lunes, 28 de marzo de 2016

Recibo mail,pleno de humor,sentimientos y buena escritura

Querido tío; 

Cuentas que ha aparecido un texto sobre una de las paredes de tu casa de Figueras que elevas nada más y nada menos al status de pintada. 

Perdona el tono didáctico de este email pero me siento en la obligación, dado que pertenezco a una generación más actual, de explicarte la diferencia entre una pintada, un graffiti y un amago de graffiti antes de que emprendas nuevas acciones legales.

La pintada suele ser una frase que, escrita en paredes o muros de lugares públicos, contiene una crítica social o política, una declaración de amor o una poesía o bien un texto humorístico. 

Convendrás conmigo en que el texto "Hijo Puta" ni es una frase propiamente dicha, ni contiene crítica social o política alguna. Difícilmente y más en este contexto "Hijo Puta" podría ser confundido con un verso libre de una emocionada declaración de amor pues "hijo" no rima ni en asonante ni en consonante con "puta".  Y la verdad sea dicha encontrarte en viernes santo susodicho texto escrito en la pared de tu casa es algo que no tiene como suele decirse "ni puta gracia".

Descartado pues que el texto pueda ser denominado pintada y siendo altamente improbable que se trate de una pintura rupestre que por algún desconocido proceso de ósmosis hubiese emergido de la roca, nos hallamos sin duda ante un claro caso de graffiti en zona rural.

El graffiti artístico es una variedad del arte pictórico, ilegal generalmente, que creado un situ y expuesto en zonas urbanas podemos casi objetivamente llegar a admitir que adorna más que ensucia. 

Nacido fuera de los museos, el graffiti o grafito artístico, pertenece al grupo de las artes efímeras pues está siempre llamado a desaparecer en un breve lapso de tiempo. Sin embargo hay algo que los diferencia de los mosaicos de tiza que otros artistas de lo efímero plasman en las aceras. Los graffiti artísticos no pretenden ser pinturas al fresco pero de alguna manera, su belleza y sus mensajes siempre hacen una llamada muda a que, cual ninots, se les indulte. 

Huelga decir que en el caso que nos ocupa tampoco estamos frente a un grafito artístico. Y si, por el contrario, ante un amago de grafitti que es una forma decadente del mismo en forma de firma simple. 

Carentes de vuelo, personalidad y ambición estética enervan a alcaldes y ciudadanos que ven impotentes como su proliferación degrada los barrios. Y es que los amagos de graffitis ciertamente no merecen la menor indulgencia al carecer incluso de la gracia y oportunidad del clásico vacacional "Manolo el del quintu was here"  

Son firmas simples perpetradas por amagos de artistas que ensucian las paredes de las calles y ciudades mientras pasean sus penurias y sus aburrimientos. 

Por lo tanto y en resumen "Hijo Puta" es el nombre o alias por el cual un pseudo graffitero con patológico exceso de ego y con tiempo libre, susceptible de continuar siendo malgastado, desea pasar a la posteridad. 

Me permito interpretar que con esa firma con nombre y apellidos el tal "Hijo Puta" trata de, llorando sus supuestos agravios, continuar haciendo insana pedagogía en lugar de admitir un error de bulto, enmendarlo y pasar página. 

Es humano... pensarán algunos al deducir que la aplicación de la sentencia judicial no parece haber logrado el fin implícito de educar. Vivimos épocas poco propicias... muy dadas al arrime del ascua a la propia sardina en las que el negocio de desprestigiar toda institución genera pingües beneficios a los populistas. Es humano por supuesto luchar pero lo es también aprender a ganar admitiendo errores. 

Pese a todo pienso que algo si se ha conseguido ganando los sucesivos juicios. Y es jurisprudencia que colabore en que este tozudo y pertinaz pseudo graffitero y sus adlateres se vean obligados a estampar su firma en una sola dimensión sobre las paredes ante la imposibilidad legal de escribir el mismo nombre, apellidos y la previsible sucesión inventada de títulos "nobiliarios" en forma de caprichosas casas en parajes naturales. 

Pues has de darte cuenta, para más INRI ya que estamos en Semana Santa, que el graffiti ilegal en 3D que en su día denunciaste había comenzado a escribirse desde la H de "Hijo Puta..." Eran, bien recuerdo, dos pretenciosas casas en forma de velas unidas por un corredor que, cual amago de graffiti, ensuciaban y daban pie a la degradación progresiva de uno de esos parajes únicos que el litoral asturiano tiene la obligación de preservar: La ría del Eo. 


Un fuerte abrazo.


No hay comentarios: