viernes, 7 de agosto de 2015

Artículo de Diego Valiño en www.asturias24.es

El pasado miércoles asistí como invitado a la XI Jornada del Día del Joven Empresario que se celebró en la FIDMA. En aquella sala abarrotada de gente me senté al lado de la compañera Raquel Ruiz López (Concejala de Hacienda, Igualdad y Juventud del Ayuntamiento de Avilés). El acto comenzó con el discurso del presidente de la Asociación de los Jóvenes Empresarios (AJE), Jorge González Arango, que utilizó parte del tiempo a criticar al Gobierno Municipal de Oviedo.
Creo que todo el mundo tiene derecho a opinar, aunque también pienso que sería de agradecer que antes de abrir la boca uno se informe siempre adecuadamente. Eso es lo que creo que le faltó al presidente de AJE cuando, haciéndose eco de las noticias que en este diario digital se publicaron sobre las subvenciones nominativas concedidas por el Ayuntamiento de Oviedo a distintas organizaciones (entre ellas a AJE), concluyó que los políticos que formamos parte del tripartito somos de tercera división y que nos queda grande el puesto. Ante tales comentarios me sentí obligado a hablar con él.
A Jorge García Arango le razoné que hay que cambiar los procedimientos para optar a las ayudas municipales. El Consejo de la Sindicatura de Cuentas aprobó el 13 de marzo de 2015 el informe definitivo sobre las subvenciones, gastos sin consignación presupuestaria y reconocimiento extrajudicial de crédito de los ayuntamientos de Oviedo, Gijón y Avilés. En ese informe la Sindicatura entiende que “la concesión de subvenciones tiene que realizarse preferentemente en régimen de concurrencia competitiva siendo la concesión directa un procedimiento excepcional”. Es por ello que los tres grupos del Gobierno Municipal pensamos que hay que cambiar las reglas de juego, ya que con el anterior Equipo de Gobierno del PP las subvenciones nominativas eran la norma general. No es una cuestión de criticar a quienes han obtenido subvenciones (y mucho menos porque se trate de una organización empresarial), sino simplemente la de denunciar un modelo que no vemos con buenos ojos.
Debo decir que mi conversación con Jorge García Arango y con Daniel Ruíz (Gerencia de AJE) fue muy cordial y me gustaría que en las próximas ocasiones, si se repite otro encuentro, sea en ese tono. Eso sí, espero que manifestaciones públicas del estilo ‘políticos de tercera’ se las ahorre en próximos eventos, más que nada porque le guste a él o no representamos la voluntad que expresaron los ovetenses en las urnas y ningún concejal de la corporación carbayona está por encima de otro.  No hay categorías y todos estamos al mismo nivel. Lo único que nos diferencian son las cuestiones ideológicas, así que nadie sobra (al revés).

No hay comentarios: