viernes, 23 de agosto de 2019

LA FIESTA DEL GRILLO


LA FIESTA DEL GRILLO

Concepción Núñez Rey ha publicado dos tomazos de una escritora, feminista y modernista, rescatada así de injusto olvido, Carmen de Burgos, “Colombine”, también conocida por su relación sentimental con otro genio irrepetible,  Ramón Gómez de la Serna. Por cierto, veraneante en Salinas, universitario en Oviedo y vecino circunstancial de El Fontán.

Entre los interesantísimos artículos que trabajadamente reproduce Concha llama si cabe mayor atención, “La fiesta del grillo”, crónica enviada desde Florencia con motivo de conmemoración de cinco siglos. Me consta que últimamente, tras presiones ecologistas, los grillos de la Toscana y otras regiones italianas ni se liberan ritualmente ni se venden enjaulados, pero la fiesta mantiene abalorios sucedáneos.

Delibes niño no comprendía que a los franceses sedujeran estos bichejos, sin embargo mi nostalgia infantil me trae cierto encanto enigmático, los cánticos de los machos en celo, su caza susurrando con una paja y el icónico Pepito Grillo, de la factoría Disney, que el sarcasmo ovetense denominaba a un profesor de Derecho Internacional, que creo no llegó nunca a catedrático, al que actos extraños arrebataron madriguera familiar, pura beldad arquitectónica en la cuesta del Seminario Metropolitano. ¡Fabulosa morada, grillera precisamente morada, una de las mejores fachadas de la ciudad, nada de oscuras cavidades bajo tierra!

En China, y aún hogaño en Tailandia, organizaban peleas, inimaginables en nuestra latitud hispana, en la que por fortuna se persiguen ya las de gallos, que yo mismo había visto en CASA MANOLO en la calle Altamirano y en las inmediaciones del antiguo Buenavista, de perros y otros azuzados contendientes. Oviedo y el argentino Lanús, del GRAN BUENOS AIRES, fueron los únicos municipios prohibiendo la organización pública de peleas humanas, siniestramente regladas y sangrientas.

Los libros de Colombine/Concha Núñez son muy bien venidos en la reconstrucción del feminismo y de la potente narrativa de una primera parte del XX, que eran hasta Concha mal conocidos.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Me ha reenviado Carmen tu texto alusivo al periodismo de Carmen de Burgos. Me alegra mucho que te haya interesado, como me ha interesado a mí tu información sobre las tradiciones en torno al grillo. Muchas gracias por los elogios a mi trabajo, ya tan largo después de los años.