viernes, 14 de agosto de 2015

Bibendum

Nunc est bibendum

Es conocida la denominación de Bibendum para el muñeco Michelin, de la fábrica de Clermont Ferrand,por cierto ciudad hermanada con Oviedo aunque apenas se note.Los esposos Quilliot- Roger fue Alcalde,Ministro,máxima autoridad en Albert Camus;Claire,también escritora,estudiosa de Primo Lévy- ambos admirables intelectuales y pro ovetensistas que terminaron trágicamente.

El logo de Michelin se ideó como sonriente paisano que se comía neumáticos, hasta llegar a entrar en el diccionario español tal sinónimo de notoria gordura.

Como quiera que para insistir en su jovialidad Michelin se exhibía bajo la frase de Horacio,Nunc est bibendum,"es tiempo de brindar",y,como todo resultaba ciertamente rebuscado, el público optó por la sencillez bautizándolo como Bibendum. Lo inimaginable fue el refuerzo interpretativo de millones de televidentes a la llegada a la luna de Amstrong,Collins y Aldrin.Muchos recuerdan el aforismo "un pequeño paso para el hombre y muy grande para la Humanidad" y hasta los saltitos emocionados del segundo tripulante, pero,de la misma,curiosamente,se identificó a los astronautas en sus escafandras con la imagen de Bibendum que tuvo un suceso propagandístico no buscado que para sí querrían los "Naranjito","Covi","Curro" y otras infinitas mascotas que en el mundo han sido.

Las alegres ganas de vivir de Bibendum y su "eternidad"contrastan con las de morir que tuvieron mis amigos los Quilliot,naturales de la misma ciudad.Aquel tragaba ficticiamente reales redondeles,mientras los tragos de Roger y Claire,a la malhadada manera de Paul Lafarge y Laura Marx, fueron trágicamente reales, sin adarme de ficción alguna.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

JR tiene ensu casa un gran muñeco Michelin.C.

Anónimo dijo...

Y los "michelines" de las señoras

M

Anónimo dijo...

Algo que me encantaría incentivar es la relación con las ciudades hermanas, que creo que están muertas...D