viernes, 11 de marzo de 2016

En recuerdo de Paco Morí,Alba en lne

Profesor de Economía Aplicada de la Universidad de Oviedo

Queda un paisano menos

Semblanza de un emprendedor avanzado a su tiempo

11.03.2016 | 04:11
La noticia no resulta extraña, por más que sea dolorosa. Hace un año aproximadamente que no lo veía y alguno de los amigos comunes que lo visitó me desaconsejó hacerlo. Mi principal vínculo con Paco Mori viene por la Asociación Asturiana de Amigos de la Naturaleza, A.N.A. Allí, Nebot y él fueron los más veteranos inconformistas, en sintonía con García Dory. Compartieron también una gran capacidad para ponerse manos a la obra y organizar todo tipo de actividades, desde las de índole social y política, a las empresariales y ambientales, las culturales o las meramente lúdicas. 
Pocos valoran el esfuerzo que supuso lanzar hace décadas lo que llamaron Paco Mori y sus amigos las "nuevas profesiones", pero de ahí salieron iniciativas de gran interés, ya sea en informática de gestión, en el turismo o en la enseñanza de idiomas. Lo que ahora resulta normal, no lo era cuando Paco se puso a desarrollarla, en plena autarquía (seguro que él usaría la palabra dictadura, enfatizándola, pero no acota tanto y por eso la evito). 
Recuerdo su foto en los carteles electorales de Unidad Regionalista, donde un conjunto muy variado de personas y sensibilidades abogó por una alternativa política que logró sus apoyos, pese a las condiciones difíciles que se daban, incluso en lo económico. Nadie dudaría jamás de las ideas de Paco, pero él era capaz de hablar con cualquiera, en la calle o en aquella cabaña de Angón que tanto empeño puso en mantener para las generaciones futuras. Era la época en la que las montañas recibían entusiastas comunistas que podían soltarse la mordaza más allá del mundanal ruido. Tiempo alpinista del Club Cultural, incluso del Curuxu y, como dije anteriormente, de los primeros pasos de la Asociación Asturiana de Amigos de la Naturaleza.
Me viene a la memoria el montón de veces que pude utilizar en clases de la universidad el video que el gobierno de Pedro de Silva, a través del Instituto de Fomento Regional, había hecho llegar a Dupont. Era un alegato maravilloso en torno a las ventajas de Asturias como destino inversor: historia, tradición industrial, formación, calidad de vida, incluso grandes empresas y comunicaciones. ¡Qué decir de aquella referencia al segundo aeropuerto de Asturias mientras se veía un jet aterrizando en La Morgal! La voz que cantaba en inglés nuestras bellezas era la de Paco Mori. Y no decía ninguna mentira, él no lo hubiese querido, aunque la imagen sugerida mejoraba mucho la realidad.
Una vez visitamos el Llagar Arbesú y bebimos de los viejos toneles, a pesar de que era el día de descanso del establecimiento. Paco era el director de orquesta, casi de un cuarteto ¡Echa otru culín! Y fluían la conversación, la sidra y la camaradería. En torno a amigos comunes, a A.N.A. y también echando muchas parrafadas, tuve ocasión de tratar a un asturiano muy de su tierra y a la vez internacional, amigo de los amigos y entusiasta de muchas cosas.
El brillo peculiar de sus ojos y la vehemencia de sus comentarios resistieron incluso diversas complicaciones de salud -suyas y de Carmen- que le hicieron moverse menos. Hace un tiempo que probablemente percibiera de otra forma "A Blade of Grass", lejos de tiempos de juventud. Y llegó el día; quienes le tratamos, mucho o poco, creo que sentimos perder un paisano.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

2 comentarios:

Anónimo dijo...

y él tará encantau con el su amiguin Masip.
Un abrazo,N

Anónimo dijo...

Verás que en el artículo toqué los temas por encima, haciendo guiños. Es más de agradecer todavía tu c omentario teniendo en cuenta que no fuiste muy bien tratado en aquella iniciativa de Unidad Regionalista (¡ese cainismo tan nuestro!), en la que no participé directamente, pero donde tuve buenos amigos.
Muchas gracias, de nuevo
Un abrazo
A