sábado, 26 de octubre de 2019

MARQUESINA PARA DESAYUNOS

Una marquesina para cobijar a los que sufren

La escritora Susana Pérez-Alonso abre una campaña para poner un tejadillo en el patio en la residencia de las Siervas de Jesús

26.10.2019 | 01:07
El arzobispo de Oviedo, Jesús Sanz, en la inauguración del comedor de las Siervas de Jesús, en 2014. 
Las cerca de noventa personas que hacen cola cada mañana en el patio de la residencia de las Siervas de Jesús para desayunar entran al comedor empapadas en días de lluvia. Nadie lleva paraguas, solo hambre. La congregación les sirve gratuitamente, de 9.00 a 10.00 horas, café con leche o cacao, dulces, yogures y un bocadillo para llevar. Sin embargo, las monjas se sienten impotentes por no poder atecharles mientras esperan a que abran el comedor. El edificio, en el número 23 de Uría, no tiene tejadillo o marquesina ni por fuera ni por dentro. La escritora y presidenta de la Asociación de Usuarios de la Sanidad y Enfermos Crónicos (Asencro), Susana Pérez-Alonso, ha puesto en marcha una campaña para financiar esa instalación y de paso cooperar con el servicio de desayuno en la compra de comida, renovación de vajilla y mantenimiento.
La página de Facebook "La solidaridad no está pasada de moda: Siervas de la calle Uría de Oviedo" recoge las muestras de apoyo de multitud de personas que han grabado un video personalizado. Uno de los últimos en hacerlo ha sido el Alcalde. Alfredo Canteli se suma así a la iniciativa junto a otros como el sacerdote Kike Figaredo, los abogados Ramón Mijares y Antonio Masip; el presidente de la Cámara de Comercio de Oviedo, Carlos Paniceres; el ingeniero Ignacio García-Arango Cienfuegos-Jovellanos, o la artista "Susu", columnista habitual de LA NUEVA ESPAÑA y del resto de diarios de Prensa Ibérica, grupo al que pertenece este periódico.
Asencro organiza el 21 de noviembre una cena benéfica en el Club de Tenis de Oviedo a beneficio de la causa. Los interesados en acudir pueden comprar una invitación por 40 euros en el propio Club de Tenis (calle General Zuvillaga, 3), o, en caso de no poder asistir, pueden ingresar una cantidad de dinero en una cuenta habilitada en la sucursal de la calle Uría del Banco Santander y anunciada en la página creada especialmente para el evento en Facebook.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

viernes, 25 de octubre de 2019

JAIME MARTÍNEZ


DE LA MUERTE DE JAIME MARTÍNEZ A LA DE Don ALFREDO MARTÍNEZ

La muerte de Jaime Martínez sigue ondulando como pocas recientes. Muchos se han referido a su gesto de Ópera y Medicina, con mayúsculas, también del Rugby. Para mí, sin embargo, trae causa muy anterior. Un arquitecto, melómano amigo común, ha evocado cuando, solidario con compañeros de travesura, no quiso abandonar el cuartón de la policía municipal por el mero hecho de ser hijo de su padre. Aunque la hermosa anécdota me supera el recuerdo ya nos conoceríamos de aquella.
Muy poco luego, el encopetado Club de Tenis, espacio parcial de la gran novela LOS AGUJEROS DE GUSANO, de María Luisa Navia Osorio, que daba bola negra a nuevos ricos y prohibía, por influencia de doña Isabel Macua, la piscina, o la mera toma epidérmica de sol, de hombres y mujeres juntos, abrió furaco para que niños, sin pisar los salones, nos aficionáramos al que antes del golf era el deporte gentleman. Jaime fue el mayor de los pioneros jugadores y el primer campeón junior de Asturias; los federados del GRUPO COVADONGA tuvieron otros obstáculos para competir…
Antón, su padre, señor accesible y campechano, me contó que Jaime debía pasar un curso de iniciación a la ingeniería, “aprendí con don Rogelio, tu abuelo, la importancia de las matemáticas, también serán buenas para Jaime si quiere ser médico”.

