jueves, 3 de junio de 2021

“Estamos saliendo del túnel, pero la salida no se ve, solo se intuye”

 



"En casa ya no me dejan meter un libro más, pero este que saco ahora, como es pequeño, igual puedo colarlo de estraperlo".

 

Antonio Masip Hidalgo (Oviedo, 1946) publica una obra basada en una pequeña selección de artículos publicados en este periódico sobre la pandemia titulado “Final del túnel”. La presentación del trabajo tendrá lugar el próximo sábado 12 de junio en el claustro del Museo Arqueológico, a partir de las 12.00 horas. Un acto en el que intervendrán tanto Masip como Adrián Barbón, presidente del Principado de Asturias. Para cerrar el evento, el tenor Moisés Molín interpretará el “Himno Europeo”. El acto será con aforo reducido, “el que mandan desde el Principado, que son los que saben, solo hay que ver los resultados”. Masip cambia regularmente de postura sobre la silla en un despacho atestado de libros, con los que dice no saber qué hacer. La televisión, encendida en otra habitación, da noticias de política internacional. Y, desde su asiento, con vistas al Naranco tras la pantalla del ordenador, el antiguo regidor socialista observa Oviedo.

 

–¿Salimos del túnel?

 

–Eso parece, pero fíjate, hay una cosa curiosa sobre la que yo filosofo bastante y que aparece en el libro: todos los túneles terminan en curva. La salida está pensada de tal manera que no se ve, solo se intuye. Eso es lo que parece que está pasando con la pandemia, aunque se están haciendo las cosas bien y especialmente en Asturias. La sanidad asturiana es fuerte y ese logro hay que reconocérselo a Juan Luis Rodríguez-Vigil, a quien invité a colaborar en el libro y decidió hacer el epílogo.


 

–Coincidió con usted en el Gobierno.

 

–Y creo que plantó la semilla de lo que es hoy la sanidad de esta región. Decidió reunificar servicios, algo que fue muy valiente por su parte, porque quizás fue su primera decisión. Desde entonces, el sistema sanitario asturiano se ha mantenido fuerte.

 

–¿Ya vacunado?

 

–E inmunizado. Ya tengo las dos dosis y han pasado más de diez días. Se empieza a intuir el final del túnel. Las veces que he ido a que me dieran el pinchazo he visto algo increíble: la organización y la conciencia de la gente. Parece que no, pero es difícil conseguir algo así como político. Las cosas se están haciendo bien. Ojalá se hicieran así, no ya en otras comunidades, sino en el resto del mundo. En Estados Unidos hay un porcentaje enorme de gente que rechaza las dosis. Aquí afortunadamente eso no pasa.

 

–¿Se ha hecho todo bien?

 

–Creo que casi todo. Quizás algún desajuste en las medidas. Pero es imposible no equivocarse. Los políticos nos equivocamos.

 

–Usted se fustiga a menudo por una decisión, y no estaba la vida de nadie en juego.

 

–Dejar que tiraran la estación del Vasco fue el mayor error de mi vida. Me cegó el poder y me hizo perder la perspectiva. Gobernaba en una situación precaria y por no perder el apoyo que sostenía mi gobierno no vi lo que estaba haciendo, lo que luego significó... y eso es algo de lo que te das cuenta con el tiempo. Ahora me dicen que no ha quedado mal lo que estaban haciendo... No lo sé. Yo no me lo perdono.

 

–¿Ve que el actual gobierno pueda cometer “pecados” similares?

 

–Querer hacer del Pavo Real del Campo San Francisco un restaurante es un despropósito. A ver si se dan cuenta. Un restaurante de lujo... me parece que es una locura. Por otra parte, no veo indicios de corrupción en el gobierno actual y eso siempre es algo bueno. Otra cosa es que yo no comulgue con algunas de sus ideas, y yo soy firme con las mías.

 

–Y ¿algo que reprocharle a Barbón? Ya que van a coincidir...

 

–Pues lo de la llingua a mí me parece bien, es patrimonio y hay que defenderlo. Pero yo por lo de “Uviéu” no paso. Por ahí no. Si hasta conocí al primero que se dedicó a pintar eso en las señales, pero no tiene ningún fundamento histórico. Es Oviedo.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Antonio, descubro ahora que no eres un político español. ¿A qué político nuestro se le ocurriría decir “me cegó el poder” o este fue “el mayor error de mi vida”? Aquí, como sabes mejor que nadie, el lema de todos es “Mantenella y no enmendalla”. Enhorabuena por la excelente entrevista.D

Anónimo dijo...

Enhorabuena por este nuevo testimonio que seguro va a tener mucho éxito. Admirable persistencia. Un abrazo A

Anónimo dijo...

muy bien, sigues flagelandote con tu decisión del Vasco y no te lo vas a quitar hasta que te des un paseo y lo conozcas. Me ofrezco a acompañarte el día que quieras.
Últimamente se trasladó Acualia,se inauguró una escultura de Herminio y se va llenando todo con muy buena calidad.
El otro día nombraste a personas muy recordadas del Ayto y de la semana del agua en la plaza de La Catedral. Empeño de Carreño y diseño de Chus Quirós. Y me extrañó no citases al ING. Fernando Bernabé, aunque no se si coincidiste con él. Si puedo el sabado 12 te podré saludar.

Anónimo dijo...

MUY CABAL.B

Anónimo dijo...

s indudable el destacado papel que ocupó Rguez-Vigil en la sanidad asturiana. Fue de controvertido valor, en mi opinión, la decisión
de unificar a la mayoría de los servicios (se excluyó, a los amigos y a los poderosos enemigos). Si hubiera leído "El Artesano"
de Richard Sennet y reflexionado después sabría más sobre ese proceder, o no.L

Anónimo dijo...

Enhorabuena, Antonio 👏👏👏Jg

Anónimo dijo...

Efectivamente se han hecho la mayor parte de las cosas bien, en Asturias especialmente. ¡Qué necesario es también comenzar a decirlo! Y qué necesario es el tono que empleas en la entrevista.
Y ciertamente, estoy de acuerdo contigo en que la salida es en curva. Sería estupendo, como sociedad, tener la pasión de Cézanne por las curvas para usarla como herramienta de resiliencia.

Lee la páginas 59, 60, 61, 62, 63 del libro La utópica Revolución Sostenible. Creo que, en la misma línea que apuntas en la entrevista y con el propio libro, te va a gustar mi proyección de futuro. Hago como verás un homenaje a aquella inolvidable visita que hicimos juntos a la exposición de Cézanne. Así como en el capítulo dedicado a Marie Curie cito a la tía Ina. (Pagina 30)MM

Anónimo dijo...

Yo apoyo claramente a Pedro Sánchez, como siempre he apoyado a todos nuestros presidentes anteriores, ahora estoy muy preocupado con Cataluña, pero creo sinceramente, que nada hay peor, que fomentar la discrepancia interna, que creo sinceramente no es tu caso, pero sí de algunos que no están muy a gusto con el lugar que ocupan, una vez jubilados de sus anteriores cargos. Un fuerte abrazo.
P

Anónimo dijo...

enhorabuena x el libro.me maravilla tu energía que desearía para mí. U