viernes, 13 de septiembre de 2019

BANSKY NO ESTUVO EN OVIEDO


BANSKY NO ESTUVO AUNQUE LE HUBIÉRAMOS ESPERADO

Se hizo bien popular la frase, de leísmo heterodoxo, atribuida el 23-F al inolvidable ovetense Sabino Fernández Campo sobre el golpista Armada:”Ni está ni se le espera”.

Bansky es famoso grafitero cuyas obras están adquiriendo valor creciente y protecciones artísticas especiales. Se hizo viral una pintada de fachada en Gaza, que un palestino empobrecido vendió por escasos dólares sin saber de su relevante autoría; también el robo de una pintura próxima al parisino CENTRO POMPIDOU…En Oviedo hubo, al principio de la transición, algunas de cierta calidad naïf, así la producida por unos jóvenes del MC, imaginativo grupo comunista, en Silla del Rey, donde hoy se levanta el homenaje al paso del Cometa Halley de Eduardo Úrculo. Mereció reproducción en Telediario de Lalo Azcona o de Ángeles Caso y en PANORAMA REGIONAL, del agilísimo realizador Samuel Ortega. También otra, en valla de retranqueo frente a la c/Mendizábal, a favor del nicaragüense FRENTE SANDINISTA. Sergio Ramírez, que fue Vicepresidente cuando en el país centroamericano hubo efímera democracia y hogaño Premio CERVANTES, me pidió fotografiarle, lo que daría este periódico.

Orlando Pelayo también nos planteó a Juan Benito y a mí posar con dos pintadas de la plaza de la Catedral, cuando la pátina sudaba descuidada negritud, “LIBERTAD PARA LOS QUE TOMAN ALGO” y, consciente de que el admirado arzobispo, hoy emérito, es abstemio, “MERCHÁN, BEBE PACHARÁN”.

Ahí debió agotarse la imaginación de los artistas callejeros que tantas aberraciones han cometido en nuestra ciudad.
Bansky no está. Le hubiéramos esperado pero no aparece en el estropicio de tanta falta de talento y decoro.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Una crítica muy inteligente y acertada.
Por cierto, esa frase "ni está ni se le espera" no es exactamente correcta
y cualquier lingüista lo acreditaría. Ese "le" es un leísmo, que, aunque
aceptado, no es lo correcto para lo que en la gramática que nosotros
estudiábamos se llamaba complemento directo y me parece que en la
estructural o alarquiana se llama implemento. Ese "le" es un complemento
directo, y por lo tanto, si se habla de una señora se diría "ni se la
espera" y si se trata de un señor, como en este caso, se debería decir "ni
se lo espera". Pero, vista la trascendencia del mensaje, en este caso, la
forma sería una pijada.