Del trato con J.M. Moutas, Antón (González) Rubín, Arturo, mi pariente, y Manuel Buylla, César Bárzana… me animé a rellenar la incógnita sobre don Alfredo, padre de Antón, exministro republicano moderado, sostenedor de la llamada “accidentalidad de las formas de Estado y Gobierno”, del que apenas se hablaba. Supe pronto que fue de los ovetenses más cabales del XX, tiempo que, sin él y tantos, sería nuestro medio siglo, médico de cabecera y confidente del último Clarín, que era su tío, mencionado por J.A. Cabezas en la biografía del Provinciano Universal.
Alfredo Martínez fue asesinado en Marzo de 1936, en el comienzo del Naranco, La Cuesta. El crimen nunca se aclaró, diluido entre decenas de muertes inocentes que seguirían semanas después. Supe, desde que puse en orden mis hallazgos orales, que fue ejecutado por miembros de las Juventudes Comunistas (UJCE), muy minoritarias, justo antes de su fusión con las Juventudes Socialistas para constituir las JSU. Esa disolución organizativa explica que la inicial presunción del autor quedase sin repercutir hasta atribuirse el atentado a calumniosas circunstancias familiares. Los asesinos, aunque el pusilánime Frente Popular los desamparase, no quedaron aislados, el entierro hubo de madrugar en evitación de provocaciones y sus asistentes recibieron una lluvia de cascotes y ladrillos apilados para una obra en las cercanías del Sanatorio ASTURIAS, próximo a su vez a la calle Fuertes Acevedo/Gran Vía, que salía de la actual Plaza General Ordóñez.

No quiero remover olvidos pero tampoco me callaré pues es obligación moral transmitir, sin estorbo, adquiridos conocimientos históricos y ciudadanos. En esa línea indeclinable participo activamente en el esclarecimiento, lamento o consecuencias, de los alevosos crímenes del concejal Bonifacio Martín, del catedrático Beceña, del rector Alas, primo de Alfredo Martínez, del periodista Muñoz Planas y otros abandonados en cunetas, fusilados en Carbayín, Tineo, Funeres, la tapia del cementerio ovetense o el Bombé…, de Luis Sirval y Casto G.Roza en dependencias policiales, de Aida Lafuente, del Comandante Ros…, víctimas, entre montón, del enloquecido odio fratricida, cuyos nombres no deben desaparecer de la doliente memoria colectiva. ¡Pensar que hay quién abriría a España y los españoles en canal; ninguna connivencia, pues, con la conceptual tipología del encubridor cínico grito callejero barcelonés, som gent de pau! Martínez pidió desde su lecho hospitalario a hijos y colegas el perdón para sus asesinos neutralizando venganzas.

Por cierto, aplaudo la ponencia del profesor Jaime Alberti (Agosto 2014) en Las Jornadas de Historia de Navia, sobre la biografía de Martínez G.Argüelles. La Historia hay que conocerla bien y cicatrizarla, para no repetir y, parodiando al clásico, ni tan siquiera doblarla como farsa.
Don Alfredo debió ser persona de mucha calidad; de sus descendientes, Antón y Jaime, doy fe que eran.

Aprovecho, pues, la triste muerte de Jaime para lo que sé de la de su abuelo, aleccionadora de lo que jamás debe suceder ni por asomo en necrosadas banderías ni sectarismo alguno.


miércoles, 23 de octubre de 2019

RECIBÍ MUCHOS POSICIONAMIENTOS SOBRE MI CONTRARIEDAD CON UVIEU Y POLA SIERO ENTRE ELLOS ESTE EXABRUPTO

"Uviéu suena a exabrupto risible de monologuista feriante o de compañía asturiana de comedias que destrozan la llingua". Antonio Masip, un mierda clasista que decide ponese del llau de V0X na trinchera y bunker ultramontanos. Vamos vencer penriba de "pollaviejas" como él.

