viernes, 10 de noviembre de 2017

Acerca de la opción astur para el coche eléctrico

DE SISSÍ A SEAT

Carlos Fuentes invitó a Romy Schneider//Sissí a un acto en el que los vigilantes impidieron el paso porque no la conocían.

En la serie Sissí,emperatriz, de tanto éxito en los cincuenta, Romy, sonrisa inolvidable, entre la travesura y la esperanza, espanta, manoteando su gran sombrero emplumado, al urogallo que su padre pretendía abatir.

Ese ave majestuosa, reina de bosques y frenéticas cantatas tempraneras en celo, que en Asturias suroccidental es recuerdo depredador de Manuel Fraga, corre peligro de extinción a juicio del Viceconsejero Benigno Fano-¿para cuándo simplemente Consejero?.
En una reunión UE/USA del Palacio de Schönbrunn, donde vivió la familia imperial vienesa, en que representé al Parlamento Europeo, busqué con humor y sin éxito el original bidé de Sissí tal conté en estas páginas. Si aquella diminuta bañera es reliquia inane, que recorre, supongo reproducida, exposiciones cerámicas de medio mundo, los urogallos son más decisivos y me alegra sean preocupación de Fano, también sembrado rebajando rango proteccionista a lobos, enemigos inoportunos de pastores y ovejas. Y loable la lucha para erradicar el palmerín de la Pampa, sin nada con el expurgo quijotesco, o escrutinio del cura y el barbero, "esa palma de Inglaterra se guarde y se conserve como a cosa única".

El medio ambiente, en especial ríos y bosque impecable, es reto importantísimo. Combinarlo con progreso, e incluso chimeneas, cada vez más filtradas, es el arte político del muy próximo futuro. El turismo eléctrico es todavía esperanza cuando recuerdo a Bertrand Delanoë que tomó posesión de la Alcaldía de París en vehículo ecológico; también a Miguel Sebastián, en el mandato semestral comunitario, convenciendo a mis colegas eurodiputados de que el utilitario sin suciedad energética estaba al alcance de la tecnología y la masiva accesibilidad popular. Ni pensaba yo entonces que el centro norte astur, libre de reaccionarios nacionalismos y suicidas procés, debería ser el lugar óptimo para la definitiva fabricación, junto a las vecindades de puerto, acería, cristalera, química puntera y ejemplar formación humana y profesional.

¿Por qué no una región moderna hacedora de competitivos coches eléctricos, mantenedora de bosques, urogallos, osos pardos, número ajustado de lobos y cualificada mano de obra? Ah ¡y sin invasoras palmas pampeanas!, ni ignorantes al paso de sonrisas esperanzadoras, ya la de la traviesa, dulzona, antigua e irreal Sissí o, simplemente, aprovechando narcisistas ensimismamientos catalanes, la del futuro pulcro y silente, v.g., de Seat/Audi/Volkswagen.



Enviado desde mi iPad

4 comentarios:

Anónimo dijo...

, Tengo alguna información sobre los coches eléctricos, tu sabes muy bien que entorno a este asunto hay infiniidad de intereses contrapuestos, Mi modesta opinión es que en el mundo del desarrollo tecgnolgico ý la investigación (I+D) la consideqación del equilibro ecológico en el futuro es insolayable. De todas formas habla con Juan Luis cuando se intentó que se montara una fabrica de motores y componentes para el automovil en Sariego. Las oferta era tentadora suelo y subvenciones. Ya hablaremos, entretanto sigue escribiendo y dando ideas , La cultura industrial asturiana cambia lentamente, olvidemonos del carbón, estimulemos la investigación en aceros especiales y cuidemos el interesante desarrollo de la metalmecánica. La química de la mano de Dupont sigué creando empleo y propiciando inversiones-Un abrazo. P

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo
Un abrazo.M

Anónimo dijo...

Hubo un intento importante en Saruego.La proximidad de la acería no es tan importante.O

Anónimo dijo...

¿Para cuándo la fábrica de vehículos eléctricos en Asturias? Asturias podría desarrollar las pilas de Na mucho más baratas d que las de Li y sobre todo, a los fabricantes de vehículos eléctricos, les haría menos dependientes.S