sábado, 27 de mayo de 2017

Emotivo escrito sobre Javier de un joven pariente mío


Siempre he pensado, y muy especialmente durante los dos últimos procesos de primarias, que Javier Fernández habría sido el candidato ideal del PSOE. 
Quizás (tristemente) no era posible políticamente... Y como él mismo decía "en política aquello que no es posible, es falso y por tanto no existe". 

El planteamiento en estos tiempos de populismo, donde los hechos pueden llegar a ser menos importantes que el relato que de ellos se hace, creo que pasa por preguntarse precisamente esto: 

Por qué no ha sido posible políticamente que el PSOE le dispute la presidencia de la nación más antigua de Europa al PP de Rajoy poniéndole enfrente a un político honesto, referente de los valores socialistas, demócrata con profundos conocimientos constitucionales y español en sintonía con los acuerdos de Granada, culto, ponderado y preparado, con experiencia y con trayectoria? 
A alguien, como Javier Fernández, que aportase durante esta legislatura fallida del PP la insustituible experiencia a esa generación valiosa de socialistas (30 años más jóvenes)? A alguien que capitanease (y sustituyese a un posible fenómeno Macron) a quienes están llamados a hacer de España, por fin, la nación más productiva, justa y donde mejor se reparte el bienestar a la que aspiramos?

Me lo pregunté y me lo sigo preguntando... Porque creo que las nuevas generaciones de políticos (máxime si son de izquierdas y creen en la igualdad) necesitan graduar sus carreras para ser más eficientes y productivos. 
Necesitan recuperar la confianza de un pueblo hastiado por la intolerable corrupción que encima percibe magnificada. 

Opino que para ello, es imprescindible que los propios políticos se alejen del "trepismo" y comprendan el insustituible valor del Trabajo como medio necesario para un progreso social justo y para la mejora de la igualdad de oportunidades. Opino que sería positivo que ellos mismos confiasen en que es factible un crecimiento personal sostenido y progresivo dentro de los partidos, mientras sirven de forma concreta en ayuntamientos e instituciones y mientras leen, estudian y se preparan para ofrecer lo mejor de sí mismos al país. 

Y es que toda preparación es poca para quienes deben aspirar a recuperar la economía real mientras gestionan, mejoran y amplían el inmenso Patrimonio que el Partido Socialista ha puesto a disposición de todos aquellos españoles de todas las regiones que no tienen Patrimonio. Hay quien dice que 17 años son suficientes... Les recomendaría darse una visita turística por el HUCA y la sanidad pública asturiana y otra por el 12 de Octubre y la sanidad pública madrileña.

Javier Fernández supone una oportunidad perdida para el socialismo español ya que representa a alguien, en definitiva, que enseña a las nuevas generaciones que la espera activa, las bibliotecas personales y los años de servicio público tienen premio. 

Un premio que nos debe importar mucho más a nosotros que al propio interesado. Estoy seguro que Javier Fernández, al igual que otros políticos socialistas que sois y seguís siendo referentes, se siente agradecido y pagado con creces por el mero hecho de haber podido ejercer su vocación de servicio público. 

Ha sido ejemplar hasta en su salida. 
Gracias Javier Fernández.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Yo pienso y sufro por lo mismo...
C

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo.Un señor hasta el final.S

Anónimo dijo...

De acuerdo con él.¿tu sobrino?J

Anónimo dijo...

Querido Antonio
Tiene muchísima razón .
Abrazos
Ramón

Anónimo dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con él. Gracias, Antonio.
Besos.
Covi

Anónimo dijo...

Muy acertado. Y por qué “no fue posible políticamente”?; es qué existe algún interés o bien superior al bien o interés del Estado que justifique o explique que la medida más adecuado a ese bien o interés, se rechace o posponga? No lo entiendo.
C

Anónimo dijo...

Antonio, este tema ya no se puede chatear por internet. Requiere una charla. Mi impresión es que él no ha querido de ninguna manera. El que más lo ha intentado es Alfonso. En Asturias lo han maltratado algunos de sus discípulos como esa Adriana. Y su paso por la gestora ha servido para que lo conocieran y reconocieran muchos españoles que no lo conocían aunque los de Sanchez han intentado niquelarle.
Del futuro que vamos a vivir del socialismo ya se verá.
Un fuerte abrazo
JM

Anónimo dijo...

De acuerdo
Otro que se va ....
M.