viernes, 21 de abril de 2017

Telarañismo

Solo soy mosquita muerta para el hombre-araña.
A.M.F., Haiku inédito

Con motivo del ciclo de la Balesquida, al que vuelvo en la revista anual de la más entrañable y vetusta asociación ovetensista, reclamé atención para un personaje fascinante: Rafael Zamora, Marqués de Valero de Urría, cuyo lienzo, del pintor José Uría, se admira en el Museo de Asturias. Uría es padre de don Juan, súper balesquido, y abuelo de mis amigos Cheni, Paloma y Juan Blas. 

Zamora, que traduce en verso La Ilíada y La Odisea, enseña latín y griego a un joven Pérez de Ayala, ayuda a Clarín en su versión de Zola, habla también inglés y ruso, dicta lecciones sobre Baudelaire, Saint Säens y otros, tiene un único libro editado,"Crímenes literarios y meras tentativas escriturales y delictuosas: Máquina cerebral; Dogmas éticos; Banquete Anual; Aureas lavas; Los ojos del amor; El cuadrúpedo-dios. Perpetrados por el Profesor D. Iscariotes Val de Ur, Catedrático de Paleografía, Criptología y Zoophonía en la Universidad de Polanes / Publicados, comentados y precedidos de una biografía del mismo, por Rafael Urdeval, telarañista, su discípulo y albacea Iscariotes Val de Ur".Oviedo,1906.

Fue, además, Fundador de la Filarmónica, Presidente del Casino, Presidente de la Escuela de Artes y Oficios, Vicepresidente de Cruz Roja, administrador de Minas de Quirós, socio de Sargalelos...

Valero/Zamora utiliza ese curioso "telarañista" anterior al Gregorio Samsa de la Metamorfosis de Kafka (1912) y a Spiderman ("hombre araña")(1962). Nada que ver tampoco con el personaje de García Márquez que "comía huevos de araña". 

Los vaqueiros, entre otros, utilizaban tela de araña para cicatrizar heridas. Valero lo debía saber.

En cambio, por mi parte, la única vez que hube de usar chaleco antibalas no creí, por atribución a broma, o a mis malas entendederas idiomáticas, al funcionario de la ONU que me hablaba del forro ¡confeccionado de telaraña!

En mi conferencia, que no en la Revista, omití involuntariamente esa autodenominación arañista de Valero. Es de esperar que el libro, escaso en las librerías de lance, se reedite. El joven poeta Rubén Rodríguez Calvillo escribiría:Cómo explicar/que ya no quedan/recuerdos de aquel tiempo 

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Les gustará a los Uria

Anónimo dijo...

¡¡No, no, que no se reedite el "Crimenes literarios"!!
(Egoísmo de bibliófilo, jjj).