viernes, 6 de febrero de 2015

5 de El Reconquista

5 de El Reconquista

En una de las entregas de mi antigua sección periodística "Oviedo,al fondo", en la parte que no se publicó en libro, me detuve en un relato de Soledad Puértolas,luego académica, que tenía por marco el Hotel de La Reconquista.Sucedía la leve trama en el llamado "Bar Americano",que durante un tiempo era habitual toparse a Severo Ochoa con su sempiterno "dry Martini".Woody Allen, tan viajado, estaba fascinado por esas instalaciones que llevó a alguna película, como también nuestro Garci.

El Hotel de La Reconquista, cobijo de los Premios hoy Princesa de Asturias,es mucho más que un Hotel: un símbolo de Asturias.

Me cupo el honor de haber presidido la sociedad propietaria,HOASA,durante un breve periodo, al que me he referido recientemente en La Nueva España, con elogios al gerente de entonces,J.M.Álvarez,un auténtico crack de la administración  contable.Lo mismo podía hacer con el Director,Felip,y otros muchos trabajadores, a los que considero,de alguna manera,antiguos compañeros, gracias a los que conseguimos incluso leves beneficios en medio de la plétora y la competencia brutal de otros establecimientos,también encomiables, cada uno por diferentes particularidades.Reconozco que esa competencia ha crecido exponencialmente.

Ahora me entero de que han sido 5 despedidos y que se temen bastantes más.Bien lo siento y, aunque no pueda ni deba descender a razones, algo de lo que oigo me llena de preocupación:...que si a un veterano se le negó una semana para completar la cotización jubilar,...que la empresa concesionaria se pone en disposición de hacer "dumping"o que gestiona otro establecimiento en la misma ciudad...

En fin,cuánto me gustaría que El Reconquista tuviera paz laboral y,naturalmente, trabajo fijo con los estándares de su gran categoría y acervo,pese a la ineludible crisis general y sectorial.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Maravilloso escrito.Grupo poesía Reconquista

Anónimo dijo...

Bien el artículo del Reconquista pero es un símbolo de Oviedo q prestigia Asturias.I

Anónimo dijo...

JuntaGeneral del Principado 13 Febrero:

Asimismo, la iniciativa reclama del Gobierno regional que garantice la continuidad de la actividad del hotel y que medie en el conflicto existente entre los trabajadores y la empresa para poner fin al mismo a través del diálogo "de forma satisfactoria".

Anónimo dijo...

Me decido a escribir a LA NUEVA ESPAÑA y agradezco por adelantado la publicación de esta carta. En ella intentaré clarificar tanta mala fe, sinrazón y desinformación de la que hizo gala el Sr. consejero de Industria y “Empleo” , D. Graciano Torre. En su comparecencia en la Junta del jueves 5 de febrero del 2015, a la interpelación de IU respondió muy nervioso y cruzando datos incorrectos. Dijo que el día anterior, en el Juzgado, había tenido lugar un juicio por el despido de una trabajadora. El juicio fue por acoso del director general de Hotusa a una trabajadora. Por cierto, esta persona, el Sr. Barran, que ejerce de ariete para D. Amancio, el amigo íntimo de Mariano Rajoy, utiliza estos métodos de terrorismo empresarial coaccionando y amenazando a los trabajadores. El Consejero no quiso reconocer el incumplimiento del contrato que le hicieron a medida de Hotusa, porque esta empresa ya amenazó con dejar el hotel. Tiene mucho miedo de estos “ejemplares empresarios” porque después de la “exitosa” gestión de Meliá, en la cual pasamos de tener casi 5 millones de euros en la tesorería del hotel a tener el prestigio por los suelos, después de ser el referente de la hotelería, no solo en Asturias. Ahora las instalaciones están para verlas. Dice que están haciendo inversiones. El bar americano tiene mesas y butacas que quitaron de algunas habitaciones, ésa es toda la remodelación. En lo que están gastando es en despedir a los trabajadores, como si no tuvieran la relación de número y categorías profesionales que aceptaron en la subrogación. Eso sí, apurando al máximo para pactar y no ir a juicio. Como dice D. Graciano, de momento los despidos objetivos no están siendo nulos ni improcedentes. Veremos qué dice si se produce alguno improcedente. Porque sería causa de incumplimiento de contrato. Yo soy uno de los despedidos.

Francisco Javier Alonso González, Oviedo