jueves, 17 de agosto de 2017

Contra la declaración del Acalde de Valladold dire Venezuela en El Comercio

Masip, «herido» con el alcalde de Valladolid por su «ambigüedad» sobre Venezuela

Antonio Masip.
Antonio Masip. 

«Como socialista me siento profundamente herido por la falta de claridad del alcalde de Valladolid, también socialista» 

P. PARACUELLOS
El exeurodiputado y exalcalde de Oviedo por el PSOE, Antonio Masip, estuvo ayer presente en el Día de Asturias en la Feria de Muestras. Aseguró que se siente «orgulloso» de su sucesor Jonás Fernández y recalcó la importancia del día dentro de la agenda de la Fidma, que ya cumple casi una década.
Sin embargo, Masip lamentó que tuvo que salir de la sala Mirador en la que se celebró la mesa redonda 'Hacia dónde va Europa' para llamar personalmente al alcalde de Valladolid, el también socialista Óscar Puente, debido a la «ambigüedad» de sus declaraciones recientes sobre la crisis de Venezuela. «Como socialista me siento profundamente herido por la falta de claridad del alcalde de Valladolid, también socialista», explicó. Según subrayó el ex regidor ovetense, «en Venezuela no existe la democracia y, por lo tanto, debemos ser enemigos de su presidente, Nicolás Maduro, por ser un auténtico criminal que priva de su libertad a millones de personas».
Masip realizó estas declaraciones a tenor de las palabras de Óscar Puente en una entrevista concedida ayer a Europa Press en la que aseguraba que la crisis de Venezuela es «responsabilidad de todos los venezolanos». 
También afirmó el alcalde vallisoletano que desde España se vive una «sobredimensión» de la situación «portada tras portada» de la crisis en Venezuela; algo que tiene más que ver, a su juicio, «con que Podemos es un partido vinculado al régimen de Maduro que con que Venezuela sea un problema que interesa a los españoles».

13 comentarios:

Anónimo dijo...

No solo es el Alcalde de Valladolid sino además es portavoz dela ejecutiva, por los que hah de entenderse que lo hacía en nombre de la dirección del partido, lo cual las hace más grave todavía.A

Anónimo dijo...

Menos mal que algún socialista responde a semejante comentario tan anti democrático.O

Anónimo dijo...

Querido Antonio,
Totalmente de acuerdo. Quienes solo intentan estar mas a la izquierda que nadie, pierden el norte!
Abrazos fuertes,
J

Anónimo dijo...

Menos mal que todavia algun socialista dice las cosas claras.
La verdad me extraña el silencio generalizado.por lo menos de momento.
Espero que sea porque es agosto y estan aletargados y que en breve salgan a contestar.O

Anónimo dijo...

Antonio, completamente de acuerdo contigo. Mira que me gusta mucho Oscar Puente, pero en esta ocasión ha estado, sin duda, demasiado frívolo.
Saludos cordiales.
J

Anónimo dijo...

Yo también estoy “herido” por la “ambigüedad” con Maduro de nuestro compañero socialista y alcalde de Valladolid.Q

FERNANDO COMAS/PHARMACOSERÍAS dijo...

Opositores contestan a Óscar Puente: "Es vomitivo. Que venga a Venezuela una semana"
Las declaraciones del portavoz del PSOE provocan estupor entre los venezolanos. Dos opositores le han contestado en Es la Tarde de Dieter.
http://www.libertaddigital.com/espana/2017-08-16/opositores-contestan-a-oscar-puente-es-vomitivo-que-venga-a-venezuela-una-semana-1276604425/

Anónimo dijo...

bien Antonio. desde que este psoe es plurinacional hemos perdido identidad y sentido político e institucional. no me extrañaría que otros compañeros refundan un partido socialista nacional que mantenga las señas de identidad de la socialdemocracia. En todo caso es posible que los votantes acaben por arreglar lo que los afiliados estropearon.F

FERNANDO COMAS/PHARMACOSERÍAS dijo...

La situación en Venezuela no es grave, es cierto: es atroz y perversa
El director del diario El Nacional de Venezuela responde a las declaraciones del portavoz del PSOE restándole importancia a lo que sucede en el país latinoamericano
Respetables señores:

Ciertos hechos resisten las interpretaciones. Por su extrema naturaleza, se imponen, no solo ante sus víctimas, sino también para todos aquellos que, a más de 7 mil kilómetros de distancia, los observan y se refieren a ellos.