PRÓLOGO A LA EDICIÓN FRANCESA DE LOS DIARIOS DE IÑAKI URIARTE

Le roman d’Iñaki Uriarte
Je confesse que je ne lis pas les écrivains espagnols du moment. Ce n’est pas en raison d’un préjugé défavorable, mais d’un manque de curiosité. En revanche, je reviens parfois vers Baroja, Unamuno, et souvent vers le philosophe Ortega y Gasset auquel j’ai consacré jadis une étude universitaire. Je m’efforce de les lire dans le texte. Le plaisir en est accru.
Je ne me rappelle plus comment j’ai découvert les Diarios d’Iñaki Uriarte. Un dieu bienveillant a dû orienter mon flair. Je l’en remercie encore.
En lisant ce solitaire de Bilbao, j’eus le sentiment de découvrir un nouveau membre du club transhistorique des stylistes du détachement. D’ailleurs, une fois lus, après en avoir corné moult pages, les trois tomes de son Journal ont rejoint dans ma bibliothèque le rayon où Cioran voisine avec la marquise du Deffand, Chamfort avec Roland Jaccard, La Rochefoucauld avec Joubert, Nicolás Gómez Dávila avec Albert Caraco, Saint-Évremond avec Swift, Vauvenargues avec Lichtenberg, Baltasar Gracián avec Pascal, Madame de Sablé avec La Bruyère. Sur cette étagère, je ne prends pas la peine de classer les auteurs par ordre alphabétique ou chronologique. Je les en retire trop souvent pour que je me soucie d’un ordre. Je doute qu’ils en aient à se plaindre. Je les imagine, au contraire, satisfaits de coexister dans cette pagaille. Montaigne est certainement ravi d’y accueillir ce Basque « imprémédité et fortuit », son fidèle lecteur.
Je ne voudrais pas présenter Iñaki Uriarte sous le seul jour du moraliste. Certes il en est un par le regard aigu qu’il pose sur les gens, ses proches, ses amis, ses contemporains, par les mots justes et savoureux qu’il trouve pour en rapporter les propos et en décrire les faits et gestes. Le talent d’Uriarte est de transformer le récit d’une anecdote en une observation anthropologique. Sous sa plume, le minuscule devient universel tout en conservant son aspect risible : « “Et c’est payé avec mes impôts !“, répète souvent Machin. Les gens n’imaginent pas tout ce qui se paie avec les impôts de Machin. Il faudrait lui ériger une statue ou donner son nom à un square. » Uriarte est aussi philosophe quand il se croque soi-même : « Je me suis installé au bar de la plage pour boire un Coca et lire le journal. Je bâille. Bon signe. J’ai toujours pensé que le bâillement était le symptôme d’une sérénité spirituelle […] ».
Uriarte n’est donc pas un moraliste déguisé en diariste, mais un diariste qui respecte le genre littéraire du Journal, au demeurant souple, lequel doit mêler l’intime à la réflexion générale. « Veillons à ne pas tomber dans le Journal !, écrivait Unamuno. L’homme qui en vient
à tenir son journal — comme Amiel — devient l’homme de son Journal, ne vit que pour lui. Il ne se contente plus d’y consigner ce qu’il pense chaque jour, il pense dans le but d’y consigner quelque chose. » N’en déplaise à Unamuno, Uriarte est un diariste non pas en ce qu’il tient son journal mais en ce que son journal le tient. Quand il lui arrive de ne rien écrire pendant une longue période, il en éprouve une sorte de culpabilité. Il lui semble qu’il fait attendre un ami et songe qu’il ne faut pas abuser de sa patience.
Pour me livrer moi-même à l’écriture égotiste, je puis confirmer le lieu commun selon quoi un Journal sert à son auteur de confident. On lui fait part de ses déceptions, de ses rages, de ses moqueries. Barbey d’Aurevilly, appelait ses carnets « mes crachoirs ». Ce qui m’a frappé en lisant les Diarios d’Uriarte, c’est le ton flegmatique avec lequel il exprime ses agacements. « Écrire de mauvaise humeur, corriger de bonne humeur, note-t-il. Je ne devrais garder que ce que je tolère les jours de bonne humeur, et éliminer ou élaguer les gémissements des mauvais jours qui, pour plus de la moitié, sont à l’origine de mes séances d’écriture. Les journaux intimes ont une incorrigible tendance à la mélancolie qu’il faudrait tenter de dissimuler. » Un bon précepte que je ne respecte pas. L’autodérision est la courtoisie du neurasthénique.
Pendant longtemps Uriarte a été critique littéraire. À le lire, il n’éprouva jamais la tentation du roman. On pourrait penser qu’hormis son propre moi nul autre personnage ne l’inspire. Sans doute est-ce le cas. Mais pourquoi serait-ce un signe de mégalomanie ? Bien des romanciers n’ont-ils pas gonflé leur ego à travers leurs héros ? J’y vois au contraire une preuve d’humilité. En privilégiant le Journal, Uriarte écrit sans prétention, mais avec le souci de l’exactitude du trait, le roman d’un témoin de son époque, de son monde, de son entourage. Le lecteur entend sa voix, partage son amitié pour le chat Borges, devine ses ricanements étouffés quand il conte une absurdité, s’amuse avec lui des ridicules des milieux littéraires, jubile de la justesse de ses considérations sur les grands auteurs, aime le suivre sur la plage de Benidorm, comprend sa colère quand il sort de chez son coiffeur incompétent. Il y a aussi, parfois, du Woody Allen en Uriarte. D’ailleurs, il est né à New York.
L’Espagne, se réjouissait de compter Uriarte dans le petit nombre de ses écrivains profonds et légers, lucides et élégants. À présent, la France, grâce à l’excellente traduction des Diarios due à Carlos Pardo, vient de le naturaliser.
Frédéric Schiffter

viernes, 18 de octubre de 2019

EN LA MUERTE DE JACQUES CHIRAC


ALGO ASTUR SOBRE CHIRAC TRAS SU ENTIERRO DEL PANTEÓN DE FRANCESES ILUSTRES

Se ha dado especial relevancia a la muerte, y sus correspondientes honores, de Jacques Chirac, que fue Presidente de Francia. Recuerdo cómo desde el cierre de LNE me llamaron hace años para confirmar si Chirac había nacido en Ablaña, el terruño de Ramón González Peña, espacio también inspirador de “Cuando el mundo era Ablaña” de José Sánchez, librito encantador aunque no alcance la calidad del Paniceiros de Xuan Bello.

