domingo, 30 de junio de 2019

GARCIA MARTIN EN EL COMERCIO 30/6/2019




Martes, 25 de junio
CINCO DISPARATES CINCO

En enero de este año, el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Oviedo decidió convocar el premio internacional de poesía Ángel González, como continuación de los homenajes al poeta con motivo del décimo aniversario de su muerte. Estaba presupuestada la dotación y decidido el jurado: Esther García López, poeta y presidenta de la Asociación de Escritores de Asturias; Mario Vega, poeta y editor; Marta Magadán, editora; Aurelio González-Ovies, poeta; Yasmina Álvarez Menéndez, poeta.
            Pero del premio nunca más se supo. Y yo me olvidé de él: no soy muy partidario de los premios, sobre todo si son municipales y espesos.
            Hoy una mano anónima deja en mi buzón las cinco exigencias que, al parecer, la heredera del poeta puso al Ayuntamiento como condición previa para dar su consentimiento al premio:
            "1. Limpiar mi nombre. Es decir, divulgar ampliamente y a nivel nacional lo que realmente ocurrió con la fallida Fundación y que explique Antonio Masip por qué eliminó algunos fragmentos fundamentales del testamento.
            2. Anular la Fundación, o sea, que quede como si nunca se hubiera inscrito y así liberarme a mí de cualquier impedimento legal.
            3. Dejar mi piso a mi nombre exclusivamente.
            4. La devolución de los diez mil euros, con intereses, que aporté de mi bolsillo para la creación de la Fundación.
            5. Que se me pida perdón públicamente, incluido Joaquín Sabina, que me llamó a mí y demás viudas literarias un cáncer”.
            Llevo la hojita fotocopiada a la tertulia del Vetusta. “Qué mala es la gente. Alguien debería avisar a Susana Rivera de que andan circulando por Oviedo estos disparates que la dejan en tal mal lugar”, digo.  “¿Pero estás seguro de que son apócrifos? Es su estilo”, me responden. “Estoy completamente seguro. Nadie en su sano juicio, a menos que esté decidido a perjudicar por cualquier medio la memoria de Ángel González y a hacer el mayor de los ridículos, puede poner como condición para que se cree un premio con su nombre exigencias de imposible cumplimiento porque escapan al ámbito municipal”.
       
    




5 comentarios:

Anónimo dijo...

ue pirada está la señora. Que pena y que vergüenza. Aa

Anónimo dijo...

LASTIMA QUE NO TENGAS FACEBOOK PARA DARLE MAYOR DIFUSIÓN.Jl

Anónimo dijo...

Ya lo dijo por escrito Ítalo Calvino: "No hay peores agentes literarios que los familiares del escritor desapardcido". (La frase la escribo de memoria, pero el sentido es cabal). Y la realidad le da por completo la razón. ¡Qué pena!D

Anónimo dijo...

¡Qué pena de Ángel y qué bruja!L

Anónimo dijo...

pues mucho es de lamentar Antonio. hay algo que se pueda solucionar? saludos F