viernes, 5 de junio de 2015

Wenceslao en el Comercio

«Con un círculo no se gobierna una ciudad, conviene tenerlo claro»

  • WENCESLAO LÓPEZ, candidato del PSOE a la Alcaldía

  • Promete trabajar para lograr «un acuerdo estable» con Somos e IU, pero sobre la base de su programa y advierte contra los «sectarimos»

  • 56
  • 3
A Wenceslao López (Oviedo, 1948) le llegó en la noche electoral un 'whatsapp' con los primeros resultados de las mesas de San Claudio: PSOE y Somos practicamente empataban. El resultado final dejó a la candidatura avalada por Podemos por delante, pese a que los socialistas ovetenses aguantaron bien, bajaron dos puntos, frente a los seis en el conjunto de la región. ¿Habrá pacto? «Es lo que toca, claramente, lo que los ovetenses han pedido», dice, pero marca distancias. Exige un acuerdo sólido.
Los frutos de las elecciones puede recogerlos un partido nuevo.
Da rabia que alguien que nunca ha estado en la política municipal ni preocupándose por el día a día de Oviedo de repente tenga que asumir ese protagonismo. Así es la democracia y hay que asumirlo tal cual.
Al final, existía esa mayoría de izquierdas de la que hablaba.
La hay. Siempre he tenido muy claro que en Oviedo hay una mayoría progresista. No de izquierdas, progresista. La cuestión era conseguir sacarla de casa a votar. Era lo que predicaba por los barrios, que había un 15% de ciudadanos que nunca iban a votar y que, claro, jugando un partido 9 contra 11 es muy complicado ganar.
La participacion ha bajado.
Sí, pero está más repartida. Antes había una participación mucho mayor en el centro, que en los barrios. Ahora está más distribuida y ha sido posible este resultado.
¿Qué falta para el acuerdo?
Falta todo. No hemos entrado en harina ni a la letra pequeña, falta bastante. Creo que estamos obligados a llegar a un acuerdo, pero a un acuerdo estable, que es lo fundamental. No se trata de decidir quién es el alcalde o la alcaldesa el día 13. Sería un error muy grave.
Está reticente.
Voy a hacer todo lo posible porque haya un acuerdo, pero no cualquiera. Estamos obligados a dos cosas: a que haya un gobierno progresista y a que ese gobierno sea estable y con un proyecto serio y riguroso para Oviedo. Lo contrario sería un error histórico que no estoy dispuesto a tolerar.
¿Entraría el PSOE en ese gobierno?
Hay que dar a Oviedo un gobierno estable y, a la vez, responder al interés general y que se integren los aspectos fundamentales de nuestra propuesta electoral. No es una petulancia, es la mejor y la más completa para la ciudad. Y no es hablar por hablar, para mí es un contrato con los votantes.
¿Pero entraría?
Sé que desde el punto de vista de la estrategia política, lo mejor sería no entrar. Ahora, por el interés de Oviedo, para que haya un gobierno estable que tenga como objetivos aspectos que yo creo fundamentales, pongo antes eso que la cuestión electoralista.

No hay comentarios: