posteridad esa ventana con la Catedral ideal y virtualmente completa en dos torres. Me temo que Alonso (José Antonio Sánchez García), Alonsín, que mucho fotografió detalles sobresalientes ovetenses, tampoco la haya dejado en su estudio de lacalle Fruela, 6 o en su legado al Museo de Bellas Artes. Yo mismo tuve una inexplicable omisión al no mencionar el curioso fenómeno óptico en mi conferencia "Detalles que no mencionan las guías..." que leí ante el Rotary Club y que publicaría, en 1994, el Ayuntamiento (Num.26 de Pliegos Ovetenses).Me cabe, no obstante, la recóndita esperanza de que el que fuera Magistral Don Emilio Olábarri, Ramón Cavanilles, Presidente que fue de "Amigos de la Catedral", o la profesora Dolores Mateos, que se detuvieron varias veces ante esa extraña imagen virtual, u otro ovetense, o turista, anónimo haya tirado placas que terminen apareciendo. Cuando celebrábamos el centenario de La Regenta, Manuel F. Avello, cronista oficial, y yo, como Alcalde, participamos en la Biblioteca Real de Estocolmo, a iniciativa de un ovetense fabuloso, Ignacio Quintana, Subsecretario del Ministerio de Cultura, en la presentación de la traducción sueca. En la escala danesa de aquel viaje, el traductor, Peter Landelius, diplomático en Madrid, se interesaba, muy desconcertado, por cómo Anita Ozores llegaba hasta la Catedral en una configuración de calles que no podían ser las mismas y en cómo la descripción de la Basílica, y en especial la posición del Coro de los Canónigos, no coincidía con lo que él acababa de traducir de Clarín. Manolo y yo sonreímos coincidentemente, Landelius no parecía informado de la radical reforma que en 1928 se procedió a la actual Plaza con el proyecto que ejecutó el arquitecto Enrique Rodríguez Bustelo, al que tuve la dicha de conocer, autor del edificio llamado de "estilo montañés" o Monte de Piedad. Con esa construcción se pretendía sufragar el derribo del barrio de casas viejas y callejas angostas que había en el actual centro exento de la plaza (*). Son magníficos, y de un testimonio impagable, los cuadros de Paulino Vicente de la antigua plaza con soportales, y antes también los de Parcerisa y Telesforo Cuevas; arcos que para Tolivar Faes hay que imaginar viendo los que permanecen en Arco de los Zapatos de El Fontán. Y aún sonreímos de nuevo explicando al buen hispanista escandinavo que el coro había cambiado de sitio con la reforma interior, en 1909, del obispo dominico Fray Ramón Martínez Vigil, buscando el mejor seguimiento de la feligresía para el oficio religioso. Una parte muy importante de la sillería gótica de ese coro ha sido, como es bien conocido, recuperada y restaurada por los esposos americanos Kraus, Dorothy y Henry, en cuya ceremonia de presentación participé, y relato en mi libro "Oviedo al fondo", con posterioridad a la sabrosa conversación de Copenhagen con Landelius. Si bien los edificios antiguos del centro de la actual plaza, es decir los anteriores a 1928, podían no dificultar el sorprendente reflejo vitral de doble torre, tengo para mí, que ese efecto es posterior y, desde luego, no estuvo al alcance del catalejo del Magistral, Fermín de Pas, al que no se le hubiera escapado en su escudriño de la ciudad a la hora de la siesta. Y aunque no pudieran apreciarse con catalejo dos torres desde lo alto de la real, de haberse visto desde abajo, Clarín lo habría contado.Si el palacete de Rúa, rehecho a lo largo de siglos, es o no la Casa de la Regenta de la gran novela es cuestión controvertida que no ha sido zanjada definitivamente. A juicio de la mayoría de estudiosos y publicistas apenas se duda, si bien hay quién sostiene otros emplazamientos, como el mencionado Ernesto Conde, que se inclina por la casona que estuvo en lo que luego fue Café Español, hoy dependencias municipales de Cimadevilla,3, y que en la época se llamó "Casa del Regente", y Señas Encinas que mencionaba el suelo que yo conocí como sede de los Juzgados de Primera Instancia e Instrucción y antes de la HOAC (Hermandad Obrera de Acción Católica) en la Plaza Consistorial, actual número 7/9 . La figura, como ya señalo arriba, de Ana Ozores no me convence en tanto aportación al arte, en una ciudad que, salvo alguna excepción- tal la de Huguet (El Manolo le denominaba el relato de Josep Pla), en la calle San Francisco- está sufriendo una reciente inflación de esculturas rayanas en el horror. Me disgusta que muchas guías y visitantes tengan ahora a esa Regenta muñecona por imagen próxima a la concepción clariniana de su creador literario, Leopoldo Alas; cuando por pura lealtad con la novela, Ana se parecía a la "Virgen de la Silla de Rafael", cuadro que debía ser muy conocido en sus reproducciones. Esa Regenta en talla saliendo de su casa hacia la Basílica, fue una vieja idea, que confieso hice mía, en el centenario, pero que no resultó luego lograda ni bien situada, y con la que, en definitiva, no me atreví. La iconografía de Ana Ozores es diversa y ciertamente no guarda la relación rafaeliana pretendida por la novela. Durante años era difícil deshacerse de la impronta de Emma Penella a la que Gonzalo Suárez dirigió. Probablemente el cineasta ovetense no hubiera aprobado a Emma en un casting pero la actriz era la esposa de Emiliano Piedra, el productor, que, sin embargo, estuvo mejor, por ejemplo, no condicionando el rodaje cuando financió al gran Orson Welles en "Campanadas de Medianoche"/Falstaff. La identidad de Emma/Ana nos la borró definitivamente Fernando Méndez Leite con el acierto de optar por Aitana Sánchez Gijón para la serie televisiva que da mejor, a mi juicio, ese rol. Varios editores quisieron representar a Ana en las portadas de sus libros con imágenes contemporáneas del XIX, así la de Carolina Coronado, en la edición sueca, que lamentaba especialmente Manolo Avello, o en la portuguesa, A Corregedora, con "Senhora de Negro" de Henrique Pousao, o en la de Penguin con una figura de Mariano Fortuny del British Museum, o la edición checa con un rostro impresionista o la española de Libsa-LA...;ni siquiera la magnífica edición italiana, con ilustraciones de Sorolla y portada de Ramón Casas, de Einaudi, La Presidentessa, que tanto me alabó el admirado clarinista Emilio Alarcos, tomó esa referenciarafaeliana que, reconozco, es anacrónica para bien mediado el diecinueve y no dejaba de ser la estimación ficcional de bullangueras, las denominaba Galdós, ciudadanas/beatas vetustenses, amigas/enemigas de la entrañable Anita. En cuanto a la estricta soledad de Ana sí puede ser un acierto en medio de Vetusta y del desamor. Una soledad que a juicio del crítico José Luis García Martín "no está al alcance de cualquiera"...Ana es, en cualquier caso, una lectora empedernida que, como el Quijote, y mucho después el personaje de Luis Sepúlveda para “Un viejo que leía novelas de amor” enloquece con la lectura y la superación libresca de la soledad. En aquellas edificaciones, definidas como muy pobres y hacinadas en el capítulo I de la novela, desaparecidas en la actual plaza, no se han borrado por completo del magín colectivo, a la vista de la propuesta de debate para una hipotética recuperación parcial que pretendió con inusitada audacia un arquitecto de campanillas, con raíces en la ciudad, Francisco, Paco, Pol, cuando le encargamos, en mi segundo mandato municipal, un anteproyecto de rehabilitación de algunas plazas del casco antiguo, que, en cuanto al espacio catedralicio, no seguimos, y que fue aprobada luego en el Plan Especial por la Corporación siguiente(**).La historiadora del arte,Pilar García Cuetos,la autoridad más clarividente de hoy,ha lamentado la modificación de la Plaza como un desastre urbanístico que llega a impedir la original modernidad de "flecha" de la que denomina "Señora del horizonte".La iniciativa polémica de Pol, rebajada, pero refrendada, cuando la mayoría consistorial conformaba entonces un pacto de coalición PP-CDS, buscaba el mayor encanto a la Plaza, la actuación sobre el pavimento, y la visión histórica, muy de cerca, de los templos góticos(***). Se hacía muy difícil imaginar, no obstante, una reconstrucción, aún mínima y de apenas señalización de linderos, de un barrio que, fieles a Clarín y al "Oviedo" de Canella, carecía de tiendas o comercios, que serían las escasas construcciones no permanentes que imaginaba Pol. A la vista está que no se consideró oportuno ni tan sabio siquiera la apertura del debate decidido como ya corporaciones anteriores desecharon de alguna manera, rectificándose, un aberrante parking de coches en superficie. Entre 1952 y 55, con anclajes que pretendían continuidad, se instaló para las fiestas un entoldado (El Entoldado) bajo el que hubo representaciones teatrales, cinematográficas, de marionetas y exhibiciones deportivas, en especial de hockey sobre patines, que pasarían luego al llamado Hospicio, actual Hotel de La Reconquista, del lado de la hoy calle, y sus primeros inmuebles, de Arquitecto Reguera. Ese centro de la Plaza de la Catedral fue utilizado como escenario cinematográfico por Rafael Gil para "Cariño mío" y por Méndez Leite para la llegada a Vetusta, en coche de punto, del personaje de la Ministra, una amante de Álvaro Mesía, que en la novela arribaba en ferrocarril a la Estación del Norte. En ese fotograma de la serie televisiva había una algarabía que debió añorar Pol en su heterodoxa concepción del espacio y su infatigable búsqueda de superación para la supuesta frialdad actual. La ocupación provisional de la Plaza se hizo con cierto éxito en la llamada "Quincena del Agua", en Mayo/Junio de 1986, a cargo del edil Enrique Pañeda, incluida la lámina de un efímero lago artificial, que mereció el encomio entusiasta del poeta y académico Ángel González. El reflejo de la Catedral en el agua quedó plasmada en una imagen pop del malogrado artista José Vivancos, impulsada por el inolvidable diseñador y gran innovador Chus Quirós, en una postal que me sigue pareciendo impresionante. Excesiva ha sido la ocupación, en especial la contaminación acústica, con los grandes conciertos musicales mateínos que se vienen dando desde 1983. Más pacífica resulta la del Belén y la Adoración de los Reyes que, con gusto estético discutible, se instalan por Navidades. Y totalmente absurda el verano pasado la exposición, bajo toldos y armatostes, del Santo Sudario y otras referencias catedralicias; tenderetes, tachados de cutre, entre otros, por Alberto Polledo y Miguel Muñoz en artículos de prensa. En todo tiempo, en cualquier caso, hubo Juras militares de Bandera, mítines políticos, salida y llegada de acontecimientos deportivos, exhibición de flores y de mercado medieval, títeres y funambulescas, concursos de leñadores, Foguera de la noche del solsticio de San Juan...                                                   