martes, 5 de agosto de 2014

Varios internautas sugieren la publicación en mi blog de esta página de Oviedo-Diario:

Masip, segunda parte

OVIEDO2 agosto, 2014
LUCÍA GARCÍA
El ‘remake’ de Antonio Masip, lejos de producir un ‘efecto placebo’ en la Casa del Pueblo y en el ‘comando Javier’ (FSA), ha alterado la hoja de ruta de los socialistas que no contaban con su regreso.

Antonio Masip quiere volver a ser alcalde de Oviedo. Ya lo fue durante 8 años (1983-1991), y ahora, tras haber recibido su finiquito a cuenta de sus dos quinquenios de servicios prestados a Europa; Masip ha anunciado su intención de presentarse a las primarias que la AMSO celebrará, entre septiembre y octubre, para elegir a su candidato a la alcaldía de Oviedo. El ‘remake’ de Masip, lejos de producir un ‘efecto placebo’ en la Casa del Pueblo y en el ‘comando Javier’ (FSA), ha alterado la hoja de ruta de los socialistas que no contaban con su regreso. Antonio Masip, como adelantó en una entrevista que este periódico publicó el pasado 10 de mayo; regresa a sus ‘cuarteles de invierno’ y a su Oviedo ‘de toda la vida’, para tratar de recuperar un Ayuntamiento en manos del PP desde hace 23 años. Y esta vez no va de farol, y será difícil que la FSA le ‘desactive’ aparcándole, como a Tini Areces, en esa confortable canonjía, a medio camino entre la Plaza de España y la Plaza de Oriente, llamada el Senado, y ‘corralito’ de políticos de la ‘tercera edad’, que han pasado a la reserva tras toda una vida ocupando cargos en sus provincias o comunidades.

Con 68 años, dos ictus a cuestas, y un par de muletas por montera; Antonio Masip es un ‘bicharraco político’ que despierta tantos afectos como desafectos. En el PSOE, la ‘operación añoranza’ ha despertado temores y recelos, pero también en el PP, ya que Agustín Iglesias Caunedo no esperaba tener que batirse en las urnas contra un ‘galáctico’, con un socialista ‘pata negra’, con un carbayón de pura cepa, con un político ilustrado con hondas raíces en el ‘Oviedín del alma’ y en ese Oviedo burgués, que lo mismo vota a Gabino que al incombustible Antonio. Masip, con mucho más nervio que Alfredo Carreño o Wenceslao López; es un peso pesado en el cuerpo a cuerpo electoral. Y, salvo un mejor candidato o con más “empatía”, un “fenómeno” en palabras de Antonio Masip, o una ‘tercera vía’ que podría estar liderada por Leopoldo Tolivar, si se cumplen los anhelos de la corriente Izquierda Socialista -la FSA presentará, una vez más, a un novicio (Diego Asenjo)-; el hijo de don Valentín saldrá victorioso de la Casa del Pueblo. Es un Miura, y el resto son novillos, o desechos de tienta de la ganadería socialista.

Cuando Antonio Masip alcanzó la alcaldía tenía 37 años, y Caunedo acababa de hacer la primera comunión (12 años). Y la veteranía es un ‘plus’, aunque Masip haya hecho oídos sordos al mensaje del ex Rey (“una nueva generación reclama con justa causa el papel protagonista”). Aún así, que Masip pueda ganar las primarias del PSOE, sin ‘bajarse del autobús’ y sin apearse de las muletas, no significará, en modo alguno, que vaya a ganar las elecciones municipales en la capital asturiana. El ‘caladero’ electoral de Antonio Masip, hoy es muy distinto a cuando soltó amarras en aquel Oviedo mortecino de 1983. A estas alturas, el ‘club de fans’ de Masip ya peina los 60 y los 70 años. Un público muy respetable, pero insuficiente para ganar las elecciones. ¿Votarán los jóvenes de 20 y de 30 años al candidato Masip?, ¿y los cuarentones?, ¿y los paisanos de 50?. Algo me dice que no. Tal vez por eso, el candidato Masip me adelanta que en su candidatura habrá más jóvenes que ‘mayores’. Palabra de don Antonio. ¿Qué papel le reserva al ex concejal Gonzalo Olmos, una de las mejores ‘cabezas’ del PSOE carbayón, desde hace tiempo sin ningún cargo en los clanes socialistas?

Masip, sin permiso de la autoridad competente (FSA), ha entrado en campaña, visitando parroquias, acudiendo a las fiestas de prao, abrazando a los vecinos que le saludan a cada paso, y dejándose caer por Las Consistoriales carbayonas. El alcalde que ‘inventó’ San Mateo, que peatonalizó la calle Gil de Jaz (aún exhibe los últimos adoquines de toda la ciudad), que recuperó los festejos taurinos y las veladas de boxeo -no fue Gabino-, y al que nunca le salpicó ningún escándalo o corruptela municipal -su único pecado fue dejar dinero en la caja municipal-; vuelve a lo Fraga y a lo Cascos. Un viejo rockero que se resiste a abandonar los escenarios. Un adicto a la política aunque ya tenga colmadas, sobradamente, todas sus ambiciones. Por amor a la política, pero también por amor a Oviedo. Masip, segunda parte.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

La decisión está tomada; el desafío vale la pena. ¡¡¡Al ataque!!!
A

Anónimo dijo...

Razón lleva Lucía:Alcalde veterano al frente de equipo joven.Carlos

Anónimo dijo...

Y esa chica sabe mucho, alguien la dirige

Anónimo dijo...

Esta Lucia tiene algo que ver con la Lucia Naberos de LNE?

Carbayón dijo...

Magnifico artículo y excelente lectura periodística, de la situación del PSOE en la capital de Asturias.

Anónimo dijo...

Tenneco agradece a Masip su "colaboración" entregándole el bolígrafo con el que firmó el acuerdo
El exalcalde de Oviedo y exparlamentario europeo del PSOE, Antonio Masip, ha recibido este jueves el bolígrafo con el que se firmó el convenio transaccional que permitió la continuidad de la actividad en la fábrica de Tenneco. El Comité de Empresa ha agradecido de esta forma su medicación en Europa para facilitar la resolución del conflicto.

Al sencillo acto asistieron la Asociación de Despedidos de la Fábrica de Armas y el Comité del Hotel León, solidarios que fueron con Tenecco,y cuya solución se espera firmar "más pronto que tarde con ese mismo bolígrafo".

Anónimo dijo...

Ya quisiera Lucía Naberos escribir como Lucía García.

Manu dijo...

CARREÑO DIMISION !!!!