lunes, 2 de febrero de 2015

El viento en mi árbol

El árbol francisco que supera mi ventanal y se me interpone, en su parcialidad, del Naranco, ha estado varios días agitado, contagiado de un tembleque invernal para mí no recordado antes.Una de sus ramas me ha parecido afectada pero quizá sea un error perceptivo mío, fatigada mi vista de tanto verle entrometido en mi tableta, pues ahí sigue como si nada hubiera sucedido, inasequible al soplo estruendoso incluso cuando vino acompañado de granizo y del ruido de truenos.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Afortunado tú de tener la fronda al alcance de la mano...
C

Anónimo dijo...

Bonito.
J.

Anónimo dijo...

Luis Avila,ciclogénesis en Avila desde Oviedo:
acabo de ver como un vetusto árbol cae sobe una moto en la calle Santa Susana