IILa frágil figurita de Ana Ozores se ve de espalda, un poco de perfil, desde el ventanal de la evaporada segunda torre. Se pretende que va de casa hacia la Catedral de sus erráticas confesiones. Es su aspecto, melancólico y solitario, que podría caminar flotando, apenas sin pisar el suelo en volandas del viento, que para Clarín, en la segunda frase de La Regenta, es un cálido y pegajoso sureño; "vendaval" le dicen en Asturias, real pero infrecuente en la terca metereología de su ciudad, que debió asolar aquel día trágico del incendio en el siglo dieciséis. Desde los postigos, Ana estatua es ahora más visible que hace siglo y medio pero en las contraventanas ya no hacen guardia, punzantes sus lenguas, quiénes antaño veían,  aburridos,un Fidias, una Venus de Milo o de Médicis o incluso un Praxiteles. La Regenta sin atisbo que pueda confundirse con semejantes cumbres de la escultura clásica se dirige a la Basílica pero también puede hacerlo, calle Platería/Rúa abajo, donde debió estar la Plazuela de la Balesquida. Puede ir, pues, al atrio catedral como al magnífico Palacio barroco de Valdecarzana/Heredia que cobijaba en aquellas calendas de la ficción el Casino de Vetusta/Lancia que nuestra generación conoció como bar restaurante Casa Noriega, de tantas tertulias ovetenses, y luego la Biblioteca y Sala de Togas del Colegio de Abogados.Ana es virtual en un cuerpo sin huesos, en su color y en sus pasos, no menos evanescentes que el barrio desaparecido que ya no va a atravesar. Si llegase, en todo caso, hasta la catedral a encontrarse con el Magistral, con el pintoresco erudito Bermúdez, que no sale en el tomo segundo, o, finalmente, con el viscoso beso del sapo, también encontraría el Coro de los Sres Canónigos esfumado, o missing, tal el anglicismo de tanto éxito popular.No solo hubo fugacidad en la segunda torre y en la ficción.Bruselas, 23 de Enero 2014 Antonio Masip, eurodiputado. (*)Para ese derribo el Municipio contó también con el legado testamentario de D. Luis Muñiz Miranda, fallecido en 1927, al que se refiere Tolivar Faes en "Nombres y cosas de las calles de Oviedo". El que fuera cronista oficial de Asturias, Joaquín Manzanares, llegó a proponerme la demolición del edificio montañés, antes de la construcción del remate de la manzana por la Constructora Los Álamos, a cargo del arquitecto José Benito Díaz Prieto, conocido como Águila,1, por el mayor protagonismo nominal de esa fachada de  la ubicación del portal.Manzanares, que desvalorizaba el edificio de Bustelo y recelaba, como varios otros, entre ellos Manuel F. Avello, cronista municipal, y Emilio Marcos, Codirector del Museo, de la modernidad vanguardista de José Benito, me razonaba amistosamente in situ que, con la demolición, casi se alinearía esa parte de la plaza para permitir, con una construcción retranqueada, la vista del Jardín de los Reyes Caudillos desde la esquina de San Juan con la calle Eusebio González Abascal y aún desde Porlier. Tampoco le convencía el Palacio de Valdecarzana. Curiosamente, la Memoria presentada por Pol al Ayuntamiento, valoraba el Valdecarzana/Heredia y criticaba la solución que, en su día, se había hecho con la aportación incoherente del tal Jardín de los Caudillos, de epidérmicas referencias clasicistas. Tras escuchar muchas opiniones, entre ellas las de los arquitectos César F.Cuevas, Javier Blanco y Pedro Blanco, e, incluso, la del catalán Ricardo Bofill, opté, de acuerdo con los concejales sucesivos, Pedro Blanco y Juan Álvarez, por mantener el de Bustelo, cuyas obras estudia y estima la profesora M. Cruz Morales Saro, y dar licencia al de J. Benito Díaz Prieto, que sería Premio Nacional de Arquitectura 2003.Mi admirado Rafael Moneo , Premios Príncipe de Asturias y Pritker, que, por torpezas varias, no fue autor, como quise, del Auditorio de Oviedo, aprobó de alguna manera la solución ultimada. (** )Aprobación por Ayuntamiento 22/Julio/92 y 21 Mayo1995; Comisión Provincial de Patrimonio 10/Enero/1996 y Consejería Fomento 4 Junio 1996. -Artículo de Francisco Pol, Revista Arquitectura, número 19, Colegio de Arquitectos de Madrid (COAM).1993. (***) La Memoria de Pol, aprobada inicialmente 29-12-93, termina:" (...) lugar idóneo para actividades no cotidianas: por ejemplo, fiestas o espectáculos (...)¿por qué no pensar en mercados dominicales de flores, de libros, de artesanía tradicional, de antigüedades, etc. ordenados convenientemente, que se conjugasen con la afluencia a los servicios religiosos de la Catedral?