El desmentido, incluida fecha del natalicio, llegaría, a través de Manuel Díaz Ron, amigo común, cuando la primera de La NUEVA España estaba en la calle. De Manolo fue más luego la iniciativa, apoyada desde la Fundación PRÍNCIPE DE ASTURIAS, de que S.M. el Rey y Chirac mantuvieran un discreto contacto con motivo de unos PREMIOS PRÍNCIPE. A tal efecto ofrecí a Chirac la casa de mi madre en Salinas, que ya había sido objeto de una descubierta (término policial) por la guardia civil, con motivo de unas vacaciones de Javier Solana y familia. Se trataba de limar asperezas contra la entrada de España en la Unión Europea que negaba, por su repercusión agrícola, el líder francés. Fernando Morán, ministro de Asuntos Exteriores, me escribió considerando inconveniente semejante contacto que disgustaría al gobierno francés de entonces. El propio Chirac, a través del embajador en Madrid, me comunicó, en definitiva, la inasistencia. Más adelante, Chirac me recibiría en su despacho junto a Manolo pero ya apenas hablamos del fallido viaje.

En la cruzada europeísta de Díaz tampoco puedo olvidar la llamada que, a mi presencia, le hizo a Chirac advirtiéndole que abandonaría su equipo si recomendaba el “no”, como adelantaban los medios, al llamado Tratado de Maastricht, Mastrique españolizaba Lope de Vega.

La neutralidad no se dio pues Couve de Murville, al frente de la minoría gaullista, o, mejor, chiraquiana, hizo pinza con el Partido Comunista contra la esplendorosa entrada española, a cuya votación, en la Asamblea Nacional, asistí por invitación de Manolo y del inolvidable embajador Joan Reventós. Hubo otra iniciativa frustrada para que nomináramos PLAZA DE LA VILLA DE PARÍS a un espacio urbano ovetense, que, en nuestro escrupuloso ánimo de no producir sustituciones en el callejero, sería con toda probabilidad delante de la ESCUELA de MINAS, a cuyo bautizo debían asistir Chirac y el ministro Pascua, campeones en la colaboración, errática con Giscard, contra el terrorismo etarra.

Algo hemos perorado en encuentros del MOVIMIENTO EUROPEO, CASME, pero me presta recogerlo como acotación de historicismo local menor cuando Jacques Chirac se entierra, tras un primer descanso junto a su hija minusválida, en el Panteón de ilustres franceses.

martes, 15 de octubre de 2019

EN MIERES INVITADO POR LA FUNDACIÓN ANDREU NIN .LNE/CUENCAS

Erice: "Ningún movimiento revolucionario triunfa frente a un Estado fuerte y sólido

El profesor de Historia participó con Alberto Rosón, Verónica Rodríguez, Sergio Gutiérrez y Antonio Masip en un debate sobre Octubre del 34

14.10.2019 | 00:57
Por la izquierda, Alberto Rosón, Francisco Erice, Verónica Rodríguez, Sergio Gutiérrez y Antonio Masip, durante el debate celebrado en Mieres.
"Una de las enseñanzas del 34 es que ningún movimiento revolucionario triunfa frente a un Estado fuerte y sólido", manifestó el profesor Francisco Erice, en el debate organizado por la Fundación Andreu Nin de Asturias con el título "Enseñanzas de Octubre del 34 para el conflicto social hoy". El acto, que contó con la colaboración del Ayuntamiento de Mieres y el Club LA NUEVA ESPAÑA DE LAS CUENCAS, se integra en el conjunto de actividades de las Jornadas conmemorativas del 85 aniversario de la Revolución de Octubre de 1934".
El concejal de Memoria Democrática del Ayuntamiento de Mieres, Sergio Gutiérrez, destacó la existencia de ciertas similitudes en la situación política europea actual y la de los años 30. "Es alarmante el avance de la ultraderecha en países como Polonia y Hungría", dijo el edil, para el que el proceso revolucionario del 34 tiene justificación. "La República estaba siendo amenazada por la ultraderecha", señaló. "En este modelo de desmantelamiento industrial ya no existe la gran concentración de trabajadores y vamos hacia el empleo individual, precario e inestable", añadió Gutiérrez, que ve en la pérdida de derechos una causa común de reivindicación. "En el 34 había un mayor sentimiento colectivo; hoy ha triunfado el individualismo y las organizaciones sociales han de adaptarse a esta nueva situación", concluyó el concejal.
En representación de la Fundación Anselmo Lorenzo intervino Alberto Rosón, que lamentó la falta de interés por "hacer memoria". "Antes había conciencia de grupo; hoy es una competencia por el puesto de trabajo", resaltó Rosón. "El modelo del 34, de grandes ejércitos de trabajadores unidos por la fraternidad y la solidaridad, hoy no se da en absoluto", añadió el activista, para el que el Octubre del 34 asturiano no fue un golpe de estado contra la República, sino "un proceso revolucionario puro y duro". "La clase obrera, que sólo halló represión, acabó levantándose contra un sistema de explotación. Fue una revolución social para cambiar el mundo y la forma de vivir", manifestó Rosón, que finalizó su intervención haciendo un reconocimiento a "nuestros padres y abuelos, que lucharon para dejarnos un mundo mejor".
A continuación, Francisco Erice, miembro de la Fundación de Estudios Marxistas, coincidiendo con Rosón en la visión revolucionaria de Octubre del 34, considera un error "la estética de la derrota". "Los revolucionarios perdieron porque eran más débiles; hay que asumirlo y estudiar cómo hacer para, la próxima vez, ganar", dijo el profesor, que ve difícil plantear enseñanzas en contextos históricos tan distintos. "Necesitamos unidad entre los que desean la igualdad y la hermandad, y una organización que proyecte el anhelo de cambio social", concluyó.
Acto seguido tomó la palabra el veterano militante socialista Antonio Masip, que comenzó su alocución de modo contundente: "Octubre del 34 fue un auténtico error cometido por los socialistas", afirmó, apoyándose en las opiniones de destacados dirigentes, desde Indalecio Prieto y Barreiro a Peces Barba. "Fue un yerro de la izquierda y de mi partido", remachó el ex alcalde ovetense. "Pero tampoco es justo que a los revolucionarios se les achaquen hechos tan graves como los incendios del Campoamor y la Universidad: el primero fue responsabilidad de Camilo Alonso Vega y el segundo, de la aviación republicana", sostuvo el exeurodiputado.
Por último, en representación de la Fundación Andreu Nin de Asturias, Verónica Rodríguez llamó la atención sobre las actuales lineas de actuación de la izquierda. "Parece que la revolución ya no forma parte de sus estrategias", señaló. "Hoy se mantiene una violencia estructural contra las capas más desprotegidas, una violencia más sutil ejercida desde unas instituciones burguesas que no consienten grandes cambios", prosiguió Rodríguez, que ve en el feminismo y la ecología nuevos campos de lucha revolucionaria. "La clase obrera actual ha sido desestructurada, a pesar de que sus problemas sean parecidos a los de los años 30", añadió. "Hay que sacar lecciones de la debilidad y los errores del 34, y recuperar el horizonte revolucionario que hoy no está en la mente de las organizaciones de izquierda", finalizó.

viernes, 11 de octubre de 2019

HOMENAJE A JAVIER FORTEA EN SU DÉCIMO ANIVERSARIO


LA VENUS DE LAS CABRAS

Adhiriéndome a la propuesta de Miguel Ángel de Blas, en RIDEA, sobre J.M.González, ”Piedrinas”.

Estuve en el homenaje que el Museo Arqueológico rindió al gran historiador Javier Fortea en el décimo aniversario de su triste desaparición. Javier era tipo fabuloso y el acto museístico abierto me remozó a él, a los amigos que me introdujo (De Blas, Asensio, Carrocera, Tresguerres, Jordá…) y aún al magdaleniense medio cantábrico, a los Yacimientos de Las Caldas y, en definitiva, al popularizado como Nalón Medio...

En nuestro primer viaje de niños a París, Jaime, mi hermano, y yo visitamos los monumentos emblemáticos pero nos saltamos el Louvre, lo que mereció eficaz e inolvidable reprimenda paterna. Durante el año que siguió estuve planeando el desquite en las principales joyas a contemplar. Cuando luego me encontré de bruces con la Venus de Milo, la falta de brazos, su oblicuo quietismo pétreo, un no qué enigmático… superó en mí lo imaginable en láminas enciclopédicas. En el homenaje a Javier, Ignacio Barandiarán, sabio vasco, cuyo apellido me trajo recuerdos universitarios, se detuvo en el diseño de un par de cabras estilizadas sobre objeto mobiliario, a las que fugazmente llamó, y luego reiteraría, ¡Venus de las Cabras! La denominación me impactó tanto como los enigmas objeto de investigación. Y aunque Venus equivalga a la griega Afrodita, también posterior a las cabras dibujadas, el nombre es toma de partido, pienso, cuando menos por la Belleza.

Suele ser tópico ensalzar personas que nunca debieran morir. Gerardo Diego, al que tuve el honor de conocer, sostenía con sentido del humor dentro de su solemne hieratismo que podía ser el primer superviviente de la Humanidad. En cualquier caso, los que investigan a predecesores de la protohistoria deberían tener un plus vital para acercarnos a las intrincadas costumbres paleolíticas, incluido el trazo de esas convencionales venusianas caprinas, bien antes que Venus, deidad olímpica, tuviera representativa vocación mitológica ni, aún menos, astronómica o, incluso, escultórica, erótica y anatómica.

