viernes, 16 de octubre de 2015

TRUBIA ENIGMÁTICA



"Una palabra tuya bastará para sanarme"(Mateo,8,5-13;aforismo reiterado a Mario Draghi para salvar el euro y la crisis de deuda española)



Sigo uniéndome a la concentración mensual trubieca.¿Cómo no se ha dado trabajo a los 55,asunto claro,aunque esté sujeto a tantos enigmas?¿No escuece la herida de la Vega,sobre la que llama atención el Colegio de Arquitectos?

Hace días he recibido a un periodista londinense que valoraba mi antigua labor parlamentaria pues "alguien" le habría informado de que se reharía el control sobre los desmanes oligopolistas de auditoría.

Es satisfacción que se acuerden de mis pequeñas aportaciones por las que,por cierto,fui amenazado al enfrentarme a las llamadas "Big Four".La intimidación,de la que,sin olvidar,perdono, era de una terminal española según denuncié al Parlamento y en mi libro,escrito al alimón con Pablo Sanchez Lachica,"Europeos pero incorrectos". En Trubia, desvelando el enigma,entiendo que la auditora de General Dynamics también manifiesta los vicios de calidad de los que me quejo.

G.D. intenta burla descarada a nuestra región.Busca mutar en mera comercializadora contra lo prometido cuando recibió la empresa pública y contra la vocación industrial avanzada de la tradición armera ovetense.

Engañará a ingenuos.

Sin embargo,la no recuperación de trabajadores,con ejemplar formación continua,desvela talante.Está bien mostrar aviones lujosos para la Casa Real,pero tengo en muy alto concepto al titular de la Corona,consciente de su estricta jurisdicción,que no se dejará influir por la maliciosa maniobra de enterrar a los 55 de Trubia.

Enigma,pero menos.


15 comentarios:

Anónimo dijo...

Tendrá repercusiones L

Anónimo dijo...

Bien.G

Anónimo dijo...

Buenas mañanitas sabatinas y gracias por el habitual regalo de tus artículos, Antonio.

Creo que la respuesta a tu enigma se puede hallar en la natural tendencia de la mayoría a confiar en el prójimo. ello nos hace creer lo que no vemos ni verificamos.No suele ser une fe ciega, pero sí una fe fácil, asequible, que en nada nos ayuda en la vida.

En una entrevista que se le hizo a Ramón Areces (creo que en La Nueva España y allá por 1981) -tengo el recorte en mi biblioteca de Castropol-, la entrevistadora le preguntaba por los momentos difíciles de la vida, las tensiones, los chascos, etcétera, y él respondió que su vida había sido bastante tranquila y sin sobresaltos, explicitando que la probable causa de todo ello era "porque yo nunca me he creído nada".

Empresas como General Dynamics, Lehmann Brothers, se visten con un aura de rigor y de seriedad que es el mismo de Madoff. En España tendemos a pensar que las empresas alemanas son superiores y más serias que las de nuestros paisanos y nos encontramos con fraudes a enorme escala como el reciente de Volkswagen, negligencias escandalosas como el pésimo control que Lufthansa tiene sobre sus pilotos y copilotos, intolerable clemencia con los sistemáticos sobornos de Siemens, y suma y sigue.

Esto sigue siendo así en este siglo XXI como ya lo fue en el luminoso XVIII, en que no todas las mentes preclaras eran franceses perfumados: Ferdinando Galiani, desde Nápoles, advertía que "Gli uomini sono naturalmente inclinati a credere virtuosi gli altri uomini: questo è il gran vantaggio degli impostori e dei truffatori."

Y creer en la buena fe de los gringos es algo que ya pasó de moda hace más de un siglo. La historia industrial de los EE.UU. está plagada de tretas y artimañas delictivas. La verdadera historia de Thomas Alva Edison es la de un espabilado con una trayectoria repleta de juicios y traiciones.

Lo curioso es que un tipo como Edison es endiosado en ultramar (y aquí, por desconocimiento), y aquí un empresario, por el hecho de serlo, le cuelgan el sambenito de explotador (cuando no de contaminador, etc) , y cuantos más éxitos alcance, más grande es la sombra del sambenito.

Y cuidado que están reapareciendo los chinos, otros cuentistas. Fu-Manchú vuelve.

Lo dicho: felices mañanitas sabatinas.
M

Anónimo dijo...

Genial.R

Anónimo dijo...

TRUBIA ENIGMÁTICA





Sigo uniéndome a la concentración mensual trubieca.¿Cómo no se ha dado trabajo a los 55?Ll

Anónimo dijo...



Apreciado Antonio, los otros días al darme el resultado de las elecciones sindicales en Tennneco, de inmediato pensé en tí, en el inmenso trabajo realizado y quise compartir contigo ese recuerdo.

Con el deseo de que sigas bien, recibe un fuerte abrazo desde Gijón.
C

Anónimo dijo...

Señor,Yo no soy digno.G

Anónimo dijo...

Antonio, tu testimonio re Trubia es digno de todo elogio. Pero no basta tu presencia, se necesitan MUCHAS presencias como la tuya al pie de OBRA y ALGUNA más en otras INSTANCIAS. y ESAS PRESENCIAS deben ser da todos los colores, no basta con el socialista.
¿Qué te parece lo de Irene Lozano...?
Que tengas unos buenos Premios "Princesa de Asturias"
Saludos,
M

Anónimo dijo...

De acuerdo con el anterior comentario salvò q la incorporación de la líder de UPD me parece de perlas,Rosa recibe l mismo jarabe q nos dio.H

Anónimo dijo...

Antonio, siempre en el corazón. Trubia enigmática? Y La vega, de la que ya no se habla salvo para repartirse el botín los buitres sobre los cadáveres de los 55 despedidos. Un genocidio industrial, laboral y social del que son cómplices ayuntamiento, Presidente de Asturias, y todos los partidos políticos existentes.

L.

Anónimo dijo...


¿Que se puede esperar de unos políticos (asturianos) que lo único que se dedican para solucionar el problema de Trubia y de los 55 de Trubia es a viajar "a gastos pagados se supone por GD a todas las ferias internacionales existentes de armamento? Trubia enigmática??? No. "Trubia VENDIDA"

P.

Anónimo dijo...



Inolvidable artículo de Antonio Masip sobre Trubia, su Real Fabrica de Cañones y los 55 despedidos General Dynamics - Fábrica de Trubia , ese escarnio laboral y social del que muchos forman parte en esta Región y todos parecen querer mirar hacia otro lado. Estamos acostumbrados.Luis G

Anónimo dijo...

Si no marchamos unidos,nos ahorcarán por separado.

Anónimo dijo...

Como dice el cantar supongo que terminarás por hacerte un palacio en Trubia. Me parece mas fácil que reconvertir la fábrica. Un abrazo, M

Anónimo dijo...

Lo de Santa Bárbara en Oviedo/Trubia lleva tiempo ngociándose mal,muy mal.JL.Advertidos estuvieron todos,incluidos sindicatos de la que esperaba