sábado, 17 de agosto de 2019

ESPAÑA SIN BERNARDO FERNÁNDEZ


ESPAÑA SIN BERNARDO FERNÁNDEZ

“El País vasco, fueros,//Cataluña: «nos roban»,//Madrid, exención fiscal
(…)¿es la igualdad?” Niño, M,”TRIÁNGULO REAL”.

La profunda crisis de investidura lleva a evocar, una vez más para mí, pero seguramente poco para el lector: la gran personalidad de Bernardo Fernández que consiguió evitar aberraciones exasperantes. En el Principado no cabe voto negativo, solamente la abstención. Hubo, por supuesto, incomprensiones en el iter legislativo pero ahí está ese dinámico procedimiento, que hubiera venido de perlas en el nivel estatal.

Bernardo es tipo fabuloso, jurista y administrador de primera, sobriedad, cultura  y discreción encomiables. Su entrega a la función pública ha impedido la tesis doctoral, que nunca hubiera sido la broma fraudulenta de tantos, y, efecto dominó, obstaculizado carrera académica. Clama al cielo que  Albert Rivera, que en esto ha decepcionado, le vete por  ignorancia y desinformación para el Consejo del Poder Judicial.
Hizo otras varias aportaciones al Derecho. Así, las circunscripciones oriental y occidental en nuestra autonomía. Lo desarrollamos en un libro para KRK sobre las elecciones de 1983. Después de celebrarlas, critican hogaño fuerzas que se consideran infrarepresentadas, sin valorar cuánto han contribuido a la cohesión y al protagonismo del progreso de nuestras alas.

También, y en este punto, recuerdo los comentarios laudatorios que escuché a los madrileños Joaquín Leguina, Rodríguez Colorado y Javier Ledesma, sobre la ágil supresión de la Diputación Provincial, impecablemente integrada en las autonomías uniprovinciales, que superaron riesgosas duplicidades. Y fue exquisita habilidad la Ley  del procedimiento de designación de Senadores, por encima de la tentadora oferta cortoplacista del PCA para que tuvieran adscripción al partido mayoritario o a un sumatorio frankestein, que diría Rubalcaba.

Fue brillantísima la inserción de Asturias en el Comité Europeo de las Regiones, cuyo más alto funcionario bruselense, Pedro Cervilla, Secretario General, proviene de la asturiana Consejería de la Presidencia.

Por entonces, cedí la recuperación del pintor Luis Fernández que ultimaron de forma exitosa Bernardo y el MUSEO DE BELLAS ARTES.

 Con irrenunciables rigor e incorruptibilidad, las aportaciones de Bernardo siguen vigentes y dignas de copiarse en el Derecho comparado y aún en la conservación y el protagonismo artísticos.




2 comentarios:

Anónimo dijo...

e acuerdo contigo. Además borgiano motivado y motivador. Qué lástima q no sea recuperable para la función pública, dicho sea sin intención partidista, de q huyo siempre. Gracias, amigo y abrazo.F

Anónimo dijo...

Se trata,en efecto,de un gran servidor público.Saludos.F