Me explico. Que un francotirador levante un arma costosísima, en un país donde hay niños y ancianos que mueren de hambre, y su bala atraviese el cráneo de un joven que protesta, es una afirmación, en todos sus extremos, irrebatible: el francotirador fue filmado disparando, los niños y ancianos enterrados, el joven desangrándose fue recogido del pavimento por otros jóvenes, trasladado en una motocicleta a un centro de salud: cuando lo ingresaron al centro de salud había perdido la vida. Datos todos verificables.

Me pregunto, no sin desconcierto, hasta dónde puede avanzar la interpretación de estas realidades. Me pregunto, si el privilegio de analizar ciertas realidades, específicamente las que se establecen entre la violencia desproporcionada y las víctimas indefensas, tiene límites. Si interpretar ciertos hechos puede ser un ejercicio que vuelva la espalda a los hechos de los que habla.

Con el permiso del lector, destallaré algunos terribles hechos venezolanos, que han tenido lugar entre el 1 de abril a esta fecha: personas que han sido detenidas en las protestas, desarmadas, han sido colgadas por los pies, por las manos, o por las cuatro extremidades, hasta durante 48 horas seguidas. Sus gritos, lo testimonian algunos de los propios carceleros, escapan cualquier intento de adjetivarlos. Hay jóvenes que, encerrados con grupos de torturadores, han sido obligados a comer alimentos mezclados con gusanos y excrementos: la pasta, los excrementos y los gusanos son hechos. También los culatazos en la nuca, en la oreja y en la espalda, a quienes se negaban a ingerir esos desechos. Hay presos a los que se han aplicado descargas eléctricas en sus genitales: las quemaduras y el dolor no han sanado. A otros le han introducido un tubo metálico por el ano. Un hombre murió hace dos semanas a causa de los golpes que recibió en su cráneo.

En el informe que presentó ante la Corte Penal Internacional una oenegé dedicada a los derechos humanos, el Instituto Casla -no un gobierno de otro país, no un partido político- se demuestra, dada la repetición de los hechos, que existen patrones para reprimir y torturar. Patrones: conductas que se repiten de modo deliberado. Métodos persistentes para matar y para infligir dolor de modo sistemático.

En la página web de la oenegé Foro Penal Venezolano, en el informe correspondiente al 31 de julio contiene este balance: entre el 1 de abril y el 31 de julio, es decir, cuatro meses, han muerto 133 personas, han sido heridas más de 4 mil, y han sido detenidas en procedimientos violatorios de la ley, más de 5 mil personas.

Señores del PSOE: podría extenderme por páginas y páginas organizando hechos que documentan la expansión del hambre, la enfermedad, la corrupción, las evidencias que permiten calificar al de Venezuela como un narco Estado. Estudios elaborados por rigurosos centros académicos señalan que el venezolano ha perdido un poco más de 7 kilos promedio, entre enero de 2016 y junio de 2017.

Sigue http://www.abc.es/internacional/abci-situacion-venezuela-no-grave-cierto-atroz-y-perversa-201708161957_noticia.html

Miguel Henrique Otero

FERNANDO COMAS/PHARMACOSERÍAS dijo...


La Asamblea Nacional de Venezuela alerta a la comunidad internacional de una nueva escalada represiva en contra de los parlamentarios venezolanos, que pretende ser legitimada de manera írrita por la Asamblea Nacional Constituyente, violando la vigente Constitución Nacional de la República Bolivariana de Venezuela.

https://es.scribd.com/document/356481684/AN-emprende-acciones-internacionales-ante-nueva-escalada-represiva-contra-parlamentarios-y-Constitucion-Nacional#from_embed

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo. Las declaraciones de Puente las entendí como una mano tendida a Iglesias Turrión y son un error político.
Jfc

FERNANDO COMAS/PHARMACOSERÍAS dijo...

Genuflexión se llama eso...
De ahí el patetismo.

Anónimo dijo...

a sabemos que no te gustaron las declaraciones del dichoso alcalde, a mi tampoco. Si me gustaron la de Adriana Lastra y el artículo de Santos. Tampoco me gustò la dimisión de Trevin.Y