lunes, 16 de septiembre de 2019

UNA VEZ MÁS:¡EL MUSEO DE LA CIUDAD!!


ART. DE Ignacio Quintana Pedrós EN LA NUEVA ESPAÑA


¡Por fin! se pondrá en marcha la construcción del nuevo  Museo de la Ciudad de Oviedo y, al mismo tiempo, se finalizará la ampliación del  Museo de Bellas Artes de Asturias, iniciada ¡hace ya veinte años! Si añadimos el Museo Arqueológico y la Catedral con sus dos museos, el de la Iglesia y la Cámara Santa, se contaría con un importante conjunto  museístico en el casco antiguo de Oviedo, cuyos retos más candentes afectan a educación, cultura y turismo. 
Alfredo Canteli, del Partido Popular es, desde el 15 de junio de este año 2019, el nuevo alcalde de Oviedo.  Antes de ser elegido hizo público su amplio programa, en el que incluyó la recuperación de aquel proyecto del PP del  Museo de la Ciudad, que se iba a construir  en el llamado “martillo” de la calle Santa Ana. Este asunto municipal, que ahora recupera el alcalde Canteli, lo traté en mi reciente  artículo “El Ayuntamiento crea el nuevo Museo de la Ciudad de Oviedo”, (La Nueva España, 6 de julio de 2019), ese museo local que conservará y exhibirá orgullosamente los orígenes, la evolución y el patrimonio cultural de Oviedo. 
Volvemos a poner de relieve algunos datos referentes a esta historia. Fue el alcalde del PP, Agustín Iglesias Caunedo, quién en 2015, al final de su mandato, puso en marcha aquel proyecto que hace tiempo elaboraron los arquitectos Jorge Hevia y Cosme Cuenca, para construir ese nuevo museo en el ya mencionado “martillo” de Santa Ana: un vacío y arruinado solar, a la sombra de la Catedral, cuya propiedad eclesiástica ya había sido negociada con el Ayuntamiento. Lamentablemente, vino después un triste silencio sobre este tema, que se alargó toda la pasada legislatura municipal 2015-2019 en la que ganó el “tripartito” PSOE-SOMOS-IU, y gobernó el alcalde socialista Wenceslao López. Actualmente estamos en el arranque del  nuevo mandato del “dúo” PP-Ciudadanos, que dirige el alcalde Canteli quien, como ya comenté, va a recuperar aquel archivado proyecto del esperado Museo de la Ciudad de Oviedo.
A su vez, el pasado 20 de julio, el candidato del PSOE Adrián Barbón tomó posesión como noveno presidente del Principado de Asturias. En su variado programa figura, precisamente, concluir la dichosa ampliación del Museo de Bellas Artes de Asturias. Las ominosas obras de esa definitiva ampliación las tiene que volver a poner en marcha la actual Consejería de Cultura, que dirige la escritora y profesora Berta Piñán Suárez. Este museo, en el que también participa el Ayuntamiento de Oviedo, se inauguró en 1980 partiendo de la colección de arte propiedad de la antigua Diputación Provincial. Inicialmente se instaló en el Palacio de Velarde y en la Casa de Oviedo-Portal. Posteriormente, se inició su ampliación ocupando el espacio de cinco edificios de la calle Rúa, de los que conserva sus fachadas,  destacando el edificio de la Casa de Solís-Carbajal, que permite a este museo dar su entrada y salida a la estratégica plaza de la Catedral. 
Alfonso Palacio, buen director del Museo de Bellas Artes de Asturias, ha explicado, en una reciente entrevista, los múltiples problemas a los que se enfrenta esta institución. (La Nueva España, 17 de julio de 2019).Uno de esos problemas es, precisamente, concluir la esperada y definitiva  ampliación de este museo. En primer lugar, es necesario hacer operativos sus nuevos almacenes de depósitos de arte, que, actualmente, se tienen que guardar en unos almacenes externos cuyo alquiler asciende a 90.000 euros al año, sin contar el costo de la seguridad de tres turnos de vigilantes. Se debe mejorar, a su vez, la circulación del museo que es la menos adecuada para los actuales visitantes. Por otra parte es patente  la acuciante necesidad de tener un salón de actos. Y, por último, se considera imprescindible la creación de un nuevo edificio de servicios administrativos, que, además, incluiría su importante biblioteca de arte y un adecuado departamento de restauración.
A la creación de ese Museo de la Ciudad de Oviedo y a la ampliación definitiva del Museo de Bellas Artes, como ya comenté, se añade el Museo Arqueológico de Asturias. Es una institución de larga tradición en nuestra región. Se aloja desde 1952 en el antiguo convento benedictino de San Vicente del siglo XVI. Su titularidad es estatal y está adscrita al Ministerio de Cultura. La gestión de este museo fue transferida al Principado de Asturias y por tanto, a su Consejería de Cultura, a partir de 1991. La importante ampliación de este museo iniciada en 2004 la realizó el Ministerio de Cultura, pero, en lo que respecta a sus fondos, sigue pendiente conseguir la adquisición del Tabularium Artis Asturiensis, importante colección de 500 piezas  desde la Prehistoria al Barroco, que fue reuniendo el Cronista Oficial de Asturias, Joaquín Manzanares (1922-2003), colección que actualmente conserva su familia. 
Finalmente ese gran conjunto de museos públicos  se completa con la impresionante Catedral, que experimentó varias transformaciones desde el  prerrománico del siglo IX y el posterior románico, hasta su gótico del siglo XIV, y que, a su vez, cuenta con dos museos. En primer lugar, la fundamental Cámara Santa, ese edificio prerrománico que custodia dos de las joyas más preciadas de nuestra comunidad: la Cruz de los Ángeles, donada en el año 808 por el rey asturiano Alfonso II, y la Cruz de la Victoria, donada en el 908 por Alfonso III, símbolos históricos de Oviedo, el primero, y de Asturias el segundo. Y el nuevo Museo de la Iglesia, creado por el Arzobispo Gabino Díaz Merchán en 1985.
Ojalá que la Iglesia, el Principado y el Ayuntamiento, simultáneamente, establezcan una lógica coordinación de estos museos en Oviedo. Sería una magnífica operación cultural para nuestra región, que podría empezar por la publicación y distribución de un  sencillo folleto gratuito que incluya los contenidos básicos y la ubicación de todos estos museos en el casco histórico de nuestra ciudad. 
Próximamente se hará pública la nueva asociación de Amigos del Museo de Bellas Artes de Asturias, que nos ha propuesto su director Alfonso Palacio. Para la elaboración de sus estatutos en estos pasados meses, hemos tenido en cuenta laexperiencia de las asociaciones de amigos de los norteñosmuseos de Bellas Artes en Santander y en Bilbao, así como también la veterana experiencia de los Amigos del Museo del Prado en Madrid. La próxima asociación de Amigos del Bellas Artes de Asturias en Oviedo ofrecerá nuestro decidido apoyo a la definitiva ampliación de este museo, pero también queremos contribuir a la necesaria coordinación de todos estos museos en Oviedo.    

No hay comentarios: