lunes, 8 de junio de 2015

CAROLA

Carola

Pudo haber salido de "La sonrisa de Mona Lisa" o de "El informe pelícano" pero no, simplemente ha sido candidata fallida de un partido apenas conocido en la vieja,o vetusta, capital de una región en un recóndito reino de la civilización occidental en plena extinción.

Su nombre podría corresponder con la última de las princesas de una monarquía diminuta,casi de hadas,o por un par de Estados del Nuevo Mundo, pero ha sido simplemente porque así ya se llama su madre y su padre fue de los escasos de su generación que quería una mujer como primogénito.Carola le recordaría siempre porque habría de jugar una denodada batalla con la vida.

A contracorriente se hizo funcionaria y de rebote, en un mundo de hombres con el cerebro limitado,albergó la idea de entrar en Política con mayúscula sin quebrantar lo que considera sus principios, adquiridos aquí y allá de una educación familiar estricta y sentimental.

Cuando la vida se le puso cuesta arriba y las oscenidades de la terapia la desplumaron hubo de utilizar peluca para no faltar a sus compromisos sociales y profesionales.

Un mediodía neoyorkino mientras el calor agobiaba el asfalto y todos los edificios de la gran manzana mantenían el tipo sin derretirse, en pleno uso de la palabra, se sintió liberada de cualquier afectación que no fuera su compromiso con la propia vida y,sin pensarlo dos veces, se disculpó en la lengua de Shakespeare liberándose de la peluca de marras.Carola siguió con su parlamento mientras a su lado el pelo entallado de otra mujer que ya no era su disfraz la escuchaba de cerca.

Los avatares de la política no fueron más que fallidos pero,a la larga,el fallo fue de los que no apreciaron su ejemplar entereza.

Carola, sin siglas ni pelucas,siendo ella misma,navega sobre las revueltas aguas.No la confundiré con ninguna actriz famosa,ni con la decepcionante para mí infanta monegasca, porque sé bien que es ella misma,hija de mis amigos y pariente de uno de los tipos mejores que dio esta tierra astur,un tal Severo Ochoa.En carácter, Carola no le va a la zaga.Está probado.

No hay comentarios: