sábado, 12 de septiembre de 2015

JONÁS en Serbia y Hungría con los refugiados

Jonás Fernández: "Lo de la frontera serbia recuerda a la Segunda Guerra Mundial"

El eurodiputado asturiano reclama que el lunes se apruebe el sistema de acogida

12.09.2015 | 05:05
Jonás Fernández, con refugiados.
Jonás Fernández, con refugiados.
El eurodiputado socialista asturiano Jonás Fernández se encuentra desde el jueves en la frontera entre Serbia y Hungría, donde acampan miles de refugiados en su tránsito hacia Europa. Ayer visitó Subótica (Serbia), donde tiene su sede central Médicos sin Fronteras y desde donde reclamó a los ministros del Interior de la UE que en la reunión del lunes den el visto bueno a la propuesta de la Comisión y el Parlamento europeos para establecer un sistema estable de acogida de refugiados. También advirtió que el cupo de acogimiento que establece Europa es "muy insuficiente". 
Jonás Fernández ha recorrido varios campos de refugiados y sedes de Médicos sin Fronteras para recabar testimonios y conocer de primera mano las necesidades de los huidos.
"La situación de estas personas es terrible", relató ayer a LA NUEVA ESPAÑA en conversación telefónica. "La gente apenas tiene ropa, van en chanclas y hay muchas familias con bebés y niños pequeños. Cruzan hacia Hungría atravesando unas vías del tren. A veces la Policía no les dejan pasar y entonces aparecen las mafias locales para ayudarles a cruzar la frontera. Les ofrecen otras alternativas, alejadas de las vallas y peligrosas, pero es su única opción. También hay túneles estrechos cavados bajo las concertinas y los mayores se arrastran por ellas para pasar al otro lado, mientras a los niños los lanzan por encima", relató el eurodiputado asturiano. 
"A veces, la policía les deja pasar pero intentan registrarlos y ellos no se dejan, porque si lo hacen se tienen que quedar en Hungría, porque supondría que fue el primer país en el que entraron, y ellos lo que quieren es llegar a Alemania o a Suiza". Jonás Fernández asegura que lo que está viendo durante este viaje "recuerda a imágenes de la Segunda Guerra Mundial". 
El eurodiputado socialista asegura que por la vía del tren en la frontera entre Serbia y Hungría pasan unas 4.000 personas al día. "Las 160.000 que Europa plantea acoger es una cifra muy insuficiente. Pero lo importante es aprobar el sistema de acogida y reparto y luego se tendrá que volver a hablar de ampliar el número.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Es un tipo bárbaro y humano

Anónimo dijo...

lo escuché y difundí,gracias Antonio.MJ

Anónimo dijo...

Le sigo en las redes.Me ha prestado que te mencionase.Es,en efecto,persona de altura.N