viernes, 28 de junio de 2019

HOMENAJE A NOVALÍN


ANTHOLOGICA ROMANA
ACERCA DEL HOMENAJE A MONSEÑOR GONZÁLEZ NOVALÍN        
Se presentó en el Seminario Metropolitano//Prau Picón la magna obra Homenaje a González Novalín, rector que fue del romano Instituto Español de Historia Eclesiástica, cuyos ANTHOLOGICA ANNUA 60/61/62 publican con este motivo importantes trabajos para nuestra región (Fernández García, Martínez González, Fernández Guisasola, Nicolás Álvarez de las Asturias, Fernández Conde, Berzosa, Justo García, Hevia Ballina, Juan R. Muñiz, Martínez Vega, Ramón Rodríguez, Josefa Sanz, J.J. Tuñón…).
Al iniciar, animado por el sabio poeta Alejandro Duque Amusco,  investigación sobre el canónigo Francisco Aguirre Cuervo, previsible primer traductor de Cavafis, me topé con los importantes tomos del Homenaje a Novalín a los que el arzobispado y el Seminario Metropolitano rinden justicia por su trascendencia.
 Mucho supo Novalín de latines, como han ensalzado los profesores Javier Fernández Conde y Jesús Menéndez Pelaez. Es desde luego un referente para la Historia del que carecemos, v.g., para las lenguas iberas prelatinas, que debieron hablarse en Oviedo antes de la romanización, incluso durante ésta, pues los soldados, mercenarios, ignorarían el idioma de Cayo Cesar. La polémica obra del reciente fallecido Vicente García González se editó por el Ayuntamiento, impresa en GOFER, siendo yo Alcalde. No fue nunca presentada ni distribuida por presiones universitarias, pese al gran respeto que merecía al P.Patac de las Traviesas S.J. y El Basilisco; en cualquier caso sigue llamando a repensar el Oviedo primitivo.
¡Qué lástima tanto empeño en el ya ponzoñoso Uvieu cuando ningún documento medieval lo avala! ¡Qué pena que la Universidad lo ampare sin fundamento ni rigor científico!
En cualquier caso, Novalín vuelve con reactivada erudita clarividencia de gran admiración.
El homenaje fue ocasión para recuperar del tiempo ido amigos entrañables como Fernando Llenín, cuyo afecto me traspasó Juan Álvarez, que tanto sigo echando de menos, y Paco Vázquez, embajador y alcalde.
Actos como Novalín/ ANTHOLOGICA ANNUA 60/61/62 ayudan a confiar en esta ciudad, por más que apenas hayamos salido, con leve paréntesis, de las secuelas de corrupción absoluta, que temo desemboque en la mediocridad, también absoluta.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

No le conocía

Anónimo dijo...

sigues con la espina de Oviedo tu ciudad.N