la danza invade el bellas arte

La danza invade el Bellas Artes. Ballet de Marisa Fanjul en el museo, sábado 17 de mayo. Borja, sensacional bailarín.


martes, 20 de mayo de 2014

Paso de cebras



Julio Gavito, recientemente fallecido, era un tipo de calidad, muy ocurrente, culto, siempre con un paso más allá de la modernidad. Recuerdo que un día me reclamó que los semáfaros no debían acompañarse de pasos de cebra. Su pretensión, lógica, es teóricamente suficiente: una u otra señalización, no ambas a la vez. En el Reino Unido es así y las cebras están sacralizadas en el respeto cívico desde ha mucho. Es ese prestigio generalizado el que debió animar al manager de los Beatles a diseñar la carátula de su famoso álbum de Abbey Road Crossing.

Desgraciadamente la circulación, en la Europa continental, no es tan respetuosa. Julio llevaba razón, no obstante, pues, aún en ese caso, resulta contradictorio el comportamiento directivo, al primarse el semáforo sobre las cebras que resultan inútiles. Mi predecesor en la Alcaldía, Luis Riera, también un tipo, aunque de mentalidad muy distinta, solía comparar Oviedo con Boston-"Oviedo, ciudadbostoniana", decía Luis- aunque nunca supe si era por la Universidad, los céntricos árboles franciscos o porqué otro detalle, ni siquiera si conocía realmente la capital de Massachusets, en la que sí vivió Julio, con Inés, su mujer, y, creo, sus hijos. El tráfico se respeta extraordinariamente en la ciudad de los Kennedy y también del lingûista Noam Chomsky, que tuvimos en Oviedo en un curioso campus de este periódico en colaboración con la Universidad y el Ayuntamiento, presentado por el inolvidable Emilio Alarcos.
 
Sin embargo, en los varios países del Africa norteña, que los conozco todos, el viandante se juega la vida constantemente pues los conductores, da igual que sean privados o de servicio público, maldito caso que hacen de las señales de prioridad peatonal. No hay paso de cebras ni semáforo que valga, en, v.g., El Cairo.

Un día si los ovetenses aprovechamos la crisis de la construcción,que va para largo,y el vacío de la zona hospitalaria de El Cristo,quizá pudiéramos acercarnos a ese impreciso sueño bostoniano de Luis, con una nueva edición de El Campo San Francisco, entrada al Campus Universitario.Habrá que echar imaginación, números de metros y dineros y el mejor trazado urbanìstico que en el mundo pueda haber, con rayas y colorines que habrán de debatirse con los vecinos, como sucedió con el bulevar de La Florida, en el que se empeñó benéficamente Juan Álvarez.En mis tiempos municipales parimos también el Parque de Invierno,siguiendo una idea olvidada del concejal de los cincuenta,Villamil,padre de mis amigos de la infancia Paco,Ramón y Pepa, del Oeste,el Puri Tomás, que inauguré acompañado de Ángel González,Juan Marsé y Manolo Lombardero, intelectuales de primera.., pero los retos de El Cristo y su centralidad pueden ser aún más equilibrantes y ambiciosos.
 
Y ahora se ha publicado una línea de curiosa investigación por la que las cebras habrían adquirido su peculiar pelaje para...¡¡protegerse de los tábanos!!Y es que las rayas blancas y negras alteran la luz polarizada hasta cegar la visión de esos moscardones, que tanto abundan por doquier.
 
Ya me gustaría compartir con Gavito semejante dato que, enseguida, incorporaría a su teoría del redundante paso. Por cierto, Julio dejó constancia escrita de haberse encontrado, yendo en bicicleta, con el buzón de correos de Chomsky, unas cebras sin semáforo, en Cambrigde (Massachussets).

domingo, 18 de mayo de 2014

Pola de Allande


Participé este domingo junto a la candidata María Muñiz de Urquiza y a numerosos compañeros y simpatizantes del suroccidente asturiano en un reparto en el mercado de Pola de Allande

Gluten y tartamudez




Leo en la prensa francesa que Manuel Valls, primer ministro, es alérgico al gluten y ha impuesto su pauta en las comidas del Hotel Matignon, sede de la presidencia de su gobierno.

Nada más pisar Brubru, Sonia, una antigua compañera de la entrañable Asociación de Amigos del Sahara, que fundé con ella y otros generosos internacionalistas en 1974, me profirió ampliamente los sufrimientos de una nieta suya que tardaron en diagnosticarse hasta saber que era reacia al gluten. Sonia se lo tomó como una lucha militante en la que tuvo éxito y, desde luego, me mentalizó, suplente que era entonces en la Comisión de Agricultura del Parlamento. No sé si fue la ministra Pajín, o Trinidad Jiménez, titular sucesiva de Sanidad y Exteriores, quien hizo suya esa misma lucha, tan sencilla como el etiquetado de los productos alimenticios y, hoy, la imperiosa necesidad de que los precios sean los de los productos, con independencia del gluten y la reducida demanda.

Ya he visto que algunos restaurantes de Oviedo ofrecen ejemplarmente la disyuntiva sin problema mayor.

Todavía queda alguna batalla por el etiquetado en algunos países pero la mentalización es generalizada. Mi compañera catalana, María Badía, fue de los primeros en tomar conciencia y es justo reconocérselo ahora que, como yo, deja el escaño.

