lunes, 17 de octubre de 2016

Ante el debate abierto de la gobernabilidad


Borrador para reunión de la Amso del 17/Octubre




Queridos compañeros:

Gracias a nuestros dirigentes por convocar y pulsar la opinión de los militantes.

La mía es bien conocida por lo que ya dije aquí, en la Asamblea anterior del mes de Julio, y mi columna habitual de prensa del pasado sábado.

Tenemos que recuperar el mal paso del laberinto en que nos metimos mayoritariamente, siguiendo al tándem sin apenas ideas de fuste, sin liderazgo social, de Sánchez/Luena. No todos nuestros males tienen ese único origen, ¡por supuesto!

Nuestro partido en la reciente, demasiado reciente, democracia, tuvo que tomar decisiones que supusieron tensiones e incomprensiones, a veces más internas que sociales:

-La opción por la monarquía parlamentaria/ constituyente, tras haber defendido nuestro ideario republicano.

-La supresión del marxismo en nuestros Estatutos y programas.

- La abstención ante Adolfo Suárez, antiguo Secretario General del Movimiento.

- La confirmación de la entrada en la OTAN.

- El reconocimiento del Estado de Israel

-La oposición a la primera huelga general.

-La reestructuración industrial.

-La reforma de las pensiones.

Y un largo etcétera.

¿Es más o menos importante abstenerse hogaño en una cuarta votación ante el PP/Rajoy? ¿No está suficientemente clara nuestra oposición a la derecha política y nuestra voluntad de seguirla, controlando sus desmanes con un grupo político de 85 diputados y no con menos como algunos pretenden numantinamente dentro de nosotros mismos?.¿Tenemos capacidad política para explicar la complejidad poliédrica de la contradicción, nada simplista, nada maniquea?

Hubo muchas dudas pero puede que históricamente hayamos acertado contra el absurdo del marxismo como método e ideología para el siglo XXI, contra el no ingreso en todas las organizaciones occidentales y europeas, incluidas las de defensa, el cambio de rumbo de las pensiones y contra la huelga general tras la que apenas se recuerda la política de búsqueda de soluciones para el paro juvenil.

Acertamos o no, pero no me cabe la menor duda de lo mucho que al cuadro político le puede servir conocer bien y utilizar como una herramienta, unida a otras, el marxismo, el llamado materialismo histórico y dialéctico, reafirmarnos en nuestra utopía republicana como lo más razonable aunque como tal no sea para pronto, nos formemos en la procelosa defensa global, y no olvidemos aquellas posturas que salvaron las pensiones, que deben actualizarse para que la derecha no termine con la llamada hucha de las pensiones, la protección de los parados y la búsqueda de empleo juvenil y de la docencia y la investigación.

En todo ese tiempo, y esas decisiones, no todos estuvimos juntos, pero la clave está en nuestra seriedad, en nuestra unidad, en nuestra fría serenidad, en el enriquecimiento mutuo de la pluralidad de ideas, que nos diferenció siempre del pensamiento totalitario, apéndice perverso que salió otrora de nuestras propias filas societarias.

La gestora está llena de buenos propósitos frente al punto de inflexión del último absurdo, por llamarlo de alguna manera, debate a gritos y desencuentros del Comité Federal.

No nos quedemos más aislados de la sociedad de lo que ya estamos.

No confundamos la falta de supuesta dignidad con la falta de ideas para hacer oposición, ¡sin marginarnos de la sociedad española y aún de Europa!!.

Es todo difícil.

Claro que sí pero no nos vamos a entregar ante los cantos de sirena.

Indalecio Prieto ya decía que la política es un arte de realidades, no un fumadero de opio, ha recordado algún dirigente vasco.

Tenemos una historia heroica. ¿No os acordáis cuando Pablo Iglesias- y el ovetense Indalecio Prieto- no se entregó a la emergente tercera internacional?,¿y cuando Felipe dio un paso en favor de todas las organizaciones occidentales?

Pero digo que también debemos admitir y aprender de los que estuvieron en otras posiciones. Respetables los que ven para cerca la tercera República, o los que pusieron el dedo en la llaga contra el distanciamiento sindical o juvenil, o investigador. La postura del partido debe ser firme pero respetuosa con otras disidencias y matices, pues, como ha señalado Javier Fernández, se trata de una mera cuestión táctica no estratégica ni ideológica.

Todos son necesarios en la recuperación de nuestro diezmado partido frente al mundo de la corrupción, de la galopante amenaza fascista y del ultra liberalismo salvaje.

Una última y leve cuestión incidental.

Estoy con la ortodoxia interpretativa de la disciplina partidista de que todo el grupo parlamentario debe obedecer lo que marque el Comité Federal sin falsos recursos a supuestos dramas de conciencia, pero si se decidiera que nuestra abstención, o ausencia, se redujera a los escaños estrictos en la segunda votación, yo pediría que no fueran tales sino que, ordenada y disciplinariamente se produjera la mitad de votos para la abstención y la otra mitad para el no, desdramatizando posturas.

Sin vencedores ni vencidos, y desvalorizando tan compleja situación.(Tenemos un número par, pues uno de los diputados no tiene disciplina al pertenecer a una coalición regional).

Antiguo aficionado ajedrecista, es, en definitiva, el ofrecimiento de tablas con el ritual correspondiente, tras una larga disputa, sin salida, que se hace precisamente ofreciendo empate cuando toque mover, bajando el reloj, a la dirección política provisional.

La gran partida sigue en nuevo tablero, en el punto cero y nuevas fichas. ¡¡Ojalá que blancas!!





19 comentarios:

Anónimo dijo...

No nos quedemos más aislados de la sociedad de lo que ya estamos.

No confundamos la falta de supuesta dignidad con la falta de ideas para hacer oposición, ¡sin marginarnos de la sociedad española y aún de Europa!!.

Qué gran frase, Antonio!. Explícasela a Iceta a ver si empieza a entender algo aparte del baile.
S

Anónimo dijo...

El problema es lo mal que se hizo, cuando se podría haber puesto unas condiciones fuertes que condicionaran de manera fundamental un gobierno del PP no se hizo, ese fue el gran error, se perdió totalmente la posición de fuerza que se podría haber tenido. El problema ahora es que se hizo tanto el ridículo que la abstención es, en la práctica, más un balón de oxígeno del PP al PSOE que una cesión del PSOE al PP, por la cual no vas a tener ni su agradecimiento, se va a ser rehén porque ellos saben que son los que "cedieron" puesto que unas terceras elecciones les traerían mejores resultados. Se va a ir a un gobierno del PP que amenazará con nuevas elecciones en cuanto el PSOE pretenda mantener un criterio propio y en ese caso si estamos en el peor de los escenarios posibles, unas elecciones en menos de un año y tras haberse abstenido. Llegados a este punto creo que lo razonable sería ir con un candidato que sepa aunar (por ejemplo Borrell o Solana, si se quiere alguien de prestigio internacional) y arriesgarse a ir a terceras en las que seguro que no se pierde mucho más, a la izquierda el panorama no es de mucha unidad y a C's se le vio el plumero mucho, un candidato fuerte haría mella a uno y otro lado. Además el tema de la abstención puede dejar el partido sentenciado de muerte, el PSC por un lado y en el resto roto por la mitad. En resumen cuando los que propusisteis en su día la abstención era desde una posición de fuerza que ahora por los errores propios no es ni remotamente igual y creo que va a traer más problemas que lo que pueda suponer perder 2 o 3 diputados, si acaso. Unas elecciones con un buen candidato que haga pedagogía (que no se hizo) y que pueda plantear incluso una abstención desde la fortaleza y no como una tabla de salvación que es lo que ahora se plantea, creo que es lo único razonable.
Que tal estas? Te operaron ya?
J

Anónimo dijo...

Muy acertada, te felicito.
Un abrazo. JB

Anónimo dijo...

Excelente, Antonio. Y esa partida de ajedrez en tablas me parece de una imaginación creativa y de gran inteligencia práctica a la vez. Así el PSC tendrá perfecto encaje y algún que otro diputado con escrúpulos de conciencia... Solución ideal tras un razonamiento persuasivo.A

Anónimo dijo...

Querido Antonio:
En esta ocasión me he permitido el lujo de distribuir tu texto porque me parece muy convincente.

Anónimo dijo...

Hay tareas que le hacen vivir y otras que matan. La AMSO, que no el PSOE, es de las que matan.M

Anónimo dijo...

¿Que se puede decir, se puede uno abstraer no ya de su ideología sino también de la realidad del momento para digerir un apoyo al PP?
L

Anónimo dijo...

Querido Antonio: El dilema está entre el bien de España (interés general del Estado) y el nacionalismo , cara oculta de las negociaciones de Iceta. Enhorabuena por tu análisis, querido amigo. J

Anónimo dijo...

lamento no poder quedar esta tarde y acudir a la Asamblea, pero apoyo tu propuesta. N

Anónimo dijo...

Acertadísimo.S

Anónimo dijo...

La amso no merece tus esfuerzos y energías.M

Anónimo dijo...

Rompes con una tradición de voto que no te van a admitir en Ferraz.C

Anónimo dijo...

Hola Antonio,
Como siempre tus reflexiones son lúcidas y tu experiencia es única para opinar, pero yo sigo soñando con la unión de la izquierda y me niego a que sea Rajoy y su gobierno de corruptos quien negocie de nuevo en Bruselas nuestro futuro esta y no otra debe ser ls preocupación de los socialistas. Un abrazo enorme.E

Anónimo dijo...

Muy muy de acuerdo contigo!!V

Anónimo dijo...

Espero los convenzas.M

Anónimo dijo...

