viernes, 2 de junio de 2017

Prieto, socialista a fuer de liberal

                  A F.Blanco, desde la común y fallida idea unificadora de Patxi López, hijo de Lalo, prietista a fuer de vizcaíno.


Liberal: Qué bonita palabra y qué ataques desmedidos, y aún reduccionismos, genera. 

Comprendo, y aplaudo, la negación al ultraliberalismo económico pues diluir cualquier control da lugar inevitablemente a recrudecer injusticias y desmadre social, pero el liberalismo político sentido es buena garantía de ese logro fabuloso e inconmensurable de la Libertad. Socialista a fuer de liberal era la hermosa auto definición de un ovetense a no olvidar, incluso en sus yerros manifiestos y reconocidos como la llamada Revolución del 34. Escuché al mexicano Enrique Krauze, director efectivo de la revista VUELTA de Octavio Paz, que LIBERAL es el mejor vocablo de nuestra lengua, que va entre dos eles.

En reciente visita al Museo de Bellas Artes para rever un cuadro que bien recuerdo de Timoteo Pérez Rubio, marido de la escritora Rosa Chacel, sobre Trubia (¡oh sus 55!) me encuentro en su lugar un retrato de don Inda, de Aurelio Arteta, cedido por la Fundación Indalecio Prieto. Con las exquisitas delicadeza y sapiencia con que se lleva el Museo, Pérez Rubio no ha desaparecido de la colección permanente, pues sigue en ella un paisaje del Puerto de San Esteban de Pravia, pero en el antiguo sitio del motivo trubieco está Prieto. No figuraba allí en el momento en que preparé conferencia sobre los ovetenses en el Museo que la Sociedad Protectora de la Balesquida me hizo encargo y consiguiente honor. La explicación es sencilla: el Museo lo recibió después.

En esto del arte es importante la calidad pero también la oportunidad y es de cajón que don Inda esté colgado en la calle la Rúa, que no deja de ser la continuidad, en el mismo eje urbano, de Magdalena donde en 1883 nació Prieto. En la revista La Balesquida del año pasado me referí a José Sierra/Alvaro Mesía, de Dionisio Fierros, que algún día se colgará cerca mirando hacia el Casino de Vetusta, que presidió. También está el Marqués de Valero de Urría, yerno de Sierra/Mesía por José Uría, magnífico lienzo al que dedico aportación de este 2017 para la entrañable asociación civil. La Balesquida es la más antigua sociedad de la ciudad, que se conmemora la semana que entra con el arraigado Martes de Campo.

En fin, los españoles, retardados en los caminos de la Libertad, dimos al mundo, sin embargo, el contenido de la palabra Liberal tan denostada a veces hogaño todavía aunque haya también quien se lo apropie para desnaturalizarla.

4 comentarios:

ANTONIO MASIP dijo...

Mi dedicatoria corresponde con m declarado aval aunque apenas conozca a F.Blanco pero sí a Patxi y, repito,mucho a Lalo López Albizu, su padre ya d sede mi tiempo de estudiante en Deusto

Anónimo dijo...

Siempre al pie del cañón.F

Anónimo dijo...

Patxi ha dado una lección.Mj

Anónimo dijo...

ya dije que votabas a Patxi y había quien lo dudaba.M