viernes, 20 de noviembre de 2015

HACIA EL DUDOSO E INQUIETANTE ADVIENTO



"Ellos son de la loma y cantan en el llano,ya verás..."
Vieja trova cubana.


El fugaz pasado veranillo de San Martín,"entre dos luces",una grey de gorriones sobrevoló cada día el Campo San Francisco.

Saliendo por detrás de mi casa santa crucera se dirigían,tal camino trazado antes,al Noroeste.Iban hacia la legendaria Loma del Canto,donde se dieron cita bélica el padre de Artemio Cruz,  el de José Luis García Rúa,
Celso Emilio Ferreiro,Arconada, Jesús Ibáñez/Toño de Santoña,J.E. Casariego, Kolstov y tantos personajes de ficción y realidad.El topónimo es más histórico que actual y apenas lo entreveo antes de la caída definitiva de la hoja.Dotada del don de la armonía y de la disciplina castrense,deleita la pajarera manada con requiebros y hasta con momentánea parada en los árboles amarillentos.

Santiago Rodríguez Vega,que fue buen Alcalde de Avilés, se quejaba de que en Valliniello,su solar natal,habían desaparecido los pájaros,con la misma fuerza de ensueño sentimental que Manolo Ponga,su carismático predecesor,reclamaba el retorno de los panchos para una ría utópica y malherida.Desde luego, los pájaros franciscos están vivos y ágiles,pese al riesgo de deforestación del Campo.Me gustaría,sin embargo,saber si deberían proliferar otras escuadrillas,escoltando el perfil del aire,que,por su propia calle,titulaba Cernuda, y aún una pregunta,a la pegadiza manera de los poetas de la trova cubano santiaguera, ¿de qué lugar venían,quizá escapasen, cuando, en perfecta formación militar,me sobrepasaban con recóndita puntualidad vespertina?

Decía que fue en el veranillo de San Martín,pero se me olvidaba que en América del Norte le llaman verano indio.

Los pieles rojas,de plumaje,tintadas aceites faciales y flechas multicolores,estival torso desnudo u otoñales vestimentas de cuero desflecado,que estos días se conmemoran en el madrileño Museo Thyssen sin duda sabrían intuir el exacto Sur del que partieron,en singular carrera, mis pájaros.Lamentablemente los indios están hieráticos,convertidos en objeto romántico de arte,víctimas de un genocidio impune,antes de legarnos sus naturistas saberes, como los héroes que Gerardo Iglesias ha rescatado del tiempo en La amnesia de los cómplices,KRK.Murieron asesinados y torturados con su secreto de pura humanidad y su vindicación de justicia reparadora.

Lacera la memoria generacional durante las cuatro estaciones, sus veranillos,advientos, o demás subestaciones .

www.antoniomasip.net

4 comentarios:

Anónimo dijo...


Esta sabatina me parece de una gran belleza e inteligencia, muy acorde con la temática de fondo tan olvidada en nuestros días.
Me ha traído recuerdos de mi infancia, de aquellos escasos días soleados de invierno en mi pueblo de Tierra de Campos, melancólicos y plenos de sosiego, cuando veía pasar los gorriones en pequeñas bandadas, siempre me preguntaba donde irían y de donde venían.
Por fortuna, en memoria del exterminio de los pieles rojas y del más absoluto desprecio por el medio ambiente y la naturaleza con que la ignorante Europa les despojó de su hábitat y su sabiduría, con la arrogancia del ignorante y la prepotencia de una supuesta superioridad intelectual, nos ha quedado el más elocuente y turbador manifiesto en defensa de la naturaleza que se haya escrito jamás: la melancólica carta con que el jefe indio Noah Sealth respondió al presidente Franklin tras su propuesta de crear una reserva india, conocida como "La carta del indio salvaje", que supongo conocerás. Existe una versión narrada por el fallecido Constantino Romero, con su voz grave que parece salir de lo más profundo del alma, verdaderamente conmovedora.
Gracias por estas palabras, llenas de poesía.H

Anónimo dijo...

Bien.A

ANTONIO MASIP dijo...

Tras ver la manada durante días,ayer tuve otra experiencia hermosa:
Me coloqué de espaldas a la ventana.De repente, la manada quedó reflejada en miniatura en el cristal de mi mesa negra de filigranas chinas.Era como si los pájaros aterrizasen allí y luego se escapasen por el borde.Los gorriones eran veloces hormigas con esa misma formación de escuadrilla aérea.

Anónimo dijo...

Qué suerte el veranillo de San Martín que hemos tenido , ahora si parece que asoma el invierno , aquí llueve con rabia , tanto que he decidido no salir a dar mi caminata dominical de 6 km , y supongo que nevará en el pozo , en fin no pasa nada , tenía que venir y este agua es buenísima según dicen aquí los paisanos , esos entienden mas que el primo de Rajoy , ahora a esperar que revienten las fuentes , eso garantizará que haya agua sin problema hasta el verano . E