jueves, 20 de octubre de 2016

Por una tercera via

Al ver las imágenes del infausto comité federal socialista del pasado 1 de octubre, a algunos nos vinieron a la cabeza las escenas, tantas veces repetidas, de la convención demócrata de Chicago en 1968. Los sesenta fueron una década difícil para los demócratas. Dos Kennedy, un presidente en ejercicio y otro que iba camino de serlo, fueron asesinados. La ley de derechos civiles hizo que muchos estados sureños, tradicionalmente demócratas, pasasen al lado republicano. Pero fue Vietnam la herida que desangró a los demócratas al dividirlos en dos mitades: en un extremo, representado por el vicepresidente Hubert H. Humphrey, los 'realistas', que defendían una reducción gradual de la presencia militar norteamericana. En el otro, los 'pacifistas', que abogaban por una retirada incondicional. La línea pacifista tuvo varios representantes hasta converger en George McGoverndurante la convención de Chicago. La convención fue un verdadero caos. Fuera, no cesaron los enfrentamientos entre manifestantes y policías, mientras dentro reinaban el cisma y la confusión. Finalmente, Humphrey, la opción 'realista', fue elegido candidato por el voto de los delegados, pese a no haberse presentado a ninguna de las primarias celebradas hasta entonces.

No hay comentarios: