lunes, 18 de agosto de 2014

La última aventura de Gorev en Asturias

Hace mucho leí, en una publicación argentina, una historia fascinante que entonces no me creí: Al final del frente asturiano de la guerra civil el experto militar ruso, o ukraniano, Vladimir Gorev, que algunos escriben Goriev, habría acompañado a los guerrilleros a las montañas de donde fue rescatado por un avión, gracias a la Inteligencia soviética. Ahora, muchos años después, el mamotreto "Gente, años, vida", memorias del escritor Ilía Ehrenburg, da aquella referencia por cierta, lo que supuso cierto entusiasmo en la resistencia internacional a Franco pero que no libró a Gorev luego del asesinato a manos de Stalin.

Gorev fue para Vicente Rojo un gran estratega en la defensa de Madrid y antes en la revolución China. Hay quien crítica, sin embargo, sus ideas sobre la línea de guerra en Bilbao.

Una tarde acompañé al escritor y traductor José Fernández Sánchez, nacido en Ablaña, al Fontán para entregar sus publicaciones a la Biblioteca de Asturias, entre las que estaba un opúsculo sobre Gorev y los asesores rusos de la guerra española. Pero no es hasta esta traducción, en El Acantilado, de las memorias del corresponsal de Pravda, cuando me resulta creíble  esa última aventura  astur del militar soviético que me llena de perplejidad.

De inmediato siento que el memorialista, tan magnífico narrador, no se detenga en más detalles, que quizá algún día aparezcan en archivos del antiguo Kremlin.

1 comentario:

Anónimo dijo...

No era de origen ucraniano sino biolorruso