Antonio agradezco tu excelente explicación de la situación, comparto parte de tus argumentos pero a mi me sigue quemando una cuestión de fondo. ¿No puede ser que esa pérdida progresiva e incesante de votos se deba, precisamente, a esas decisiones que a lo largo de los años hemos ido adoptando, en teoría por el bien de España, separándonos paulatinamente de los principios que constituyen la esencia de nuestro ser hasta convertirnos en un partido desdibujado ideológicamente?

Y en el orden práctico te diré que, como participante en la reunión del último Comité Federal, no puedo más que calificar de una autentica vergüenza el comportamiento de los llamados “críticos”. El objetivo desde el primer momento fue impedir el normal funcionamiento del mismo boicoteando su desarrollo e intentando impedir el pronunciamiento sobre el orden del día. No me ofrece ninguna credibilidad una gestora que se formo sobre la derrota indigna de una Comisión Ejecutiva Federal que, con todos sus errores, estaba legítimamente constituida. Si los críticos no estaban conformes debería haber utilizados los mecanismos que prevén los Estatutos del Partido. ¿Por qué no siguieron adelante con la moción de censura para la que recogieron firmas? Pues porque no tenían la mayoría que requieren los Estatutos. ¿Por qué no se promovió la convocatoria de un Comité Federal para modificar la postura ante la investidura de Rajoy? El artículo 37 de los Estatutos permite que un tercio de los miembros del Comité puedan convocarlo.

La decisión sobre la abstención que permita la formación de un gobierno por parte de un partido que constituye nuestra antítesis ideológica y que, además, esta corrompido hasta la médula, no puede hacerse tras el derrocamiento de nuestro órgano de dirección ni “manu militari”.

Un abrazo muy fuerte Antonio, sabes que tengo por ti un enorme cariño y un grandísimo.D

Anónimo dijo...

Muchas gracias por tus reflexiones. Mii preocupación sigue estando en mantener la unidad. Trato de ver las dos perspectivas. Es importante evitar un cisma. La Gestora no podrá hacer otra cosa que preparar el próximo Congreso y organiza primarias para elegir al nuevo Secretario General. El Comité federal debe tratar de aunar posiciones en el Grupo parlamentario, pero creo difícil en este momento que se mantenga la unidad de voto ante una eventual nueva candidatura de Rajoy.
Aprovecho la ocasión para desearos a ti y a los tuyos todo lo mejor.
Un fuerte abrazo,
M.

Anónimo dijo...

el PSC se abstuvo en segunda votación ante un gobierno de CiU presidido por Artur Mas. Ya sabían lo del 3%. Desde 2005.
G

Anónimo dijo...

Me parece muy atinado tu escrito. El problema es que en el PSOE y desde los tiempos lamentables de Zapatero ( que por cierto ha hecho bueno el desastre aún mayor de Pedro Sanchez) se ha acostumbrado a los afiliados a seguir disciplinadamente directrices simplistas mediante slogans y twiters en bastantes ocasiones sobre fundamentos falsos o muy discutibles), utilizando una burda especie de centralismo leninista incompatible con el espiritu liberal y abierto al debate propio de la socialdemocracia.
A quienes estamos fuera de la vida partidaria del PSOE y veiamos con preocupación lo que estaba sucediendo, nos parecía que la deriva del PSOE en los últimos meses se parecía bastante al caso del autobús conducido por un chofer borracho que circulaba a 100 por hora por las curvas del Padrun mientras un grupo de fans le aclamaba gritando aquello de… para ser conductor de primera… de primera… acelera… acelera, mientras el resto del pasaje, los ma , estaban detrás, aterrorizados viendo llegar el desastre, pero también callados como muertos y sin apenas protestar.
En definitiva, ha sido la cobardía de quienes pudiendo hablar alto y con firmeza y audiencia, callaron cuando había que haber obligado a al chofer loco y sus a fans a debatir la situación extraordinariamente compleja que se estaba creando con un minimo de rigor y elemental sentido de la realidad.

Y encima ahora esos fans de primero, ppor decirlo de alguna manera, pensamiento, o mejor de elemental y visceral emocion, piden ya un congreso para seguir haciendo política de hooligans pro-podemos, cuando lo que haría falta preparar un congreso con tiempo suficiente, sosiego, estudio, análisis serios y propuesta de nuevos estatutos que, a la par que acaben de una vez con las seudo Casas del Pueblo, que en realidad no son otra cosa que malos chigres donde unicamente se acude de forma cotidiana para hacerse el presente y con ello tratar de dominar la organizació , no infrecuentemente, también la búsqueda de enchufes, impìdan que gente sin ningún tipo de merito profesional, cultural, intelectual, laboral, cívico etc, llegue a los puestos de responsabilidad y gobierno del PSOE y de las instituciones a los 20 años , con la pretension de hacer de ello su modo de vida para toda la vida aprovechando la endeblez organizativa del PSOE. ·
En fin, un desastre.V