Lalo, Eduardo Lastra, que, tras cuarenta años de impecable gestión en Taramundi, deja la Alcaldía, ha hecho una interesantísima aportación de observación empírica constatando el parto siempre diurno de sus cabras, con una excepción confirmadora de la regla. Ignoro si las del Nalón-Medio parían también con luz por pánico ancestral a depredadores, lo que supongo extrapolando la original teoría de Lalo y familia.

Estuve con Fortea en las montañas y valles de Cangas/Ibias/Degaña y en las tierras bajas de Las Caldas, Termas Altas en los relatos de Clarín, que no conoció los valiosos yacimientos, pero nuestra conversación, aunque amplia, fue limitada, sin duda por mis carencias científicas.
Fortea sabía mucho y dejó su impronta si bien me hubiera gustado aprender más de su humanísimo magisterio.

Felicito, por encima de todo, la organización de su décimo aniversario.

MESA REDONDA MIERES DE LA FUNDACIÓN ANDREU NIN


ESQUEMA//BORRADOR MESA REDONDA SOBRE LA REVOLUCIÓN DEL 34 EN CASA CULTURA
MIERES 11 Octubre 2019
INVITADO COMO FUNDACIÓN BARREIRO POR LA FUNDACIÓN ANDREU NIN

Agradecimiento

Alevoso crimen en Alcalá de Henares de ORLOV y KGB

¿LA POSICIÓN ESTALINISTA CONTRA TROTSKISMO SERÍA HOY DELITO DE GENOCIDIO?

TROSKISTAS ASTURIANOS

-Loredo Aparicio.
-Santiago Blanco
-Aquilino MORAL//POUM

REVOLUCIÓN 34

MI POSICIÓN PERSONAL SIN COMPROMETER PSOE NI FUNDACIÓN BARREIRO

GRAVÍSIMO ERROR DEL PSOE.

VOTO EJECUTIVA SALVO FERNANDO DE LOS RIOS

PRESENCIA DE PRIETO EN CASA TEODOMIRO MENÉNDEZ Y LUEGO DESEMBARCO TURQUESA/10 SET.

HUIDA FRANCIA

AUTOCRÍTICA DE INDALECIO PRIETO EN MÉXICO 1942.REEDITADA POR JUNTA GENERAL PRINCIPADO.
.
Atribuciones interesadas a los revolucionarios:

-QUEMA DEL CAMPOAMOR

-DUDAS SOBRE LA BIBLIOTECA UNIVERSIDAD

-GRAVE ERROR PERO NO INICIO GUERRA CIVIL

SALVADOR DE MADARIAGA.

-10 AGOSTO 32

-ELECCIONES 33//

AMNISTÍA

FRENTE POPULAR

miércoles, 9 de octubre de 2019

ME ADHIERO EN EL HOMENAJE PROPUESTO POR MIGUEL A.de BLAS A J.M.GONZÁLEZ "PIEDRINAS"

Conferencia inaugural RIDEA
Tras la sesión ordinaria tuvo lugar la lectura del discurso de inauguración del curso 2019-2020, que corrió a cargo de Miguel Ángel de Blas Cortina, miembro numerario permanente del RIDEA.

De Blas habló de "José Manuel González y Fernández-Vallés: un fructífero viaje intelectual desde la filología hasta las huellas materiales de tiempos antiguos y prehistóricos". La conferencia fue una glosa y también una reivindicación del trabajo del filólogo que, movido por su inquietud y su capacidad de observación se convirtió -sin ser arqueólogo- en uno de los impulsores del descubrimiento de hallazgos arqueológicos en Asturias. Basándose en la toponimia, José Manuel González descubrió e identificó castros por todo el territorio asturiano, estudió las huellas de la época romana y halló centenares de túmulos prehistóricos. Para Miguel Ángel de Blas, con su muerte, en 1977, se fue "una de las personalidades más singulares de la cultura asturiana", con la que considera que no se ha hecho justicia todavía. El conferenciante cree que debería buscarse la forma de perpetuar su nombre en reconocimiento a su dedicación

TESIS RUMANA SOBRE PALACIO VALDÉS Y SU PAISAJE LAVIANÉS

La tesis rumana sobre Palacio Valdés

La doctoranda Andreea Stefanescu analiza en el trabajo que elabora la importancia del paisaje en la obra del escritor de Laviana

