martes, 1 de enero de 2019

ESTUVE EN LLARANES EN LA DESPEDIDA A MANOLO PONGA

Inmensa tristeza Inmensa tristeza, querido Manolo, desde el lunes de madrugada nos faltas. Sabíamos que estabas enfermo, pero aún el jueves 27 de diciembre en el brindis del PSOE pudimos disfrutar de tu presencia entre nosotros. Brindamos deseándonos suerte y éxitos para un año que comenzaría con citas electorales muy importantes (Avilés, Asturias y Europa), donde tu querida Mariví encabeza la candidatura del Ayuntamiento de Avilés para revalidar la alcaldía. La alcaldía de nuestra ciudad, esa que tú alcanzaste en 1979 y que con tanto honor supiste llevar siempre como estandarte, serás siempre Manolo Ponga, el alcalde de Avilés. Para todos nosotros fuiste un referente de socialismo, en estado puro, alguien que siempre estaba ahí, opinando, dando su parecer, comprometiéndose con la realidad, construyendo un mejor futuro desde este lugar, con los pies en la tierra y con las ideas dibujando el ideal de sociedad al que aspiramos. Nunca te vi, ni te escuché incoherente entre lo que decías y lo que hacías y eso para mí es un gran valor. Escuché atentamente todos los consejos que me diste cuando en 1999 formé parte de la candidatura al Ayuntamiento que encabezaba Santiago y también cuando varias años más tarde fui yo quien estaba en el cartel del PSOE para la alcaldía. Me decías: “hay que estar entre la gente”, “saber qué les preocupa”… Juana y yo escuchamos que “tal o cual cuestión no funciona, mira cómo puede resolverse” y así, día a día, siempre con la misma actitud. Juntos hemos construido el proyecto de transformación de Avilés, una ciudad industrial que ha tenido que enfrentar numerosos momentos de crisis, hemos sufrido reconversiones industriales y aún hoy lo seguimos haciendo. Juntos estamos hoy defendiendo que “ALCOA no se cierra” al lado de los trabajadores como siempre hemos hecho. En un ciudad que recuperó su casco histórico y fortaleció los barrios con nuevos equipamientos al servicio de la ciudadanía, una ciudad comprometida con la educación, con la igualdad, que miró de frente los efectos de años de desarrollo industrial y sus consecuencias en el medio ambiente, con el exponente de aquella Ría tan deteriorada que tú, como alcalde, pusiste el norte a su recuperación. Dijeron que eras un visionario cuando quisiste eliminar los lodos de la Ría y recuperarla; y lo hemos conseguido después de años y esfuerzos colectivos, hoy podemos pasear por la Ría como un espacio más de disfrute para la ciudadanía de Avilés. Mucho tuvo que ver tu presidencia en el Puerto con ese diálogo permanente entre el puerto y la ciudad, recuperando nuestro frente a la Ría. Nunca olvidaré el día que colocamos la escultura de Benjamín Menéndez “Avilés” en el paseo -¡¡qué inmensa alegría!!-. Y así, momentos y momentos de trabajo compartido, también con nuestra ciudad hermana de Saint -Nazaire donde aprendimos sobre la relación puerto-ciudad con otro gran alcalde como tú, Jöel Bateaux, ¡cuánto reflexionamos juntos! ¡cuánta pasión por nuestras ciudades! ¡cuánto amor por la construcción colectiva! En fin, finalizo este pequeño escrito como empecé, inmensa tristeza. Juana, Paula, Belén, Bernardo vosotros perdéis un compañero increíble y un padre maravilloso. Nosotros perdemos un referente para los socialistas de Avilés. Siempre estarás en nuestro recuerdo Manolo Ponga,

PILAR VARELA, Consejera

No hay comentarios: