viernes, 8 de septiembre de 2017

Bajo la montaña


BAJO UNA ROCA GRATA LLAMADA HELSINKI

¿Soñando a estas alturas, pare?
José Montero, Notas Sueltas


Hace años acompañé a Ángel González a visitar a unos amigos que vivían bajo una montañuela, arcaísmo del léxico cultista de Pérez de Ayala. El autor de Áspero Mundo temía que aquella casa anfitriona, entrañable por otra parte, se hundiera por el ángulo inclinado de la colina. Nada que ver con la famosa mansión de Con la muerte en los talones en que Hitchcok prolongó la inmortalidad de Frank Lloyd Wright con diseño imitado. Ángel sabía de la innovación de F.L.W. pero no quería provocar a la Naturaleza.

En Helsinki me impresionó una iglesia luterana bajo enorme roca. Serían cien veces la dimensión de nuestra Covadonga, tan denostada por el alcalde sabadellense, o la Virgen de la Cueva (Piloña).

En medio del aguacero (Caía agua a Dios dar, Cunqueiro solía repetir) una amabilísima finesa me obsequió chubasquero. Conociendo el virtuoso cuidado arquitectónico, la mole jamás aplastará la singular capilla.  

No dejó de sorprenderme en el país que se sale por arriba de la famosa medidora PISA. Alguien lo contó en el seminario Gerardo Turiel de Mijares Abogados; aunque poco creo en semejantes perfecciones.

Ángel, tipo encantador donde los haya, fue pesimista, clarividente quizá, pero crónico,("Te llaman porvenir//porque no vienes nunca";"Todo lo que me unía con la vida// deja de ser unión, se hace distancia";"la enloquecida fuerza del desaliento"), y no dejaba de citar a Gil de Biedma, ("De todas las historias de la Historia//sin duda la más triste es la de España,//porque termina mal(...)".

Finlandia está en ola del progreso. Evidencia eficacia asumida cívicamente. Era pueblo pobre, con mucha tensión fronteriza aunque resultón. Sinceramente ¿más de lo que hicimos en España en convivencia, antiterrorismo, antitortura y anti pena capital, europeísmo, libertad, sanidad...? 

Por cierto, Helsinki tiene Museo de la Ciudad, que defiende aquí denodadamente Ignacio Quintana.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Gracias a tu buena columna, querido Antonio, podría decirse que he viajado en buena compañía a la lluviosa (e imagino, también gélida) Helsinki. Llevas el mundo en tu bolsillo.

Abrazos,

A.

Anónimo dijo...

Conozco ese templo, estuve allí;
p

Anónimo dijo...

Bien, so culto.
E

Anónimo dijo...

Es ageadable leer algunas líneas que se refieren a Angel ...ese poeta que tengo pir referente...incluido su pesimismo...que tal vez se pronuncia con la edad.
Un abrazo querido Antonio.
A

Anónimo dijo...

Muy bueno Antonio. Abrazo, C

Anónimo dijo...

Demasiada gente en el PSOE hace tiempo que ni lee, ni piensa, ni escucha y solo están ocupados en como va lo suyo y quien hará las próximas listas….C

Anónimo dijo...

Excelente artículo, Antonio. Creo haber visitado esa iglesia, aunque sin lluvia.
Esperemos que la Historia española no termine mal en el segundo octubre de menos de un siglo.
Si en alguna parte procede un museo de historia, seguramente será en Oviedo, aunque tal vez deba ser no sólo de la ciudad sino de Asturias.
Un abrazo.M

Anónimo dijo...

Hola Antonio. Me alegro de tu regreso tras el periplo báltico del que espero que te gustara y disfrutaras tanto como yo lo hice en el 2009. Por otro lado te comento que la idea del Museo de la ciudad de Oviedo ya estaba expuesta tanto en un documento que registramos en el ayuntamiento de Oviedo la asociación trece rosas con ocasión de la polémica de la estatua del teniente coronel Teijeiro y posteriormente en los debates que se mantuvieron en el grupo de participacion de cultura de la AMSO en la que ocasionalmente acudió tu amigo y que posteriormente aprovecho para publicar en prensa y que por ello educadamente tuvimos que enviar un escrito dirigido a todos los afiliados participantes del grupo de cultura para que evitaran usar personalmente las ideas o proyectos que se realizaban en el mismo. F