09.10.2019 | 02:45
Andreea Stefanescu, en la casa natal de Palacio Valdés en Entralgo. 
"Como decía Nietzsche, 'el paisaje es universal'. Por eso, cada uno tenemos nuestro propio paisaje, donde hemos vivido, donde hemos crecido. Y eso acaba formando parte de la obra de los escritores, en este caso, de Armando Palacio Valdés". Así lo cree Andreea Stefanescu, una joven rumana que se encuentra haciendo su tesis doctoral. El protagonista de su trabajo es precisamente el paisaje, pero no uno cualquiera: el que describe el escritor lavianés Armando Palacio Valdés en sus obras.
Stefanescu visitó Laviana y la casa natal de Palacio Valdés, en Entralgo, hace unos días. Estuvo una semana por la zona. Llegó joven, con 18 años, a Almería, desde su región natal de Moldova. En la universidad andaluza estudió Filología Inglesa, para posteriormente hacer el máster de profesorado en Castellón. En esta ciudad decidió seguir adelante con sus estudios, y realizar la tesis doctoral, en la que lleva ya trabajando cuatro años. "Mi intención es la de defender la tesis ya este curso", afirma la doctoranda, que explica cómo acabó descubriendo a Palacio Valdés, pese a no haber tenido ningún contacto previo con él. "Cuando empecé mi tesis tenía claro que quería investigar sobre un escritor español. Y claro está, me atraía mucho Cervantes, era mi favorito, el autor universal". Su tutor, "con toda la razón", se lo desaconsejó, porque tal y como le dijo, "de Cervantes se ha escrito hasta de las patas de la mesas que tenía".
Empezó entonces un proceso de indagación sobre algunos autores españoles del siglo XIX, y acabó tropezando con un para ella "desconocido Palacio Valdés". Leyó su obra más conocida, "La aldea perdida", y "me encantó. Me gustó sobre todo su ambientación", también el conflicto entre la tradición y la industrialización.
Desde que inició el trabajo de la tesis tenía claro que tenía que visitar Asturias, y más concretamente Laviana, donde Palacio Valdés nació, el territorio en el que ambienta su obra principal y que "tanto influyó en él". El paisaje es precisamente el aspecto de la obra del novelista de Entralgo en el que centra su investigación. De momento, se titula "El paisaje en la novela de Palacio Valdés". "Quería vivir y experimentar este ambiente de primera mano, qué es lo que sintió él aquí. Esta zona es muy diferente al resto de España, sobre todo la que yo conozco. Es muy bonita, montañosa, muy verde". Le recuerda precisamente al ambiente en la que ella creció en el este de Rumanía.
En la semana en la que estuvo en Laviana, su centro de operaciones fue, "claro, la casa natal de Palacio Valdés". En ella "tuve acceso a algunas obras más difíciles de encontrar. Y por supuesto, están los originales del escritor". Hizo "muchas fotos" de estos manuscritos, y de artículos de prensa. "Trabajo de campo, directamente de las obras que él escribió". Fue también un tiempo para hacer contactos con expertos en la obra del escritor, como "Francisco Trinidad": "Estoy encantada de haber podido plantear algunas dudas directamente".
Tras haber conocido la zona, "la verdad que ahora entiendo la entrañable pasión que el autor sentía por los paisajes de esta zona. La verdad es que ahora entiendo la entrañable pasión que el autor sentía por los paisajes y por todo lo que rodea esta zona. Puso mucho sentimiento y mucha pasión en todas sus obras, y ahora lo comprendo mejor. Entiendo porqué ama tanto a Asturias y a España".

lunes, 7 de octubre de 2019

BORRELL DE NUEVO EN EL PARLAMENTO EUROPEO



He felicitado a Pep Borrell por su brillante hearing en el Parlamento Europeo.

Ha sido toda una magnífica lección pedagógica, incluso en su dominio de varias lenguas

SIENTO LA MUERTE DE PEPE ONETO

Siento la muerte de Pepe Oneto, del que ignoraba su grave ingreso hospitalario. Le conocí y traté en Madrid en 1971 en los últimos tiempos del periódico MADRID. En los postres de una cena de periodistas europeos, en torno a José A. NOVAIS, de Le Monde, Pepe me dio la palabra para que informara de la inminente huelga de los trabajadores de la PETROLÍFERA, camioneros distribuidores locales de gasolina, que defendíamos en el despacho de Pepe Jiménez de Parga. A la mañana siguiente Pepe me llamó por teléfono y a mediodía abrió uno de los últimos números de MADRID con esa noticia del inminente quebranto del suministro de gasolina

viernes, 4 de octubre de 2019

BREXIT...



LA DIMISIÓN DE BERCOW, ¿RELAJA o TENSA BREXIT?

En el Oviedo de los 50/60 surgió un interesante personaje, Isabel Wills, viuda de diplomático español, que tejió red de familias al Sur de Inglaterra, dispuestas a recibir a jóvenes asturianos, entre los que estuve, para el aprendizaje de la actualizada lengua de Shakespeare. 

