viernes, 21 de agosto de 2015

LA ORQUESTA ROJA DESAFINA



Hace un montón de años, tantos que me acuerdo, un avión,fletado por diputados nórdicos, nos recogió a unos alunados para visitar la Minurso, la misión de la ONU de El Aaiún.

Conmigo se subieron el inolvidable José María Laso, Sanchez Ramos,Raúl del Pozo y Cristina Almeida, última galardonada con el Purificación Tomás.Iba también un general reservista del Aire, primero en constatar un avión marroquí que nos obligaba a dirigirnos hacia Las Palmas.Cristina puso mayor dramatismo al sangrar por la descompresión de la cabina.

En Gando, fuimos recibidos por bastantes amigos,frente a los que Raúl improvisó emotivas palabras sobre el desafuero de la potencia invasora del Sahara.Era la primera vez que yo le oía, y,desde entonces, le sigo,ahora sustituyendo al desaparecido Paco Umbral.

En esa columna titulaba hace días LA ORQUESTA ROJA DESAFINA,que me prestó por lo bien que Raúl escribe y por recordarme la obra de Gilles Perrault que motivaba la peroración.Y es que siempre eché de menos que tan apasionante libro hubiera tenido escasa repercusión.Es literatura que siempre me atrajo, desde que de crío leí,en las Selecciones del Readers Digest,aquella fabulosa historia de Cicero,o Cicerón, en la embajada nazi de Ankara.¿Puede la ficción superar a Kim Philby, condecorado por Franco en Teruel y protagonista de otras infinitas hazañas, o a Richard Sorge,clave para no retener tropas rusas en Siberia Oriental ayudando la derrota de Von Paulus en Stalingrado?

Al lado de esos espías condecorados¡cuántos siguen anónimos!.En Normandía, se sabe ahora de un ciego, que retenía la información de su lazarillo, muy niño,permitiendo el detalle del gradiente playero para el desembarco.

En fin, me alegra que la Orquesta Roja siga de actualidad en una de las mejores plumas del periodismo culto, y,según cuenta Raúl,también entre los políticos emergentes.


Enviado desde mi iPad

1 comentario:

Anónimo dijo...

Me gusta lo de tantos años que meacuerdo.B