viernes, 16 de noviembre de 2018

ALCOA


ALCOA NO HA DE ACHATARRAR

Algún intento de “achatarrar” planta avilesina de Alcoa ya hizo la multinacional de Pennsylvania en mis últimos meses de eurodiputado. El ingeniero humanista Enrique Álvarez Uría, en su espléndida intervención de El Alderique, recogida en LA NUEVA ESPAÑA,  puso el dedo en la llaga: mucho llorar tarifas eléctricas favorables pero el problema está en la falta de inversiones modernizadoras desde que Enrique visitó la planta en sus tiempos estudiantiles, coincidentes con los míos: ¡hace por tanto medio siglo! Recuerdo de aquellos entonces la triste depredación por aluminio primario incontrolado del pinar de Salinas/San Juan de Nieva.
¿Cuánto dinero han recibido en forma de ayudas directas o de bonificaciones? ¿Están dispuestos a reintegrarlo antes de acometer esa drástica medida de achatarrar? Es más, ¿se les va a exigir el retorno de esa cantidad que, actualizada, presumo astronómica?
Alcoa es rentable pero actúa como el famoso “perro del hortelano” de Lope. Y es que si carece de coraje y ambición económica también evita su sucesión por otra competidora. Aunque se disfrace, y Álvarez Uría lo ha descubierto palmariamente, está quebrantando de forma oblicua una antigua resolución antitrust de su país de origen que le afectaba contra la tentación monopolista. Ya los más preclaros economistas ingleses del siglo XIX denunciaban esas prácticas abusivas contra el mercado. Hace unos días me encontré, después de años, con Campomanes Calleja, buen colega en las consistoriales de Oviedo, que está escribiendo, y algo ya ha publicado, sobre ética empresarial en la que debería imponerse Alcoa.
Hay otra estrategia de Alcoa que me recuerda mucho el fracasado itinerario que seguía Tenecco, en la gijonesa Porceyo, hoy feliz reconvertida en VASTE e, incluso, ampliada al magnesio: la deslocalización productiva hacia las fronteras exteriores de la Unión Europea, concretamente a Islandia y Noruega. La UE no debe tolerar actuaciones cainitas y ya hay precedentes para evitarlas.
Alcoa no ha de achatarrar ni, aquí y ahora, nadie debería permitirlo.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

muy bueno.AA

Anónimo dijo...

Querido Antonio, me parece un acierto tu decisión de crear esta pagina Web, a partir de ahora comprobarás la cantidad de seguidores que tendrán la posibilidad de disfrutar con tus trabajos, escritos y reflexiones. Por mi parte, enviaré el enlace a la mayor parte de mis contactos. Te felicito. un abrazo. P

Anónimo dijo...

coloco en twitter.A