lunes, 26 de enero de 2015

Ibias en el corazón y El Festival de las Lenguas

Ibias, en el centro del corazón


Tuve un magnífico profesor de francés en el ovetense Colegio de los Dominicos,Don Luis Castañón, que se volcaba en sus clases.Yo era un alumno aventajado, lo tenía fácil pues mis padres me habían hecho viajar a Francia desde muy pequeño, vinculándome para siempre a una lengua que me permitió una exquisita cultura foránea y cierto interés por el régimen democrático que aquí no teníamos, pero que me era normal durante los veranos.

Si Don Luis era riguroso en su pedagogía participativa,introducía en su discurso una  coletilla, a modo de recurso pegadizo,que hoy sería lo que se dice "políticamente incorrecta": cuando un alumno era recalcitrante en un yerro le planteaba una diabólica disyuntiva,"o iba a roturar el Naranco o a San Antolin de Ibias".

Sabíamos donde estaba el legendario Naranco pero ignorábamos qué significaba el verbo "roturar" y mucho menos qué quería decir Don Luis citando a San Antolín. El nombre,sin embargo,me rondó dentro durante años en una sombra de desconocimiento y sorpresa,que incrementaría el día que fui de pesca fluvial a San Antolin de Bedón apreciando que el mismo término,pero en Ibias, estaba mucho más lejos y en dirección opuesta.

De esa lejanía irredenta capté pronto que se trataba de una discriminación.Mi buen profesor escogía para remover nuestra mente el lugar más recóndito que en nuestra tierra astur podíamos imaginar.¡Y tanto!Pasarían varios años antes de que,como Consejero de Educación,Deporte y Cultura del Principado,pusiera mis pies, no sin superar el aislamiento de un día de nevada invernal, en el Concejo de Ibias. Desde entonces vivo una relación de auténtico amor por esta tierra.Nada ya que ver con la oscura referencia de mis años escolares sino la auténtica de admiración por este Colegio público y por su comunidad educativa.

Y,como no,el nombre de Aurelio Menéndez,Don Aurelio, representa mucho para mí que he ejercido modestamente la abogacía, la política y aún el asturianismo.

Y puesto que estoy evocando una lengua extranjera,que domino y quiero,ahora,en un Festival de las lenguas,quisiera llamar una vez más la atención de todos,profesores y alumnos,y las familias de estos,sobre la necesidad de saber idiomas en un mundo como el de hoy, pese a que aquella proverbial distancia entre Oviedo y San Antolin,siendo grande,sea menor y nuestra Asturias común siga muy lejos del centro de Europa, en el que he vivido diez años y en el que me habéis visitado.
¡¡Adelante,amigos ibienses!!

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Querido Masip. Tu prólogo me ha llegado al corazón como ibiense y maestra que soy y sensibilizada hacia la importancia de educar al alumnado en el conocimiento y respeto hacia otras lenguas y otras culturas. A medida que seguía leyendo, me enganchaba más, e imagino que lo mismo les ocurrirá a todos los lectores del programa.
Muchísimas gracias y estamos en contacto.V

Anónimo dijo...

Estupendo tio.
Un abrazo fuerte.
M

Anónimo dijo...

El programa sale a primeros de marzo.V

Anónimo dijo...

Yo también tengo a Ibias en el centro del corazón. En mi caso por razones muy íntimas: mis padres nacieron en dos pequeñas aldeas del concejo de Ibias. Mi madre en Tablado, cuando todavía era del concejo ibiense, y mi padre de Sisterna, que sigue siendo un pueblecito de Ibias. Les debo cuanto pude hacer con mi vida. Por concesión del Rey Juan Carlos, soy Marqués y propuse como nombre el “de Ibias” en recuerdo de mis padres y aquella hermosa tierra.

Que nos veamos. Con el afecto de siempre y un fuerte abrazo,

Aurelio Menéndez


P.D./ Muchas gracias por la evocación del conocimiento de las lenguas extranjeras.

Anónimo dijo...

Bonitos recuerdos, Antonio, bellamente expresados.Emilio

Anónimo dijo...

Don Luis Castañón a mí me dio Latín en los cursos comunes de la Universidad. Muy buen profesor.

El gran salto adelante y el empuje del colegio "Aurelio Menéndez" de Ibias, así como su Semana de la Comunicación (creo que se llama así) fue empresa exitosa de su director durante muchoa años Luis Felipe, de Castropol, alumno mío en 3º de BUP en Tapia de Casariego. Actualmente está en Vegadeo y también allí es el promotor y coordinador de un proyecto cultural que realiza todos los años y cuyo ámbito de ejecución no se trasciende el concejo de Vegadeo. Es una persona muy valiosa.
M