viernes, 5 de mayo de 2017

Francia marca caminos


"¡Abajo el sistema!...¡Pero que se mantenga!"
El Roto,25/4/17

Desde 1965 sigo invariablemente las elecciones francesas. En aquellas calendas me trasladaba de Bilbao a San Sebastián, donde se veía la televisión gala, con los minutos tasados de los antigaullistas, Mitterand, sobre cuya impronta he variado mucho de opinión, y la revelación centrista, Jean Lecanuet. Todos los medios y sondeos daban segura la reelección del General en una holgada primera vuelta. Pasados los años cuando contemplé cómo en la RDA veían la televisión occidental bien era predecible que el Muro no duraría.

En la actual campaña deben extraerse claves españolas.

Se debería profundizar sobre la influencia de la corrupción cuando aquí ¡fieden! los casos Madrid/Barcelonasin olvidar Valencia, Baleares, Murcia, Andalucía, Oviedo..Demasiado para el body!

Los socialistas en particular deberíamos plantearnos cómo Benoît Hammon, tan fuera de sitiose hizo con la candidatura para alcanzar un diminuto seis por ciento. Segolène Royale, ministra y ex candidata en una segunda vuelta, ha dicho:"El PS no puede volver a ser lo que fue.No importa cómo se llame.Es tomar nota de lo ocurrido.La política cambia".

Eso es evidencia. Pero ¿cuántos franceses se acercarán mañana domingo a la tolerancia con el fascio? En distinto plano, me ha preocupado Jean Luc Mélenchon en la reciente noche electoral, pues llevo años viéndole replicar a Marine Le Pen mientras, a la hora de la verdad, vacila su voto de esta segunda vuelta, con el mismo errático morro que en Asturias lo hizo la marca gijonesa de Podemos en una grotesca consulta interna plebiscitaria. Es temible, lo que nunca imaginé, que sectores tradicionalmente obreristas se aproximen al populismo mientras otros cobardes lo afrontan con indignidad y/o no apoyan a demócratas perseguidos en otros países. ¿Puede llegar a ocurrir en España una catástrofe moral con la hipotética reagrupación de un voto antisistema? No parece fácil a corto plazo, aunque la tendencia es preocupante, muy preocupante, y la reacción analítica de la izquierda no siempre clarividente. Eugenio del Río y Errejón, en diálogo público, al que me prestó asistir, fueron especialmente agudos en este punto crítico. El veterano Julián Ariza ya me advirtió ha mucho de la inseguridad que todavía dan amplios sectores de la izquierda, en orden, pensiones, deslocalizaciones, calidad de vida...

Solo, en cualquier caso, la abstención por exceso de confianza impedirá que Macron, que personalmente no me convenció en absoluto como ministro económico de Hollande/Valls, sea Presidente.

Por otra parte, aunque sea asunto menor, me ha interesado la capacidad oratoria de Mélenchon moviéndose por el escenario, tal vimos hace treinta años a Alfonso Guerra en el ovetense Palacio de Deportes, y, sobre todo, Jean Luc en holograma en cinco mítines a la vez. Puede ser próxima práctica generalizada, tal fue aquí novedad el teleprinter de Liz Taylor en el Campoamor.

En aquellas elecciones del 65, Tixier Vignancourt, abogado del golpista General Salan, de extrema derecha, apenas llegó al cinco por ciento. ¡¡Es evidente que estamos en otras calendas!!

En fin, Francia marca, una vez más, sino el camino, caminos varios.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Ya no se que pensar .....Mj

Anónimo dijo...

Sigo muy de cerca la política francesa y desde luego, marca aún - aunque menos que el ayer - pautas y caminos.
A

Anónimo dijo...

,lo de Francia también lo sigo con interés , creo que Le pen en la segunda se tumba .
Te doy mi opinión sincera , los votantes no entienden de terminologías (populismo , demagogias , ...)es como cuando van al médico , salen de consulta sin entender palabra , lo sé muy bien porque la mayoría de las veces donde salen de dudas es en la farmacia . Lo mismo cuando van a los bancos , por eso nos la han metido con las cláusulas suelo y demás.
La única oportunidad que tiene la ciudadanía de progresar es con la educación , pero claro para esto nunca habrá pacto de estado , pues interesa mucho más que la masa sea ignorante , siempre fue así y seguirá siendo.Ahora a lo mejor ya no se va tanto a las iglesias , pero ahí está la manipulación de los medios , el futbol (otra religión ) , tradiciones y demás.
Yo creo que simplemente la clase; peones( o obreristas) en la que me incluyo por supuesto , están un poco hartos de que les roben y les engañen , por eso ilusionan nuevos partidos políticos , en España no sólo Podemos , también Ciudadanos y otros que no tienen tanto peso, estarás conmigo en que al menos este cambio ha servido para más trasparencia , creo que es importante que esté como medida de control , así se verá la mierda que hay en los partidos convencionales..
Claro que la política cambia , de esto debe tomar nota el P.S.O.E ,que no puede volver a ser lo que fué , y veo que no espabilan , a mi también me gusta más Patxi pero sabía que iba a salir aventajada Susana .
Y entre tu y yo , creo que Felipe debería mantenerse un poco más al margen , no está haciendo ningún favor al partido.
Esta mi opinión , con el máximo respeto claro.Un beso.E

Anónimo dijo...

Está muy bien, pero no debería de ser "si no" en lugar de "sino" (última línea)M

Anónimo dijo...

Vive la France! Enhorabuena.
Jf

Anónimo dijo...

En Francia el mal menor? se castigo a los partidos convencionales y mucha abstención .E

Anónimo dijo...

Antonio, he esperado al resultado en Francia para acusarte recibo. Todavía hay que esperar más aunque el ballotage supongo que reducirá el porcentaje fascista en las legislativas.
Hay que sacar conclusiones de que Macron y Le Pen han sido los únicos candidatos que no han sido elegidos en primarias asociadas al asamblearismo por encima de la democracia representativa hasta el punto de que la dirección de los republicanos no tenía resortes para destituir por corrupto a Fillon.
Un fuerte abrazo

Anónimo dijo...

Lo paso a amigos franceses.C

Anónimo dijo...

Gran día para Europa, espero sea punto de inflexión.Jm