viernes, 4 de octubre de 2019

BREXIT...



LA DIMISIÓN DE BERCOW, ¿RELAJA o TENSA BREXIT?

En el Oviedo de los 50/60 surgió un interesante personaje, Isabel Wills, viuda de diplomático español, que tejió red de familias al Sur de Inglaterra, dispuestas a recibir a jóvenes asturianos, entre los que estuve, para el aprendizaje de la actualizada lengua de Shakespeare. 

Más luego, encomiables iniciativas de Paco Mori, Julio Correas, la hija del exalcalde Alonso Nora... Hubo precedente en los veinte, muy meritorio por la época, de Pedro Penzol, intelectual castropolense/naviego, lector en Leeds, homenajeado en el I.D.E.A., sin el pegote R. Mucho antes, Pérez de Ayala estudiaría en Londres, apoyado por el entorno de Rafael Zamora, Marqués de Valero de Urría, fabuloso personaje de nuestra ciudad.

Como ya estaba iniciado en el estudio del Derecho, mis amables caseros de Dorset propusieron acompañase a un abogado amigo a la vista de juicio oral por placebo homeopático. El caso Profumo/Keeler y una novela de Greene me introdujeron, antes, en la repercusión literaria de la medicina esotérica. Fue pedagógico, pues jamás había escuchado un juicio, con los añadidos de ser intrincado y de valerme de opiniones expertas que apuntalaron mi vocación, enseguida profesional. El magistrado se cubría, y se distanciaba, con rizada peluca, a la que nuestro gran Jovellanos, juez del crimen de Sevilla, había renunciado a finales del dieciocho.

Ahora, John Bercow, dimitido Speaker, guardián de esencias de la rigorista CÁMARA DE LOS COMUNES, ha roto consuetudinarios ritos que parecían consustanciales. Por ejemplo, las rompedoras corbatas, características de su desesperada presidencia en medio del maldito brexit. John Le Carré, afamado maestro en género de gancho, cuenta que Bernard Pivot, carismático conductor de APOSTROPHES, se presentó en una cena de Capri con corbata que ningún otro comensal llevaba por lo que, avergonzado, no la puso en la recepción del siguiente día que todos llevaron.
Bercow, como, a distintos tiempos y latitudes, Jovellanos, se une a concepción relajante, o de tensión,, en vestir y ordenar, de la que no son ajenas gesticulaciones que terminan granando hasta reabrir el cierre autoritario del Parlamento.

El Reino Unido, querido país, se sale de la UE en cuya entrada, entonces MERCADO COMÚN, tanto pugnaba, contra De Gaulle,  precisamente cuando lo visité con la ayuda de la angloovetense Isabel Wills.


2 comentarios:

Anónimo dijo...

La organizacion de Isabel Willis,viuda de un García Conde,se llamaba ESCANBRIT

Anónimo dijo...

Bien que hayas recordado lo de Jovellanos.L