Más luego, encomiables iniciativas de Paco Mori, Julio Correas, la hija del exalcalde Alonso Nora... Hubo precedente en los veinte, muy meritorio por la época, de Pedro Penzol, intelectual castropolense/naviego, lector en Leeds, homenajeado en el I.D.E.A., sin el pegote R. Mucho antes, Pérez de Ayala estudiaría en Londres, apoyado por el entorno de Rafael Zamora, Marqués de Valero de Urría, fabuloso personaje de nuestra ciudad.

Como ya estaba iniciado en el estudio del Derecho, mis amables caseros de Dorset propusieron acompañase a un abogado amigo a la vista de juicio oral por placebo homeopático. El caso Profumo/Keeler y una novela de Greene me introdujeron, antes, en la repercusión literaria de la medicina esotérica. Fue pedagógico, pues jamás había escuchado un juicio, con los añadidos de ser intrincado y de valerme de opiniones expertas que apuntalaron mi vocación, enseguida profesional. El magistrado se cubría, y se distanciaba, con rizada peluca, a la que nuestro gran Jovellanos, juez del crimen de Sevilla, había renunciado a finales del dieciocho.

Ahora, John Bercow, dimitido Speaker, guardián de esencias de la rigorista CÁMARA DE LOS COMUNES, ha roto consuetudinarios ritos que parecían consustanciales. Por ejemplo, las rompedoras corbatas, características de su desesperada presidencia en medio del maldito brexit. John Le Carré, afamado maestro en género de gancho, cuenta que Bernard Pivot, carismático conductor de APOSTROPHES, se presentó en una cena de Capri con corbata que ningún otro comensal llevaba por lo que, avergonzado, no la puso en la recepción del siguiente día que todos llevaron.
Bercow, como, a distintos tiempos y latitudes, Jovellanos, se une a concepción relajante, o de tensión,, en vestir y ordenar, de la que no son ajenas gesticulaciones que terminan granando hasta reabrir el cierre autoritario del Parlamento.

El Reino Unido, querido país, se sale de la UE en cuya entrada, entonces MERCADO COMÚN, tanto pugnaba, contra De Gaulle,  precisamente cuando lo visité con la ayuda de la angloovetense Isabel Wills.


jueves, 3 de octubre de 2019

CERTERO EL ROTO


Independentismo cataluña
P

GENIAL PERIDIS

Peridis

DON EMILIO HOY EN EL PAÍS

Sede del Parlamento Europeo en Estrasburgo.
Sede del Parlamento Europeo en Estrasburgo. PATRICK SEEGER (EFE)
Nada menos que Protección del Estilo de Vida Europeo es el alambicado título con el que la nueva presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha bautizado la vicepresidencia encargada de las migraciones, la seguridad, el empleo y la educación. ¿Seguridad para contener el flujo migratorio que, estadísticamente demostrado, viene aminorándose? ¿Empleo garantizado para los europeos, cuya economía necesita de la entrada legal y regulada de migrantes? ¿Educación para que los ciudadanos europeos entiendan lo que todo esto significa o para educar en el “estilo de vida europeo” a quienes arriban...
INICIA SESIÓN PARA SEGUIR LEYENDO

HACE TREINTA AÑOS NOS PRONUNCIAMOS EN EL AYUNTAMIENTO SOBRE CAMBIO CLIMÁTICO

BANDO DE LA ALCALDÍA 3/4/1989

ANTONIO MASIP HIDALGO, Alcalde-Presidente del Ayuntamiento de Oviedo, hago saber:

El llamado" agujero en la capa de ozono" se ha convertido en los últimos tiempos en una preocupación universal. Nuestra atmósfera y el medio ambiente en general se han visto heridos de forma muy grave por la utilización de productos que perjudican el equilibrio de la naturaleza con la consiguiente amenaza sobre la calidad del planeta y la misma vida de la especie humana. Científicos de todos los países, organizaciones ecologistas y la misma Comunidad Económica Europea el pasado 2 de marzo, en reunión presidida por España, han llamado la atención de los ciudadanos sobre un problema ante el que no cabe pasividad o desinterés.

Con anterioridad ya existían el Convenio de Viena para la protección de la capa de ozono de 22 de marzo de 1.985, el Protocolo de Montreal de 16 de septiembre de 1.987 y el Reglamento de la Comunidad Económica Europea de 14 de octubre de 1.988.

No obstante el creciente nivel de sensibilidad, las medidas neutralizadoras de los efectos adversos sobre la capa de ozono encuentran -y han de encontrar aún- muchos obstáculos para su total y drástica eficacia. Las características del progreso y del consumo desenfrenado de nuestra sociedad, así como los intereses industriales y mercantiles en juego, han retrasado en parte la toma general de esa conciencia colectiva .

Es preciso que desde todas las ciudades del mundo en la medida de sus posibilidades, incluso de las de carácter simbólico, se produzca una respuesta