En aquellas calendas también hice mía la preocupación de los tartamudos, afectados por una discapacidad evidente que, en España, afectaba a muchas disposiciones, de forma especial, la de los opositores a cualquier nivel de la Administración. Los notarios y registradores se pronuncian por escrito en su profesión, pero su temario es oral. Mi buen profesor de Derecho Penal, el hoy fallecido Antonio Beristain S.J., con el que consulté ese problema, veía normal que un tartamudo no pudiera acceder a cátedra. Hasta Figueras/Castropol me visitó entonces, antiguo Alcalde de Sevilla y líder democrático en la transición, Alejandro Rojas Marcos, que asesoraba a una asociación de afectados y tenía muy claras las ideas. En el parlamento había dos afectados notorios, Andrew Duff, líder liberal británico, que sigue en la brecha europeísta, pero negando su propia y evidente limitación expresiva, y De Rosas, de mi grupo, que sí lo asumía y que hoy se ha reintegrado a la política nacional irlandesa.

Ha pasado poco tiempo aunque parece mentira que hace nada las discriminaciones por
gluten o tartamudez operaban y ¡de qué forma!

La confesada actitud de Valls, del que, no obstante, tanto discrepo en gestos xenófobos, me parece fenomenal.

miércoles, 14 de mayo de 2014

Charla en Mijares Abogados

El eurodiputado Antonio Masip impatirá el próximo viernes 16 de mayo, a las 12 15 horas ,en el bufete Mijares Abogados la charla titulada "La Unión Europea fuerza la apertura de TENNECO". Podrá seguirse en la web www.mijaresabogados.es, pinchando en "emisión en directo" en el día y hora señalados.

viernes, 2 de mayo de 2014

Tribuna universal



Para Pla y para tantos la literatura es la búsqueda del adjetivo.Colocarlo a Tribuna Ciudadana no sería fácil ni para el escritor ampurdanés. Cuando  La Nueva me sugiere contar mi segura emoción con la efemérides milenaria de nuestra exitosa asociación opto por un superlativo que entiendo refleja de alguna manera el espíritu de quienes se plantearon abrir definitivamente la pacata Vetusta a la hora cultural del mundo, con modestos dispendios y una fraternidad abierta,totalmente abierta.

Son muchas las anécdotas y los relatos que se agolpan en la magnífica memoria que Loli Lucio,en un libro impagable,pero lo fundamental ha sido ese espíritu abierto a la literatura y la libertad, sin sectarismos. Si Juan y Loli tomaron el ejemplo de Siglo XXI, yo que estuve varias veces en las convocatorias del famoso Club madrileño, puedo asegurar que,a escala asturiana,el molde se vio desbordado.

Se ha recordado, junto a Loli,Juan, Marcela,Faustino,Turiel,Brun,Carlinos Rodríguez  y otros pioneros, con justicia,al inolvidable José María Laso, cuya militancia no le impedía presentar a Adolfo Suárez, hoy tan deificado, pero ni mucho menos entonces, o recibir la amenaza de un caprichoso Cela("le voy a dar una hostia,que lo convierta en revisor").José María ya había sido animador,en el tardofranquismo,del Club Cultural, que no debería olvidarse tampoco.Y,aún antes, le recuerdo al frente de la sabatina tertulia bilbaína de La Concordia, donde me introdujo en el trato de Blas de Otero,Dionisio Blanco y los Ibarrola,entre varios, no muchos,dada la época.

Sí Tribuna empezó con Martínez Nadal,por su amistad con Lorca,y pronto con el hito de Alberti,a cuyos largo autógrafo y dibujo improvisado vuelvo a cargar pilas de nostalgia, la poesía siguió siendo determinante en sus arterias, tras aportaciones, entre bambalinas,de críticos de primera que son García Martín, García Domínguez,Munárriz, Herrero y otros, en la devoción general a Emilio Alarcos que conservamos todos.

Cuando se habla de la decisiva aportación del apartamento de Loli, quizá debería mentarse que los últimos versos conocidos del gran Jaime Gil de Biedma se hicieron allí,y que José Agustín Goytisolo pasó a tener una especial vinculación astur por su presencia constante en Tribuna y Puelles/Valdediós. Nuestra Loli fue antóloga del carismático poeta.Y, de otro piso inolvidable, el de Juan Benito ("Bendito",le llama Bryce Echenique) dicen que da fe Ignacio Gracia,de un supuesto rótulo "Ángel González dormía aquí".

Cuando se fundó Tribuna, probablemente nadie augurase los mil actos que ahora se celebran.No es solo la cantidad y el éxito sino la hermosura de su andadura,sin duda,universal.