viernes, 31 de mayo de 2019

NADIE PUEDE ASEGURAR QUIÉN SERÁ ALCALDE EL 15



RUBALCABA INFINITESIMAL O NUEVA LECTURA DE ESPAÑA

Mucho se ha perorado sobre Rubalcaba.

Sin amenazas terroristas etarras todo ha variado. No obstante, vinculados al purismo antifranquista y a otros buenismos hemos quedado sobrepasados por ansias con las que no siempre conecta la vieja política. Así hice colocar en “Casa de Campomanes” estos versos de Ángel González:

Habrá palabras nuevas para la nueva historia//y es preciso encontrarlas antes de que sea tarde.

El municipalismo sigue dependiente de forma inconstitucional del mecanicismo regional, estatal o comunitario. El protagonismo de los partidos del art. 6 de la Constitución es, sin embargo, injusto dejando fuera a uno, sin duda marginal pero de tradición arraigada, IU/PCE. La Corporación debería integrar y la figura del Alcalde debe tener carácter y moralidad ejemplares. Hay quien se sorprende, o eso me dice, de que haya apoyado al actual Alcalde, pero aborrezco la corrupción de tantos años y casos, y Wenceslao es persona honesta, en absoluto dispuesta a necrosar impunidad. 

Todos deberían reconocerlo antes de iniciar trabajo consistorial.

Tengo legitimidad para afirmarlo y exigirlo. Debo otros reconocimientos que sorprenderán. Cómo no estimar, sectarismo aparte, que Ignacio Cuesta llega tras un magnífico decanato de mis colegas de profesión, que Ana Taboada quiere a nuestra ciudad, que el llamado Rivi, pese a su gravísimo yerro sobre los Premios Princesa, deja concejalía con admirable dignidad, que Ablanedo, a la que personalmente no conozco, ha demostrado, y la he felicitado, superación del mecanicismo, y que Cristina Coto ha sufrido con entereza acosos intolerables. Y, no puedo menos de ensalzar papeles muy anteriores, cuya influencia llegó a mí, tal Luis María Fernández Canteli, tan olvidado por los suyos, o Villamil, un concejal del que tomé prestada la idea del Parque de Invierno, o Folgueras, del que pude apreciar encomiable interés por los pueblos del Concejo, o, aún, la entrañable lealtad institucional de alcaldes que me precedieron Suárez, Serrano y Riera.

 ¡Cuánto debo a funcionarios que no pensaban como yo, salvo en el tema capital e intransigente de la corrupción, tal don Luis Arce Monzón. Mi gestión jamás hubiera sido la misma sin mis compañeros…Y ahí estuvo la diferencia, el concurso de los que fueron, sobre el papel, solo sobre el papel, oposición, Ania, Zarracina, Grossi, Amandi, Fuego, Ismael, G.Arias, Cueto Felgueroso, Bango, Llaneza…Panorama inimaginable hoy. ¿Estarán dispuestos los partidos el 15 por una ciudad de todos/todas?

Empezaba perorando sobre Rubalcaba. Con Alfredo tuve experiencia inolvidable. Fue con ocasión, en Bruselas, de un delirante acuerdo entre una miembro entonces de mi grupo y Jaime Mayor para que la Eurocámara sostuviera, en evitación de lacerantes prescripciones, competencia de la jurisdicción del Tribunal Internacional por genocidio en detrimento de la Audiencia Nacional. Se invitó para semejante aberración a Fungairiño, famoso fiscal, que, a mis preguntas, sostuvo todo lo contrario de lo que los proponentes buscaban. Se arriesgaban absoluciones, penas rebajadas y libertades provisionales con sucedidos en extremo garantistas, como hogaño el caso Puigdemont, silenciando la experta  Audiencia Nacional. Se rompía también el principio del juez natural. Contra mi posición se recurrió a un asesor del entonces Ministro de Defensa, lo que superé, gracias a Álvaro Cuesta, con un contacto con Pérez Rubalcaba que puso a PP y PSOE en su sitio, sin interrumpir el loable final etarra ni darle una escapatoria en Tribunal ad hoc.

Inapreciable, y quizá intrascendente, fue aquella mi intervención, pero una vez más aprecié el recio análisis de un Rubalcaba que, por desgracia, falta y al que hubiera contado lo que puede pasar en Oviedo. Nada que ver con el terrorismo, por supuesto, pero demasiado con corrupciones  e impunidades, que arruinan nuestra hermosa ciudad.  


5 comentarios:

Anónimo dijo...

Bien ! A ver qué nos depara ..F

Anónimo dijo...

Muy bueno. Toda una lección.Aa

Anónimo dijo...

El mayor defecto que no error de Wenceslao y Rivi fué no haber obtenido mayoría absoluta. Voté a ambos en 2.015 por ser necesaria una regeneración democrática municipal. A Ana Taboada no le objeto su amor a Oviedo pero sí la presión interna y la reducción de espacio a la Alcaldía que ha devenido en un resultado electoral negativo para el Grupo Socialista.. Comparto tu homenaje a los que ahora faltan y le agrego el debido de forma eminente a tu persona, como demócrata, como ovetense y como socialista.
Sobre Alfredo Pérez Rubalcaba decir que fué un magnífico servidor público y estadista, aunque careciera como candidato de fuerza electoral. Se sacrificó por espíritu de servicio al producirse el derrumbe de Zapatero, aunque el reposo del juicio histórico exigiría una valoración suya más sosegada. Conozco a Alfredo Canteli y es un gestor pulcro aunque su mayor enemigo será su propio carácter y su ausencia de vocación política. No creo que un pacto del PP actual ( Canteli) con Cs ( Cuesta) desemboque en corrupción o impunidad. Gabino de Lorenzo ha quedado sepultado y no renacerá.
Un fuerte abrazo,Jf

antonio dijo...

Ver veremos...C

Anónimo dijo...

Deberías aclarar que la Casa de Campomanes no está en la calle CAMPOMANES SINO EN LA JOVELLANOS-sede de la AMSO.