sábado, 18 de julio de 2015

Art en El País de José Andrés Torres Mora y Maxino R.Cano


A comienzos de los años setenta se estrenó una obra de teatro escrita por el poeta y dramaturgo británico Adrian Mitchell titulada Man Friday, que unos años más tarde fue llevada al cine con Peter O' Toole y Richard Roundtree como protagonistas, y que en nuestro país se estrenó con el título Yo, Viernes. La obra cuenta la historia del encuentro entre Robinson Crusoe y Viernes, pero, en este caso, a diferencia de lo que ocurre en la obra de Daniel Defoe, el encuentro se narra desde la perspectiva de Viernes. Un Viernes que para nada se siente “descubierto” por Robinson, sino más bien asombrado por la soberbia ceguera de su compañero de isla.
Muchos socialistas, aunque no sólo los socialistas, asistimos asombrados a los “descubrimientos” que en el último año vienen realizando los líderes de Podemos. Pablo Echenique publicó un artículo en EL PAÍS (14-07-15) titulado Ahora, la gente común, en el que decía: “Desde hace más de un año, soy un activista a tiempo completo. Es decir, dedico mis días a buscar y ejecutar iniciativas que espero que conduzcan a que todos vivamos un poco mejor”. Efectivamente, el señor Echenique ha sido eurodiputado y es ahora parlamentario autonómico, y eso que él llama eufemísticamente “activista a tiempo completo”, es lo que la gente común ha llamado toda la vida un político. Tan descaradamente político, por cierto, que trata de ocultarlo en un intento que resultaría patético si no fuera tan tierno.
“Activista a tiempo completo” es lo que la gente común ha llamado toda la vida un político
En cuanto a lo de “buscar y ejecutar iniciativas que conduzcan a que todos vivamos un poco mejor” es lo que toda la vida de dios se ha llamado hacer política. El propioEchenique toma prestada la definición de un veterano alcalde socialista: hacer política es “trabajar por los demás”. No queremos pensar en el pasmo que sufrirán los dirigentes de Podemos cuando “descubran” que los hospitales en los que ellos mismos nacieron, los centros educativos en los que estudiaron, o las infraestructuras por las que viajan, no surgieron por generación espontánea, sino que son el fruto del trabajo de unos “activistas a tiempo completo” que ellos, los dirigentes de Podemos, han decidido bautizar graciosamente como “la casta”. Se ve que, a juicio de nuestro Robinson, él trabaja por amor a la gente y Viernes por amor al cargo.
Como Viernes, los socialistas estamos muy sorprendidos de que los dirigentes de Podemos hayan “descubierto” lo importante que es el Estado del Bienestar. Casi no nos atrevemos a decirles que este Estado de bienestar es el mismo que ellos, y todos aquellos que pertenecen a su tradición política, siempre despreciaron como el plato de lentejas por el que los socialistas vendimos nuestro derecho al paraíso. Ahora el reproche es que no defendemos bien los servicios públicos y las pensiones. Y de asaltar los cielos han pasado a publicitarse como los auténticos defensores del plato de lentejas.
En un reciente artículo, también publicado en EL PAÍS (28-06-15), el señor Iglesias Turrión explicaba la radical transformación que ha sufrido su programa a lo largo de menos de un año diciendo: “Cuando insistimos en hablar de desahucios, corrupción y desigualdad y nos resistimos a entrar en el debate Monarquía-República, por ejemplo, no significa que nos hayamos moderado o que abandonemos principios, sino que asumimos que el tablero político no lo definimos nosotros”.
La cosa es que el señor Iglesias Turrión no ha llegado a una isla del Pacífico en un barco de vela desde una lejana Inglaterra, sino que nació aquí y ha vivido aquí, en la España integrada en la UE, la mayor parte de su vida. En 2015 el señor Iglesias “ha descubierto” las razones de los socialistas en 1978.
También el señor Echenique “ha descubierto”, como el señor Iglesias, que su agenda de activista indignado no es exactamente la misma que tienen los excluidos a los que ahora aspiran a representar: “Esto no va de nosotros. Esto va de esa inmensa mayoría de la gente que nunca baja a las asambleas, que no hace campañas, que no milita y no firma manifiestos. Esto va de los excluidos”.
Los líderes de Podemos acaban de descubrir que la política se ocupa de una fastidiada materia que es el poder
Así que los socialistas, además de sentirnos felizmente “descubiertos”, nos sentimos algo perplejos ante el “descubrimiento” más sorprendente que acaban de realizar los líderes de Podemos: que la política se ocupa de una fastidiada materia que es el poder. Y sorprende, ya de entrada, porque su partido se llama precisamente Podemos. Cuando el señor Echenique dice: “Desde mi viejo lugar de científico teórico y persona de calle, sin embargo, y aunque resulte duro escribirlo, no entiendo por qué toda esta gente tan lista y tan trabajadora dedica semejante cantidad de tiempo y esfuerzo a los culebrones internos cuando hay tantísimas cosas que hace fuera de los partidos”. Ya ven, Jekyll, doctor en Física y ciudadano ejemplar, desconoce lo que hace el “activista a tiempo completo”, diputado autonómico y consumado apparatchik, Mister Hyde.
El señor Echenique ha descubierto que sus correligionarios “se plantean debates interesantes para cualquiera que esté metido en el ajo… para cualquiera que esté metido en el ajo repito”, mientras que “el paro, la corrupción, la pobreza energética, la financiación de la I+D o la reforma fiscal se tocaban tangencialmente o con la punta de los dedos… o ni eso”. Viernes conoce un chiste que viene a decir: “No acabamos de conseguir el poder en la organización y ya están los compañeros fastidiando con la metodología”.
Como dice Echenique: “Esto va de los que no entienden la diferencia entre listas abiertas y sistema Dowdall, pero saben perfectamente lo que cuesta llegar a fin de mes”. Él y el señor Iglesias sí que saben lo que es el sistema Dowdall, pero se han hecho bastante mayorcitos antes de enterarse de que, mayormente, esto va de otra cosa. De lo mismo que iba en 1978.
En fin, que los dirigentes de Podemos, que siempre estuvieron aquí, nos han descubierto y nos han dicho: “Yo soy Activista a Tiempo Completo y tú eres Político”, en el mejor de los casos.
José Andrés Torres Mora es diputado socialista por Málaga y Máximo R. Díaz-Canoes secretario general de Presidencia de la Junta de Andalucía.

No hay comentarios: