martes, 18 de octubre de 2016

Escrito de Avelino Martinez tras la abrupta asamblea de la Casa del Pueblo.17/10/2016

Al Secretario General de la Agrupación Socialista de Oviedo.
Al Secretario de Organización
Con el ruego de remitir este escrito a los mismos órganos a los que se envía la        "resolución" comentada.

Contra los procedimientos y normas de conducta que nos hemos dado los socialistas, en la Asamblea que pretendía discutir la situación política de nuestro partido se ha introducido, de manera espuria y ventajista, una resolución que vulnera el derecho de los militantes e impide un debate sosegado sobre el importante asunto al que se nos convocaba. Dicha resolución buscaba una votación, no prevista, y además se adelantaba a lo que previamente debía debatirse. Se dio primacía y ventaja a una intervención escrita que, sin límite de tiempo, se oponía y cerraba otras posibles alternativas.
Pero además,en ese escrito se plantean cuestiones como la realización de un Congreso y la elección de nuestros candidatos en primarias,algo ya aceptado en nuestro partido y que no era, evidentemente, urgente. Es más,así lo había acordado nuestro Comité Federal en su última reunión. Apelar a las resoluciones del Comité Federal, órgano máximo entre Congresos, para contravenirlo cuando conviene a determinadas opiniones no parece un ejercicio de coherencia ni de respeto democrático.
 La petición de una votación vinculante sobre una determina posición en la investidura para Presidente de gobierno no tenía amparo estatutario alguno. Pero además, como en la convocatoria no había anunciada votación, nada se podía votar que tuviera la trascendía política de lo solicitado. Hubo intervenciones claras en este sentido pero el presidente en lugar de retirar la propuesta para el momento procesal oportuno permitió un debate sesgado en lugar de uno sosegado. Y por si esto fuera poco sin terminar el mismo, algo realmente inaudito, se somete a votación la propuesta "urgente" cuando una buena parte de los asistentes iniciales de la Asamblea  ya la habían abandonado, sin que  se comprobase si se daban las condiciones estatutarias de "quorum" para realizar la misma. (No es una cuestión menor que en una Agrupación de más de 800 militantes hayan participado poco más de 100)  
 Hubo pues un debate desigual y, como se ha dicho antes, sesgado. A quienes plantearon otras alternativas  se les postergó y no se permitió finalizar las intervenciones razonadas que querían trasladar a sus compañeros, para proponer alternativas al redundante no es no.
Queríamos, además, animar a los compañeros y compañeras de la dirección federal del partido para que hagan todo lo posible por evitar unas nuevas elecciones que, sin duda, propiciarían una victoria más amplia de la derecha. No pareció estar en el ánimo de quienes gestionaron esta Asamblea dar oportunidades a esta alternativa. Asidos al "fíat justitia (No a Rajoy), perezca el mundo" pueden quedarse tranquilos unos días, aunque los ciudadanos, si se llevasen a cabo sus consecuencias quedarían jodidos muchos años.
No se ha apelado al corazón, porque el corazón tiene también razones, se ha apelado otras vísceras y así no nos irá bien. Ni a nosotros ni a los trabajadores que han soportado, casi en exclusiva, el peso de la crisis. No sigamos desangrándonos más ante la risa complaciente de los populares y la sonrisa cínica de los populistas. Los socialistas tenemos un magnífico programa, y aún en tiempos difíciles habrá oportunidades para ir haciéndolo realidad. Acabar con la retrógradas leyes laborales, educativas o la ley mordaza, mejorar los servicios sanitarios, educativos y de atención a los más desfavorecidos, luchar de manera efectiva contra la corrupción….son tareas que no se pueden demorar.Ese es nuestro reto ahora, la recuperación del voto vendrá por añadidura.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Desde luego menudo drama. Cuando se invoca tanto a la norma, a los aspectos formales y reglamentarios es que ya se han cerrado los espacios del debate. Es como en las familias com pleitos testamentarios. Ya no se quiere la solución, la búsqueda de un espacio razonable. Ni siquiera se aceptan a los hombres buenos de fuera. Poca gente mucha endogamia, mucho aburrimiento, os conoceis tanto...El solar como dice Javier Fernandez. Un solar lleno de cascotes. Menudo reconocimiento, triste como el personaje. La unica solución es abrir puertas y ventanas y que entre una nueva generación con derecho a equivocarse.

Lo malo de esto es que la gente de fuera no sabe que esto va con ellos. Cuando doblan las campanas, doblan por ti.

AA

Anónimo dijo...

¿Qué nos está pasando?,¿Qué mal nos aflige?¿Encontraremos solución?.I

Anónimo dijo...

Puede haber ciudadanos, del campo progresista, que prefieran un gobierno de acuerdo entre PP, C´S y el PSOE que no sólo entre PP y C´S. El PSOE, en ese caso, y desde la oposición parlamentaria, podría mitigar las políticas del centro-derecha intentando aportar toda la política social y progresista posible a los acuerdos.
Creo que es una oportunidad política de influencia a la que el PSOE dirigido por Pedro Sánchez renunció. Ha pasado tiempo y quizá ya sea tarde. Pero el gran error de Sánchez, en mi opinión, fue no valorar esa oportunidad política como algo que los ciudadanos podrían valorar positivamente. Y, sobre todo, insistir en la negación del gobierno a Rajoy sin presentar ninguna alternativa viable.
Se suele decir que algunos gobiernos de coalición han castigado a un partido. Puede. Depende de cada caso. Pero no se suele decir que también salen castigados los partidos que han rechazado un gobierno de coalición o un acuerdo parlamentario en circunstancias determinadas. Eso le pasó al PSC en 1984, tras rechazar la coalición ofrecida por CiU cuatro años antes. Los electores en 1984 identificaron la Generalitat que se estaba construyendo sólo con Pujol y sacó mayoría absoluta. A Raventós le dieron el consuelo de la embajada en París.
En junio de 1945 Churchill ganó la guerra pero perdió las elecciones en el Reino Unido. El Partido Laborista de Atlee compartió coalición con los conervadores durante la guerra, un gobierno de concentración nacional. Los ministerios más sociales y económicos eran laboristas. Los electores y el resto del mundo reconoció la gestión de Churchill al frente de una potencioa aliada, pero los electores británicos reconocieron la gestión de los ministros laboristas en su gobierno, y de Atlee como Vicepremier. Tras la guerra, para la reconstrucción nacional los electores prefirieron a los laboristas.
¿Acaso Sánchez renunció a compartir una gestión de gobierno, ni que sea corresponsabilizándose desde la oposición, porque el tema le viene grande? ¿Qué debe hacer un partido progresista si se anunica un gobierno de derechas, en minoría, y más políticas de ajuste ordenadas por Bruselas para reducir el déficit: mirar para otro lado o comprometerse en una política de interés nacional, aprovechando además la oportunidad de influencia por ser el de centroderecha un gobierno minoritario?
Si la alternativo fuera un gobierno de izquierdas o unas elecciones con encuestas favorables, sería distinto.
Un saludo.
D