lunes, 26 de abril de 2021

Antonio Simón


 

Acudí al tanatorio en la despedida al inolvidable Antonio Simón. DEP.

 

Fallece a los 85 años Antonio Simón Méndez, edil con Masip y varios años en la oposición

Félix Vallina. LNE

Amigos y familiares lloran desde ayer la pérdida de Antonio Simón Méndez, que fue concejal con el socialista Antonio Masip durante sus ocho años de mandato (1983-91) y varios después en la oposición. Antonio Simón, padre del pintor Ignacio Simón y “un paisano honesto” para los ovetenses de cualquier color político, se fue de repente a los 85 años de edad. De Teatinos “de toda la vida”, también será recordado por su papel en la Asociación de Vecinos “Paulino Vicente”, de la que fue vicepresidente durante mucho tiempo.
 
Antonio Simón Méndez llegó al equipo de Antonio Masip como independiente. “Lo fiché porque estaba en la asociación de Teatinos y tenía don de gentes. Lo nombré concejal de la Zona Urbana y me ayudó mucho en mi labor como alcalde porque yo era muy del ‘Oviedín del alma’ y él me enseñó a salir del centro de la ciudad para ir a los barrios, a entender su enorme importancia”, explica Masip. Simón Méndez, que también se encargó después de la zona rural, fue además impulsor del servicio de los bomberos voluntarios y de Protección Civil en Oviedo “extendiendo incluso una tupida red de contactos internacionales”, dice Antonio Masip. El exalcalde de Oviedo recuerda además que el fallecido era un gran amante de los animales y que fue el impulsor del albergue de La Bolgachina, del que llegó a ser director.


 
Carlos Llaneza, que fue concejal del PSOE, también recuerda a Simón con cariño. “En cualquier pueblo al que ibas te hablaban bien de él. Mi padre fue alcalde de barrio ocho años en Vallobín y siempre lo ponía como ejemplo”, dice.
 
A su hijo, el artista Ignacio Simón, le queda un recuerdo imborrable de su padre. “Fue una especie de guía para mí y también para muchos de mis amigos. Era muy cercano y daba consejos que te hacían reflexionar sobre la manera de enfocar la vida y el trabajo”, señala. Sobre su etapa como concejal destaca que “trabajó mucho” y que le enseñó que “el dinero público es para los ciudadanos”. Además “amaba el arte y pintaba muy bien”. Para él, “un punto de inflexión en su carrera artística” fue cuando su padre lo llevó a la exposición de Paulino Vicente en la sala Murillo. “Nunca lo olvidaré”, subraya.

1 comentario:

antonio dijo...

ESTA MAÑANA ME LO PONDERARON CON PENA UNOS VECINOS DE PUMARÍN