martes, 9 de junio de 2015

Retirada medallón Franco

El concejal electo Ricardo Fernandez y la Asociación Trece Rosas se han apuntado un gran tanto logrando la ejecución de sentencia sobre la memoria histórica que culmina con la retirada del medallón de Franco.Aprecio que el aün Alcalde no haya dilatado ese estricto cumplimiento,lo mismo que con buen criterio no haya repuesto el homenaje al siniestro Teniente Coronel Teijeiro, sobre el que mantuve antaño una breve polémica.

En mi tiempo de Alcalde bien que lo pretendí.Nada más llegar como Alcalde a las consistoriales ordené la retirada de los bronces del Coronel Aranda y del Comandante Caballero que franqueaban la escalera principal del Ayuntamiento.Al siguiente día procedí,con contracción de gasto imputable a la propia Alcaldía,las placas,también metálicas,que saludaban a las columnas gallegas que habrían liberado el cerco de Oviedo.Actos que resultaron pacíficos, apenas advertidos por el Arzobispo Don Gabino Diaz Merchán en la tradicional conmemoración "de las fresas de Candamo".

Tiempo después el Partido Comunista (PCA) me hizo saber la inconveniencia de mantener otras actitudes sobre la memoria histórica,alegando cómo llevaban ese asuntito en Grado donde gobernaban con mayoría absoluta.

En la corporaciòn siguiente,Juan Casero,diputado regional del CDS,me advirtió de la oportunidad de suprimir el medallón hoy retirado.Sin embargo,el mismo CDS me recomendó luego evitarlo.

En alguno de aquellos avatares en la reunión semanal con los Tenientes de Alcalde valoramos esa medida pese a la posible oposiciòn de la mayoría corporativa,ponderada por la consulta a portavoces.
En la preparación del acuerdo,o decreto,correspondiente,fuí informado de que el mismo escultor,Juan de Avalos,cuando ejecutó el encargo advirtió al Alcalde Serrano,de que el monumento a La Paz podría mantenerse en el futuro con el previsible acuerdo de retirada del medallón.De ese dato hice menciòn en la conferencia que pronuncié en 1994 al Rotary Club,que fue editada en Pliegos Ovetenses,con el número 26 de esa colección.La asociacion Trece Rosas,que con tanto encomio,ha logrado la definitiva retirada,también,a través de su Presidenta,la concejal Laura Diez Prieto,conoció todos estos antecedentes.

Felicidades a quienes propiciaron esta retirada,en especial a Ricardo Fernandez y a Laura Diez.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Plenamente de acuerdo. Espero que se coloque la placa an memoria de ltodas las víctimas de la guerra civil
Un abrazo
Mariano

Anónimo dijo...

Don Antonio, en este asunto la Asociación 13 Rosas y la concejala que Ud. cita no han tenido absolutamente nada que ver. Hasta donde sé, por lo leído, son dos personas las que han tenido el coraje que a otros les ha faltado para llevar al Ayuntamiento a los tribunales. No se le quitan méritos a 13 Rosas ni a Doña Laura, que seguro que han trabajado y trabajan muy duro por la buena memoria histórica de nuestra comunidad ciudadana, pero a cada uno sus méritos, que aquí corresponden a Ricardo Fernández y a Eduardo García, única y exclusivamente. Le escribo todo esto porque, como seguro sabe, desde otras fuerzas políticas también se ha tratado de patrimonializar algo que debería ser un logro de una sociedad civil democrática. No caiga en lo mismo. A cada uno lo suyo. Y no tape tampoco sus vergüenzas: Ud. fue alcalde durante ocho largos años, hizo cosas muy positivas por la ciudad pero, sobre este particular, no hizo nada.
M.Melitón.

El barón cojo dijo...

Señor Masip,

me llamo Eduardo García, y soy la persona que, junto a mi buen amigo Ricardo Fernández, ahora concejal electo, presentó en primer lugar la solicitud de retirada del monumento ante el registro municipal, así como la posterior demanda ante el juzgado de lo contencioso administrativo, demanda que es la que ha desencadenado finalmente la retirada del medallón y la leyenda "Oviedo a Francisco Franco" del monumento de Juan de Ávalos. Contra lo que se está diciendo estos días en diversos medios de comunicación, quisiera dejar muy claro que en ningún momento ninguna asociación o partido político ha tenido la más mínima participación en esta iniciativa. Y no la ha tenido porque expresamente así lo hemos querido los dos ciudadanos que la iniciamos, pues ciudadanos éramos en ese momento, y ello a pesar de que recibimos la oferta de ayuda de nuestros respectivos partidos. Yo personalmente rechacé la ayuda que la asamblea local de Oviedo de mi partido, Izquierda Unida, nos brindó hace unos meses, dejando muy claro que queríamos mantener el asunto a nivel personal, fuera de partidos y asociaciones.

Una vez aclarado esto, me gustaría que rectificase usted sus afirmaciones, pues ni la Asociación Trece Rosas ni la señora Laura Díez han tenido absolutamente nada que ver en esta demanda ciudadana que ha culminado con la retirada de los elementos de homenaje al dictador.

Reciba un cordial saludo,
Eduardo García. Militante de Izquierda Unida Oviedo.