lunes, 7 de septiembre de 2015

Señal de la Cruz al paso de Matilde

El fallecimiento de Matilde, una mujer cuyos nietos e hijos son mis amigos, hizo que siguiese al féretro en su recorrido urbano del Tanatorio a la Iglesia.

Lo que podía ser una rutina alcanzó un punto emocionante cuando al doblar una calle cualquiera una mujer no muy mayor se persignó respetuosamente al paso del furgón.Era,naturalmente,un gesto habitual antaño pero yo llevaba tiempo sin verlo.Tuvo expresividad y alto significado en semiótica.

Luego pensé que Matilde había vivido en las cercanías y que aquella anónima y espontánea mujer pudo encontrarse con ella en vida, sin seguramente saberlo.En cualquier caso,sentí el gesto como amigo desde la amistad,la semiología,el respeto y los mejores deseos, que de alguna manera yo,tan cercano a la familia,quizá no podría expresar mejor.

1 comentario:

Rugby dijo...

Antonio, gracias por tu entrañable comentario. Un abrazo.Penedela